Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Ecuador 1 – Fin de ciclo 0

| 8
Los vencedores de Alianza PAIS, el vicepresidente Jorge Glas (der.) y a su lado, el presidente Lenín Moreno. Foto: @JorgeGlas/ Twitter.

Los vencedores de Alianza PAIS, el vicepresidente Jorge Glas (der.) y a su lado, el presidente Lenín Moreno. Foto: @JorgeGlas/ Twitter.

Dedicado a mis queridos amantes del apocalipsis.

Disculpen el baile de números. Son 25 elecciones presidenciales en los últimos 15 años en 7 países (Venezuela, Bolivia, Uruguay, Nicaragua, Argentina, Brasil y Ecuador), y solo una vez, una única vez, la oposición neoliberal ganó en las urnas. 1 de 25; 4% es el porcentaje alcanzado por la restauración conservadora cuando se trata de elegir en las urnas al nuevo presidente en un país gobernado por un proyecto progresista. Lo logró Macri en Argentina en el 2015. La única excepción que confirma la regla. Lo de Brasil no cuenta porque fue a través de un golpe de Estado parlamentario. Y en el resto de ocasiones, Capriles, Doria Medina, Aécio Neves, Lacalle Pou -y así un listado interminable de nombres- no lograron obtener los votos suficientes para ser electos Presidente. El último de esta serie ha sido el Guillermo Lasso en Ecuador como nuevo capítulo en esta larga lista de derrotados. De hecho, este banquero ya sabía lo que era perder contra la Revolución Ciudadana (en 2013).

Ecuador se decanta nuevamente por una opción no neoliberal. Lenín Moreno, representante del Alianza PAIS, ha sido el ganador en esta segunda vuelta con un 51,04% de los votos válidos. Esta vez le sacó 2 puntos a su contrincante; y en la primera vuelta fueron 11 puntos. Una vez más, los exponentes de la Restauración Conservadora vuelven a perder en las urnas frente a una propuesta progresista.

El fin de ciclo ha muerto en América Latina. De la misma manera que lo hicieron los portavoces de la derecha, y otros tantos que tiraron la toalla ante la mínima dificultad, ahora se debería afirmar, con resultado en mano, que nunca jamás hubo fin de ciclo. Ecuador calló la boca a todos aquellos que creyeron que el desgate, los errores y las mismas contradicciones al interior de los procesos de cambio se traducirían inmediatamente en el ocaso de una época. No. De ninguna manera existen vasos comunicantes tan directos entre lo uno y lo otro. Nadie puede dudar de que estamos en una nueva etapa en la que los gobiernos progresistas han de reconducir los proyectos, sorteando nuevos obstáculos procedentes de una severísima restricción económica mundial. No son tiempos para posponer la necesidad de identificar cuáles son las nuevas demandas de las mayorías para volver a sintonizar con ellas mirando más hacia el futuro en lugar de continuar recordando excesivamente todo lo logrado en el pasado. Estos y otros tantos dilemas de épocas son fruto de las transformaciones políticas, económicas, culturales y sociales que se han producido en un tiempo histórico muy reducido. Sin embargo, esto no significa que el ciclo progresista en América Latina haya muerto.

La victoria de Macri en Argentina, la derrota en las legislativas en Venezuela y el No en el referendo en Bolivia provocaron una catarata de sentencias apresuradas sobre el fin de ciclo. Lo que debía haber sido interpretado como un socavón, con un alto grado de incertidumbre hacia lo que podría venir en el futuro, fue rápidamente considerado como un punto final concluyente. Estos traspiés coyunturales fueron concebidos como crepúsculo de una época sin más criterio que el deseo de que se cumpliera una profecía autocumplida. Pues en Ecuador se ha demostrado lo contrario.

Con un contexto económico adverso, con un candidato que le tocaba suceder a un líder histórico como lo es Rafael Correa, con todos los expertos en campaña sucia aterrizados en el país, con diez años a cuestas que impiden presentarse electoralmente como lo nuevo, con todo eso en contra, Ecuador ha dicho no al fin de ciclo. Ha optado por la continuidad de la Revolución Ciudadana como proyecto político para cambiar el país a favor de su gente. Así que, Lenín Presidente. La Historia, siempre tan caprichosa.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Manuel dijo:

    Ahora le corresponde a Argentinos y Brasileños sacar del poder a Macri y Temer y enviarlos al basurero de la historía

  • jose R Oro dijo:

