Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

El joven Karl Marx

| 31 |

El 5 de mayo próximo se cumplen 200 años del nacimiento de Carlos Marx y ese director probado, que sin duda es el haitiano Raoul Peck, realizó en el año 2017 el filme alemán El joven Karl Marx, película a la que incluso aquellos que no simpatizan con el marxismo han tenido que reconocerle méritos artísticos y el rigor de los conceptos sobre los que se sostiene.

El filme nos habla de dos jóvenes que no conocieron en carne propia la explotación despiadada del capitalismo de sus días –y por supuesto que el otro es Federico Engels– y, sin embargo, pusieron en marcha un movimiento que desbordó la política antagonista de su tiempo y ha inspirado las ansias emancipadoras de millones de personas en el mundo a lo largo de siglo y medio.

Apuntes biográficos de unas vidas y de unos hechos que comienzan en 1843 y terminan en 1848 con la edición del Manifiesto Comunista, años en que Marx y Engels se conocen y solidifican una eterna amistad. El director Raoul Peck, adaptándose a las exigencias didácticas del biopic, demuestra que incluso en un género, la biografía, proveniente de una tradición literaria consolidada al servicio de la glorificación burguesa, allá en el siglo XVIII, se puede innovar y hacer más atractiva una narración cuya sustancia vital es el peso de las ideas. Un filme bien contado y con un convincente August Diehl como el joven Marx, una historia que no deben perderse aquellos que quieran saber cómo se forjó un texto clave del pensamiento político contemporáneo, que es como decir cómo se forjó el Manifiesto Comunista.

El haitiano Raoul Peck se vio obligado a emigrar con su familia hacia el Congo luego de que la dictadura de Duvalier los amenazara de muerte. Estuvo muy ligado a la realidad africana y estudió cine en Berlín. Sus filmes, como Lumumba y No soy tu negro, documental este último sobre el racismo en Estados Unidos que estuvo nominado al Oscar del pasado año, ponen de manifiesto las preocupaciones políticas y sociales de este cineasta a quien –y la película lo deja muy claro– no le interesan las figuras de cera. De ahí que veremos a un joven Marx apasionado, buscapleitos, a ratos bebedor, un Marx con defectos, como le reprocha su esposa, por momentos autosuficiente, de carne y hueso y también desbordado de una energía juvenil canalizada bajo el imperativo de que la felicidad, el sentido de la vida, se concreta para él en un acto de resistencia y combate constante en contra de la injusticia social.

Un filme para cualquier tipo de público, pero que mucho disfrutarán los estudiosos de la historia y del marxismo al presenciar las batallas dialécticas establecidas entre los dos jóvenes revolucionarios y otras figuras que solo comprendieron una parte de lo que debía ser la lucha por un nuevo mundo. Así veremos desfilar una galería de esos personajes en esta historia que, fiel a la realidad, le dedica un especial tratamiento a las mujeres que influyeron en la vida de Marx y Engels, y no solo en el aspecto amoroso, sino también aportando ideas.

Excelentes momentos recreados, como cuando los jóvenes son presentados y el director concibe la escena como un choque de trenes, con un Marx irónico reprochándole al que sería su gran amigo los botones dorados que llevaba en la chaqueta el día en que se vieron por primera vez. De inicio,
ambos enfrentan sus egos, luego ponen de manifiesto la admiración mutua, y finalmente terminan en una fiesta nocturna. A partir de entonces lucharán juntos contra la censura y las redadas policíacas, los disturbios y los motines que augurarán el robustecimiento del movimiento obrero, hasta ese momento desorganizado en no poca medida.

Aunque la película tiene sus licencias de ficción como suele ser usual en cualquier biografía, históricamente resulta impecable, al tiempo que alimenta nuevos puntos de vistas en lo concerniente a este presente nuestro contaminado por muchas de las contradicciones predominantes entonces y perfectamente explicadas en El Capital, la obra cumbre para antes y para ahora, y no por gusto el director Raoul Peck concluye su filme con un dinámico montaje que hace alusión a la perenne vigencia del marxismo: primero veremos la histórica foto de Mary y Federico, de Jenny y de Karl Marx y al compás de No Direction Home, interpretado por Bob Dylan, un collage de fotos e imágenes que nos recuerdan lo que ha sido el mundo en estos últimos 60 o 70 años, una manera de decirnos que los dos jóvenes amigos siguen siendo tan actuales como cuando escribieron, hace ahora 170 años, que un fantasma estaba recorriendo el mundo.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OBSERVADOR dijo:

    ¨De ahí que veremos a un joven Marx apasionado, buscapleitos, a ratos bebedor, un Marx con defectos, como le reprocha su esposa, por momentos autosuficiente¨…..y deudor de dinero porque si no fuera por sus amigos hasta su esposa hubiera muerto de hambre, escribir no le alcanzaba para vivir, pero era mas fácil vivir así escribiendo algo que nunca ha existido y que nunca va a existir, mientras otros pagaban sus gastos y deudas, en los tiempos de hoy a quien pide dinero constantemente sin disparar un chícharo es una lacra de la sociedad, hasta su yerno cubano del que nunca se habla ayudó a escribir parte de la obra de Marx, mejor se hubiera dedicado a hacer otra cosa y no a escribir una teoría que jamás ha llegado a la práctica, Carlos Marx no le llega al tobillo a José Martí ni a muchos escritores mas.

