Imprimir
Inicio » Opinión, Economía  »

Estados Unidos sí, pero no

| 66 |

El fin del bloqueo económico le abrirá a Cuba una puerta al desarrollo. ¿Con quién?

cuba estados unidos logo

Los primeros acuerdos, las sonrisas públicas y las visitas pudiesen alentar una lectura imprecisa: Estados Unidos se acerca a la economía de Cuba después de un distanciamiento que ha durado más de medio siglo. Pero la potencia mundial nunca ha estado alejada de nuestras cuentas. Tampoco su comercio y sus inversiones serán ahora la tabla de salvación de la economía cubana, como cavilan algunos, demasiado deslumbrados quizás ante la perspectiva de paz.

La proximidad ha sido constante, intensa, aunque obviamente no en armonía mercantil. Mediante leyes y la inquisición de la OFAC (Oficina para el Control de Activos Extranjeros), el gobierno estadounidense ha rastreado cada operación comercial y financiera cubana con otro país. Muchas veces ha logrado su propósito: abortarla.

Durante décadas, el estrecho cerco económico ha distanciado a los bancos de terceros países, ha encarecido importaciones, ha trabado exportaciones, ha impedido la compra de tecnología avanzada y ha espantado las inversiones extranjeras. El drama cotidiano del bloqueo económico ha costado cientos de miles de millones de dólares, según estimados cubanos.

La normalización de relaciones bilaterales pondría a Cuba ahora en una situación casi inédita, ventajosa: por primera vez en casi 120 años podríamos diseñar y construir nuestro destino sin la sombra del país que se considera a sí mismo principal autoridad de la Tierra.

Pero el beneficio inmediato –y más saludable, en mi opinión- vendría desde otros países y bloques regionales. Los primeros síntomas y oportunidades se aprecian con la explosión de delegaciones empresariales y gubernamentales que llegan a la mayor de las Antillas desde Europa, Asia y el Medio Oriente. No esperaron mucho después del 17 de diciembre de 2014. Quieren tomarle la delantera a la competencia norteamericana. Le temen, pese a las advertencias del gobierno cubano.

“No queremos depender de un solo mercado y esto es una política fundamental del programa de actualización económica que impulsa el Estado”, reiteró hace unos pocos meses ante empresarios extranjeros el ministro de Comercio Exterior, Rodrigo Malmierca.

Es un problema de sentido común. Los Estados Unidos no pueden convertirse en la alternativa, la única, la imprescindible. En buena ley, no es necesario ni conveniente asumirlos así. Sería tropezar por cuarta o quinta vez en la historia con la misma piedra de la monodependencia comercial externa. Primero de España. Luego, de los propios EEUU. Le siguió la Unión Soviética. Independientemente de objetivos, modos y beneficios, distintos en cada caso, el daño se hizo visible siempre en los momentos de crisis o ruptura. La concentración es menor hoy, pero todavía un grupo reducido de países, encabezados por Venezuela y China, absorben el grueso del flujo comercial externo cubano.

La diversidad de nexos comerciales externos ha estado más presente en la letra que en la práctica de la estrategia económica cubana. ¿Por qué ha sido tan huidizo ese propósito?

El bloqueo económico ha cerrado caminos comerciales y financieros con el mundo, pero no es la única causa de un mal hábito con raíces anteriores en la historia. La diversidad también la frenan el exceso de centralización, la falta de motivación y preparación de las empresas cubanas para lidiar en mercados externos, el acomodamiento comercial, y la interferencia de pactos políticos, entre otros factores.

Sería un disparate, además, la apertura ingenua de una economía pequeña a un gobierno y país que no han cedido en su psicología de metrópoli mundial, como mostró el discurso simpático de Obama en el Gran Teatro de La Habana. Entre citas martianas, frases en español, calculadas lisonjas al público y la promesa de no volver a pisar el callo que más duele a la identidad de sus anfitriones –“el futuro de Cuba tiene que estar en las manos del pueblo cubano”-, al visitante se le escapó alguna pifia, si es que no lo hizo con la intención de reiterar la idea muy yanqui de que el mundo depende de EEUU; y Cuba, lo quiera o no, se encuentra en el mundo. La típica prepotencia estadounidense afloró cuando Obama dijo, en pose humilde, como él, mestizo, pudo “aspirar al más alto cargo de la Tierra y ganarlo”. Son sus palabras.

