Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

El escenario desafiante del periodismo cubano

| 62

“En la carrera en que andan los periodistas debe haber un minuto de silencio para reflexionar sobre la enorme responsabilidad que tienen”
Gabriel García Márquez

Mi página de Facebook me recuerda la publicación que hace un año hice desde las sesiones del Congreso de la UPEC. La imagen me hizo pensar en el entonces y ahora del periodismo cubano, con apenas doce meses de diferencia.

Los profesionales de la noticia mirábamos en aquellos días, con franqueza y pasión, la calidad del periodismo que hacemos, las realidades contradictorias de la comunicación en el país, las carencias profesionales y materiales de nuestros medios, las dificultades en el acceso a las fuentes de información, la necesidad de aprovechar las herramientas y nuevas formas de hacer que nos han traído las cambiantes tecnologías de la información y la comunicación, y los desafíos de la batalla ideológica, cultural y simbólica que enfrentamos.

Llegábamos a aquella cita de julio de 2018, sin embargo, con el aliento de una Política de Comunicación del Estado y el Gobierno recién aprobada y difundida, con la definición del Presidente cubano de que la comunicación es herramienta estratégica e insoslayable en el ejercicio de Gobierno en el país, y con una mayor claridad y comprensión desde el Partido, el Estado y la sociedad misma del rol del periodismo y los periodistas en nuestro Socialismo auténtico, democrático y participativo, que hemos definido conceptualmente como modelo de sociedad.

No ha llovido tanto desde entonces a acá. Mas, en pocos meses, hemos experimentado cambios positivos en nuestro escenario mediático y también algunos retrocesos o demoras en acciones por implementar.

Hemos visto en este tiempo a un Presidente que genera más noticias que las que a veces tenemos la posibilidad de seguir, que lideró la entrada a Twitter del Gobierno en pleno para la comunicación directa con la ciudadanía, que con su ejemplo personal ha propiciado la más frecuente presencia de los Ministros y otros directivos en nuestros medios de comunicación para informar y esclarecer las políticas pública que se adoptan.

Como reafirmó Díaz-Canel en su reciente discurso de clausura de la Asamblea Nacional del Poder Popular: «La dirección del Partido y el Gobierno ha demostrado su compromiso con la información oportuna y abierta de cuanta medida o paso se dé en función de los intereses públicos. Y defenderemos siempre esa política.»

Acorde con su responsabilidad de vanguardia y fuerza política dirigente, el Partido, en paciente y cada vez más efectiva labor, ha reforzado la autoridad de los directores de medios públicos y ha concienciado a los organismos del país sobre la importancia de fortalecer sus aparatos de comunicación (no de mera divulgación), de incrementar su presencia en la web y las redes sociales, de ser más proactivos, ágiles y efectivos en sus estrategias comunicativas.

Han mejorado modestamente las condiciones de trabajo para los periodistas de la radio y la televisión (no tanto en la prensa escrita); el significativo incremento salarial en el sector insufla aliento y calidad de vida a profesionales cuyo salario medio estaba notablemente por debajo del de sus iguales en el sector presupuestado del país; el sistema de la radio cubana sigue ampliando su alcance e inauguró su emisora número 100; las inversiones que se ejecutan en la industria poligráfica nos acercan a la próxima impresión de nuestros periódicos a todo color.

Contamos con varios medios, periodistas y directivos de vanguardia, capaces de ejercer un periodismo de altura, crítico, analítico, creativo, comprometido con su pueblo y con su tiempo como lo muestran los trabajos premiados en el reciente Concurso Nacional de Periodismo «26 de Julio».

Pero todavía, como conjunto tenemos deudas con la sociedad y nuestra profesión. Actuamos aun reactivamente ante determinados temas y escenarios; nos falta en ocasiones integralidad y conocimiento en los análisis y también, a veces, carecemos de la audacia y creatividad constante en la conducción de los medios.

Es preocupante el hecho de que lejos de avanzar en la profesionalización del sector, hayamos retrocedido. El número de graduados de periodismo en nuestras redacciones ha disminuido en los últimos años y hoy cubre menos del 40 por ciento de los puestos periodísticos en el país, lo que impacta en la calidad del producto informativo y ralentiza los procesos transformadores en nuestros medios. La matrícula actual de la carrera universitaria no cubrirá ni a mediano plazo ese pronunciado déficit. Los cursos de reorientación profesional, surgidos como una solución paliativa y circunstancial, se han ido convirtiendo con el tiempo en la principal forma de llenar las plazas en el sector.

Aunque han crecido las habilidades profesionales que incorporan a las redacciones los jóvenes graduados, su escaso número y su tránsito fugaz en bastantes casos, unido a la no suficiente vinculación medios-academia y la no jerarquización de la superación, dan al traste con un aprovechamiento más amplio del conocimiento constituido en las ciencias de la comunicación, con la utilización de todas las potencialidades de la tecnología a nuestro alcance (que no es la última pero puede rendir más), y que no se logre un ambiente de innovación y cambio en nuestras redacciones (fruto esto también de la falta de previsión e inversión para el desarrollo).

No se ha avanzado al ritmo deseado, por múltiples urgencias políticas y económicas, en la implementación de aspectos significativos de la Política de Comunicación aprobada, que permitan nuevas y mejores formas de gestión de los medios y la apertura de posibles y necesarias fuentes de financiamiento adicional al que se le asigna en el Presupuesto del Estado al sistema de medios públicos.

