Especiales, Política  »

| 8

Si Amauri Chamorro no fuera uno de los principales asesores en comunicación de la izquierda latinoamericana, se pudiera pensar al escucharlo que se trata de un nostálgico de la época en que la política se hacía estrechando manos y alzando niños en los parques de provincia. Pero Chamorro no subvalora el poder de las redes sociales e Internet.

Noticias, Medios  »

| + |

La venta de Time Inc., dueña de una de las más emblemáticas publicaciones de Estados Unidos, muestra las desventuras de los medios impresos y genera dudas para la industria de las noticias en la era Trump. En un acuerdo anunciado el domingo, Meredith Corp. editor de publicaciones como Better Homes and Gardens, acordó pagar 2.800 millones de dólares por Time y otras famosas revistas; entre ellas People, Fortune y Sports Illustrated.

Especiales, Política  »

Por: Gabriel Rockhill
| 5

Se suele asumir que los intelectuales tienen poco o ningún poder político. Subidos en su privilegiada torre de marfil, desconectados del mundo real, enredados en debates académicos sin sentido sobre minucias, o flotando en las nubes abstrusas de la teoría de altos vuelos, se suele retratar a los intelectuales como separados de la realidad política e incapaces de tener cualquier impacto significativo sobre ella. Pero la Agencia Central de Inteligencia (CIA) piensa de otra forma.

Especiales, Sociedad  »

Por: Enrique Martínez Hernández
| 40

¿Barrer las banderitas cubanas de papel en la Plaza de la Revolución, después de una Marcha del Pueblo Combatiente o de un acto patriótico, constituye una ofensa dolorosa a la bandera?... La semiótica tiene la respuesta, para los avisados que esgrimen esa limpieza de la Plaza, como escudo de objetivos subversivos en la actual guerra cultural; justificando una repulsiva fotografía de la bandera cubana, cuyo triángulo es sustituido por una jicotea roja con la estrella blanca en su carapacho.

Opinión, Política  »

| 11

Si Barack Obama hizo todo un arte de la comunicación política desde los instrumentos de la web 2.0; Trump se ha convertido en el rey de los tuits en la controversial política estadounidense. Acostumbrado el magnate a megalomanías incontestables edificadas sobre su megafortuna, a sus tajantes veredictos en los shows televisivos y con un desprecio profundo por los periodistas y los medios tradicionales de comunicación, se ha refugiado en los 140 caracteres de Twitter para opinar a diestra y siniestra »