¿Sorprende acaso que el Presidente de EEUU se vea a sí mismo como al gobernante de más autoridad en el planeta? Es la ideología que ampara a los norteamericanos cuando meten las narices o las armas en cualquier país, con invitación o sin ella.

A pesar de los peligros, más torpe sería cerrarles las puertas, si aceptan una relación bilateral con respeto mutuo. Es una de las mayores economías del mundo, centro de referencia obligado de los movimientos de capitales, las inversiones, el desarrollo tecnológico y la dinámica de mercados globales, y cercano, además geográficamente.

El intercambio conviene en áreas como la agricultura, la producción de medicamentos, las comunicaciones y la informática, el transporte y el turismo, entre otras. A esa mesa, Cuba acude no solo como comprador o exportador de tabaco y ron. Tiene ofertas de avanzada también: la biotecnología y potencialmente la informática.

Pero la recuperación de una convivencia civilizada no implica la apertura mansa, descontrolada, forzosa –neoliberal, en una palabra-, de la economía cubana a las compañías, las inversiones y el comercio de EEUU, como temen amigos latinoamericanos con los que he hablado. También lo creen, y lo manifiestan ya, algunas de las pudientes empresas estadounidenses que se oponen al bloqueo.

Con pragmatismo similar al indicado por la escuela gerencial norteamericana, habrá que administrar con sabiduría, desde Cuba más que desde EEUU, la entrada de esas compañías. De lo contrario, corremos el riesgo de quedar atados una vez más a una economía más poderosa que la cubana o a empresas que tienen como objetivo sagrado su propia ganancia financiera y no la cooperación altruista. ¿Qué país en América Latina, o en el mundo, ha hallado la ruta del desarrollo mediante la libre apertura al capital extranjero, estadounidense por más señas?

Cuando Estados Unidos admita en sus leyes –no solo con embajadas y visitas- el fin del bloqueo, se abrirá una puerta al desarrollo. Pero los beneficios económicos no dependen de un supuesto paraíso de inversiones e importaciones Made in USA.

Hora va siendo de hacer ley las palabras de un hombre que reflexionó temprano en todos los ángulos y riesgos posibles para la independencia nacional. “El pueblo que compra, manda. El pueblo que vende, sirve. Hay que equilibrar el comercio, para asegurar la libertad”, dijo José Martí en 1891. Y remató ese día, en la Conferencia Monetaria de las Repúblicas Americanas: “El pueblo que quiere morir, vende a un solo pueblo y el que quiere salvarse, vende a más de uno. El influjo excesivo de un país en el comercio de otro, se convierte en influjo político (…) El pueblo que quiera ser libre, sea libre en negocios. Distribuya sus negocios entre países igualmente fuertes. Si ha de preferir alguno, prefiera al que lo necesita menos, al que le desdeñe menos.”

Los avances se verán a medida que Cuba establezca, despliegue y sepa aprovechar las relaciones con múltiples focos y actores de la economía mundial, libres por una vez de acosos y multas yanquis. La renegociación de la deuda cubana con el Club de París, aceptada raudamente después del 17 de diciembre por ese pináculo de la usura primermundista, revela el giro de la disposición europea. Queda a Cuba aprovechar la oportunidad con administración eficiente de su economía.

Los Estados Unidos serían apenas un país más en el abanico de relaciones externas. Importante, sin dudas, pero un país más. Con mejor tino unos que otros, llegarán inversionistas, compañías, bancos, cadenas hoteleras y turistas gringos, y Cuba decidirá con prudencia a cuál deja compartir la escena con empresas cubanas y de otros lares. Y quizás vuelva otro presidente de EEUU a La Habana, para llevarse de recuerdo, como Barack Obama, una foto de sus andanzas por la Plaza de la Revolución bajo el mural gigante de un gigante que dejó registrada para siempre la advertencia: “No se puede confiar en el imperialismo pero ni tantito así, nada”.

Se han publicado 66 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Henry. dijo:

    Excelente articulo al que ya nos tiene acostumbrado Ariel

  • Eduardo González S. dijo:

    Ariel: Esclarecedor artículo y muy oportuno. Señalo solamente que el epíteto “gringo” tiene su momento y lugar. Daña el conjunto cuando se emplea innecesariamente, que creo es el caso.