El escenario de los medios cubanos hoy es más rico, diverso y creativo que el de unos 8 años atrás, cuando el General de Ejército Raúl Castro Ruz hiciera una justa crítica a nuestro periodismo en el VI Congreso del Partido. Pero los desafíos políticos, ideológicos, económicos y sociales que enfrentamos son más complejos que entonces; en un entorno de furibunda agresividad imperial, millonarios proyectos subversivos, globalización arrasadora e instantánea de símbolos colonizadores, vías múltiples y bastante contaminadas -con falsas noticias y medias verdades- de comunicación e información. La varilla está más alta.

«La verdad necesita de nosotros», proclamábamos hace un año en nuestro Congreso los periodistas cubanos. La batalla sigue siendo la misma, las urgencias crecientes, la responsabilidad mayor.

Necesitamos avanzar cada vez más en construir verdaderamente un modelo de prensa socialista, genuinamente participativo, atractivo, humanista, ético, analítico, veraz; para sostener una práctica de comunicación social que propicie el diálogo creador y la participación ciudadana consciente en la vida política, económica y social del país; ello sólo posible en una sociedad que renueve su apuesta y lucha por los más altos grados de participación, diálogo social, humanismo, dignidad, ética y civismo.

Seguiremos acompañando la ruta de la Revolución en un mar preñado de adversidades, potenciando la fuerza creadora de nuestro pueblo, desnudando nuestras deficiencias y desvaríos, destacando las buenas prácticas y resultados, señalando caminos posibles, pensando como país para hacer una Cuba mejor. Ese es nuestro mayor desafío. Es lo único revolucionario en estos tiempos.

PD: Hoy la Unión de Periodistas de Cuba llega a sus 56 años de existencia, con revitalizada energía, autoridad profesional, combate diario por la calidad, enfrentamiento a la mediocridad y la complacencia, y muchas ganas de seguir haciendo.

Vea al video «Fidel entre nosotros», los periodistas cubanos

Se han publicado 62 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • SOCIALISTA SIGLO XXI dijo:

    Si se quiere ser consecuente con los tiempos q vivimos se requieren periodistas q vivan y ejerzan de frente a la realidad.
    Se parece poco el escenario q describe la prensa al real.
    No se va al fondo dw los problemas.
    No se cuestiona jamas a ningún funcionario.
    Se dedica mas tiempo en un noticiero a los problemas del mundo q a los nuestros.
    Tenemos mas «especialistas» en temas internacionales q nacionales. Los cuales solo repiten lo q leen o ven de otras agencias.
    Acérquese mas a la realidad q se vive diariamente y Olvídense un poquito mas de los problemas ajenos q muchas veces los nuestros son iguales o peores.

    • FLY dijo:

      Muy de acuerdo. En esa línea puntualizo:

      No basta ser inteligente o estar preparado, hace falta otros elementos. El pueblo cubano actualmente aplaudiría más un artículo que sin complejos ni compromisos no solo ponga el dedo en la llaga (propia) sino que profundice en la herida; antes que un artículo estéticamente brillante cargado de consignas y retórica alejada de la realidad diaria.

      No creo que periodistas así tengamos muchos, para un periodismo de investigación exhaustivo, y sin medias tintas. No son muchos, repito, digan lo que digan los congresos.
      Yo creo que los preferimos sin tanta brillantez académica, pero con personalidad, pasión e intransigentes con su labor: Informar al pueblo con oportunidad y sin hacer concesiones con nadie (organización o persona).

      A fin de cuentas para criticar lo «de afuera» somos implacables (y me alegro), así que exijamos que se cumpla esta máxima para criticar lo de adentro. Critiquemos todos los «dobles raseros», (la palabrita de moda) y no solo uno. Seamos superiores en la praxis y no en el discurso teórico.

      Es mi opinión, y no es obligado a estar de acuerdo conmigo. Saludos

      • Jorge dijo:

        No seamos tan críticos con los periodistas (que evidentemente tienen su cuota), pero pensar también en los que deciden. Un ejemplo de libro: por qué en las provincias hay programas donde se debaten los principales problemas dirigidos por las máximas autoridades y en La Habana no? Es responsabilidad de los periodistas? Por qué cuesta trabajo a un periodista sacar un reportaje sobre la basura en la capital? Un problema de salud que, como su nombre indica, afecta uno de los logros más preciados de la Revolución: la salud del pueblo.

        Pero, siempre aparecen opiniones importantes que no es el momento de esto, que la imagen, etc. Qué será peor? Verlo en la TV con ánimo de resolverlo o caminar por la calle comprobando que no hay medidas
        efectivas? Al menos un periodista pudiera poner el dedo en la llaga con análisis de causas.

        El ejemplo de los programas críticos dirigidos por las autoridades es un método que da resultado, pero no hay forma de que se aplique en la capital. Ese es uno de los retos que decia Randy. Y el tema de la basura es el ejemplo de lo que está a la vista y la prensa no analiza. Fíjense que no digo solo publicar, sino analizar para tratar de buscar las causas y que los responsables tomen soluciones. Por eso, la cuota de responsabilidad es dividida. No es solo los periodistas. Pensemos Cuba con una prensa enaltecedora cuando haga falta y critica con lo mal hecho siempre. Gracias Randy por el tema.d

      • Inmortal dijo:

        Esa es la cuestión, el papel del periodista no es criticar por criticar (sea un critica a favor o en contra de lo hecho). Se debe ser profesional a la hora de ejercer la critica y eso nos esta faltando. Puede ser muy peligroso cuando en nuestra prensa divulguemos o amplifiquemos cuestiones sin un análisis correcto.

