Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

Extravagancias y lucros “placentarios”

| 21

placentofagia

La vida de Kimberly Noel Kardashian-West, conocida popularmente como Kim Kardashian, ha estado engomada por las famas mediáticas y las extravagancias. Esta estrella televisiva y modelo norteamericana es una de las adalides del american way of life. En el año 2015 ella marcó tendencias en la moda estadounidense y en las redes sociales, donde se le conoció como la reina del Instagram (aplicación y red social para compartir fotos y videos), al poseer más seguidores que cualquier otra estrella de Hollywood.

Entre las excentricidades más señaladas durante el 2015 están los 150 regalos de Navidad recibidos por parte de su esposo, el rapero Kanye West; el abrigo de piel de zorro de 3 500 dólares que le obsequió a su hijo de tres años de edad —acción que generó gran irritación por parte de los protectores de animales—; y por último… la placentofagia.

El pasado 5 de diciembre la modelo trajo al mundo a Saint West —su segundo hijo— y desde meses antes había divulgado la pretensión de comerse su placenta para prevenir la depresión posparto y estimular, entre otros supuestos, la producción de leche materna. La intención se materializó después del nacimiento, al consumir la placenta en forma de cápsulas.

Los antecedentes de esta práctica mediática parecen tener sus orígenes en el año 2006, cuando el actor estadounidense Tom Cruise reveló a la revista GQ su designio de darse a la placentofagia cuando naciera su hija Suri: al final explicó que era una broma.

Otras “celebridades”, sin embargo, se tomaron el asunto en serio, como las actrices January Jones, Alicia Silverstone y Gaby Hoffmann. Esta última —estrella estadounidense conocida por su papel en la serie Girls— llegó a dar recetas a las madres: “Cortar la placenta en pequeñas rodajas, congelarlas y cada día añadir una de estas raciones a un batido de frutas”.

Son varias las publicaciones científicas que objetan los beneficios de estos procedimientos. Las doctoras Marisa Marraccini y Kathleen Gorman, de la Universidad norteamericana de Rhode Island, trataron el tema en un reciente artículo publicado a mediados del 2015 en la revista médica estadounidense Journal of Midwifery & Women’s Health.

Ellas realizaron una investigación en la cual evaluaron las evidencias científicas acerca de los efectos de la placentofagia en animales y en seres humanos. Concluyeron que no existen resultados que apoyen sus efectos beneficiosos, y afirmaron que se debe pensar en las latentes secuelas para la salud y en los gastos que se generarían por la preparación de este órgano para fines de consumo.

A pesar de no existir ningún estudio científico que acredite los beneficios de la placentofagia, lo cierto es que, exaltada por famosos y ricos, esta práctica ha ganado cada día más seguidores en los EE.UU. y en Europa, principalmente entre las mujeres de clase media.

Brotan, asimismo, entidades como la Brooklyn Placenta Services, The Feel Good Company Placenta Encapsulation, Placenta-Preparation Service y Amaren, entre otros. Estas tienen en común el hecho de haber sido capaces de generar lucrativas ganancias después de aprovecharse de la ignorancia de quienes ven bondades (imaginarias) en el consumo de la placenta.

Estas empresas consiguen la placenta y la transforman en cápsulas o bebidas. Los productos finales se venden a una «módica» suma de 300 y 40 dólares por unidad, respectivamente; y las ganancias generadas se estiman en cerca de 37 000 dólares por placenta procesada.

Habiendo entrado al siglo XXI, y en un mundo asimétrico y lastrado por tanto dolor, Kim Kardashian, junto a otras mujeres famosas y acaudaladas, han guiado a algunas madres a un mundo envenenado por el oscurantismo, donde las extravagancias y los lucros «placentarios» pueden llegar a estropear la condición de lo humano y lo racional. Así es como opera el mercado ciego y su inseparable publicidad: corriendo los lindes hasta caprichos insospechados y de dudoso bienestar.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • cadillac dijo:

    jaja, pero cual es el asombro del Dr Julio César Hernández Perera, ene ste articulo, si en el mismo periodico, de donde fue tomado este articulo, salio hace años, un articulo, que hablaba sobre la…orinoterapia… las bondades y ventajas supuestamente saludables de tomarse un vaso de orina -meao- . asi es que Kim y otras famosas que quieran comerse su placenta…alla ellas….siempre sabra mejor que un vaso de…orina.

