Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Trump y su golpeteo

| 4 |

Foto: Getty Images

Iba yo a escribir de las elecciones en Cataluña o de los debates en Australia sobre lo que deberían hacer en relación a las rivalidades estadunidense-china en el sureste asiático. Considero ambos tópicos de importancia crucial para el futuro inmediato de nuestro sistema-mundo capitalista. Pero lo que todo mundo quiere discutir, me parece, es al señor Trump –qué va a decir ahora, y si importa.

La cuestión que la gente se pregunta, tanto amigos como adversarios, es: ¿podrá durar? Yo no solía pensarlo, pero ahora lo hago y aquí digo por qué. ¿Qué es lo que sabemos de la situación actual? Trump es vastamente impopular y los resultados de sus encuestas, ya ahora bajos en extremo, bien podrían muy pronto bajar más.

Trump alega que los resultados bajos en sus encuestas son noticias falsas. Y parece que él mismo lo cree así. Trump actúa para satisfacer su ego. Mide sus logros a través de su habilidad para mantenerse en el cargo ahora, ganar la reelección en 2020 y mantenerse en su puesto hasta 2024.

Pienso que éstas son sus tácticas. Primero, busca mantenerse como noticia constantemente, aun si son noticias negativas. Noten que este comentario mío demuestra que lo logró conmigo. Una de los pocas cosas perspicaces que Trump ha dicho es que muchas de las ventanas noticiosas mismas sobreviven porque hablan de él. De otra manera, Trump dice, muchas ya estarían en bancarrota.

No obstante, mantenerse en las noticias no es suficiente. Trump busca siempre seguir polarizando los escenarios de la opinión pública estadunidense y mundial. Mientras más polarizados estén los residentes y votantes estadunidenses más seguro estará él. Pende sobre él la amenaza del posible hallazgo, por parte de un gran jurado, de que procuró y recibió asistencia rusa en su elección de 2016. Por supuesto que Trump niega esto. Pero sus minions también atacan implacables a cualquiera que aporte o brinde evidencia de que haya cometido alguna ilegalidad: su lema es que nunca hay que admitir ni la más mínima cosa. Y hacen lo que sea necesario para negarle credibilidad a sus críticos.

¿Puede Trump ser llevado a juicio? Conforme avanza el tiempo, parece cada vez más improbable. Y aun si el Senado estadunidense votara por mayoría este juicio, esto meramente enviaría el asunto a la cámara de representantes. Ahí se requieren dos tercios de la votación para condenarlo. ¿Le podrán negar una candidatura republicana en 2020? Sería muy poco plausible, pues Trump podría contender como independiente y esto sin duda garantizaría una victoria demócrata.

La consecuencia en las elecciones de una jugada contra Trump vendría de dos factores. El núcleo de los considerados súper leales se negará a apoyar a cualquier político que intente echar a Trump. Al mismo tiempo, sus simpatizantes “suaves” podrían también abstenerse de votar por Trump por el descontento que existe con sus posiciones “extremas”. Obviamente serán los demócratas los que ganen. Algunos analistas prevén lo que se conoce como elección por oleadas –victorias demócratas a todo lo ancho.

La amenaza de un arrasamiento demócrata tiende a reunificar a los republicanos y de algún modo dividir a los demócratas que están debatiendo sus propias tácticas. Lo crucial es recordar que Trump nunca se irá calladamente –¡Trump es golpeteo! Luchará como un tigre herido hasta el final. Perpetrará cualquier acto, por escandaloso que sea, si eso le ayuda a impulsar su causa. Ésta es, entonces, su fortaleza personal. Yo, personalmente, no pienso que una reelección de Trump vaya a ser tan desastrosa. Creo, como muchos, que un presidente Pence sería mucho más grave para las causas progresistas que un presidente Trump –sólo que habrá un poco menos de golpeteo.

En el resto del mundo, Trump no tiene poder. Sin embargo, este simple hecho lo puede hacer muy peligroso. Y conforme se mueve de una total ignorancia acerca del mundo a entender un poco, comete más y más errores. Entonces pierde más y más su capacidad –y en consecuencia la de cualquier futuro presidente de Estados Unidos– de poder ganar con alguna ventaja diplomática. Pero él es peligroso, porque controla el lanzamiento de armas nucleares estadunidenses con una propensión irreprimible a proferir amenazas provocadoras, sin estar preparado para llevarlas a cabo.