      • Leandro dijo:

        Estoy de acuerdo en lo fundamental con lo planteado por Randy y en los comentarios que me anteceden. Creo que nuestras autoridades merecen respeto, pero con todo respeto hay que cuestionarlas cuando sea necesario porque quien más respeto merece es el pueblo. Es difícil ver un programa televisivo donde el conductor o moderador no diga sí a todo lo que dice un directivo convocado para dar determinada explicación al pueblo, e incluso a veces le quita la palabra porque él «sabe más del asunto» que el directivo.
        Los recientes apagones son ejemplo, a mi juicio, de un periodismo ineficaz. Cierto que hay que cuestionar seriamente al Ministerio de Energía y Minas y a la UNE por no informar oportunamente, pero creo que la prensa debió ser más activa en buscar la información. Hoy en el Noticiero del Mediodía salía Bernardo Espinosa desde el Despacho Nacional de Carga informando sobre la marcha del restablecimiento del Sistema Electroenergético. ¿No se pudo ir con anterioridad?¿No se lo permitieron? ?Si no se lo permitieron ¿Por qué no lo informaron?

    • Alex dijo:

      exelente comentario nos pasamos hablando mal de todo el mundo,como si aqui no tuvieramos suficientes problemas.Debemos de ser realista y poner en la TV y la prensa la verdad no las cosas superficiales.Gracias

    • Blader dijo:

      No creo que la culpa sea de los periodistas cubanos, sino de las políticas editoriales, estoy convencido de que en cuba hay montones de buenos periodistas, pongo como ejemplo al propio Randy y a Taladrid que aunque para mí no abordan todos los temas que quisiera, estoy plenamente convencido que le sobra talento, por ejemplo son capaces de abordar casi cualquier tema desde beisbol hasta economía y política y eso solo se logra con preparación previa, como hace Reinier con el futbol. Es muy lamentable cuando vemos algún disparate puesto en la prensa que se ve que es un copia y pega de lo que le informaron y la justificación es que esos periodistas no son especialistas en el tema (Ese trabajo es de un mecanógrafo no de un periodista serio).

  • Mere dijo:

    Muchas felicidades por el aniversario de la Unión de Periodistas de Cuba. Excelente artículo para homenajear a sus colegas, muy crítico y autocrítico pero sobre todo alentador. Saludos.

  • Alfonso dijo:

    Es un gran desafío que tienen los periodistas y la prensa en estos tiempos de grandes avances tecnológico. Solo voluntad, deseo y mucho profesionalismo e inmediatez le ayudarán a salir victorioso en esta batalla.

  • Paquita dijo:

    Si se sometiera este texto a votación, como declaración nuestra, periodistas de y por Cuba, tendría mi voto y aplauso. Es verdad Randy, se avanza pero no tanto como exige el momento

  • jpuentes dijo:

    «no de mera divulgación». esto es importante porque no es lo mismo divulgar que promulgar. Randy: todavía quedan lagunas culturales en el analisis critico. Además que existe también el cómo abordar el periodismo digital. Hay que convocar al lector a la investigación en otros medios y eso es importante abordarlo desde lo digital. Hay que incentivar el periodismo cientifico y tecnologico y las revistas especializadas. Creo que el término «profesionalizar» no es sólo en lo academico, sino también en lo cultural. Para mí el periodismo es una ciencia y como tal hay que tratarla. Hay otro elemento: lo participativo. El analisis de los comentarios de la población. No sé si lo hace un software o manualmente. El caso de Cubadebate, en mi opinión, ha retrocedido un poco, tampoco sé si los recursos tecnologicos que tienen para gestionarlos no dan abasto. Le pido revisar este punto. Hay articulos que por su transcendencia les veo poco comentarios y percibo un retroceso en la tolerancia en la publicación en la diversidad de criterios. Siento si estoy equivovado, pero quisiera que me comentara cómo se gestionan los comentarios en cubadebate, en particular en general en los demas medios. Cómo lo hacen y qué tecnologías usan. Muchas Gracias

    • ariandcuba dijo:

      La tecnología es una persona que según un rango de criterios que se le asignan como «politicamente correctos», decide si su comentario se aprueba o no. Así funcionan todos los lugares donde los comentarios requieren de aprobación para ser publicados. Un saludo y espero publiquen.

      • jpuentes dijo:

        Bueno, estoy esperando alguna respuesta de cómo funciona eso en los medios y en las redes sociales. pero la verdad es que si lo hacen manualmente, creo que existen algunas herramientas tecnologicas que ayudan a eso. En Cubadebate de un tiempo acá, la publicación se demora. Pero lo esencial es responder todo, y si es una persona, debe estar preparada tecnica y culturalmente para identificar un comentario positivo de un negativo. cada organismo debe tener a alguien con esa preparación para ello. Si queremos una participación de verdad en las redes. Tener respuesta para todo y para todos.

  • carlos dijo:

    Ante todo el mayor de los respetos para usted y todos los periodistas, creo que tiene razon en todo lo que plantea, aunque no habla del principal problema que tiene el periodismo en Cuba, que no son los materiales, y es la parcialidad. Es que no pueden emitir un comentario crítico de verdad cuando se habla del gobierno o su gestion, y no estoy para nada en contra del sistema social o del actual gobierno, creo que hacen lo que pueden, pero ellos tambien son personas, y se equivocan a veces, y es donde entran uds, periodistas, a hacerles recapacitar, y de alguna forma hacerles llegar la voz del pueblo. Les digo, al decir de un amigo, el resumen del noticiero… «Cuba pa’lante y el mundo jodio»… Cuando sabemos que hay muchas cosas incorrectas en nuestra patria… Un ejemplo… la ultima, los apagones… estan sucediendo en todo el pais y nadie dice nada, no he visto hasta hoy a nadie desmintiendo al que decia que no habrian apagones programados ( http://www.cubadebate.cu/noticias/2019/06/20/no-habra-apagones-planificados-para-el-verano-aseguran-directivos-de-la-union-electrica/ ) o buscando las explicaciones para el pueblo, q como yo, se siente engañado hasta por la operadora de la Empresa Eléctrica que dice que es «casualidad» que se vaya la corriente todos los dias y a la misma hora en el pueblo donde vivo. Quisiera un verdadero periodismo crítico, que vea ambos lado de la moneda.