  • jorge oscar dijo:

    interesante articulo….Ariel usted podria responderme una inquietud que tenemos por aca. y para darle sentido a una de sus frases empleadas en este articulo que ..”Los Estados Unidos serían apenas un país más en el abanico de relaciones externas. Importante, sin dudas, pero un país más…”podría decirnos, aclararnos, actualizarnos, quitarnos la venda al pueblo de Cuba, con respecto a este dato? Por ejemplo: que lugar ocupa USA dentro de los principales socios comerciantes de Cuba, que lugar ocupa USA dentro de los mayores importadores de alimentos, o sea queremos saber que posicion (el 3ero, el 5to, etc)ocupa USA dentro de los paises que mas alimentos o productos agro alimentarios nos venden anual. Esa duda la tiene el pueblo de Cuba, además de que muy poco se dice que compramos anual (con condiciones negativas) una gran cantidad de millones de dolares de alimentos a EEUU dígase carne de aves, arroz, cereales, harinas o trigos, carne roja, sojas, etc, anual Cuba le compra al catch a USA grandes toneladas de alimentos…..podría usted hacer un articulo donde se nos comunique esto que le compramos cuanto y hacia donde estan destinados estos alimentos…..
    el pueblo de Cuba le agradeceria a cualquiera que exponga estos datos con la transparencia que merece….

    • Henry. dijo:

      Me gustaria saber esos datos tambien…………

    • dario dijo:

      Interesantes preguntas Jorge, tambien quisiera saber esos datos.

      Saludos

      Pd: ¨Cash¨

    • cas dijo:

      jorge oscar no tengo ninguna inquietud al respecto, por favor contestese ud mismo ya que tanto le preocupan estos asuntos. en cuanto al articulo es excelente, no podemos depender del mercado norteamericano, debemos comerciar con nuestro mercado natural, el SUR, saludos cas.

    • nrt dijo:

      Jorgito, esa informacion en detalle, no la necesita nadie, pues habria que estar muy metido en el tema, para entenderlas. Sobre eso se ha dicho lo necesario, lo que la poblacion debe saber. Obviamente, estas tratando de promover confrontaciones.
      A ver, podrias explicarme como afecta el bloqueo a la poblacion cubana? Podrias explicarme el caracter extraterritorial del mismo?

      • juan dijo:

        claro nrt , segun tu,..ese informacion no la necesita nadie,….quien te dijo semejante cosa,……pero claro,…..ahi estas tu,….haciendo tu papel de siempre

      • jose luis gonzalez dijo:

        Si compramos poco o mucho a un pais como EE.UU, no depende de nuestros gustos;
        si depende de las necesidades que tengamos de cubrir nuestras demandas de productos,especialmente , alimentos y medicinas o equipos tecnologicos.
        Los intercambios de negocios son mucho mas agradables con a quellos paises que
        mantienen relaciones respetuosas con nuestros paises; las relaciones con los paises
        hegemonicos, son menos agradables y se hacen por necesidad, no es lo ideal ;pero es
        necesario.
        Partamos de la relacion que mantienen los paises dominantes contra nuestros paises
        pequeños; siempre son relaciones abusivas, buscando sacar la mayor ventaja contra el pais pequeño. Contrarestar esos abusos, es lo que buscan las organizaciones solidarias de paices como el ALBA, UNASUR, Pacto ANDINO, y en alguna medida LOS BRICS;
        en que se busca la complementaridad y no la feroz competencia.
        El articulo de Ariel Terrero; me parece educativo, veraz y enfocado, es ademas ,el futuro
        obligado de las cosas que debemos estudiar y atender en las relaciones internacionales.
        Acompaño este enfoque desde el pulgarcito de America.
        Jose

  • rene de castro martin dijo:

    se le extraña mucho en la revista buenos dias de tele rebelde

  • jeny dijo:

    Ariel realmente magistral tu artículo, pienso como tú, si nosotros no sabemos llevar las riendas dando y recogiendo el cordel según sea el caso, si nos encasillamos solo con el comercio que venga de los EEUU, si nos ponemos a pinpinear y autosuficientemente nos creemos con la capacidad de competir con la mayor economía del mundo, si nos dejamos corroer por el consumismo que de seguro nos querrar transmitir con total sutileza(ya estamos viendo súntomas de esto) entonces nos devoraran con su gran maquinaria neoliberal, esa que a todo costo está dando una batalla (bien sucia) en Venezuela, Brazil, Argentina.