  • Ernesto Estevez Rams dijo:

    No hay que ir fuera de la isla para ser testigos de practicas no basadas en la ciencia. En nuestro pais se promueve la terapia floral, una practica ampliamente refutada por la ciencia moderna. Su fundador, era un mistico que decia que Dios le hablaba al oido y le decia cual flor cura cual enfermedad. Bach ademas, hacia explicita su rechazo a cualquier practica cientifica. La terapia floral no tiene basamento alguno en la evidencia cientifica y hay numerosos estudios que demuestran que sus supuestos beneficios no son mas que el llamado efecto placebo.

  • notengo dijo:

    Las mujeres esquimales se comían la placenta cuando parían, puede ser imitando a los animales , puesto que todos lo hacen.En Cuba hay estudios sobre la placenta humana y su uso en la medicina, por algo se utilizan muchos de los elementos de las interrupciones de embarazo. Sería interesante que el autor profundizara en el tema.

  • el socialismo real dijo:

    Esa cosa inhumana que resulta ser esa tipa, porque es que nó encuentro palabras concretas para nombrarla a ella que no rebase la línea de este espacio, al igual que tantas y tantos ejemplos de estos seres son la máxima esencia del producto seudocultural capitalista mundial, tienen sus seguidores cómo es obvio en este mundo nuestro, pero ojo, que aquí también tienen seguidores, sino, esperemos que se les ocurra también darse un paseito por las calles de La Habana y yá tendrán uno que otro titular fantástico y real dentro de esta que se considera nuestra prensa estatal.

  • Ir@l2 dijo:

    Anormal es lo que es ella. Como dice el dicho, a la que dios le dio cuerpo no le dio cerebro, y viceversa, ella es una digna prueba del mismo.

  • JM dijo:

    Usted es un ignorante…
    Lea los trabajos acerca de las “Stem Cells” y las “i-PS Cells” del Premio Nobel Dr. Yamanaka.

  • legolaselfo dijo:

    Es su derecho

  • Lisi dijo:

    Con beneficios o sin ellos…guacalaaaaaaa

  • tomatero dijo:

    la placenta la consumen las mujeres esquimales y otros pueblos nórdicos (esto se puede leer en la novela “El país de las sombras largas) a partir de que las mujeres después de parir están extenuadas y la placenta les proporciona una alimentación rápida y segura, lo que garantiza su supervivencia y la de su recien nacido en circunstancias de climas severos.

  • yam dijo:

    No creo que haga ningún daño, mucho menos procesada en cápsulas, tengo entendido que de ahí se obtiene el interferón y otros productos medicinales.

  • VIRTUDES dijo:

    La placentofagia es una burla y como se cuenta por el Dr. Julio C. carece de toda evidencia científica. Hay quienes deciden comerla por moda, por oscurantismo y simplemene pporque los animales la consumen. En este sentido creo que es válido el llamado acerca de las cosas locas y caprichos de ricos que se hacen en este mundo. También es cierto que no todo es malo. De la placenta se obtienen productos sí probados por investigaciones científicas como la melagenina y se han hecho investigciones con células madres que están en curso. Pero eso de comerse la placenta porque quita la depresión, aumenta la producción de leche y otras locuras, eso… ESO ES OTRO CUENTO. Lo felicito doctor Julio por haber presentado un trabajo tan interesante, con tantos elementos y fundamentos lógicos.

  • LeoRB dijo:

    Kim Kardashian como siempre, ahora dice que se va a quitar todos los “bultos” de más que se puso en el cuerpo, ya quisiera verla yo sin nalgas, senos ni labios carnosos. En cuanto a lo otro voy a decir que la gente moderna siempre vive inventando cosas que si tomar orina que si hacer pesas para agrandar el pene, si comerse la placenta,cada vez que un loco sale por ahí haciendo algo maravilloso se vuelve tendencia !Qué Horror!