  • Yo otravez dijo:

    Randy, muy bueno su artículo. Recuerdo siempre la frase de Fidel: ¨Con la Revolución todo, contra la Revolución nada¨, y ahí comenzó el asunto que si se criticaba algo estamos contra de la Revolución. Si nadie te critica puedes creer que eres perfecto. Si aprovecháramos la crítica como una oportunidad de mejorar, o si hiciéramos las cosas bien desde el principio, entonces quien sabe lo bien que estuviéramos. Cada día me convenzo más del mal que nos hace el bloqueo económico del gobierno estadounidense, así como de la necesidad de quitarnos el bloqueo interno que no nos permite avanzar. Cada vez que veo llegar empresarios de países socialistas como China y Vietnam, los cuales se han desarrollado gracias a la apertura en ese sentido y en otros, me pregunto hasta cuando seguiremos pensando y actuando con el socialismo desactualizado en que vivimos a pesar de que se han dado ya algunos pasos. Espero algún día ver empresarios cubanos (no directores de empresas cubanas) que hagan prosperar a Cuba, espero ver a Cuba invertir en otros países. Gracias por permitir el comentario.

  • Eduardo Ortega dijo:

    Buen artículo; crítico y autocrítico.
    Muchas veces nuestra prensa me desespera; quisiera que fuera más eficaz, más incisiva, que denunciara más los problemas que nos aquejan; pero después me digo, el periodista es una persona igual que tú, que tiene los mismos problemas, las mismas limitaciones, dudas, deficiencias e insatisfacciones que tú.
    Para tener un periodismo eficiente hay que desatar las manos de los periodistas. Es lo que ha estado haciendo el Presidente Días-Canel en los últimos meses. Fue el primero en decirle al pan, pan y al vino, vino. Nadie antes había utilizado el término de “robo” para lo que está sucediendo con el combustible. ¿Qué dirigente se había parado ante la ANPP y el Pueblo y había hablado del “bloqueo interno” o había expresado que algunos dicen que «esto no hay quien lo arregle»? Por eso tengo confianza en que iremos mejorando poco a poco, con toda la celeridad que haga falta y con el apoyo que necesitan los periodistas para hacer su labor.
    SALUDOS!

    • Jose R. Oro dijo:

      Muy, pero muy de acuerdo con el estimado Eduardo Ortega. El presidente Diaz – Canel ha dado pasos muy importante de sinceridad y de romper tabues. A mi no me cabe ninguna duda de ello.

  • ozco dijo:

    A la prensa cubana le resta un largo camino para de verdad estar a la altura de estos tiempos, aún hay periodistas que temen increpar a un funcionario o son simplementes periodistas de reuniones, incapaces de decir algo que no esté en el guión.

    Largo camino resta

  • DEL65 dijo:

    Desconozco las causas que provocan las carencias en nuestro periodismo, pero considero que los problemas están reconocidos y no se resuelven, por lo que infiero que no se han eliminado las causas. El periodismo oportuno, crítico, serio, profundo y valiente, es un arma imprescindible para el pueblo en este mundo tan lleno de mentiras, chismes y manupulaciones que llegan a la velocidad de la luz y se demoran meses en borrar su efecto dañino, si llegan a borrarse alguna vez. Hay que ser proactivo, la verdad debe ir delante, no como respuesta a la mentira. Si la batalla económica es importante, no lo es menos la ideológica.

  • olegario dijo:

    Inmediatez, objetividad, veracidad; premisas básicas para cualquier periodista u organo de prensa, ya sea plana o radial-televisiva. Que nos está faltando además:

    – Husmear en lo que es noticia que le interesa al pueblo, que de respuesta a sus problemas y enfoque el problema identificando al mal funcionario, la inadecada decisión que dañó, la respuesta simplona o simplista .
    – Nuestros reportes en los casos del NTV deben ser más incisivos pues dejan muchas cuestiones por preguntar o cuestionarse: prudencia para no buscarse problemas o cesura del jefe de redacción o directivo.
    – En algunos casos Cuba Dice empezó a demostrar algo de lo que esperaba el pueblo, pasado un tiempo la gente empezó a no creer en la emisión, pues había tela por donde cortar y no se hizo. Por qué.
    – El progama de Libre Acceso de esa prestigiosa periodista que lo dirige, aun cuando ella hace un encomiable esfuerzo por desentrañar los nudos gordianos y las respuestas o explicaciones que dan los entrevistados, vemos que muchas vees mandan a dar la cara a los que son la 5ta rueda del carro.
    Creo finalmente que hay pontencialidades ocultas también en este gremio, no dejemos que pase el momento.