Estamos, me temo, atorados con el golpeteo de Trump. Pero eso no significa que no seamos capaces de obtener algunas victorias para las causas progresistas. Debemos concentrarnos en lo que nosotros podemos hacer y no en lo que Trump podría acometer.

Traducción: Ramón Vera-Herrera

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Estoy de acuerdo con muchas de las opiniones vertidas en este artículo del gran académico estadounidense Immanuel Wallerstein. Creo que definitivamente Pence es peor que DT, aunque parezca imposible para muchos, menos ladrido pero más mordida. Casi todo depende de la dirección del Partido Demócrata y de la unidad que logre dentro de sus filas para apoyar candidatos tanto en las elecciones intermedias de este año como en las presidenciales del 2020. Pero a pesar de que una potencial arrasadora derrota demócrata tienda a unir al Partido Republicano alrededor de DT, hay varios sectores republicanos que de ninguna manera lo van a apoyar. Entre ellos se encuentran los republicanos más moderados e intelectuales, sobre todo de los estados del Nordeste, su polo opuesto, los archireaccionarios como Steve Bannon, y también personalidades como Jeff Flake y Mitt Romney. Este fenómeno se va a incrementar sustancialmente, si los republicanos pierden significativamente en las elecciones intermedias de este año, por ejemplo caen a ser minoría en el Senado (lo que es bastante posible) y ven disminuida (algo o mucho) su amplia mayoría en la Cámara de Representantes. Esto provocaría pánico en las filas republicanas. Si el partido no lo apoya, creo que como expresa el autor, DT se iría como candidato independiente, lo que aparentemente sellaría una victoria demócrata. ¿Cómo están hoy los potenciales aspirantes demócratas para el 2020? Bien, gracias. Otro que Bernie Sanders (que por cierto no es demócrata, sino Independiente), quien tendría 79 años para las próximas elecciones presidenciales, no hay nada muy visible.
    Me parece que Immanuel Wallerstein de manera muy acertada menciona el potencial escándalo de la influencia rusa en las pasadas elecciones, pero hay varios otros tópicos de importancia como la reforma del sistema de Salud Publica en que los demócratas van a insistir mucho, y el sector agrícola donde muchos granjeros anglosajones en el medio – oeste y el sur de los EE.UU., que votaron masivamente por DT en el 2016, se sienten agraviados por no haber conseguido lo que de este esperaban. La llegada masiva de puertorriqueños (en el orden de los cientos de miles), se va a hacer sentir porque son mayormente demócratas y también por el tremendo resentimiento contra DT por el poco apoyo después de Irma y María, este factor va a ser probablemente determinante en la Florida.
    Acerca del autor Immanuel Wallerstein, tiene 87 años y aun trabaja bastante en la Universidad de Yale, New Haven, Connecticut. Es un excepcional científico de izquierda, discutido, a veces controversial dentro de la izquierda intelectual, y ferozmente odiado por los neo-liberales y derechistas en general. Personalmente me gusta mucho leerlo.
    Deseo felicitar a Ramón Vera-Herrera por su traducción, ya que el autor usa un lenguaje bastante difícil. Por ejemplo “minions” pudiera traducirse como “secuaz” o “incondicional” y donde dice “golpeteo” los cubanos con mas fecuencia decimos “bulla”

  • DGC dijo:

    Hola: !!! Trump, Trump y más Trump!!!, le están dando por la vena del gusto, estoy muy de acuerdo con el cronista de esta historia contemporánea, actualizada y de última y más horas. Este individuo no pìensa nada más que estar en el bombo, no importa si se habla bien o mal o más mal, no le importa, es su ego, su idiosincracia personal, estar en las noticias a nivel mundial y espacial, es probable que otros mundos habitados también sepan de él y se estén muriendo de la risa por sus estupideces, pero nosotros en este mundo nuestro estamos muy preocupados por lo que dice pero aún más por lo que puede hacer con sus locuras y prepotencia.Chao.

  • Heriberto González dijo:

    Otro gran análisis de tan importante académico nos permite mantener el debate sobre Trump y le da a las fuerzas progresistas aspectos de análisis para diseñar estrategias de lucha más acorde con la realidad. Muchas gracias a Cubadebate por la publicación.

  • michellm dijo:

    Al final DT está obteniendo lo que se propuso y está haciendo lo que le da la gana y nadie hace nada.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Immanuel Wallerstein

Immanuel Wallerstein

Sociólogo y científico social histórico estadounidense. Principal teórico del análisis de sistema-mundo.

Vea también