Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La Bolivia de Evo y el 2019

| 12

El presidente de Bolivia, Evo Morales Ayme, junto a una mujer indígena. Foto: Archivo.

El 14 de agosto de 2018 Evo Morales cumplió 12 años, 6 meses y 23 días en el cargo, superando de esta manera a Víctor Paz Estenssoro, Presidente tras la revolución del 52, que había acumulado 12 años a la cabeza del gobierno boliviano, aunque de manera discontinua (1952-1956, 1960-1964, 1985-1989). De esta manera, Evo se convierte en el Presidente más longevo de la historia de la primero República, y luego Estado Plurinacional de Bolivia.

Este récord se sustenta en 3 grandes victorias en las elecciones presidenciales de 2005 (54% de los votos), 2009 (64%) y 2014 (61%); así como en 2 referéndums, el revocatorio de 2008 (67%) y el referéndum constitucional de 2009 (61%).

Sin embargo, el 21 de febrero de 2016 se produjo un intento de perforación hegemónica (en palabras de la analista cruceña Helena Argirakis) con la derrota en referéndum de la opción por la repostulación de Evo Morales, opción que obtuvo el 49% de los votos frente al 51% que obtuvo el No a su repostulación, en medio de la guerra sucia contra la figura del Presidente articulada en el llamado Caso Zapata.

A pesar de la ampliación de la democracia lograda por el gobierno de Evo Morales durante 12 años, que se puede sintetizar en la palabra INCLUSIÓN, la mística del proceso de cambio se fue agotando, y el cambio ya no podía ser representado por quien llevaba una década transformando Bolivia mediante una gestión de gobierno basada en la nacionalización de los hidrocarburos, una nueva Constitución que otorgaba derechos a quienes nunca tuvieron, y estabilidad económica.

Ese sujeto político, sintetizado en lo que la CPE define como movimiento indígena originario campesino, se transformó. Según Naciones Unidas, casi 3 millones de personas, en un país cuyo censo no llega a 11 millones, han salido de la pobreza y se han incorporado a esa difusa “clase media”.

Álvaro García Linera define una triple clase media: la tradicional, parientes pobres de las viejas élites económica; la clásica que accede a privilegios a partir de inversión en educación y empleo; y una nueva clase media de extracción popular, con iguales o mayores ingresos que las 2 anteriores, fruto del proceso de cambio.

Sin embargo, a pesar de ser el país de Sudamérica cuya economía más crece durante los últimos años, se pasó en menos de año y medio de ganar con el 61% a perder un referéndum con el 49%. Pero de manera paradójica, no hay oposición política, siendo los medios de comunicación hoy el principal partido de oposición. La oposición no ha podido construir un liderazgo, y se encuentra fragmentada y sin un proyecto político alternativo. Su único discurso es el slogan Bolivia dijo No, que parece ser suficiente para poner en dificultades al gobierno de forma temporal, pero no para ganar una elección. Su única alternativa real es Carlos Mesa, ex Vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada, tan buen historiador como mal político, y probablemente el Presidente más timorato de la historia boliviana.

Por eso el partido mediático utiliza todos los dispositivos a su alcance para negar la ampliación de la democracia y construir un imaginario en torno a dictadura y corrupción, generando un sentimiento de rechazo en una parte de la población, clase media urbana, y jóvenes que no conocieron el neoliberalismo,

En definitiva, en Bolivia no hay 2 proyectos de país enfrentados. Hay un proyecto de transformación política, social y económica, aun con limitaciones y errores tras 12 años, y enfrente el vacío y los intereses de ciertos sectores políticos y económicos que se esconden detrás de los medios y las mal llamadas plataformas ciudadanas. La disyuntiva es la Bolivia de Evo frente al retroceso social que implicaría un modelo como el de la Argentina de Macri o el Brasil de Temer.

Por eso se puede prever un 2019 de alta conflictividad social (que obligue al gobierno a estar respondiendo a la coyuntura política) y plataformas ciudadanas articuladas como oposición desde la sociedad civil, manejadas y financiadas por los viejos partidos. Es por ello que es necesaria la defensa del proceso de cambio más allá del bloque nacional-popular que representa el MAS. Finalmente, las conquistas fueron de y para todo un pueblo.

Los ingredientes para la victoria en 2019 están: un liderazgo que da unidad y cohesión, y un movimiento que si se engrasa bien se convierte en una maquinaria electoral eficiente. Sin embargo, falta afinar el proyecto, que ya no puede ser solamente el anti neoliberal. Necesita recuperar la mística y, reteniendo el núcleo duro (Evo podría ser Presidente con el 40% de los votos si saca al menos 10 puntos de ventaja sobre su inmediato competidor), atraer hacia sí a esa nueva clase media de origen popular. Es necesario volver a irradiar la potencia plebeya que puso en marcha el proceso de cambio, sobre todo, hacia los jóvenes que no conocieron el neoliberalismo. Es necesario construir no solo una alternativa económica al neoliberalismo, sino también cultural.