    Tremendo articulo el de Alfredo Serrano Mancilla. Muy bien argumentado y soportado por datos reales e irrefutables. Solo quisiera comentar que el caso de la derrota del referendum del gran Evo Morales es un caso aparte, el querer cambiar la Constitucion para re-elegirse es un tanto dificil de digerir sobre todo por las capas menos conscientes del pueblo. Si esa hubiera sido una votacion presidencial, creo que Evo hubiera ganado. El no menos grande Rafael Correa no hizo ningun intento de cambiar la Constitucion para re-elegirse, viendo el margen del 2% que obtuvo Lenin Moreno sobre la derecha, creo que un intento de ese tipo hubiera tenido un resultado dudoso.
    Como correctamente dice el autor del articulo, no hay un fin del ciclo progresista, ni “fenomeno pendular” ni “Vendee Latinoamericana”, todo lo contrario las victorias de Daniel Ortega (por goleada, por cierto) y ayer 1-0 de Ecuador contra el fin del ciclo, esta sacando a la derecha latinoamericana de sus visiones oniricas acerca de un regreso. Creo que el ciclo progresista esta solo empezando y nadie lo puede detener, solo nosotros mismos, sobre todo por “hubris” y por no entender que es mas facil y practico que la vanguardia entienda al pueblo y no el pueblo a la vanguardia. Para quienes pienses que el pueblo los va a apoyar siempre solo por tener un buen programa, los llamo a meditar que el pueblo quiere resultados durante el marco temporal de sus vidas, no en un contexto historico secular.

  • pedro antonio dijo:

    Correa abrió un ciclo importante para el pueblo ecuatoriano. Hoy Morenoda continuidad a su proceso, pero el pueblo necesita aprenderde sus verdaderos líderes y no dejarse confundir, comprar i atraeral lado de los explotadores. que hoy sesientan en el banco de la derrota, pero que seguirán poniendo sancadillas a los humildes porque su poder puede desmoronarse y eso les da miedo. “Es la hora del recuento y de la marcha unidad y hemos de andar en cuadro apretado como la plata en las raíces de los Andes”, no se equivocó el maestro y sus pensamientos conducen la historia de nustros tiempos. Aprendamos de ella, pues no basta con ganar en las urnas. A los explotadores hay que derrotarlos definitivamente y eso es una labor ardua que no espera mucho o el mundo surirá mucho el desastre que ellos están provocando. a la Pachamama.

  • El Camionero dijo:

    Oh si, regresa Lenin!!!

  • Andrés Hernández dijo:

    Muy interesante y gráfico el “baile de números”. Creo que estaría bueno sacar a bailar en este “baile” a Honduras y Paraguay, donde la derecha a vencido con golpes como el de Brasil. Muy esclarecedor.

  • Jorge Aniceto Molinari dijo:

    APRENDIENDO ECONOMIA, POLITICA…, CON ECUADOR.
    (Abordando eso gris, que parece la teoría).
    Luego que la crisis irreversible que sufre la predominancia del modo de producción capitalista abriera una etapa en que los grandes centros de la economía mundial promovieran el desarrollo de países en que ejercían o ejercen gobiernos de izquierda, auto denominados progresistas, lo procesos políticos para la izquierda se han visto visiblemente muy difíciles.
    Lo que antes la derecha prácticamente solo podía imponer con el sostén militar para el que se habían preparado sectores de elite de estas fuerzas, en la Escuelas de la Américas del otrora imperialismo norteamericano, -hoy sin soberanía y convertido en Estado gendarme -, llegaron a poder hacerlo electoralmente, ahora el después es otra historia.-
    Un lugar muy particular ha sido Ecuador, donde la derecha en un momento de ahogo y en el gobierno, eliminó la moneda propia. Recordemos que en la Argentina en el desarrollo de la crisis del 2002, llegaron a coexistir 30 monedas diferentes.
    Esta situación, la falta de una moneda propia, impidió a los traficantes financieros operar con el desabastecimiento como si lo hicieron en Argentina y lo hacen en Venezuela.
    Entonces una baja del precio mundial del petróleo, sin tener la derecha el manejo monetario hace que una elección complicada como la de Ecuador pueda resolverse favorable a la izquierda, aún cuando el tema sigue siendo el después de la economía mundial.
    La derecha no se puede mantener hoy electoralmente sin los errores y horrores que los gobiernos progresistas han venido cometiendo particularmente en el manejo de la moneda, pero también en la gestión pública, ahora los tiempos se acortan para todos, la crisis en el mundo enciende todas las alertas y el programa que una a lo mejor de la humanidad – que apenas insinuó Mujica en la ONU, setiembre del 2013 – sigue siendo una falta crucial para resolverla.
    En este proceso los intercambios con los compañeros venezolanos han comenzado a enriquecerse con sus propios aportes.
    Un ejemplo de ello es esto que sigue:
    Lo que plantea la periodista venezolana Mary Pili Hernández (eliminación del control de cambios) sería un avance muy importante, porque en primer lugar sinceraría buena parte de las relaciones económicas, totalmente distorsionadas por los agentes económicos empeñados en el derrocamiento de Maduro, en primer lugar, y luego en derogar todos los avances sociales bolivarianos.

