Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

Colonialismo 2.0 y América Latina

| 19 |

Cuatro de las cinco aplicaciones más usadas en los celulares del mundo –Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger– pertenecen a una sola empresa.

¿Cómo proyectamos una imagen de futuro de la izquierda en estas ciudadanías etéreas que produce el colonianismo 2.0, capaces de movilizarse por el maullido de un gato, pero anestesiadas frente a la muerte o el hambre de millones de seres humanos?

Desde la década de 1990, Herbert I. Schiller daba por sentada la existencia de un “imperio norteamericano emergente”, cuyos misioneros viven en Hollywood. “Es un imperio con un mínimo de sustancia moral, pero Hollywood es sólo la zona más visible de ese imperio. Existe ya una amplia y activa coalición de intereses gubernamentales, militares y empresariales que abarcan las industrias informática, de la información y de medios de comunicación.”

Nunca fue más imperial Estados Unidos (EU) que cuando se convirtió en zar de Internet y nos impuso un modelo de conectividad dependiente de las lógicas del mercado, que codifica las relaciones humanas, las transforma en datos y, por tanto, en mercancías que producen valor. Los datos aislados no dicen nada, pero la enorme masa de datos agregados en una plataforma adquiere un valor inusitado y controversial, en una sociedad que transita aceleradamente de la producción y comercio de bienes y servicios físicos hacia los servicios digitales.

La nueva e intensa concentración comunicativa y cultural es mucho más global que la de las industrias culturales trasnacionales o nacionales que conocíamos. Cuatro de las cinco aplicaciones más usadas en los celulares del mundo –Facebook, Instagram, WhatsApp y Messenger– pertenecen a la empresa fundada por Mark Zuckerberg y recaban datos monetizables permanentemente. En el primer trimestre de 2018 y a pesar de los escándalos de los últimos tiempos y los explotes en la bolsa de Wall Street, Facebook facturó 11 mil 790 millones de dólares. De ese total, cerca de 98.5 por ciento proviene de la publicidad.

Google, por su parte, realiza cerca de 92 por ciento de las búsquedas en Internet, un mercado valorado en más de 92 mil millones de dólares. Las 10 empresas más poderosas y ricas del mundo –cinco en el negocio de las telecomunicaciones– tienen ingresos conjuntos que equivalen a 4.5 por ciento del PIB mundial. En la actualidad hay pocas instituciones públicas a escalas nacional o global que puedan enfrentar estos monstruosos poderes trasnacionales, que han alterado dramáticamente la naturaleza de la comunicación pública. No existe Estado-nación que pueda remodelar la red por sí solo ni frenar el colonialismo 2.0.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), nuestra región es la más dependiente de EU en términos del tráfico de Internet. Ochenta por ciento de la información electrónica de la región pasa por algún nodo administrado directa o indirectamente por EU, fundamentalmente por el llamado “NAP de las Américas”, en Miami, y se calcula que entre 80 y 70 por ciento de los datos que intercambian internamente los países latinoamericanos y caribeños, también van a ciudades estadunidenses, donde se ubican 10 de los 13 servidores raíces que conforman el código maestro de la Internet.

América Latina es la más atrasada en la producción de contenidos locales; sin embargo, es líder en presencia de internautas en las redes sociales. De los 100 sitios de Internet más populares en la región, sólo 21 corresponden a contenido local. Los expertos aseguran que uno de los aspectos más significativos de la cultura digital latinoamericana es el uso intensivo de las redes sociales. De hecho, algunos países de la región igualan e incluso superan el uso de redes sociales de países desarrollados. De los diez países con mayor tiempo utilizado en redes sociales, cinco de ellos fueron ­latinoamericanos.

Veintiocho por ciento de los latinoamericanos viven en situación de exclusión social en la región; sin embargo, la cantidad de usuarios de Internet se ha triplicado en esa franja poblacional con respecto a los cinco años precedentes. Nueve de cada 10 latinoamericanos posee un teléfono móvil. Según una investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (2017), 57 por ciento de las personas que tienen dificultades para conseguir comida, son muy activas en Facebook y WhatsApp, lo que indica que poseen algún teléfono inteligente en sus hogares.

No es lo mismo brecha digital que brecha económica. Acceso a Internet no es lo mismo que capacidad para poner las llamadas nuevas tecnologías en función del desarrollo de un continente profundamente desigual. La falta de habilidades digitales y la imposibilidad de aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías contribuye a perpetuar ese estado de ­vulnerabilidad.