  • mauricio dijo:

    Hace unas dos semanas tuve un intercambio con una colega de la prensa, de larga y brillante trayectoria, sobre las ineficacias en el aprovechamiento del personal joven egresado de las universidades. En ese aspecto ha primado la improvisación, la arbitrariedad, el dejar hacer, el privilegio mal otorgado, y la exclusión indebida hacia otros. Cada quien puede, desde su experiencia, narrar sucesos en los medios provinciales que no solo a un joven, sino a muchos veteranos, pueden desmotivar. Desde el mal manejo de las comisiones evaluadoras para categorías periodísticas, hasta abusos de poder, basados en la supuesta antiguedad vacasagradista de determinados directivos. De acuerdo en que el respeto se gana, pero poco se gana si desde el inicio en lugar de sumar, restamos, en lugar de prestigiar, viramos el rostro hacia otro lugar…Y sobran ejemplos de ello, en un medio que a mi entender tiene que ganar también en claridad acerca de qué contenidos se jerarquizan, qué culturas profesionales, cuáles saberes y, en última instancia, qué tipo de profesionales. Concluyo este comentario recordando la frase de un colega de estudios, allá por el año 2011, cuando era yo un estudiante de 4 años de Periodismo de la carrera de Filosofía que impartía clases de las especialidades políticas (filosofia, marxismo, economía política) como alumno ayudante: «no estudies tanto y aprende». Ese colega, privilegiado en su momento y hasta premiado, hoy no está aquí y denosta de nuestro periodismo, de la manera peor. Gracias.

  • mauricio dijo:

    Perdón, quise decir estudiante de periodismo que impartía filosofia como alumno ayudante, gracias.

  • Alexei R. dijo:

    La prensa cubana deja mucho que desear a la hora de tratar los temas nacionales, y concuerdo lo que plantea Randy, no son proactivos.

    Por ejemplo, la prensa nacional, sólo después de que el presidente mencionara la frase «Bloqueo interno», es que la incluye en los trabajos periodísticos, cuando el pueblo cubano hace tiempo llama de esa forma a las restricciones aplicadas por el gobierno cubano, a las formas de hacer de funcionarios/ instituciones/ empresas, que constituyen un freno y no son favorables.

    A los periodistas cubanos se les debe permitir ser objetivos, críticos, decir las cosas sin pelos en la lengua, analizar en profundidad, ir a las causas y opinar abiertamente, cuando de temas nacionales se trata. Sólo así el pueblo que gusta estar al día podrá sentirse reflejado en los trabajos periodísticos, podrá sentir que los periodistas hacen las preguntas que el ciudadano gustaría hacer.

    Los periódicos provinciales deberían parecerse más a Invasor y Escambray. Por ejemplo, el Sierra Maestra, de Santiago, nunca y cuando digo nunca es nunca, pública algún análisis crítico de situaciones ocurridas en el territorio, no llama las cosas por su nombre. Al leerlo uno pensaría que todo está ok, cuando la realidad, el día a día, es bien diferente.

    Los medios tienen que jugar su papel, tienen que ser más proactivos, tratar los temas fuertes nacionales, los complejos. Para ello se sabe, los deben dejar «ser», la censura sólo debe estar presente cuando se pasan verdaderos límites que no estén acorde, entre otros, con la ética, profesionalismo, calidad.

    En serio, urge cambiar métodos y formas de hacer. Los tiempos han cambiado…

    Saludos

  • Marvin dijo:

    No adornar más la realidad y salir a las calles d cuba a lidiar con el cubano d a pie y ahí está la noticia .
    No me interesa la bolsa d valores d Chipre, el descenso o ascenso del PIB d Australia , o el percapita alimentario d Noruega.
    El periodismo cubano tiene q sentir y contar el pulso del cubano . Las cosas buenas y también las cosas malas q suceden .
    Dejar la autocensura y actuar a la defensiva y x compulsión. Las nuevas tecnologías y el acceso masivo a las redes sociales y a diversas maneras alternativas d la información, la prensa cubana tiene q estar a la altura del momento y actualizar su manera rehacer periodismo , so pena d correr riesgo d no ser referente y quedar obsoleta en el tiempo .

  • Amaury II dijo:

    Buen trabajo Randy, realmente al periodismo cubano le falta en cuanto a la información de la realidad cubana, cuando usted ve el noticiero, parece que el mundo se está cayendo en pedazos (que no está lejos de la realidad y que Cuba es un paraíso y que todos sus problemas están resueltos o lo serán en un futuro inmediato, al igual que la mesa redonda, que analizan mas los problemas de EEUU y del resto del mundo que los nuestros, si durante lo largo de estos años, se hubiese aprovechado ese espacio para mirarnos mas por dentro e invitar a los mas encumbrados especialistas económicos, para analizar y buscarle soluciones a los problemas nuestros y que no dependen del bloqueo, créanme que estuviéramos mucho mejor.

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy importante documento del destacado periodista y político cubano Randy Alonso Falcón. El comentario de Paquita, corto y profundo. Hay que avanzar mas rápido, las circunstancias así lo exigen. La verdad está en el centro del artículo de Randy, criticar lo mal hecho, no importa cuán doloroso sea, es necesario e imprescindible. Enaltecer lo bueno, permitir diversos enfoques. Hoy día como dice el escrito (y lo explica bien) «la varilla esta más alta» y los métodos, limitaciones, bajas velocidades, que no funcionaron con la varilla » más baja» menos aun lo harán con la varilla » más alta».
    Me pregunto por qué no tiene suficiente atractivo para los jóvenes la carrera de periodismo. No lo sé a carta cabal, pero debe tener diferentes causas que es necesario analizar, no solo desde un punto de vista sectorial, sino también para entender la dinámica de pensamiento de nuestros jóvenes, que factores hacen (o no) más atractiva una profesión en nuestros tiempos.
    En fin, un muy valioso documento de Randy Alonso Falcón. Cada golpe de sinceridad como este, ayuda al país a resistir y a vencer los increíbles riesgos y retos de nuestros tiempos. Muchas felicitaciones para ese gran periodista de Cuba.

