Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Un adiós que duele pero consuela

| 9
Foto: Darío Gabriel Sánchez/ Cubadebate.

Foto: Darío Gabriel Sánchez/ Cubadebate.

No por esperada duele menos la noticia: Fidel murió este 25 de noviembre, justo sesenta años después que partiera desde el puerto mexicano de Tuxpan para iniciar la última y definitiva etapa por nuestra independencia. Cuando las fuerzas del régimen de Batista echaron a rodar el rumor de que había muerto en el intento, el pueblo entonces no lo creyó.

Esta vez no hay dudas, pero nos consuela saber que acaba de traspasar el umbral de la inmortalidad y aunque tristes, los cubanos estamos tranquilos, en paz, porque él, Fidel, logró en la vida lo que ningún otro líder revolucionario en la historia de la humanidad: dirigió la lucha armada, tomó el poder, lideró la construcción de una sociedad nueva, justa, digna y soberana y, por si fuera poco, fue testigo de que su pueblo y la dirigencia a la que confió el presente y el futuro de la Isla, consiguió que el imperio admitiese que su política contra la Revolución Cubana había fracasado y todo, sin apartarse un ápice de los principios. Nada nos hizo ceder y la negociación en la que pocos creyeron se hizo en pie de igualdad.

Este 29 de noviembre desandará el camino emprendido el 1ro de Enero de 1959 al frente de  la Caravana de la Libertad para que sus restos descansen en tierra de mambises. No podría ser de otra manera.

Dejo a los historiadores el análisis profundo y mesurado del significado y trascendencia de Fidel en la historia universal.

Doce años tenía cuando el 8 de enero de 1959 mis padres me llevaron a recibirlo. Fue en la Virgen del Camino, y la inocencia no me permitió aquilatar en toda su dimensión aquel hecho inmenso de ver a los barbudos entrar en La Habana y mucho menos imaginar que un día me sentaría al lado de aquel hombre a responder decenas de preguntas en medio de la llamada crisis de los balseros.

Eran días difíciles. Los periodistas nos multiplicábamos para reportar el “pulso” de la calle y dejar constancia de los crímenes y desmanes realizados por algunos elementos pagados o estimulados por el dinero del Norte con el fallido objetivo de hacer ingobernable el país. Una de aquellas víctimas fue el teniente de navío, Roberto Aguilar Reyes traicioneramente asesinado en el Mariel por Leonel Macias, un antiguo compañero de trabajo quien a pesar del crimen fue recibido como un héroe en territorio norteamericano.

Como otros periodistas escribí comentarios sobre la desleal política migratoria de Washington, algunos de aquellos trabajos llamó la atención del Comandante quien contactó telefónicamente con el Director del periódico Granma para conocer más detalles de la periodista que redactaba aquellos artículos algunos de los cuales los transmitía Radio Rebelde en sus noticieros.

El sábado 20 de agosto a las nueve de la noche recibí una llamada en mi casa. La voz, inconfundible. Me preguntó si tenía unos minutos para reunirme con él en el Consejo de Estado, quería conocerme. Un combi verdeolivo te recogerá en diez minutos, te parece bien?  habría dicho

Intrigada llegué hasta su oficina. Allí me esperaba de pie y con una sonrisa. Debió percibir mi ansiedad y como para calmarme comentó: me gusta lo que vienes escribiendo, todo claro, con un lenguaje sencillo. Tú y Eduardo Dimas (periodista de la TV) tienen un estilo sobrio que llega.

Recordamos juntos algunas anécdotas del Periódico,  las largas noches que él pasaba allí y que extrañábamos. Entonces me interrumpió: qué necesitan? “más páginas, Comandante, el Período Especial nos ha afectado el espacio y eso debilita el mensaje”.

El lunes su ayudante personal visitó el periódico y solicitó a nombre de Fidel un proyecto de plan para rescatar las páginas del diario. Necesitaba conocer el monto del presupuesto. Así era él, buscaba y encontraba en el más sencillo trabajador el camino de la solución de los problemas. La anécdota es una entre muchas, su diálogo con el pueblo era permanente.

