Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Gerardo Hernández: ¿Culpable de la acusación? Alan Gross: ¿Inocente como reclama?

| 18

alan groos-gerardo

Stephen Kimber es un escritor, periodista y profesor universitario canadiense, que viajó a Cuba como turista en la primavera de 2009. Su propósito: Escribir una novela de época inspirada en  la geografía, historia y cultura de la isla.

Al conocer, casi accidentalmente, de la relación entre un viaje de Gabriel García Márquez a los Estados Unidos y el posterior arresto de los Cinco; su propósito cambió y la novela se convirtió en el libro “Lo que acecha del otro lado del agua”. Es el libro que cubre más veraz y completamente la historia del caso. Es el resultado de un minucioso y profundo estudio de los documentos legales y de un rigor ejemplar en la búsqueda de los hechos.

Hasta el día de hoy no he conocido la filiación política de Kimber. Sólo sé que lo considero un amigo, un hombre muy honesto, y uno de los que mejor conoce del caso de los Cinco. De su conocimiento de la historia se valió para escribir este artículo.

 Stephen Kimber

Debería ser fácil hacer un trato. Un contratista norteamericano de la USAID, de 65 años, llamado Alan Gross, está sirviendo una sentencia de 15 años en una prisión cubana por entrar de contrabando sofisticado equipo de telecomunicaciones en Cuba. Los oficiales cubanos dicen que están preparados para discutir su suerte sin precondiciones como un gesto “humanitario”. Pero es también claro que lo quieren canjear por tres miembros la red de inteligencia de los Cinco todavía en prisión en los Estados Unidos.

Existen precedentes para tal canje.

En 2010, Washington actuó rápidamente para intercambiar a 10 agentes encubiertos rusos por cuatro hombres a quienes el gobierno de Rusia había apresado por “contactos ilegales” con Occidente. También está el ejemplo de Israel. En 2011, Israel liberó a más de 1000 prisioneros palestinos para lograr la liberación de Gilad Shalit, un soldado israelí capturado por Hamas cinco años antes.

Y más – todavía tras una carta en noviembre de 2013 firmada por un grupo bipartidista de 66 senadores urgiendo al presidente Obama para que “actuara expeditamente para tomar cualquier paso en el interés nacional para obtener la libertad de Gross”- la administración se niega a negociar.

¿Por qué? Tres palabras: Castro, Cuba, asesinato.

Aun para aquellos que pueden sobreponerse a los dos primeros, el tercero es a menudo, comprensiblemente, un freno al cambio.

En 2001 Gerardo Hernández, el líder de los Cinco, fue acusado y convicto de “conspiración para cometer asesinato” en conexión con el derribo en 1996 de dos aviones civiles sobre el estrecho de La Florida, que resulto en las muertes de cuatro hombres. Fue sentenciado a dos cadenas perpetuas más 15 años en prisión.

¿Cómo pueden los Estados Unidos intercambiar a un hombre convicto por conspiración para cometer asesinato por alguien sobre quien el Departamento de Estado continúa insistiendo en que no hizo nada malo?

Vale la pena desempacar ambas partes de tal noción convencional.

Comencemos por el caso de Gerardo Hernández.

El derribo

El 24 de febrero de 1996, Migs de la Fuerza Aérea cubana derribaron dos aviones de Hermanos al Rescate, matando a cuatro civiles a bordo.

El derribo disparó no solo un incidente internacional entre los dos países, sino también una oleada de rabia y demandas de venganza de la comunidad exiliada cubanoamericana de Miami.

Se puede argumentar si los aviones estaban en aguas cubanas o internacionales cuando fueron derribados. O se puede debatir si el derribo fue una razonable respuesta a las provocaciones de Hermanos al Rescate.

Pero ninguno de esos legítimos debates tiene nada que ver con el asunto central: ¿Qué papel, si alguno, jugó Gerardo Hernández en el derribo de los aviones? ¿Pudo él haber sabido a priori que los militares cubanos estaban planeando derribar los aviones? ¿Tendría el algún control sobre, o influencia en, o papel en el plan de los militares cubanos para derribar los aviones?