    • lalina dijo:

      Qué pena!!!!! el Observador ha perdido en este momento el don de observar, no ve ni la historia pasada ni lo que pasa hoy. He leido otros criterios suyos en otros temas y me resulta algo confuso comprender que se desconozca tanto la época en que vivieron esos talentosísimos y tan necesarios hombres, de su obra los retos y peligros asumidos, y las necesidades que tuvo que enfrentar junto a familkiares y amigos ¿Para no hacer nada? POR FAVOR!!!! Un mínimo de respecto se debe tener para emitir juicios sobre lo que se ignora. No sé si el fim se ajuste a la verdad histórica, pero confio en el juicio de Rolando Pérez Betancourt. En los años 80 se exivió una serie que llevaba el mismo nombre y fue muy elogiada por la crítica de entonces, Espero poder verla en la 7ma puerta.

      • OBSERVADOR dijo:

        lalina, lo que sea grandioso y necesario para usted no tiene que serlo como una obligación para mi, gracias por su comentario.

    • Adrián dijo:

      Observador: Justamente de gente comon tú se habla en «Moro: El gran aguafiestas». Gente como tú no entendería que para que Marx pudiera elaborar la teoría que mas ha conmovido a la humanidad en la búsqueda de un mundo mejor para todo, fuera Engels, que además de teórico fue muy hábil empresario y un genio militar, el que pagara los gastos de Marx.

    • Arturo Ramos dijo:

      Le -observo- que posee Ud. mucho odio y deseos de agredir en su intervención sobre quien mereció una película (en realidad varias), así como estudiarse en las universidades incluso de los propios EEUU donde el marxismo es parte de los programas de estudio por ejemplo de Harvard.

      Le recomiendo asista a una iglesia en busca de paz espiritual. Si lo prefiere practique el yoga o el budismo, pero su arremetida contra el gigante Marx, parece solo eso, una arremetida bruta.

      • OBSERVADOR dijo:

        Arturo Ramos, le observo que su arremetida contra mi es la misma arremetida de la mayoría de los marxistas contra quienes no desean saber de esa teoría, gracias por su sugerencia, pero me siento fenomenal así.

    • Arturo Ramos dijo:

      Le -observo- que posee Ud. mucho odio y deseos de agredir en su intervención sobre quien mereció una película (en realidad varias), así como estudiarse en las universidades incluso de los propios EEUU donde el marxismo es parte de los programas de estudio por ejemplo de Harvard.

      Le recomiendo asista a una iglesia en busca de paz espiritual. Si lo prefiere practique el yoga o el budismo, pero su arremetida contra el gigante Marx, parece solo eso, una arremetida bruta.

      • Baphomet dijo:

        Amigo Arturo Ramos, imagino que estará familiarizado con el término «Trol de Internet»; ¿verdad? Pues le recomiendo busque el de «León Marino» y deje de perder su valioso tiempo.

    • Roberto dijo:

      de acuerdo con observador , el mismo apostol discrepo de la teoria marxista al 100 por ciento, deberiamos indagar mas sobre ese tema que poco se habla.

  • Adrián Cancino dijo:

    HAy que verla. Y releer, «Moro, el Gran Aguafiestas»…

  • Pedro R.Castro dijo:

    Gracias Rolando espero verla en la 7ma Puerta
    Saludos

    desde
    Villa Clara

  • Inmortal dijo:

    Pude ver la película en el pasado festival y realmente es disfrutable como filme de estos tiempos y además muy útil e instructiva, espero que cuando se trasmita en TV o en las salas de cine se le de la promoción que requiere

    • Pablo dijo:

      También vi la película en el festival y me encantó… me alegro que Pérez Betancourt haga este trabajo para que así se divulgue y otros más vayan a verla, sería bueno si él mismo pudiera pasarla en La 7ma. Puerta en la víspera del 5 de mayo…

  • Dana Scully dijo:

    Si lo dice Rolando Pérez Betancourt, hay que creerlo; si es de Carlos Marx, hay que verlo. No he tenido la oportunidad de ver la película pero imagino que será de buena factura, porque las alabanzas de Pérez Betancourt siempre están acorde con las galas que ofrece una buena película. Es una lástima que este tipo de películas no sea nunca nominada a los Oscar. Les cuesta aceptar la grandeza de algo que narra y recrea los desperfectos de un sistema que la »gran nación» insiste en mantener; y mientras tanto se regodean en la lucha de algunas causas que ya, por favor, tienen la »función social» del arte más que gastada.
    Al Observador solo resta decirle que se informe mejor, que no sea tan prejuicioso, porque su crítica viene de un juicio malogrado, a veces tendencioso y para nada acorde con los imperativos de los nuevos tiempos. Este tipo de personas, creyéndose únicos, no se dan cuenta que ya son parte de un montón, al que ya nadie presta atención, ni los ve como algo extraordinario, solo como entes que repiten lo que por ahí escuchan.