Hablando muy tempranamente sobre estos temas, el antropólogo brasileño Darcy Ribeiro alertaba que, de la mano de una tecnología revolucionaria, “hay una verdadera colonización en curso. Norteamérica está cumpliendo su papel con enorme eficacia en el sentido de buscar complementariedades que nos harán dependientes permanentemente de ellos”…

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Caramelo dijo:

    El caudillismo,la corrupción y el uso de métodos neoliberales ha sepultado a la sinistra regional

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    Artículo muy sabio,muy real y muy actual.

    • Nicoa dijo:

      Fijese si funciona el colonialimo cultural que le pase por arriba al articulo y vine directo a los comentarios.

      • El buril dijo:

        Nicoa, toda la razón a usted, cometí el error de perder tiempo leyendo tales argumentos, es una verdadera pena el enfoque, raya con el absurdo y probable con la mala intención.

  • Luis A.Montero Cabrera dijo:

    ¡Excelente! La coyuntura de las izquierdas está en si nos mantenemos denunciando e inactivos o presentamos y hacemos un frente equivalente, pero a favor de los pueblos, con los mismos instrumentos. Cuando apareció la imprenta también se convirtió inmedientamente en un instrumento adoctrinador en manos de las minorías explotadoras. Solo cuando las mayorías lo comprendieron y la usaron es que se pudo hacer revoluciones. La situación ahora es conceptualmente idéntica pero a una escala masiva, mucho más que la de la imprenta. ¡Dejemos las plañideras y las lamentaciones y tomemos los medios modernos y el big data en nuestras manos en favor de las mayorías!

  • Eduardo Ortega dijo:

    Excelente artículo de Rosa Miriam. Creo que es mucho más que otro artículo. Es una orientación, científicamente documentada, a la acción.
    En la izquierda latinoamericana, Cuba es más que otro país del concierto y en esto no hay en mi forma de expresión un espíritu chauvinista. No es que seamos mejores ni mucho menos, es que tenemos condiciones y posibilidades que ningún otro país de AL tiene.
    Durante muchos años Cuba se convirtió en un faro para los países de AL, pero nuestras propias dificultades han hecho que la luz ya no sea tan brillante como antes. No lo digo de forma negativa; trato de ser realista.
    Sin embargo, en los 60 años de Revolución, se ha forjado un Pueblo consciente; con él y con la enorme cantidad de profesionales bien formados que tenemos, nos situamos en una posición muy positiva para hacer lo que hace falta.
    La autora nos dice de una forma dramática, pero muy realista: “Hagámoslo, porque no tenemos mucho tiempo.”
    Sin embargo no basta con el valeroso y consciente Pueblo que tenemos, ni con los miles de profesionales. Hace falta tener una economía sólida.
    Aunque la economía cubana está en condiciones muy difícil, y persiste el Bloqueo, ningún otro país de AL tiene las posibilidades de Cuba.
    Lo que sí hace falta es contar con todos, poner en función del desarrollo a todos. No limitar en nada las enormes fuerzas productivas que tenemos.
    Voy poner algunos ejemplos. En Cuba hay cerca de 200 actividades que son permitidas para el cuentrapropismo, para la actividad privada en el marco de la nueva constitución. Es un error. Hay que decir las actividades que no se admiten hacer; todas las demás que se le ocurra a la gente deben poderse hacer. La imaginación es infinita y no se debe limitar.
    Tenemos profesionales que si se les da la oportunidad, van a desarrollar cooperativas de producción que pueden utilizar todo el conocimiento de 60 años de Revolución. No permitirlo es desaprovechar las potencialidades.
    Cuantos informáticos y expertos en computación tenemos que tienen deseos de poner en funcionamiento, en su país, los conocimientos adquiridos. De esa manera ellos se podrán desarrollar productivamente, podrán llegar a ser prósperos y contribuir a hacer próspera la sociedad.
    Se han hecho regulaciones nuevas para explotar los campos de Cuba. Hay muchos ingenieros agrónomos y pecuarios que pueden explotar los recursos agrícolas en beneficio personal, de sus familias y de todo el país.
    Pero debemos desatar y eliminar las regulaciones que no ayudan a que la gente se ponga de manera frenética a desarrollar aspectos productivos.
    Las posibilidades de importación están hoy exclusivamente en manos del Estado. No estoy proponiendo que las cosas de hagan de manera festinada, ni impensada, pero hay que permitir que los cubanos que quieren desarrollar algo dentro del país, puedan importar y exportar. Se puede comenzar con una prueba piloto.
    Sugiero que se privilegie la organización cooperativa productiva, agrícola o no, pero productiva.
    Con Cuba como un país económicamente eficiente, entonces podremos hacer un aporte sustancial al desarrollo de las nobles ideas del socialismo. Podremos distribuir las riquezas.
    Tenemos que evitar que la pobreza aumente y permitir que la riqueza florezca, utilizando formas de decisiones lo más colectivas posible.
    Hagamos el Socialismo 2.0 a la cubana.
    SALUDOS!