Hernández y el derribo

Durante mucho del tiempo que precedió al derribo (Desde octubre de 1995 hasta enero 26, de 1996), Gerardo Hernández estuvo de vacaciones en Cuba. Otro agente, identificado en los documentos del juicio como Manny Ruiz, tomó su lugar y permaneció en Miami hasta al menos mediados de marzo. Ruiz, un Mayor y superior a Hernández en la inteligencia estructura de la inteligencia cubana, controlaba los programas de decodificación requeridos para comunicarse directamente con los jefes en La Habana hasta después de marzo 14 de 1996 -17 días después del derribo.

En enero 29 de 1996, La Habanaenvió un mensaje de alta frecuencia a Ruiz: “El mando superior”, decía, “aprobó la Operación Escorpión para perfeccionar la confrontación a las acciones contrarrevolucionarias de Hermanos al Rescate.” El mensaje decía que La Habana necesitaba conocer “sin duda” cuando el líder de Hermanos José Basulto estuviera volando y “si hay o no actividad de lanzamiento de volantes o violaciones del espacio aéreo”.

Aunque los fiscales luego argumentarían que estos documentos mostraban que Hernández  jugó un rol en la Operación Escorpión –la base para el cargo de conspiración para cometer asesinato- los documentos claramente indican que el mensaje estaba dirigido a Ruiz, no a Hernández.

Dos semanas después, en febrero 12, un segundo mensaje concerniente a la Operación Escorpión fue enviado al agente de campo René González y firmado usando los seudónimos  de ambos, Ruiz y Hernández. Hernández dice que “yo no escribí o envié ese mensaje de febrero 12”.  Hay un número de razones para creerle. Para comenzar, el mensaje adopta casi precisamente la misma fraseología del mensaje de enero 29, incluyendo la repetición de dos errores que Ruiz puede no haber detectado, pero Hernández seguramente sí.

El mensaje crípticamente instruye a González a “encontrar excusas para no volar” en futuras misiones de Hermanos. La realidad es que González había dejado de volar con Hermanos más de dos años antes. Hernández habría sabido eso.

El mensaje también se refiere a González como Iselin, uno de sus dos seudónimos, pero el cual Hernándeznunca usó en alguno de sus mensajes a él.

¿Y qué significaba “perfeccionar la confrontación”? La Jueza Phyllis A. Kravitch –en su disenso respecto de la corte de apelaciones del 11no Circuito- señaló” “Hay muchas maneras en las que un país puede ‘confrontar’ aviones extranjeros. Aterrizajes forzados, disparos de aviso, y regresarlos bajo escolta hasta fuera de las aguas territoriales del país están entre ellas- tal y como un derribo”.

¿Le habría dicho la Seguridad del Estado cubana a Hernández a priori que planeaba un derribo de los aviones? Eso es muy poco probable. La inteligencia cubana es increíblemente compartimentalizada; la información es compartida solo bajo el principio de “necesidad de saber”. Hernández, un agente de inteligencia de campo en niveles medios, no necesitaba saberlo.

Durante este tiempo, Hernández tenía otras misiones de importante responsabilidad. Estaba a cargo de la Operación Venecia, un plan sin relación con el derribo para ayudar a otro agente dentro de Hermanos, Juan Pablo Roque, a redesertar de vuelta a Cuba. La Operación Venecia fue exitosa –Roque voló de Miami en Febrero 23 de 1996.

El primero de marzo, la Dirección de Inteligencia cubana envió un mensaje de congratulación a sus agentes en Miami: “Todo ha resultado bien”, decía. “El Comandante en Jefe lo visitó [a Roque] dos veces, e intercambiaron detalles de la operación. Le hemos dado un duro golpe a la derecha de Miami, en la cual su rol ha sido decisivo”.

El mensaje no se refiere ya sea a la Operación Escorpión o a la Operación Venecia. En su lugar ofrece su “profundo reconocimiento” por la Operación Germán. Basándonos en el contexto de este mensaje y el hecho de que el seudónimo de Roque era “German”, parece claro que el mensaje se refiere al regreso de Roque. Durante el juicio, no obstante, los fiscales argumentaron que el mensaje felicitaba a Hernández por su papel en el derribo.

Los fiscales también adujeron que la promoción de Hernández a capitán en el Ministerio del Interior en Junio 6 de 1996 representaba otro reconocimiento de su rol clave en el derribo. Pero el 6 de junio es el aniversario de la fundación del Ministerio del Interior cubano, la fecha en la cual rutinariamente las promociones son extendidas por el servicio a los empleados del MININT que califican para ellas. Después de cuatro años como primer teniente, Hernández había sido promovido automáticamente.