    Nuestro invencible Comandante en sus palabras en el recien concluido congreso del PCC hizo alusión a los 70 años de revolución Rusa que fueron tirados por la borda por miembros de generaciones que no conocieron los horrores del zarismo, las guerras mundiales y demás, Fidel también explicaba lo irremediable del curso de la vida donde todos al final tenemos que decir el último adios(conmovió a todos los presentes y a quienes estabamos detras de pantalla del TV) pero CUANTA SABIDURIA encierran esas palabras, hoy a más de medio siglo del triunfo revolucionario los que quedan de la generación que lo materializó son menos y ya el paso de los años y la vida ha cobrado su precio, las generaciones actuales no vivieron el hambre, analfabetismo, asesinatos, torturas, miseria, insalubridad y tantos y tantos males que erradicó la Revolución por eso muchos quizas por costumbre no valoran en su inmensa grandeza la obra de la Revolución y se dejan deslumbrar con novelones, antenas, redes informáticas, propaganda de todo tipo en fin con el monopolio de las informaciones, los que viven en esa enajenación consumista, soñando que si por fin comienzan a invertir en Cuba las multimillonarias empresas norteamericanas, seremos TODOS RICOS, es como un pase de magia. Esos que piensan, sueñan y sienten PROCAPITALISTAS estan donde menos los imaginamos por eso hoy más que nunca tenemos que andar con pie firme, midiendo todos los pasos que vamos dando (antes de hacerlo porque después puede ser muy tarde), no se trata de poner trabas al comercio, a los cambios porque el escenario mundial cambia constantemente, se trata de TENER BIEN PUESTOS LOS PIES SOBRE LA TIERRA, se trata de mover bien las fichas para no permitir jamás que el destino de Cuba y su pueblo lo trace el imperialismo norteamericano.

    • CUBAMÍA dijo:

      Así mismo y si a todo ello le sumamos el dificil escenario económico que es en si la crisis económica mundial provocada además de manera deliberada y a sabiendas por los titiriteros de la geopolítica imperial sumado a quienes detras de cargos se rascan la barriguita sin mirar al de al lado en su micromundo de egoísmo tercermundista, y dígase aquí o en Austria la perspectiva avisorada por nuestro comandante de una tercera guerra ya puesta en marcha que ha comenzado y no tiene plazo fijo de finalizar me hace ver un panorama más que esclarecedor de las palabras que se citan en el articulo de Marti sobre con quien establecer las relaciones y que tipo de relaciones por que ni todo es dinero ni todo es producto como demandan los fascistas que gobiernan disfrazados con el nombre neoliberales de turno, sino pasa por la hermandad sincera y el respeto a la dignidad plena del hombre

  • franklin dijo:

    el mercado mundial es importante,claro no podemos olvidar a aquellos paises que nos han vendido hasta ahora,siempre tienen que estar presentes,lo que si le puedo asegurar señor ariel es que el comercio con los estados unidos seria mas barato,no es lo mismo comprarle a china pollos que comprarselos al vecino en 90 millas.sobre todo los alimentos , la tecnologia de punta,los materiales para la contruccion, pueden ser comprado en los estados unidos,

    • CUBAMÍA dijo:

      Forísta perdone Ud pero nuestro; NORTE es EL SUR.

  • Mi País dijo:

    Que interesante artículo!

    Muy acertado haber incluido los pensamientos de nuestro héroe nacional José Martí, que con su clarividencia política supo definir como lo que fue, un genio, asuntos estratégicos en las relaciones de Cuba con otros países. Su pensamiento sobre pasa todos los tiempos y tiene una vigencia demoledora.

    Mucho convendría que los que tienen en sus manos hoy decisiones económicas importantes, lean estos pensamientos de José Martí y los tengan en cuenta, porque se sabe que aparecen inversores foráneos con sumas importantes de capitales para ponerlos a reproducir en nuestra economía, en sectores claves del desarrollo como el turismo, el transporte, la industria, la agricultura (norteamericanos o no norteamericanos); dinero que tanto necesitamos, y no los aprueban las entidades encargadas de hacerlo, por una u otra razón no se aprueba la inversión, el financiamiento, los proyectos; entonces esos inversores siempre se hacen la misma pregunta, la que se haría cualquier ser humano con un poco de sentido común qu eno es el más común hoy en nuestro archipiélago: ¿de verdad Cuba necesita recursos externos para desarrollar su economía?.

    Muchas barreras, demasiadas diría yo, que limitan y seguirán limitando el desarrollo económico cubano.