En 2025 se cumplen 200 años de la fundación, por parte de Simón Bolívar, de la República de Bolivia. Es necesario terminar lo que se comenzó en 1995 con la fundación del Instrumento Político para la Soberanía de los Pueblos, y en 2005 con la victoria del MAS-IPSP.

 

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Excelente análisis del destacado pensador político Katu Arkonada. Quisiera comentar dos puntos:
    1. Además de las campanas realmente sucias que hicieron contra el gran Evo, el tema de la reelección indefinida no es aceptado por muchos, no es una propuesta popular, es considerada por algunos, de manera ingenua en este caso, cuasi monárquica, o de deificación política y dictadura implícita. A mí me gusta sobremanera como esta expresado en el Proyecto de Constitución de Cuba, dos periodos de 5 anos y no se puede empezar después de los 60 anos. Pero el punto es que siempre un porciento de la gente no aprueba la elección indefinida, y eso, además de la demonización de los medios, fue la causa de que Evo bajara del 61% al 49%. No se debe omitir, a muchas personas no les gusta la reelección indefinida, por bueno que sea el candidato, que en el caso de Evo es realmente de extraordinaria calidad.
    2. Hay una contradicción que vive todo proceso progresista, y que es inevitable. Cuando un parte importante de los pobres empiezan a mejorar y se convierten en clase media, son más exigentes económicamente, le piden más al gobierno. Es parte de la naturaleza humana, que con frecuencia queremos ignorar. El hombre piensa como vive. Por lo tanto el discurso y los programas dirigidos a una recién nacida y aun no económicamente saciada clase media, requieren de perfeccionamiento y mayor elaboración. No es lo mismo dirigirse a los pobres, quienes desean avances sociales básicos, el éxito de estos avances, requieren un mayor perfeccionamiento, so pena de volverse obsoletos. No se debe ni siquiera insinuar que esa nueva clase media es desagradecida, la vanguardia es la que debe progresar junto con el pueblo y no quedarse atrás, porque si lo hace deja de ser vanguardia. El enorme pensador Álvaro García Linera lo ha explicado muy bien, y vale la pena releerlo.
    En Bolivia, el gran EVO y el MAS lo tienen todo para ganar y la derecha está hoy más dividida que antes. Carlos Mesa como candidato opositor es una broma cuando se le compara con Evo. El autor lo describe bien, buen historiador e intelectual, pésimo político. Bolivia necesita de intelectuales, como todos los países, pero no como presidente para un periodo de desarrollo acelerado, tanto económico como social.

  • Sergio dijo:

    Después de más de 12 años, creo que es tiempo más que suficiente para dar paso a otra persona. Hay que dejar de PERSONIFICAR los procesos y convertirlos en algo SISTEMICO. Bolivia ha tenido sus avanaces con EVO, con sus aciertos y desaciertos, pero los PROCESOS necesita rejuvenecerse, y los latinoamericanos tenemos que QUITARNOS, de una vez y por todas, esa SAL de encima, como dice el proverbio, de personficar LAS COSAS. Ha sido nuestra historia, y aún no nos hemos podido quitar el estigam del CAUDILLO LATINOAMERICANO en nuestras realidades.

    Enhorabuena a EVO, y éxitos para el próximo PRESIDENTE, que al parecer será del MAS también.

    Saludos,

    • Elio dijo:

      Sergio no comparto su opinión, pues Evo lo ha hecho muy bien y no todos los días aparece un candidato apegado a su pueblo de origen humilde, etc. Mira lo que pasó con Lenin Moreno en Ecuador y en estos tiempos le han hecho guerra a todos los progresistas, ya hay una larga lista, el caso de Dilma y Lula, solo mencionar estos dos casos.

  • Francesco Monterisi dijo:

    Viva Evo! Viva Bolivia soberana!
    Articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=35115

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Coincido con Arkonada en es muy posible que en 2019 se arme una buena zaragata en Bolivia, debido a que el 51% que obtuvo el No en el “intento de perforación hegemónica” de 2016, no se va a quedar de brazos cruzados, aunque no tengan un candidato de mucho calibre entre sus activos. Lo que yo veo en esto es que están ocurriendo problemas graves en todos los países que quedan con gobiernos instaurados durante la llamada ola progresista, lo cual no le hace ningún favor a la causa de la izquierda.