Tal y como la Jueza Kravitch concluyó en su disenso durante la apelación, los fiscales “no presentaron evidencia” para vincular a Hernández con el derribo. “No puedo decir que un jurado razonable –dada la evidencia- podría concluir más allá de una duda razonable que Hernández estuvo de acuerdo con un derribo”

El cargo

Lo que nos trae al asunto de por qué los fiscales decidieron acusar a Hernández de conspiración para cometer asesinato. Ese no fue uno de los cargos originales establecidos después de que los agentes cubanos fueran arrestados el 12 de septiembre de 1998. Los fiscales solo lo añadieron siete meses después, en mayo 7 de 1999.

¿Por qué la demora?

Agentes del FBI habían penetrado la red cubana desde tan temprano como diciembre de 1996, y decodificado y traducido los mensajes relevantes mucho antes de los arrestos.

Hay varias posibles explicaciones para la decisión de escalar el caso a través de la introducción del cargo de asesinato:

– Aunque los fiscales en 1998 alardearon de que el FBI habia roto una “muy sofisticada” red de espionaje, periodistas y comentaristas rápidamente se enfocaron en cuan poco sofisticada la operacion parecía. Críticos comenzaron a descartar el caso como de “segunda clase”. Eso cambió, por supuesto, tan pronto como el cargo de asesinato fue añadido.

-El FBI estaba bajo fuego de loso lideres exiliados de Miami por fallar en acudar a alguien del derribo. Muy pronto tras los arrestos, el congresista Lincoln Diaz-Balart llamo a la administracion de Clinton a acusar a los agentes arrestados “por el asesinato de cuatro miembros de Hermanos al Rescate” – aun cuando ninguna evidencia los conectaba con el incidente.

El  juicio

 El cargo de conspiración para cometer asesinato se convirtió  en el foco  central del juicio de siete meses.

¿Presentaron los fiscales un caso fuerte?

Ellosnolopensabanasí. Al concluir el juicio, presentaron una petición de emergencia a  último minuto para evitar que los jurados votaran respecto al cargo de asesinato. Durante las instrucciones al jurado, la Jueza  Lenard había definido el nivel de prueba requerido para condenar a Hernández de conspiración  para asesinar. En una petición a  la Corte de Apelaciones del 11no Circuito en  mayo  25 de 2001, lo fiscales alzaron las  manos: “A la luz de las evidencias presentadas en este juicio” -la petición afirmaba- “las instrucciones de la jueza presentan un insuperable obstáculo para los Estados Unidos en este caso, y resultará con toda probabilidad en el fracaso  de la fiscalía”

La Corte de apelaciones rechazó  su apelación, pero el jurado  condenó  a los Cinco en cada uno de los cargos, incluyendo conspiración para cometer asesinato.

El jurado

Lo que nos trae al jurado, y al clima político en Miami  en el momento del juicio.

Hay una tradicional hostilidad entre la comunidad exiliada de Miami hacia cualquiera asociado al gobierno de Castro. Pero el clima fue aun más toxico en la antesala del juicio:

-Elian Gonzalez, un niño cubano, había aparecido en las costas de La Florida en noviembre de 1999. Tras una batalla emocional y legal entre su padre en Cuba y su familia extendida en Miami, fue regresado a su familia en Cuba, amplificando la rabia hacia Cuba entre muchos en Miami.

-Aunque muchos en la prensa de Miami habrían sido por reflejo anti-Cubanos en la mejor de las circunstancias, ahora sabemos que algunos periodistas y comentaristas virulentamente anti Cubanos, incluyendo algunos que escribieron acerca del caso antes y durante el juicio, recibieron secretamente pagos por miles de dólares  del gobierno de  los Estados Unidos a través de la Junta de Gobernadores de la Oficina de Transmisiones a Cuba.

-Existía todavía rabia y frustración entre muchos en Miami porque nadie había sido acusado por el derribo de los aviones dos años antes, con algunos oficiales sugiriendo el encausamiento a Fidel Castro; Gerardo Hernández, sería justo sugerir, se convirtió en el mejor sustituto disponible.

Antes y durante el juicio, la defensa aplico por un cambio de venia dado el clima de hostilidad en Miami. Esas solicitudes fueron todas rechazadas.

En los años desde las convicciones, no obstante, un numero de respetables organizaciones internacionales han elevado sus reservas sobre si los acusados recibieron un juicio justo.