    • Jose R Oro dijo:

      Estimados Luis A. Montero Cabrera y Eduardo Ortega. Muy de acuerdo con sus comentarios a los que me adhiero

  • Nayala Castillo dijo:

    Bien pero lo que no acabo de comprender es lo del gato, ¿qué pinta la soliaridad con los maullidos el gato o los ladridos lastimeros de un perro para poner otro ejemplo, en todo esto? ¿Es que acaso se quiere insinuar que el sentir pena por ello y estar contra el maltrato animal es algo superfluo? ¿Acaso se quiere imponer que debe continuar sin existir una Ley de Protección a los animales en nuestra “muy humana Isla” donde los caballos parados parados bajo un sol que raja las aceras sin agua todo el día, transportando turistas o el envenenamiento o cruxificción de gatos callejeros no debe inspirar reproches y el deseo de poder denunciar esas atrocidades, solo porque hay que pensar que en el mundo mueren miles de personas y otras viven en condiciones de miseria total? ¿Por qué mencionar el maullido de los gatos para empezar esta extensa y super prologada tesis sobre redes? ¿Alguien en ese lugar alzó su voz en nombre de la crueldad contra los animales? POr favor, que somos “muy solidarios” pero nuestros animales están desprotegidos totalmente y eso da ya bastante verguenza ajena. Hay que pensar un poco antes de mencionar en Cuba a los infelices animales, sufirnetes de todo tipo de crueldades y siendo esta Isla el único país de América toda donde aún no existe una Ley en su favor. Por tanto, la perorata siguiente con ese inicio s eha restado demasiados puntos. Y, por favor, publiquen este comentario y no lo censuren como a veces hacen..

    • sachiel dijo:

      Nayala, pero no se encabrite aunque tenga la más justa razón del mundo, la metafora que usa Rosa Miriam es sobre “… estas ciudadanías etéreas que produce el colonialismo 2.0, capaces de movilizarse por el maullido de un gato pero anestesiadas frente a la muerte o el hambre de millones de seres humanos? O sea, que todo el mundo se conduele con el infeliz gatico, pero no con los famelicos de Africa, los desposeidos de Gaza, o los enfermos de ébola.

      ¿A usted que le conmueve más, el asesinato de 125 cocodrilos o la muerte de 100 cubanos en un avión? Digame, para saber…

      • Amador dijo:

        es como todo, hay quien se desvive por defender la salud y la educación gratuitas y por otro lado le da pesadillas la libertad de expresión

      • Nayala Castillo dijo:

        Sachiel te respondo, si tú supieras que en los últimos tiempos, mientras más veo la crueldad, maldad y avaricia de los seres humanos, más amo a los animales y más me importan. ¿Qué te parece? Por eso opino que no es una metáfora feliz, y menos aún en un país que ejerce la crueldad cada día más con sus animales, y el cual no acaba de aprobar una Ley de Protección para ellos. Algo que da verguenza ajena como ya he dicho. Era innecesario ese comienzo, le resta valores al artículo que además trata de la web 2.0, o sea nada que ver. Figúrate un país donde los veterinarios no pueden dar recetas porquje sencillamente la Veterinaria de los animales afectivos pertenece a la Agricultura, a quienes únicamente les interesan los aniales comestibles. Y termino frase que es ya refrán: Cuanto mñas conozco al ser humano, más amo a mis perros, a los gatos, a los caballos y hasta a los cocodrilos.. al menos son honestos. Y terminé aquí que no puedo perder tanto tiempo de vida en esto. Ha sido un placer responderte con la verdad.

  • Mauricio Porras dijo:

    Muy buen artículo,saludos desde el Ecuador es fundamental este tipo de debate sobre la comunicación política y las TIcs, recuperar la calle para visibilizar la política real con nuestros pueblos, acá las redes actuaron en la última consulta tramposa Contro Rafael Correa como el unico medio de comunicación disidente al bloqueo mediático total…..resistimos saludos hermanos Cubanos.

  • Orland dijo:

    Interesante pregunta de la periodista, solo que su articulo que pide usar las redes sociales para enfrentar la batalla ideologica es demasiado largo y carente de soluciones

    Copio:

    ?Cómo comunicamos la política para que no sea una abstracción o un bostezo?