Anoche cuando escuché la voz entrecortada y muy triste del General-Presidente, anunciando la trágica noticia de la muerte del Comandante en Jefe,  mi primer sentimiento fue de desprotección, se nos fue Fidel y ahora? pero esa sensación desapareció de inmediato. Cómo sentirme desprotegida con su muerte si su vida y su lucha la dedicó para que jamás los cubanos nos sintamos solos porque nos legó una obra que protege con leyes y hechos a cada cubano.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • juniel peraza padron dijo:

    Fidel no se ba esta entre nosotros por siempre [ le damos las gracias por crear esta revolucion que seguira adelante,,,,,,,,,

  • wilyam gerra hedez dijo:

    un adios q duele mucho pero nos consuela porq su revolucion seguira adelante

  • Ismael Montero Rodríguez dijo:

    Causa una profunda tristeza saber que ya Fidel no está físicamente junto a nosotros, pero como bien dice la periodista Nidia Díaz, también se siente la tranquilidad y la paz de ver el resultado de todos los logros que gracias a él hoy tenemos. Los cubanos deberíamos sentirnos orgullosos de haber tenido el privilegio de contar con un Fidel, un ser humano de incalculable valor, que creó una gran obra, no solo para Cuba sino para el mundo, de la cual hemos sido parte y al mismo tiempo el resultado de la misma.Gracias por todo Fidel.

  • Ernesto dijo:

    Gracias comandante por habernos enseñados a los cubanos a luchar por nuestros principios, siempre estarás presente en todo momentos de victorias de este pueblo, eres nuestro principal orgullo, gracias por haber confiado en nosotros los jóvenes y brindarnos tantas oportunidades para ser personas de bien en esta sociedad…. Mi veces gracias.. Hasta la victoria siempre….

  • Joel dijo:

    Siento y pienso que a muchos compatriotas también, que tengo pasajes de perdida temporal de memoria y no ha pasado nada, no lo creo…y también creí estar preparado para su partida, él me enseñó…Pero en esta ocasión seré un mal discípulo y no le haré caso porque ahora está más presente e impregnado en mí y en todos los HUMANOS de este universo…

  • Mariela Fuster campos dijo:

    Nuestro etreno Comandante vivirá en nosotros, los cubanos hoy lloramos su pérdida pero nos fortalecemos con su espíritu, seguiremos su lucha Hasta Siempre. Gracias Comandante por existir.

  • KATIA MARTEL dijo:

    EL SABADO 19 ME LALMRON A LAS 2.00 AM PARA DARME LA NOTICIA QUE HABIA FACHECIDO EL NOVIO DE UNA AMIGA EN UN ADCIDENTE NO PUDE DORMIR MAS YA QUE APESAR DE NO CONOCERLO MUCHO PENSE EN MUCHAS COSAS , PERO EN LA MADRUGADA DE ESTE SABADO 26 ME LLAMRON PARA DECIRME QUE HABIA MUERTO MI COMANDANTE FUE MUY GRANDE MI DOLOR YA QUE PARA MI COMO PARA TODOS LOS CUABANOS ESTE DOLOR SERA ETERNO ,PORQUE EL NOS ENSEÑO A MUCHAS COSAS, EL CREO ESTA REVOLUCION A LA CUAL TODOS LOS CUBANOS LE DEBEMOS TODO, PARA MI ESTA PERDIDA HA SIDO COMO QUITARME UN PEDACITO DEL CORAZON, PARA MI EL ERA UN HOMBRE TAN DIGNO QUE AL VERLO UNO TEMBLABA NO POR MIEDO SINO PORQUE EL ERA CONO DIOS, Y COMO DIOS SE QUEDARA PARTA SIEMPRE EN TODOS LOS HOMBRES DE ESTE MUNDO, GRACIAS COMANDANTE , GRACIAS MI FIDEL POR DEJARNOS TU LEGADO, HASTA SIEMPRE COMANDANTE , VIVIRAS POR SIEMPRE AQUI

  • sadysm dijo:

    Desaparición física, solo eso; su legado está y perdurará por siempre.

  • juan carlos corcho vergara dijo:

    De Armando Alfonzo Padilla, insigne poeta, repentista de nuestra filial de música de la UNEAC de Ciego de AVILA: Nací con suerte crecida en natural abolengo
    Porque tuve, porque tengo
    Tres padres en esta vida.
    En mi corazón se anida
    Lo que esta dicha sembró,
    Si, tres padres guardo yo
    En lo más hondo de mi
    El biológico, el mambí, Y el que hace poco murió: Fidel

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Nidia Díaz

Nidia Díaz

Periodista cubana, especializada en temas internacionales. Actualmente trabaja en el semanario Granma Internacional.

Vea también