    • OBSERVADOR dijo:

      A usted informarle que prefiero ser del montón y no de la categoría élite a la que cree usted que pertenece, los del montón somos la mayoría.

  • Andrés dijo:

    Excelente película. La he visto dos veces. Raoul Peck es un excelente director. Anteriormente había visto «Lumumba» y hace poco vi el documental «Yo no soy tu negro». Todos estos trabajos son impecables.

    Este filme sobre Marx puede ayudar a desmitificar la figura de este gran pensador, sobre todo a los ojos de los jóvenes.

  • Antonio Díaz Medina dijo:

    Si, un gigante del pensamiento, que a pesar de su dimensión algunos observadores no pueden apreciar, pero tiene ese derecho cualquier observador que no vea. Todos tenemos derechos, y es bueno saber que hay de todo en la viña del señor.
    Los que comulgan con este tipo de observador llevan 200 años tratando de enterrar a Marx sin conseguirlo. Es imposible, realmente lo que quisieran es no poder observarlo, pero sigue ahí. Lástima de que no seamos capaces de actualizarlo en su doctrina, el materialismo dialéctico, también histórico. Seguir a pie juntillas lo que escribió y profetizó es mediocre, por decir lo más suave. Hay que aprender a volar en el viento que puso en movimiento, superandolo. Es lo que él esperaria, creo yo.

  • JRM dijo:

    Hay que buscar y leer lo que Martí dijo de él. al parecer había puntos divergentes pero lo admiró pues se puso al lado de los pobres.
    por lo pronto buscaré la película y la disfrutaré, estoy seguro.
    Admiro a Carlos Marx, el gran pensador que fue y que cada vez tiene más razón en lo que dice

    • El buril dijo:

      JRM: Ciertamente, a la muerte de Marx nuestro Martí se expresó y le celebró aquello de ponerse al lado de los pobres del mundo, mas a seguidas puso una coma y escribió pero…..
      Me quedo con el pensamiento Martiano, no creo el pensamiento Marxista tenga cada vez más razón como usted asegura, mas le respeto su criterio, creo el Marxismo como pensamiento filosófico debe ser objeto de estudio en todas las Universidades, pues obviamente jugó su papel de elevar el pensamiento de la época, como otras filosofías y pensadores en su medida lo han proporcionado a trav´s de los tiempos y también son objeto de estudio y análisis. En mi opinión la doctrina, el pensamiento Martiano tiene total vigencia.

      • Arturo Ramos dijo:

        El buril, solo por el intercambio: Jose Martí le cuestionó a Marx en ese escrito su teoría de la Revolución y (no recuerdo bien las palabras) pero en esencia le cuestionó eso de -echar a pelear a las personas-.
        Obviamente el apostol con el tránsito de su vida a pesar de que no se refirió mas a este asunto, rectificó con su ejemplo. Murió luchando con un revolver y un machete en mano en plena lucha (el revolver y el machete eran para matar al enemigo de la Patria). Sí! y puntualizo. El apostol murió cuando se disponía a (en sus palabras cuando convocaba a otro mambí)… UNA CARGA AL MACHETE.

      • El buril dijo:

        Arturo Ramos: Martí no tuvo nada que rectificar en cuanto a lo que expresó en aquél entonces. Martí es el verdadero ejemplo a seguir por los cubanos vivos que aman de VERDAD a su Patria y sus intereses. Existen millones de detractores de Marx y de Engels, no interesa si usted y yo concordamos con ello, pero es muy cierto. Quisiera me nombraras al menos uno solo en contra del pensamiento de Martí.

  • Ciro Romero dijo:

    Marx está más vigente que nunca y su obra es el antivirus más potente contra el capitalismo. Los promotores y sostenedores ideológicos del capitalismo lo leen constantemente cada vez que intentan sustentar la supremacía del capital sobre el trabajo y hacer a un lado las bases fundamentales de la única ideología que es coherente y permanece como la mayor fuerza ideológica de los asalariados en el mundo entero. Leerlo y estudiarlo es tarea obligatoria para quien tenga sensibilidad social y conciencia revolucionaria.

