Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Elecciones e indocumentados en Estados Unidos

| 9
Activistas se esposan afuera de la Casa Blanca para denunciar las deportaciones  del gobierno de Estados Unidos.

Activistas se esposan afuera de la Casa Blanca para denunciar las deportaciones del gobierno de Estados Unidos.

En cualquier país del mundo, bajo cualquier  circunstancia los migrantes indocumentados siempre son los más golpeados de los sistemas. Invisibles como personas y visibles como botín.

De los migrantes indocumentados se aprovecha el país origen que los obliga a migrar;  a cambio de esta ingratitud recibe las remesas que ellos envían  y que son las que mantienen el país  a flote. Se aprovecha el país de traslado que irrespeta sus derechos humanos y la libertad de tránsito. Los secuestra, tortura y desaparece. Y por último también lo utiliza el país de llegada que se convierte eventualmente en el país de residencia.

Un ejemplo claro de esto es la crisis que se está viviendo en Europa que en una muestra de inhumanidad les está cerrando las puertas y los deja a su suerte. Propiamente de las migraciones forzadas en Latinoamérica, resaltan las del triángulo norte de Centro América y México que buscan llegar a Estados Unidos. Es una crisis perenne a causa de la injerencia estadounidense con La Operación Cóndor y los gobiernos neoliberales que surgieron a raíz. En la actualidad un sistema que los margina y los oprime. Gobiernos corruptos y de carácter lacayo.

En Estados Unidos los inmigrantes indocumentados son indispensables como mano de obra barata, pero excluidos como seres humanos.

Les niegan los beneficios laborales y se les abusa en los derechos humanos. En tiempo de elecciones presidenciales toman notoriedad y se convierten en el  botín más preciado del partido Demócrata y Republicano. Constantemente los sacan al ruedo en los debates, entrevistas y mitines.  Unos a favor y otros en contra: de palabra porque en acción ambos partidos los abusan y se benefician de esa modalidad de esclavitud. El Demócrata no es un partido de izquierda y mucho menos socialista como muchos creen. Es tan recalcitrante como el Republicano, para no ir tan lejos ahí está el “legado” que deja Obama, que bien haría en devolver el Novel de la Paz que le regalaron.

Los medios de comunicación afines al sistema nos quieren hacer ver las elecciones desde la perspectiva que a ellos les conviene. Por un lado cubrir absolutamente todo lo que respecta a Trump.

Trump como candidato político es una creación de los medios de comunicación más que de los millonarios que lo apoyan. Los medios editan, le suben el tono, lo hacen popular, lo lanzan a las masas y lo promocionan. Podría decirse que para favorecer a Hillary Clinton, y tal vez ése es el juego pero nunca imaginaron que con Trump despertarían el odio racial y la xenofobia que siempre ha existido en la sociedad anglo. Y no serían cientos, sino miles los que lo apoyan. Viéndolo en perspectiva era así la jugada: crear una ola de reacción anti Trump, no cubrir a Sanders y dirigir las masas hacia Hillary Clinton.

Al principio decían que era un loco. No, Trump no es un loco. Loco y soñador podría ser  Bernie Sanders, pero Trump es una fanático extremista al igual que Ted Cruz y Marco Rubio. Sanders no es la excelencia, no es el candidato ideal pero es el que más se acerca a la imagen de un gobierno que se abstenga de inmiscuirse en asuntos políticos de otros pueblos. Es decir: que deje de invadir territorios y realizar genocidios y crímenes de lesa humanidad en nombre de su supremacía caucásica. Además ofrece salidas congruentes a la política  interna del país. A Sanders lo siguen solamente los locos soñadores que en Estados Unidos son tan escasos.

Cosa distinta está sucediendo con Hillary Clinton que como a  Obama, lo idealizaron por ser negro (por gusto) a ella por ser mujer. Se maneja eso de ya le toca a una mujer. Sí, es tiempo que Estados Unidos tenga una presidenta mujer, pero no Hillary Clinton.  Las cartas están marcadas, de sobra se sabe que la que ganará la presidencia es Hillary Clinton. Es la candidata propuesta por el sistema y la que lo defiende a capa y espada.  La sociedad estadounidense es una de las más poralizadas del mundo, a causa del sistema capitalista que utiliza el consumismo como su arma letal. Los tiene muy entretenidos en vanidades como para que piensen y actúen políticamente.

Salvo que la juventud reaccione y dé un cambio de timón en último momento y vote por Sanders, cosa que es muy difícil que suceda. El voto no se cambia de un día para otro y las mentes que han sido trabajadas durante  años ya están hechas a un tipo de pensamiento fanático, tratándose propiamente de la respuesta a la mediatización. Y en este caso la batuta la lleva Hillary Clinton, por su esposo que fue presidente y por el papel que ella ha jugado en el gobierno estadounidense durante décadas.

Por supuesto que un factor muy importante es el descaro que ha tenido para declararse feminista y con esto se echó a la bolsa a miles de mujeres estadounidenses que anhelan igualdad de derechos. (Lastimosamente hasta la propia Dolores Huerta).  Utiliza el feminismo de la misma forma en la que utiliza la Reforma Migratoria y el tema de las deportaciones. Con esto se ha aventajado en ambos sectores de la sociedad.  Mucho más por decir tiene Sanders pero los medios no lo cubren, ¿por qué? Porque sus propuestas son contra el sistema y de hacerse realidad su presidencia y si él mantiene su palabra muchas cosas cambiarían para las mayorías en Estados Unidos y en la política exterior.