    • Randy dijo:

      Saludos Oro. Muy bueno su aporte. Sólo aclarar que la carrera si es atractiva para los jóvenes; más de 600 se presentaron a las pruebas de aptitud para ingresar el próximo curso escolar; lo que sucede es que las plazas que se abren son menos que las necesidades que tienen los medios y que no pocas veces los recién graduados permanecen a lo sumo en los medios los dos años de servicio social. Por ahí está uno de los problemas mas serios que tenemos.

      • Jose R. Oro dijo:

        Muchísimas gracias Randy por la aclaración. Estaba equivocado, porque creía que era que los jóvenes no quieren estudiar periodismo, pero no es así. Si quieren estudiar, pero no se abre suficiente cantidad de plazas, para poder cubrir la demanda de los medios del país. Eso hay que arreglarlo tan pronto como se pueda, porque estamos enfrascado en una feroz batalla contra los medios enemigos y no se puede permitir que no se priorice la formación de los profesionales que cumplan con esa tarea, de primerísima importancia. Muchos saludos para usted y para el colectivo.

      • Christian dijo:

        En septiembre comienzo mis estudios de periodismo en la UCLV, aunque en la prueba de aptitud de 2017 se presentaron muchos alumnos, varios no aprobaron, luego las plazas fueron menos que la cantidad de estudiantes que si aprobaron por lo que coincido con Randy en que el nu’mero de plazas es poco cuando necesitamos mas graduados universitarios de esta carrera para cubrir los puestos que hoy llenan como se menciona en el articulo la soluci’on de los cursos de reorientacio’n profesional.

      • sachiel dijo:

        ¿Y porque entonces no se motiva más los corresponsales voluntarios, si hay deficit de periodistas? ¿No se pudiera pagar con ese dinero de las plazas que faltan por cubrir algunas colaboraciones?¿Que tiempo llevan dichas plazas por cubrir, en que territorios, etc? Por cierto, veo en el NTV de la noche, que hay corresponsales extranjeros reportando al Sistema Informativo de la Television Cubana, muchas veces con su celular y un manos libres y usando la internet como via rápida….

        Trabajo periodistico hay de sobra, sólo que no todos los periodistas son cinco estrellas, ni estan siempre en donde hace falta, el don de la ubicuidad creo lo tienen unos pocos.. y hay periodistas de radio, de television, de la prensa plana, etc, etc…

      • Jose R. Oro dijo:

        Muy ilustrativo para mí el comentario del estimado Christian. Hay una coincidencia en la necesidad de enfrentar el intento de control cuasi absoluto de los medios enemigos o si no enemigos, al menos adversos o distorsionados. En ello está de acuerdo la dirección política y el gobierno del país. Para lograrlo hacen falta más periodistas, bien preparados, con dominio de idiomas, un montón de cosas más. Pero las cuotas de plazas para estudiar periodismo no son suficientes, a pesar de que hay interés entre la juventud. Como dice Randy, ese es el “escenario desafiante del periodismo cubano” ¿Se limita esa discrepancia entre la estrategia del país y lo implementado, en este caso del periodismo, por los centros de educación superior? ¿Se extenderá esta situación a otras aéreas de alta prioridad? Cuando en una casa uno ve un ratón, no debemos suponer que es el único.
        También me gusta el comentario del estimado sachiel, muy interesante e inteligente.

      • luciano dijo:

        Randy, yo mandé un comentario muy respetuoso exponiendo mi punto de vista, pero aparentemente no clasificó dentro de los parámetros establecidos. no era un comentario irrespetuoso ni nada menos, soy incapaz, era simplemente mi punto de vista sobre el tema planteado. yo recomiendo a todos los lectores que traten de encontrar el libro «Miami, donde el tiempo se detuvo», de Luis Báez, que es una entrevista al periodista Luis Ortega Sierra para que tengan una visión más amplia de lo que aquí se está tratando. gracias.

  • JuanE dijo:

    Que un periodista publique cuales son las trabas economicas y politicas para la unificacion monetaria por favor que no me digan que hay que esperar tiempos y circuntancias mejores.

  • sanuca dijo:

    Justas y necesarias las aspiraciones de los periodistas cubanos. Pero me pregunto por qué sigue faltando la información inmediata y veraz sobre acontecimientos que afectan a la población de manera tan sensible como la falta del servicio eléctrico por algunas horas. Todos recibimos la comunicación de la UNE sobre el estado del SEN para responder a la demanda del verano. No habrían afectaciones al sector residencial a menos que ocurriera una avería. Desde la pasada semana la ciudad de Pinar del Río hay cortes del servicio eléctrico. Todos nos preguntamos la causa. La buscamos en nuestros mediosde comunicación y no aparece nada al respecto…¿por qué?
    .

  • Inmortal dijo:

    Felicidades y muy de acuerdo con Paquita, un documento para estudiar por todo el gremio de periodista.
    Muy necesario, llamar a recapitular a todos, el combate es buscar mayor profesionalidad en lo que hacen (sean graduados universitarios o no), no es criticar por criticar, hay que conocer, estudiar, indagar y salir al aire o imprimir siempre desde la honestidad y consiente del papel que juegan en cada articulo periodístico que sale al gran publico, ya sea del sector de la economía, la ciencia, la política, la cultura o el deporte, todos son muy importante.