    • Sergio dijo:

      Por el contrrio, MARX, en muchos aspectos, desvela la escencia del funcionamiento del CAPITALISMO del siglo XIX, y por lo tanto nunca podemos olvidar el contexto en el cual MARX desvela sus ideas. Y esto es algo clave, le recuerdo que MARX consideraba a los campesinos como una CLASE REACCIONARIA, pues no tenían una relación directa con la PRODUCCION, y por lo tanto no eran una CLASE REVOLUCIONARIA.

      Uno de los elemenots débiles del MARXISMO, como teoría, es que no por cosas extras, que no vienen al caso, los pensadores subsequentes no supieron, o no puedieron, aportar ideas nuevas para las nuevas condiciones socio-politicas que se fueron estableciendo a lo largo de más d eun siglo, donde hubo REVOLUCIONES de toda INDOLE, y la «vieja teoría» ya no conseguía adaptarse a los nuevos tiempos. EL CAPITAL es una obra que resiste el paso el tiempo, pues como le dije, aún en esta era de la GLOBALIZACION, la escencia del capitalismo continúa.

      No soy un experto, pero siempre me ha gustado el tema, y he leido desde HEGEL, el precursor del MARXISMO, hasta CAMUS, quien en mi opinión hace una critica muy acertada en relación al mismo.

      Saludos,

  • Arturo Ramos dijo:

    Ok buril, me basta con que Ud sea Martiano. Entonces somos compatriotas.
    Saludos.

    • El buril dijo:

      Arturo Ramos: Ok Arturo, nos damos las manos ahora mismo, lo saludo sinceramente, este es un ejemplo del debate, aceptemos algunas diferencias de criterios y esto es algo cercano a la democrecia, a la cultura, al respeto de uno al otro, siempre sin faltar a los principios básicos de cualquier ser humano en la tierra. Gracias.

  • Ciro Romero dijo:

    Hoy varias veces he intentado ver la película por la Internet de mi país(Colombia) y, cosa curiosa, es la única película cuyo acceso aparece bloqueado. Se argumenta que la publicación en la red no reúne las normas legales de los EEUU; nunca antes me había encontrado con esta prohibición tácita. Consigno esto, como una prueba directa de que la película sí debe verse y debemos al máximo promoverla.

  • daniel hoyos C dijo:

    Indiscutblemente un par de hombres que independiente de que se simpatice con ellos, han tenido enorme papel en la doctrina economica y filosofica en el mundo. lastima de quienes no lo han entendido asi y los defenestran sin tener elementos para ello.

  • Tavonu16 dijo:

    El odio chusma y visceral con que algunos detractores del marxismo hacen campaña aquí demuetra la vigencia del pensamiento de Marx y por tanto el temor que le tienen.

  • Yuniorpg dijo:

    Una película genial, que podríamos disfrutar todos! Agradezco a Rolando Pérez Betancourt por realizar este excelente comentario. En mi caso que soy profesor, le proyecté el filme a mis estudiantes de la Unieversidad porque considero que es educativo ver la figura de KM de un modo diferente a como lo presentamos en nuestra asignatura de Historia. Y los jóvenes de hoy se pueden identificar plenamente con personalidades extraordinarias como la del Moro! No olvidemos lo que dijo Martí: «“Karl Marx ha muerto, como se puso del lado de los débiles, merece honor”. La película le rinde honor!

    • Sergio dijo:

      YUNIOR

      Pero Martí no dijo sólo eso,,,, dijo muchas más cosas, y bien FUERTES,,,, Pág 345 Tomo 9, Obras Completas, lo tengo delante de mí.

      Saludos,

      • mchv dijo:

        Opinar sobre las grandes figuras de la historia sin tomar en cuenta los contextos en que se desenvolvieron, no es justo, y además, suele ser muy utilizado por los enemigos de los pueblos para desprestigiarlos y minimizarlos. Sería mejor observar el filme pues su comentario proviene de un especialista muy reconocido, aunque podemos formarnos nuestro propia opinión. No obstante, coincido con todos los que opinan el estudio de su obra en nuestras universidades, para evitar confundir, para mí, con todo intención. Marx y Martí merecen nuestra mayor admiración y respeto por su pensamiento y su obra. Compararlos constituye otro gran error, vivieron en contextos diferentes y su lucha estuvo dirigida a las necesidades concretas.

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rolando Pérez Betancourt

Rolando Pérez Betancourt

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana en 1973. Graduado de francés en los Institutos de Comercio Exterior y de Relaciones Exteriores. Premio Nacional de Periodismo Cultural José Antonio Fernández de Castro (1999), Premio Nacional de Periodismo José Martí a la obra de la vida (2007). Periodista del Periódico Granma. Atiende el programa semanal “La séptima puerta”. Es uno de los más agudos críticos de Cine de Cuba.

Vea también