    Ahora hay que entender que aún esto es insuficiente, pues la moneda venezolana no podría competir con el dólar en el mercado real de valores. La derecha es financiada en dólares, el petróleo se vende en dólares, y la gente del pueblo se mueve con bolívares cuya cotización está en manos de la especulación.- Un círculo perfecto para beneficio de la oligarquía.

    En una época ya superada, las naciones podían disponer de la fuerza de su moneda para planificar el desarrollo económico, eso hoy no es posible ni siquiera en EE.UU., pero este país por las circunstancias del mercado mundial ha logrado una imposición política de su signo monetario con el agravante de que ello hoy no significa ninguna ventaja para su pueblo y si para un pequeño sector el mismo que se quiere rodear de muros.

    Ahora ¿como hacer lo que hizo Ecuador? y que además lo hizo la derecha política en su momento de mayor ahogo. Creo que debe ser obra de economistas avezados y con un gran sentimiento de adhesión al pueblo de Venezuela. Desde el punto de vista político no estaría mal que fuera una propuesta bien trabajada y presentada para ser resuelta por la Asamblea Nacional teniendo en cuenta que allí se encuentran los representantes de sectores que han financiado su campañas con la especulación monetaria y además se han enriquecido con el sufrimiento popular.- Pasaría de ser enjuiciadores del gobierno a ser enjuiciados por la necesidad de una decisión política trascendental para Venezuela.

    Obligaría además a la Asamblea Nacional a cumplir con su papel constitucional, ahora subvertido al convertirse por la crisis -particularmente de abastecimiento- en un agente de doble poder enfrentada al gobierno constitucional, y buscando un apoyo militar que los mas granados de sus miembros solo pudieron contar por horas cuando el golpe del 2002.

    El desabastecimiento que sufre Venezuela ya no tendría el sostén de la especulación monetaria, y el libre comercio impondría condicionantes que ninguno podría manejar en su provecho.

    No me extiendo más sobre cómo debería hacerse esta transición pues mis conocimientos técnicos son insuficientes. Pero sería una buena consulta a hacer al Presidente Correa, independientemente de que él muchas veces se ha manifestado en contra de lo que llama “dolarización”, pero que sin embargo ha dejado a Ecuador fuera de la táctica de desabastecimiento a la que han sido sometidos los gobiernos progresistas, y que se van a repetir en cada país donde puedan manejar la moneda contra la gente.

    Claro está que el tema del libre comercio es necesario analizarlo y regularlo, pues como tal no existe en ninguna parte del mundo. Pero así como no pudieron evitar el comercio de Cuba en pleno bloqueo por intereses contrapuestos de los empresarios capitalistas, tampoco tendrán la alternativa de un bloqueo frente a un gobierno que asumiendo este desafío trata de responder a una de las necesidades populares más sentidas.-

    O el fragmento de otro intercambio:
    Trascribo una respuesta que di a un amigo a propósito de este tema (las resoluciones del Tribunal Supremo de Justicia). Para hacer una nota necesito más elementos pues es importante saber si esta es una ofensiva del equipo de gobierno o es una respuesta a la defensiva ante una presión cada vez mayor de los agentes económicos internacionales.

    En ambos casos es notorio que el gobierno de Venezuela no dispone de los comandos de su propia economía y eso a la larga se paga, el problema es que en la realidad actual del mundo ningún gobierno dispone de esos comandos, cosa que hemos tratado de explicar tal vez sin ser comprendidos.-

    En respuesta a un amigo que me trasladó una declaración sobre Venezuela le respondí con el siguiente comentario:

    ¿Cual es el problema de Venezuela? ¿La democracia? Ningún país de América tiene el nivel de limpieza electoral de Venezuela, y ninguno ha hecho más elecciones.