  • rafael emilio cervantes martínez dijo:

    Una Revolución dentro de la Revolución es lo que ha ocurrido en materia de comunicación. Tanto que se ha hablado de las fuentes que no dan información y la crítica al secretismo, ¿a quién se le ocurriría hoy negar que la tendencia es la absolutamente contraria? Se ha subrayado el deber que corresponde a las instituciones con la comunicación que se sabe no es solo dar información. La interacción con las opiniones del pueblo que es una tradición de la Revolución ahora se multiplica exponencialmente porque tiene a su servicio plataformas tecnológicas muy poderosas y sin dudas produce un cambio cualitativo importante. No estamos ante un lecho de rosas pero sí de semillas nuevas que germinan por doquier para fortalecer nuestra esencia socialista.

  • rebelde dijo:

    Convencido estoy que en nuestro periodismo aún funciona con no poca fuerza la censura, la intriga de que el enemigo va a leer sobre nuestros problemas, lo que dijo una vez Raúl sobre que no se llamaba a los responsables por nombres y apellidos, porque dañaba al cuadro y muchas otras cosas que no permiten que el pueblo sienta que se estáescribiendo de sus problemas, de las posibles soluciones, de los responsables directos y colaterales de nuestros males. Todavía a nuestro periodismo lo lastra el acceso a funcionarios y dirigentes importantes, sin decir que no se le da seguimiento a los temas, se tocan un día y luego no se sabe qué pasó y cómo terminó o se solucionó el problema, al siguiente día se trata otro tema diferente. Nuestra prensa tiene que convertirse en los ojos y el corazón del pueblo, en el látigo que fustigue lo mal hecho, lo que dilapida recursos, lo que corrompe, lo que huela a desidia, abandono y despreocupación, de todos los males que aquejan al cubano de a pie. Entonces nuestra prensa será buscada y leída con avidez por el pueblo, especialmente los jóvenes y no sólo por las personas de la tercera edad.

    • Jorge dijo:

      Es cierto que uno de los problemas es la falta de seguimiento. Dos ejemplos muy reiterados son los accidentes masicos del tránsito y los incendios.

      Siempre terminan en que se investigan las causas y nunca nos informan cómo concluyeron esas investigaciones. Es doloroso ver en la prensa ómnibus y camiones volcados y destruidos junto con los datos de 15 o 20 heridos. Sin contar los fallecidos. Y qué pasó? Quien fue el responsable? Igual los incendios ocurridos el año pasado en los hospitales. Un reportaje sobre las causas puede ayudar a prevenir. Pero, el silencio no evita nada. Sólo crea especulación.

      Yo sé que la prensa cubana no es amarillista, algunos se niegan a informar los nombres de los responsables porque sus familiares no tienen la culpa de la negligencia que ellos cometieron. Pregúntenle a los familiares de los fallecidos qué piensan.

  • francisco dijo:

    Felicitamos a la UPEC en su aniversario. Es mucho lo que debe hacerse.
    Es difícil cuando en el mundo se busca cualquier detalle para fustigar a Cuba y su revolución, pero eso no significa que no exista profesionalismo. Excepto Ariel Terrero no hay periodista alguno que analice la economía cubana y realice propuesta en algo tan clave. Desgraciadamente hace mucho tiempo no veo ningún artículo de él. El resto realiza relatorías o afirmaciones. Hoy se están solicitando propuestas. Si existiera profesionalidad, búsqueda de información en diferentes actores andaríamos mejor
    Excepto en la pelota no se hacen análisis profundos por `parte de los periodistas en casi nada en nuestro entorno nacional
    Tiene que crecer el conocimiento, pueden profundizar en las causas de la carestía de los pasajes de los porteadores, como se puede organizar. Si no todo se convierte en loas o dice el Ministro o dice tal funcionario pero propuestas pocas.
    Con la misma profundidad que los muchos analistas internacionales analizan el mundo, así los periodistas sin perder el sentido revolucionario deben analizar a Cuba
    Felicidades en su aniversario

  • Pepe dijo:

    Un ejemplo de lo que le falta a nuestro periodismo es la inmediatez. El ejemplo más reciente es ahora pues desde el viernes están a la orden del día los apagones y la Empresa Eléctrica no ha informado las causas y el posible tiempo de los mismos tampoco he visto un artículo de nuestros periodistas pidiendo respuesta. Como siempre las bolas campean. Gracias

  • Sergio dijo:

    Randy, por favor, algun periodista va a preguntar a la Union Electrica las causas de los continuos apagones de estos ultimos dias?

    Desde los medios alternativos y la prensa extranjera se dicen muchas cosas, y tenemos que aceptarlas sin chistar porque la prensa cubana, LA NUESTRA, no dice una palabra sobre el tema, dejandole ese trabajo a los medios de prensa del enemigo.

    Randy, vamos muy mal, hay que cambiar lo que deba ser cambiado hermano.

    Un saludo

    • sachiel dijo:

      Me sumo al reclamo, tambien las afectaciones con el agua (hablo de la capital) que han dejado de salir en nuestros periodicos, quiero decir, los avisos tempranos sobre interrupciones del servicio, ya sea electrico, de agua, de transporte u otros…..

      Y si hay roturas imprevistas, debia de comunicarse tambien aunque sea un dia despues, para no dejar lugar a los malos entendidos y los chismes contrarevolucionarios.