Amnistía Internacional, en un reporte de 2010, concluyo: “Una preocupación central  subyacente se refiere a la justicia de sostener el juicio en Miami, dada la dominante hostilidad hacia el gobierno cubano en el área y los medios y otros eventos que tuvieron lugar antes y durante el juicio. Hay evidencia que sugiere que esos factores hicieron imposible asegurar un jurado completamente imparcial”

Añádase el reporte del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas en 2005: “El clima de parcialidad y de prejuicios contra los acusados en  Miami persistió y ayudó a  presentarlos como culpables desde el principio”.

Amnistía Internacional también cuestionó la “fuerza de la evidencia sobre la cual Gerardo Hernández fue convicto de conspiración para asesinar….[Amnistía] cree que hay dudas sobre si el gobierno cumplió con el peso de prueba de que Hernández planeó un derribo de los aviones de HAR en espacio aéreo internacional, y por tanto en la jurisdicción de los Estados Unidos, lo cual era un elemento necesario en el cargo contra el”

Repitiendo, nuevamente, la opinión de la Jueza Kravitch, los fiscales “no presentaron evidencia” para vincular a Hernández con el derribo. “No puedo decir que un jurado razonable -dada toda la evidencia- podría concluir más allá de una duda razonable que Hernández acordó que hubiera un derribo”.

El caso de Alan Gross

Si es obvio que el caso contra Gerardo Hernández no esta tan claramente cerrado como el Departamento de Estado quisiera que creyéramos, tampoco sucede así en el caso de Alan Gross.

El 3 de diciembre de 2009, las autoridades cubanas arrestaron a Gross y luego lo acusaron de “actos contra la independencia e integridad territorial del estado”. Fue convicto y sentenciado a 15 años de prisión.

Aunque el Departamento de Estado lo continua describiendo como un humanitario dedicado a hacer el bien intentando ayudar a la pequeña comunidad judía en Cuba a conectarse a la Internet, los hechos son más complicados.

La comunidad judía cubana de 1500 miembros ha tenido generalmente buenas relaciones con el gobierno de la isla. Y ellos ya tenían conexión a Internet. Tal y como la Agencia Telegráfica Judía, el servicio global de noticias judío, reportaría mas tarde: “los principales grupos judíos en Cuba negaron haber tenido algún contacto con Alan Gross o algún conocimiento de su proyecto”,

En 2008, Gross había firmado un acuerdo de un ano con Development Associates Internacional, una firma conectada a la USAID, para importar equipo de comunicaciones a Cuba, establecer tres conexiones WiFi -en Habana, Camagüey y Santiago- y entrenar cubanos para que las usaran. Se le pagaron $258 264.

El equipamiento incluía BGANS (Broadband Global Network Systems, los cuales funcionan como un teléfono satelital burlando el sistema de telefonía local y pueden también proveer señales de Internet y ser usados para establecer sus propias conexiones WiFi, que les permiten operar sin ser detectados por los servidores del gobierno) y al menos una tarjeta SIM sofisticada especial, capaz de evitar que las transmisiones telefónicas de satélite sean detectadas en un radio de 400 kilómetros. Tales tarjetas SIM no están disponibles para la venta general en los Estados Unidos, y son más frecuentemente usadas por la CIA y el Departamento de Defensa. A  pesar de las restricciones norteamericanas de viajes a Cuba, Gross hizo cinco visitas a Cuba solo en el 2009. Nunca informó a Cuba de su misión, e invariablemente voló  al país con una visa de turista. Para contrabandear su equipo en el país sin levantar sospechas, Gross algunas veces usó miembros inocentes de grupos religiosos como “mulas”.

En diciembre de 2009, Gross había programado entregar los aparatos BGANS a un profesor universitario en La Habana que había estado utilizando un aparato similar entregado por los Estados Unidos para enviar información sobre “la situación en Cuba” a sus oficiales de caso en EEUU. Era realmente un doble agente trabajando para la seguridad del estado cubana. Gross fue arrestado.

Cuando las autoridades cubanas arrestaron a Gross, descubrieron un tesoro de reportes a sus jefes en Washington en los cuales él reconocía la naturaleza peligrosa del trabajo que estaba haciendo. “Este es un negocio muy peligroso en términos no inciertos,” -escribió en un momento, y añadió que “la detección de las señales de satélite sería catastrófica”.