Por su parte Trump se declara completamente anti inmigrantes latinoamericanos. No asombra que la Patrulla Fronteriza declarara hace unos días que lo apoya. La comunidad latinoamericana que es la más grande de las minorías en Estados Unidos es vital para las elecciones. Por esa razón Univisión que es la cadena más vista por la comunidad latina en Estados Unidos  realiza en español el debate Demócrata. Sus empresarios son Demócratas anti Latinoamérica y anti Cuba.

Un as bajo la manga tenía Jorge Ramos (que fue uno de los  moderadores) y la multitud que seguía el debate por televisión ni cuenta se dio que se la echaron a la bolsa y de la forma más fácil. Dijo al inicio que su hija trabajaba para la campaña de Hillary Clinton. Y Jorge Ramos es un periodista muy querido por la comunidad, su voz convierte en marionetas a las masas y las maneja a su antojo. Ramos es anti Cuba y anti gobiernos progresistas, es un periodista que corresponde al sistema y lo defiende.

Además de ser antiético el comentario con éste aventajó a Hillary Clinton sobre Sanders. Y lo menciono en este artículo porque fue manipulación y hay que denunciarlo. Hillary Clinton estuvo de acuerdo en deportar a los niños, niñas y adolescentes que entraron al país el año pasado en la llamada crisis de niños que viajaban sin compañía de un adulto. De sobra está decir que fue una crisis creada para implementar el Plan Frontera Sur y el Maya-Chortí, que militariza desde la frontera sur de Estados Unidos hasta Honduras que solo ha servido para que las autoridades migratorias mexicanas deshumanicen aún más el trato hacia los migrantes en tránsito.

En el debate Sanders dejó callados a los moderadores y a los asistentes anti Cuba cuando habló de la Operación Cóndor en la región y de la injerencia estadounidense no solo en Latinoamérica, lo dijo específicamente en Nicaragua y Guatemala.  Está en contra del bloqueo que le tiene Estados Unidos a Cuba y pide el cierre de Guantánamo, por su parte Clinton apoya la injerencia estadounidense en la región. ¿Qué feminista estaría de acuerdo con algo así? Ninguna que sea feminista real.

Cabe resaltar el papel primordial que jugó la denuncia que hizo la migrante guatemalteca Lucía Quiej que denunció las deportaciones masivas de padres de familia. Y así como ella hay miles. Veremos a cuánto aumentan las deportaciones cuando Hillary Clinton gane la presidencia. Ella representa en su totalidad la continuidad del sistema, eso que sea mujer no significa nada, tanto ella como mujer y Obama por negro son afines a la opresión.  ¿Cambiará el panorama en los siguientes meses? ¿Despertará la sociedad estadounidense e irá por un giro aún mayor votando por Sanders? ¿Existirá la utopía en un país como Estados Unidos después de Martin Luther King, Rosa Parks y Malcolm X?  ¿Cuál es el futuro para los migrantes indocumentados? ¿Cuándo despertarán los millones de indocumentados y harán sentir su valor humano?

Trump y Hillary van a la cabeza en las elecciones de los Estados unidos. Imagen tomada de letra.digital

Trump y Hillary van a la cabeza en las elecciones de los Estados unidos. Imagen tomada de letra.digital

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Hector Jons dijo:

    Estoy de acuerdo con la deportación de indocumentados pues imaginense que todo el que quiera pueda ir a USA a vivir se llenaria el pais de todo tipo de personas….

  • José M. Calero Gross dijo:

    Héctor : Si eres cubano, eres afortunado. Hace mucho tiempo no podías pensar en emigrar a los EUA ilegalmente pues serías otro ” todo tipo de persona “. Recuerda que ese país está formado por inmigrantes de todos los lugares de este pequeño mundo.

    • Hector Jons dijo:

      Si, pero tampoco van a permitir que eso se llene de inmigrantes… No es así????

    • Hector Jons dijo:

      Lamento mucho que los latinos que no sean cubanos no puedan tener los privilegios que le dan a los cubanos alla, pero si saben que si van pra usa van aser deportados y explotados para que van????

  • EL ZAZ dijo:

    Estoy de acuerdo con la deportacion de toda persona que no tenga visa para estar en cualquier pais yo no se cual es el afan de ir para los eua si se sabe que van a trabajar por poco dinero y que no seran reconocido sus derechos ahi eso hay que pensarlo antes de salir de sus paises y ya cuando estan dentro quieren que se le de papeles y arman tremendas protestas la mayoria son mexicanos pero mexico tambien deporta a cuanta persona entra en su pais y muy mal que trata a los cubanos que usan ese territorio para llegar al norte

    • Pepito dijo:

      100% de acuerdo contigo!!!

    • Hector Jons dijo:

      Estoy de acuerdo, muy bien….

  • Chucho dijo:

    En cualquier país hay que cumplir las leyes y no ignorarlas.

  • Tyrion dijo:

    Estoy de acuerdo con eso de que se discrimina en EEUU a los inmigrantes y extranjeros. En otros países, en cambio, se discrimina a los nativos. Nada, cosas de la vida.
    Pero Ilka, ¿por qué no te quedaste en Guatemala? ¿Por qué no regresas si tan mal te tratan en EEUU?
    Para mí es un misterio inescrutable.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ilka Oliva Corado

Ilka Oliva Corado

Guatemalteca, vive en Estados Unidos. Cruzó la frontera como indocumentada por el desierto de Sonora-Arizona y trabaja en los mil oficios. Es poeta y escritora.

Vea también