    Luego de la última elección la mayoría de la Asamblea Nacional declara que su objetivo es derrocar a Maduro, e inician un proceso de recolección de firmas para el plebiscito revocatorio. Fracasan no llegan a las firmas, es más en canal 4 (Montecarlo Uruguay) el martes, en el programa que conduce Daniel Castro, el diputado de la oposición reconoce públicamente esto, el que no llegaron a las firmas.

    ¿Ahora como gana la derecha el parlamento?, ¿es solo un problema de corrupción?, o es como ocurrió con Macri, que el manejo de la moneda y el abastecimiento de los productos de primera necesidad, provocan en la gente un estado de molestia que ni Argentina ni Venezuela supieron encarar, pero que no se dan por ejemplo, a pesar de la fuerza de la derecha en Ecuador.-

    Ahora resulta que el principal operador de Cristina, Lázaro Báez, la llamada ruta del dinero K, es también socio de Macri y hay un ruta del dinero M, en que las dos rutas se juntan.

    Ahora pensar que el problema de Venezuela se corrige si se corta el problema de la corrupción y se entrega democráticamente el gobierno a la derecha, es de una enorme falsedad.

    Y aquí el que esté libre de pecados que arroje la primera piedra, y en nuestro caso –Uruguay- la piedra más chica…….

    Y si bien Astori (Ministro de Economía), dice que tiene la inflación controlada, y la moneda, en lo inmediato no tiene problemas, todos sabemos que eso se cambia en horas ante el poder económico si este apunta sobre el gobierno. Ahora y por ahora el poder económico confía más en el gobierno que en los “lideres” de la derecha, lo cual tiene cierta lógica.

    Ahora la derecha económica siempre toma sus recaudos, basta ver su apoyo a Lula y ahora su desesperación porque no logran el equilibrio.

    Compañeros no les llama la atención que sobre las principales figuras del chavismo, la prensa mundial no ha podido manejar denuncias como antes no lo pudieron hacer contra los líderes de la revolución cubana.-
    ,
    En el caso de Argentina esas figuras denunciadas, existían y resulta que ahora esos mismos son agentes económicos de Macri.-

    Con respecto a los “intelectuales de izquierda” siento una profunda lástima, y me recuerda el rol cumplido por la izquierda europea que apoyó la primavera árabe, y como en ese caso no están apoyando al pueblo de Venezuela sino a quienes siempre han vivido de su explotación y tratan de no perder ninguno de sus privilegios.-

    El Presidente Vázquez en este asunto ha mostrado equilibrio y ser conocedor de lo que está pasando, y aunque muchas veces hemos discrepado con su proceder, sabe que su gobierno en el Uruguay está basado en las organizaciones sociales..-

    Otro aspecto sobre el que convendría estar atento es sobre el rol de las fuerzas armadas. El otrora Imperialismo Yanqui, hoy ni siquiera es un Estado soberano –su endeudamiento es demencial- ahora convertido en Estado gendarme, en toda una etapa de historia de nuestra América tenía una injerencia directa sobre los ejércitos.- El rol de Chávez que además no se lo perdonan, es haber convertido a ese ejército en un ejército bolivariano. Que siempre van a existir problema es indiscutible pero hoy solo en lugares muy puntuales aquello que fue el sostén de la derecha está en retroceso.

    Jorge Aniceto Molinari.-
    Montevideo, 3 de abril de 2017.-

  • V Blanco dijo:

    En este momento es importante este triunfo cuando la derecha arremete contra Venezuela y la OEA vuelve con su acostumbrado proceder.

  • Israel Herrera Castillo dijo:

    .acá el pueblo votó por la continuidad, por que se continúe con la obra de la Revolución Ciudadana, pero esta vez, en este periodo de cuatro años no estará Rafael Correa, en consecuencia toca ajustar tácticas mas acordes al momento político, y nos hemos dado cuenta que darle forma orgánica a la participación ciudadana es un requisito impostergable y asi mismo esta forma servirá de tamiz natural para que la función pública no esté llena de reaccionarios, de personas desalineadas ideológicamente que reman en contra, necesitamos gente leal en las filas de la Revolución Ciudadana para evitar fiascos como Capaya,Capaco, gentuza que se nos escabulló y asi mismo otros que nos han hecho tanto daño a nuestras filas y a la Nación ..

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Alfredo Serrano Mancilla

Alfredo Serrano Mancilla

Economista español, doctor en Economía por la Universidad Autónoma de Barcelona y director del Centro de Estudios Estratégicos Latinoamericano de Geopolítica.

Vea también