  • Pioneer dijo:

    No respetar el plebiscito será un grave error para Alvaro Garcia Linera y para el MAS a corto o largo plazo.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Pioneer. Alvaro Garcia Linera, esta tambien afectado por el ppebiscito, tanto el como Evo. Por otra parte, Alvaro Garcia Linera ya anuncio publicamente su intencion de no participar en las elecciones del 2019, peri si de apoyar a Evo con todas sus fuerzas

    • Pioneer dijo:

      Si , gracias profesor, ambas cosas las sabia…

  • Enrique.B dijo:

    La victoria de Evo en unas futuras elecciones son indispensables para el futuro de Bolivia, yo estoy a favor de relección indefinida totalmente por varias razones, ya que es algo muy bueno para el futuro de los países, en el pasado eso era visto con malos ojos por las nacientes republicas evidentemente porque se liberaron de sus reyes y emperadores que llevaban a los países a la ruina, pero estamos en el futuro y debemos evolucionar, sobrados ejemplos hay de países que avanzaban en su desarrollo satisfactoriamente pero por ese problema de no reelección indefinida han perdido mucho de lo que lograron y siguen perdiendo, lo que logro uno con mucho esfuerzo y sacrificio otro lo echa por la borda y el país vuelve a atrasarse por eso no hay un desarrollo de verdad, los que tiene miedo principalmente son la derecha por no poder ser elegidos de ser así, al final de cuentas es el pueblo de una forma o de otra el que elige a su candidato y por eso tienen miedo, el caso de Bolivia no se ganó el referéndum por las campañas difamatorias y mentiras descaradas, el otro problema son los más jóvenes que no conocieron el neoliberalismo atroz que arraso con su país por muchas décadas y por los tanto se les debe enseñar concienzudamente quienes fueron los causantes, unos mencionan que debe haber una figura más que siempre no pude ser uno solo que por eso lo procesos fallan en el futuro, en parte estoy de acuerdo, pero en todo proceso revolucionario si se quiere triunfar siempre debe haber una figura central, dirigente y con liderazgo haciendo todo lo posible que este en su poder para que dicho proceso triunfe, que sea preferiblemente como presidente ya que sería lo mejor y que en el futuro cuando sus fuerzas físicas o mentales estén agotadas proponer a alguien que sea adecuado para continuar con dicho proceso, solo así se lograra la verdadera victoria, para terminar mencionare algunos países con reelección presidencial indefinida, Argelia, Bielorrusia, Cuba, Eslovaquia, Corea del Norte, Honduras, Islandia, Italia, Nicaragua, Suiza(En Suiza la jefatura de estado y de gobierno es ejercida por un consejo de siete miembros),Venezuela, Vietnam y muy recientemente China con la reforma constitucional efectuada este año.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    EnriqueB:

    No estamos en el futuro; Estamos en el presente. Que te vaya bien con tu reelección indefinida, pero yo no la quiero para mi país.

    Tú hablas de reelección indefinida pensando en los presidentes que a tí te gustan, pero me gustaría ver de qué tamaño eran la pataleta y la gritería que ibas a formar aquí si de pronto dijeran que se va a reelegir indefinidamente a Trump, o si dijeran que Macri o Temer se proponen modificar sus constituciones o hacer un referendo para reelegirse indefinidamente.

    Si miraras un poco más allá de tu apéndice nasal, te darías cuenta que si se implanta la reelección indefinida donde hoy hay un presidente progresista, y ese presidente se incapacita o muere mañana y asume el cargo un dictador, el pueblo se las va a ver negras para quitárselo de arriba, porque el clientelismo que conlleva estar en el poder es la mejor campaña electoral que pueda tener cualquier candidato. Ése es uno de los objetivos de la limitación de mandatos, EnriqueB.

    • Enrique.B dijo:

      Usted se equivoca en algo, si mañana mismo pusieran reelección indefinida para Argentina y Brasil, Temer y Macri definitivamente no serían elegidos, el pueblo de esos países no tienen ese nivel de ignorancia que usted les quiere hacer ver y respecto a Trump da completamente lo mismo si es reelegido indefinidamente, al final de cuentas en ese país los que mandan no son los presidentes, no importa si eres demócrata o republicano la única diferencia de los dos es que uno hace cosas más malas y otro menos mala, y no se le olvide que hoy es el presente pero mañana es el futuro y si no tienes presente no tendrás futuro, usted está estancado en el pasado y aunque tenga los ojos abiertos los tiene cerrados y se niega a seguir evolucionando, todos las civilizaciones que se han negado a seguir avanzando y no han mirado hacia el futuro y negado sus posibilidades y continuaron con viejas ideas y no moldearlas solo para ser una burda copia de otros, los han llevado a la total destrucción, usted simplemente no quiere aceptar la realidad del mundo en el que vive.

  • Fabien dijo:

    Sr. Katu Arkonada disculpe mi atrevimiento, si no es mucho pedir podria escribirme a este correo fabien@camionesgranma.transnet.cu. Usted se parece mucho a un amigo de mi familia que se hospedó en mi casa para un festival de la juventud y los estudiantes que se realizo en Cuba ya hace varios años y quisiera comprobar si es así.Saludos

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Katu Arkonada

Katu Arkonada

Politólogo vasco. Ha coordinado las publicaciones “Transiciones hacia el Vivir bien” y “Un Estado muchos pueblos, la construcción de la plurinacionalidad en Bolivia y Ecuador”. Es miembro de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad.

Vea también