  • rmb dijo:

    Excelente artículo y ojalá se consiga revolucionar el periodismo cubano a la altura que lo exige el momento actual. Pero tristemente ese proceso llevará mucho tiempo por delante hasta que se depuren las tendencias negativas que durante muchos años ha padecido esta profesión, algunos trabajos salen a la luz con tantas «reparaciones» que en nada se parecen al original por lo que pierden atractivo y hasta credibilidad. No consigo comprender la brevedad de un estelar informativo de la tv teniendo en cuenta el contexto actual interno e internacional donde fluyen tantos acontecimientos. Se necesita un periodismo más analítico polémico y participativo dejar a un lado lo descriptivo y retórico que lejos de informar genera apatía y aburrimiento. Nuestro presidente ha hecho un llamado a la participación con valentía, con compromiso y con un enfoque como país de lo que queremos y debemos hacer. La prensa juega un rol fundamental en esta dinámica por lo que debe reformularse y abrirse y enfocarse más a las necesidades reales de los cubanos.

  • Jorge dijo:

    El tema da para mucho debate. Me concentró en el tema del número de estudiantes de periodismo. No sé trata sólo de cubrir las plazas en los grandes o medianos medios. La comunicación para el desarrollo de la que habla a diario Raúl Garces exige comunicadores actuando en el espacio del desarrollo local. Y por qué no los formamos en los CUM? Por qué frustramos tanto interés por estudiar comunicación, limitando el acceso. Puede haber fórmulas de educación a distancia. Tenemos una tasa bruta de educación superior muy baja, muchos jóvenes no estudian en la educación superior. Por qué desaprovechamos ese potencial?

  • Juank Suárez dijo:

    Lo del periodismo es todo cierto ,como es cierto q necesitamos en las provincias un periodismo crítico, educador etc digo esto porque veo al presidente cubano visitando todas las provincias y me pregunto porque los secretarios provinciales no hacen lo mismo. El inmenso comandante en jefe habló siempre de la vinculación del PCC con las masas. En una oficina o en teatros no se gana la batalla. Muchas gracias

  • VENTURA CARBALLIDO PUPO dijo:

    TOMO COMO BASE ESTE PARRAFO DE RANDY ALONSO:Hemos visto en este tiempo a un Presidente que genera más noticias que las que a veces tenemos la posibilidad de seguir, que lideró la entrada a Twitter del Gobierno en pleno para la comunicación directa con la ciudadanía, que con su ejemplo personal ha propiciado la más frecuente presencia de los Ministros y otros directivos en nuestros medios de comunicación para informar y esclarecer las políticas pública que se adoptan.FIDEL Y RAUL CASTRO RUZ Y MIGUEL DIAZ-CANEL, ESTAN, Y ESTARAN DE POR VIDA, UNIDOS AL MISMO CORDÓN UNBILICAL.
    CUANDO ELOGIAMOS AL PRESIDENTE CONTINUADOR MIGUEL DIAZ-CANEL POR SU DIGNA OBRA, LLEVA IMPLICITO LA PONDERACION A FIDEL Y RAÚL
    NUESTROS PADRES FUNDADORES HICIERON EN EL MOMENTO QUE LES TOCÓ COMO MANDATARIOS CUBANOS Y DESARROLLARON SU VALIOSA LABOR, CON EL MISMO ENTUSIAMO, ACOMETIVIDAD, Y AMOR POR SU PUEBLO, QUE LO HACE EL ACTUAL MANDATARIO, TOMANDO EN CUENTA EL CONTEXTO HISTORICO INTERNACIONAL Y DE LA NACION.
    Cada vez que pueda, reconozca, haga homenaje, a las cosas buenas que por la sociedad cubana Hagan las personas. Felicite a ese que con eficiencia limpia las calles de la ciudad; al campesino productor de alimentos que lo haga por amor a su pueblo y sin exceder en los pecios; al médico consagrado, a los servidores públicos, sea quien sea y sin temor a que surja —que no sucederá—el culto a la persalidad,
    A Fidel y Raul nunca hemos dejado de reconocer su obra; perpetuamente se mantendrá, y a Miguel Diaz-Canel, por su extraordinario desempeño; a reconocerlo púbicamente, en la calle, en los medios, en la familia. Nuestro Presidente Continuador el por ser un alumno formad en la escuela de Fidel, de Raul, del Che, de Almeida, de Machado Ventura, NUNCA LO ESTIMULARA CON EL CULTO A LA PESONALIDAD.

  • VENTURA CARBALLIDO PUPO dijo:

    Al pueblo le grada el periodismo de invstigacion. Tmbien el perodi mo crituco. Deplora el complaciente; ese que quiere quedar bien, pero que no va al fondo del asunto.
    Buen trabajo Randy.

    • sachiel dijo:

      Coincido, pero sin ser triunfalistas ni empalagosos elogiadores, hay que reconocer méritos, logros y virtudes, que de eso estamos carentes en ocasiones, tambien.. mucha crítica, y poco reconocimiento social a lo que se hace bien.

Se han publicado 62 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Randy Alonso Falcón

Randy Alonso Falcón

Periodista cubano, Director del portal web Cubadebate, el sitio Fidel Soldado de las Ideas y del programa de la Televisión Cubana «Mesa Redonda». Dirigió otras publicaciones cubanas como Somos Jóvenes, Alma Mater y Juventud Técnica. Premio Nacional de Periodismo Juan Gualberto Gómez en TV en 2018. Ha ganado diversos premios en el Concurso Nacional de Periodismo 26 de Julio. Correo: director@cubadebate.cu En Twitter: @RandyAlonsoFalc

Abel Ernesto Rubio Estrada

Abel Ernesto Rubio Estrada

Fotorrepotero de la Agencia de Información Nacional

Vea también