    No debemos ni podemos seguir esperando, hay que aprovechar las oportunidades que se ofrecen hoy en el mundo para invertir en Cuba. Las decisiones sobre la inversión extranjera debe ser inmediata, requerimos capital, requerimos fuentes de financiamiento para poder desarrollándonos, de lo contrario no avanzaremos. Cuba no posee recursos naturales que puedan convertirse en el sustento económico del país, no hay grandes yacimientos de minerales, tampoco tenemos una base productiva fuerte, no hay industria equipada y mucho menos moderna, por lo tanto no hay que estar pensando mucho en aceptar esas inversiones, sean o no gringas.

    El Estado tiene que ser capaz de controlar esas inversiones, no negarlas, no evitarlas, todo lo contrario, aceptar las que nos beneficien a corto plazo, mediano y largo plazo, todas nos beneficiarán; no debemos negarlas.

  • ASUMIR Y PRECAVER dijo:

    http://www.gestiopolis.com/sanciones-comerciales-aplicadas-estados-unidos/
    La experiencia histórica señala que, en muchos casos, quien asumió el papel de potencia principal intentó definir las reglas del comercio, tanto en períodos de paz como en épocas de guerra. Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos ha desempeñado ese papel. Asumió un papel protagónico en la creación del GATT, Washington organizó las restricciones comerciales impuestas a la Unión Soviética, sus aliados y Estados clientes entre las décadas de los cincuenta y los ochenta. Las primeras sanciones se centraron en la imposición de restricciones a las exportaciones de tecnologías militares críticas en 1948, y en la revocación del tratamiento arancelario de nación más favorecida (NMF) a la mayoría de los países comunistas en 1951. Entre las sanciones posteriores se incluyen la vinculación de la libertad de emigración al otorgamiento del tratamiento de NMF (la enmienda Jackson-Vanik a la Ley de Comercio de 1974), la imposición de normas más estrictas a estos países conforme a la ley anti-dumping y otras leyes de comercio, la negación del acceso a créditos (excepto para exportaciones agrícolas) y la oposición a la adhesión de la Unión Soviética al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio, y a otras instituciones económicas multilaterales.

    La vinculación entre comercio y política afectó a muchas naciones que se vieron sometidas a una gama de instrumentos comerciales utilizados como instrumento político, que iban desde un acuerdo de libre comercio hasta un embargo comercial total. Entre estos dos extremos se encontraba un espectro de opciones que permitía a los responsables de las políticas, ubicar el grado de recompensa o penalización aplicado a cada actor comercial.

    EE.UU.
    Las sanciones comerciales han sido históricamente un instrumento de acción en la política exterior estadounidense.
    Veamos los principales instrumentos económicos y comerciales utilizados como instrumento político por Estados Unidos.

  • rommel blue dijo:

    buen articulo , la ex URSS nos ayudo durante casi 30 años con ayudas multimillonarias ver que solo la deuda condonada ascendia a casi 30 000 millones de usd , a donde fue a parar esa ayuda multimillonaria y significativa , de que necesitamos ayuda no es secreto para nadie , somos un pais inproductivo mas por metodos que por recursos tanto naturales como humanos , miren a Viet -Nam , miren a China , esta ultima seria el mismo pais sino hubiese ocurrido lo que sucedio en 1979, recordar la frase de Deng Xiaoping da lo mismo que el gato sea blanco o negro , lo importante es que caze ratones , Viet Nam es lo mismo y estuvo involucrado en una guerra con USA que les costo casi 4 millones de muertos

  • jorge luis nuviola dijo:

    Siempre hemos tenido a nuestro José Martí, aprendamos de el, teniendo en cuenta que escribió para su tiempo y para tiempos futuros, de ahí su genialidad, será responsabilidad de las futuras generaciones de cubanos el lograr una relación provechosa con los poderosos vecinos del norte, sin menoscabo de ningún tipo sobre la independencia y soberanía de Cuba, recordando como nunca ahora, que somos una isla tanto en lo físico como en lo político y nunca mas apéndice de ninguna superpotencia por muy poderosa que sea.

  • Williams dijo:

    Eduardo González, gringo según el diccionario: “Extranjero, en general el que no habla la lengua española. Dicese de la lengua extranjera. Norteamericano de Estados Unidos. Persona rubia y de piel blanca.” No veo ningún problema en que Ariel Terrero emplée el término gringo en su escrito. No constituye ninguna ofensa.

    • Eduardo González S. dijo:

      Vale su aclaración. Pero el término gringo es despectivo desde que los yanquis invadieron a México y al marchar, los destacamentos de soldados cantaban una canción en cuya letra se decía “Green grow the trees…” (Verdes crecen los árboles). Las dos primeras palabras se juntaron derivando en “gringo”. Fue el pueblo mexicano los que iniciaron esto cuando al escucharse dicha canción, decían “ahí ya vienen los gringos”. El epíteto es ofensivo para cualquier norteamericano independientemente de lo que diga ese diccionario.