  • TJO dijo:

    No sé dónde está la extravagancia en los regalos del esposo, si tiene dinero para comprárselos a su esposa cual es el problema ;la verdad que lo del abrigo de zorro es algo criticable, y en cuanto a lo de comerse la placenta cómo ya alguien dijo es su derecho, además de que realmente sin ser científica considero que grandes propiedades debe tener cuando a través de ella se alimenta y crece el futuro bebé, en cuanto a las esquimales si lo hacían es porque su sabiduría milenaria se lo confirmaba,Por favor, deberíamos respetar un poco más las deciciones de quien no hace daño a nadie con las mismas, como dice un versículo bíblico: “No juzgueis y no sereis juzgados”

  • el Charlie dijo:

    Los esquimales se comen la placenta. Así recuperan calorías y proteínas. Para nosotros no es necesario, pues no estamos sometidos a esas condiciones extremas. De todas maneras, es abrumadora la cantidad de dinero que se gasta y se paga por esa estupidez.

    De todo esto, lo único que es indiscutible es que las Kardashians están todas muy buenas…

  • yorchi dijo:

    Si bamos imitar lo k los animales comen cuantos no le gustan el estiercol? Y por eso hay k imitarlos,no creo eso son exentrisidades para llamar la a tensión si fuera una trabajadora de verdad y no fuera millonaria no estaría con esas boberias,cuantas madres en áfrica comen placenta? Y crian sus hijos con menos alimentación que cual kiera y no e oído k usen esa técnica.

  • dayita dijo:

    Los desechos son para desecharse… es una acción muy primitiva ese comportamiento y pone, a mi entender, en tela de juicio la salud mental de estas personas.

  • cuentasclaras dijo:

    Es decir segun el Dr. Julio Cesar deberia enternder que el producto cubano denominado Biopla aprobado por nuestras autoridades sanitarias y que no es mas que la placenta molida y ,la cual se recomienda como suplemento alimentario para enfermos y personas de la tercera edad tambien es una patraña.
    En mi opinion el Dr deberia dedicarse mas a estudiar el tema y luego escribir un articulo menos panfletario y mas profesional

  • E . dana dijo:

    A ver todos , los que tienen dos deditos de frente se daran cuenta que esta vida que le debemos a nuestros ancestros , Dios y hombre , es un proceso puramente fisiologico . pero hemos evolucionado TANTO que ahora existen productos que con sus modificaciones nos dan hasta CANCER por lo tanto MADRE NATURA siempre gana …..Pero OJOOOO !!!! En el caso de las Kardashian como tantas otras fu fu fu ,el tamaño del c es inversamente proporcional al tamaño del cerebro , como los caballos tienen dos neuronas que le sirven para diferenciar el nohacer po po en los desfiles..
    YO MIENTRAS SIGO APOSTANDO 100 % POR MIS CIENTIFICOS EN CUBA Y OTROS DEL MUNDO.

  • metralla...!!! dijo:

    Compadre cada cual que haga lo que le de la gana, me recuerdo que cuando salio un estudio sobre la orinoterapia fue mucha la gente que tomo orina y se lavaba la cara con orina, no veo nada de oscurantismo en eso y si lo tuviera que?? cuanta brujería no hay en cuba, HAY GENTE QUE TE DICEN QUE NO CREEN EN NA Y VAN A CONSULTARSE POR LA MADRUGÁ

  • waholama dijo:

    En Cuba se recoge la plancenta de las mujeres, no se si aun lo harán, pero lo utilizaban para producir algun tipo de medicamento. alguien q pueda explicar mejor q yo.
    de todas maneras si ella se quiso comer su placenta eso no le hace daño a nadie ni creo q sea una extravagancia, cada cual q haga con su placenta lo que quiera. mi gata se la come cada vez q pare y no es una extravagancia ¿no es así?. Creo que si los esquimales la utilizan es por algo, antes de criticar debemos de analizar sus beneficios.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Julio César Hernández Perera

Julio César Hernández Perera

Médico cubano. Especialista de II Grado en Medicina Interna, Doctor en Ciencias Médicas, Profesor Titular.

Vea también