  • Federico Ramírez dijo:

    Más que un artículo, un ensayo que reclama estudio, análisis, difusión. Paso a enlistar sus cualidades sobresalientes: 1. Aborda un tema de enorme importancia sociopolítica, indispensable para la correcta comprensión de la histórica coyuntura que vivimos en Latinoamérica. 2. La redacción es clara, la estructura lógica, impecable. Se lee y relee con interés y gusto. 3. Como comparto plenamente las posiciones ideológicas de la autora, me felicito de que Cuba y el resto de Latinoamérica contemos con intelectuales de esta altura, que están a la vanguardia en la lucha contra el enemigo común. ¡Bravo, Miriam! Reciba un solidario y afectuoso saludo desde tierra azteca!
    Atentamente,

  • ...el mar dijo:

    ….Alianza Para el Progreso Digital..

    …..la solución no es tan compleja: hay un sentido biológico, emocional, detrás de estos millones de internautas, que es el de sentirse solos, desvalorizados, castrados emocionalmente, etc…Somos seres de contacto, cuando esto falla, hay una demanda insastifecha, q actúa como un stress prolongado en el incosciente. Entonces, sucede el buscar el bocado afectivo afuera. La compulsión constante provoca una actitud cconvulsa, dispersa e inconsciente, q propicia y es esencia, del SOBREUSO de estos artefactos. Las relaciones humanas son insustituibles. Mientras más personas se involucren en este mundo digital y no
    humano, más rapido sucederá y ya está
    pasando, el descartar, este tipo de
    herramientas como enlaces humanos. Hagamos diariamente más acercamiento humano y aprendamos a reparar nuestras heridas emocionales, tanto a nivel consciente, las emociones sociales, como a nivel inconsciente, como emociones profundas. Hay un spot cubano en la tv, donde un muchacho con una pelota de fúbol, hace levantar a otros, sentados frente a la compu.

  • Francesco Monterisi (Italia) dijo:

    War is peace. Freedom is slavery. Ignorance is strength. – George Orwell 1984
    articulo traducido en italiano http://www.cubainformazione.it/?p=34608

  • G.Esteban Ramirez dijo:

    Rosa Miriam,seguro ya leyo “La guerra fria cultural de la CIA” de Frances Stonor Sunders ,pero recomiendo una segunda lectura,asi como “Informe Lugano” de Susan George.Le ruego lea en Wikipedia “El efecto auditivo de las microondas” o “Efecto Frey”.El 90 % del pueblo “de a pie” depende de la prensa plana asi que si Granma y demas no publican sus comentarios y demas informaciones, el mayor % de la poblacion SEGUIRA DESINFORMADO,pues el ICRT es anodino i no es capaz de brindar las obras de los paquetes semanales de valor,como lo de Olivber Stone,Michael Moore y todas las opiniones de los “sesudos”(en el buen sentido ) de Cuba debate.Entonces los yankis seguiran infiltrandose en los menores de 40 años ,que no creo esten viendo LA Epopeya de Angola `por Multivision.Si se siente en esos lugares donden braban las memorias, la gente lo que pide son las “narco novelas colombianas y mexicanas,como “El señor de los Cielos”.AH!!! y le ruego les de nuevo “Dialogar,dialogar” de Alfredo Guevara.
    Ojala tenga la suerte de que Ud. lea este comementario de quien esta orgulloso de Ud.

    • Eduardo Ortega dijo:

      Me parece muy valioso lo que dice G.Esteban Ramírez, aunque veo que no contradice lo que expresa la autora. Debemos utilizar todos los medios para llegar al mayor auditorio posible, con preferencia a la juventud. La verdad que muchas cosas de Cubadebate pudieran ser analizadas en la TV. Es cierto que muchas veces nuestra TV pone cosas que lejos de educar y dar cultura a la gente lo contrario. Las telenovelas son necesarias, pero sería valioso que el contenido de las que se pasen, sin ser un teque, no sea tan banal. Recuerdo en nuestros canales, telenovelas como Caballo Viejo, Azúcar, y otras de más valor artístico. El entretenimiento puede tener también componente educativo y cultural. Hace años en Cuba se puso una novela excelente con la actuación de Raquel Revuelta; Doña Bárbara. La literatura está llena de cosas de valor y con sentido de entretenimiento. Nuestra TV pudiera utilizar esas grandes obras y hacer telenovelas, series, etc. SALUDOS!

      • Eduardo Ortega dijo:

        ACLARACIÓN: Cuando digo que “debemos utilizar todos los medios para llegar al mayor auditorio posible”, me refiero a medios legales, aceptados por la sociedad y donde el receptor sea consciente de que está recibiendo una información. Condeno cualquier acción ilegal, no autorizada por el receptor ni por la sociedad. SALUDOS!

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo “Juan Gualberto Gómez”. Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. En twitter: @elizalderosa

Vea también