      • Eduardo González S. dijo:

        Otrosí: En la película “EL TESORO DE LA SIERRA MADRE” verá usted a Humphrey Bogart quejarse a su compañero de desgracias “But here in Mexico I´m just a gringo” o “Pero aquí en México soy no más que un gringo” expresando la fatalidad de la situación por la que atravesaban al notar el rechazo de los lugareños.

  • Carlos Manuel dijo:

    Interesante, certero y aleccionador como siempre, un comentario de Terrero.

  • Juan Varela dijo:

    Y acaso dudas de que sea el primer pais en la Tierra? Si no, debes deducir que el cargo de presidente de ese mismo pais también lo es.

    • TonyM. dijo:

      Depende de en cual categoria lo pongas a concursar. Si dudas en muchas si son el number one, solo por decir algunas rapido, en gobiernos guerreristas, otra, en gobiernos taimados, otra en gobiernos abusivos, otras y otras y otras…. . Pero de ahi a que sea el pais mas importante… igual, depende para quien.

      • Pupin. dijo:

        Ve al médico que te va a matar la ceguera política amigo y la anemia espiritual.

      • TonyM. dijo:

        Pupin, a caso estas realcionando la plabara “espiritualidad” con el sistema politico, economico y hasta social de los Estados Unidos de America? Nos vemos en la consulta.

  • Ale dijo:

    Simplemente creo que Ariel es la opinion mas acertada de la economia cubana.

  • jpuentes dijo:

    yo creo que el ejercicio de comerciar con los EU no es nuevo. Yo diría que ese asunto está “globalizado”. Y que los cubanos instruidos y con enfoques poco ortodoxos para tratar de burlar el bloqueo, tenemos mucho que aportar a la relaciones comerciales bilaterales. EU como las economias desarrolladas, es una economia de servicios. Y es ahí donde nos toca aprender: en la cultura de los servicios. Los enfoques para hacer negocios y buenas practicas que igual s elo podemos preguntar a Rusia, China, Panamá y cualquier otro pais que esté acostumbrado a tratar con esa economía. Por lo demas todo en la vida se aprende.

  • Raymundo dijo:

    Excelentísimo texto!!! Bravo Ariel, y muchas gracias. Lo reproduzco en los medios a mi alcance.
    Saludos desde la Alta California.

  • cubano vencedor dijo:

    el comercio con los yankees solo traeria a cuba mas desigualdad salarial y pobreza porque nosendeudariamos mas aun amen de que ellos nos explotarian.dificilmente crezca la economia si nos aliamos a los asesinos

    • EL MIO dijo:

      Cubano vencedor, con esa negatividad mas bien deberias llamarte Perdedor.
      Si piensas asi, escribele a nuestro Presidente y pidele que eche para atras todo lo que se ha hablado con los americanos, que cierren las embajadas, que nos dejen el bloqueo, si total, hemos vivido mas de 50 años con el…tu piensas que nosotros nos vamos a dejar explotar?????

  • dmp dijo:

    Que buen trabajo de Ariel, esclarecedor, aborda el rumbo que han de tomar las relaciones con los EEUU, sobre todo luego del fin del bloqueo. Cuando se derrumbó el modelo socialista europeo, China y Vietnam asumieron reformas económicas que les posibilitó desarrollar sus economías, 25 años después China es una de las principales economías a nivel global y Vietnam marca un crecimiento económico acelerado, haciendo olvidar a muchos la secuelas de una guerra que destruyó a esa nación, tanto China como Vietnam son países socialistas, los dos mantienen relaciones comerciales con los EEUU, me parece que este mensaje de abrirnos al abánico de oportunidades es la clave para evitar nuestra larga historia de dependencia económica. Esperemos entonces que los encargados de aperturar y diversificar nuestras relaciones comerciales tengan claro estos consejos reflejados por Ariel.

  • TonyM. dijo:

    Muy buen comentario Ariel. Muy oportuna, como siempre, las frases de Marti.

  • EL MIO dijo:

    Encuentro muy acertado este articulo de Ariel Terrero. Muy objetivo, analitico, despojado de pasiones ciegas, sin frases ofensivas

Se han publicado 66 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ariel Terrero

Ariel Terrero

Periodista cubano, especializado en temas económico. Director del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí”.

Vea también