Conclusión

Así que si Alan Gross no es tan inocente como reclama, y Gerardo Hernández no es tan culpable como se le juzgó. ¿Hacia dónde nos lleva eso?

La verdad es que -cualesquiera que hayan sido las violaciones de las leyes de los países en que los dos hombres fueron arrestados- ambos Alan Gross y Gerardo Hernández son dos víctimas humanas más de  más de 50 años de una política fallida de los Estados Unidos hacia Cuba.

La continuación de sus encarcelamientos representa -para ambas partes- el impedimento mayor para mejorar las relaciones entre ambos países.

El  gobierno cubano ha expresado su voluntad de discutir la suerte de Alan Gross sin pre condiciones. Ha pasado el tiempo  para que los Estados Unidos, que es en última instancia responsable por la fallida misión de Alan Gross a Cuba, haga lo mismo.

(Tomado del blog de René González Sehwerert)

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • eduardo... dijo:

    sumamente esclarecedor, inobjetable.

  • Утижение-Консуэло-Consuelo dijo:

    René estamos ganando la batalla, la verdad-humana, siempre vá a Triunfar. Esperemos a que Los Cinco estén juntos aquí con nosotros y Nuestro Padre pueda tener la satisfacción de que en el Mundo, se demuestre la verdad de sus éxitos, por los que dió toda su salud y su vida.
    Un abrazo hermano, a todos los que están de parte de la Justicia.

  • marta dijo:

    Excelente artículo por René, cada día se coniocen nuevos elementos sobre el caso de los cinco, nos gustaría saber algo sobre la misión que tenía asignada y, si ya tiene algún libro sobre el diario que escribía en prisión, favor exponer algunos artículos.

  • Miriam A. Peña dijo:

    Muy esclarecedor este articulo, no hay dudas de que los cinco fueron condenados injustamente, no debieron estar ni un solo días tras las rejas, pero la justicia vencerá, nunca podemos perder la esperanza, Gerardo, Ramon y Antonio VOLVERAN Y CUMPLIRAN EL SUEÑO DE ESTAR JUNTOS LOS CINCO. un abrazo revolucionario.

  • NIURKA dijo:

    EL DELINCUENTE ES MUY ASTUTO Y QUERIA O PRETENDIA VIOLAR LA SOBERANÑIA DE CUBA….
    ES UNA TRISTE HISTORIA PORQUE QUIZÑAS EL NO SE INFORMO BIEN DE LOS RIESGO QUE IMPLICARON SUS ACCIONES PREVIAMENTE..

  • francisco dijo:

    Excelente articulo Muy esclarecedor.

  • sinsusto dijo:

    Ser cultos para ser libres

  • Manuel dijo:

    ¿Por qué nunca se ha publicado en Cuba el libro a que hace referencia René? Los cubanos solamente tenemos una abrumadora y fragmentada información, casi improcesable en toda su magnitud, sobre todo el caso de los 5, pero nunca hemos podido acceder a una versión organizada y estructurada de todo este proceso.

  • senelio ceballos dijo:

    Hoy aqui..EL RADIO LOCAL MAYAK….dio la informacion que se efectuo un intercambio de espias capturados el anno pasado….la seguridad Alemania entrego el matrimonio ruso-aleman..acusado de espionajes..Mientras las fuerzas de seguridad rusa…entregaban varios ciudadanos de paises occidentales retenidos por esa misma causa…ENTRE ELLOS A UN NORTEAMERICANO…

    …Estimado Obama..Ud dijo que hoy el mundo se enfrenta tres grandes peligros m undiales…TERRORISMO…EBOLA…EXPANSIONISMO RUSO…..le aconsejamos que no lea tantos informes amarillos de sus asesores!!!

  • Beatriz dijo:

    Esclarecedeor artículo por Rene González.
    Ilustra que en Cuba y todo lo que tienen que ver con Cuba pasa por la política y por la necesidad oscura e irracional de cualquier gobierno de los EE UU de destruir una Isla a solamente 90 millas qu elo único que pretende es que nos respeten y nos dejen vivir a la manera escogida soberamente por su pueblo. la historia de Cuba y de su independencia no comenzó en 1959 sino que viene desde 1868.
    Viva Cuba libre.
    Viva Fidel.
    Liberen a nustros heroes prisioneros en carcels de los EE U.
    Liberenlos YA.
    BHS

  • bersy acosta dijo:

    Muy bien,estamos ganando y claramente que vamos a triunfar,tendremos la gran satisfacción de que tendremos a nuestros cinco héroes en su país,en su tierra ……
    un saludo revolucionario

  • El barrendero dijo:

    Excelente artículo evidentemente desentraña diversos aspectos del caso de los cinco desde ángulos totalmente desconocidos para mí, aunque el libro Los últimos soldados de la guerra fría de Fernando de Morais ofrece una magnifica panorámica del caso de nuestros cinco héroes. Sobre el libro de Stephen Kimbers se que ha sido todo un exito su edición en ingles con un título que creo que es así “The truth farest across the waters” y me parece haber visto porv ahí ejemplares en lengua castellana, no se si editados en Cuba o en el extranjero.

  • Frank Edelman dijo:

    Primera vez que leo en detalle, aspectos relacionados con la labor desarrollada por nuestros CINCO HÉROES, pienso que está muy claro todo, el Gobierno norteamericano tiene la palabra, que se decidan y se pacte un canje entre nuestros tres Héroes que siguen prisioneros y el señor Alan Gross que como se lee trabajaba al servicio de la Ci-Ai-Ei. Un abrazo para nuestros CINCO HÉROES. y nuestro agradecimiento por todo lo que hace el señor Stephen Kimber.

  • Yordan Caballero García dijo:

    gracias a René por su esclarecedor artículo . En su obra “Tres Héroes” 1889(La Edad de Oro) José Martí expresó: “Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres(…)” en los cinco va un pueblo entero, va el decoro y la dignidad humana, mientras todos no sean liberados, lucharemos, !que los liberen por lo que son!: INOCENTES, Gerardo es una persona incapaz de conspirar para hacerle daño a nadie, Gerardo es un luchador por la vida, los 5 son luchadores por la vida, no tuvieron nada que ver con el derribo de las 2 aeronaves piratas de “Hermanos al Rescate”, el culpable de ese lamentable incidente es Basulto, los culpables son los miembros de la ultraderecha del sur de la florida enferma de odio y frustración Cuba defendió su soberanía el 24 de febrero de 1996, estaban advertidos, por parte de las autoridades cubanas,
    cabe preguntarse ¿cuánto dura en el aire un avión de cualquier nacionalidad que viole el espacio aéreo estadounidense y que interrumpa las comunicaciones para transmitir oraciones religiosas, llamar a la insurrección popular y tirar panfletos subversivos?
    Ellos mismos anunciaron los vuelos con antelación, siempre lo hicieron, la maniobra era pública, no era necesario conspirar para saber que iban a violar el espacio aéreo cubano. Las carcajadas de Basulto al presenciar lo que en tantas incursiones se les advertió, ¿no nos dicen nada?, se les advirtió siempre que estaban entrando en una zona activada, se les advirtió del riesgo que corrían, pero no, ellos provocaron la confrontación. Lo cierto es que el pueblo cubano ya no podía permitir que esto continuara sucediendo.
    Alan Gross es culpable, Los Cinco son inocentes, pero mi opinión es que si tenemos que pagar el altísimo precio de liberar a un culpable (Alan Gross ) para rescatar a 3 inocentes, debemos hacerlo.
    Es repugnante que descarguen en Gerardo, todo el odio, la rabia y la frustración de esa ultraderecha terrorista de Miami en relación con el regreso de Elián a Cuba, con 2 cadenas perpetuas más 15 años de prisión.
    Seguiremos luchando con los medios que tenemos a nuestro alcance por la libertad de los 3 que aún no han sido liberados.
    saludo a los cinco desde la tierra de Vicente García González.
    Comité proliberación de los 5 Escuela del Partido de Las Tunas.

  • ElQbanolibre dijo:

    Verdad que René tiene tremenda cantidad de información.
    Si fuera posible que hubiera un libro en que deforma resumida se ofrecieran detalles del caso de los cinco, al menos unos años antes y hasta el momento del primer juicio, sería muy esclarecedor, claro, la información tambine depende de información clasificada.
    René nos actualiza de mucho.
    A mi en lo personal, me perece que ya el caso de los cinco se ha pasado de los límites y que ha sido prolongado por el poder que tiene la gusanera en Miami y que muchos políticos les tienen miedo, porque se ha convertido en una verdadera mafia.
    No obstante si no estoy de acuerdo, si no liberan a los tres cubanos que quedan presos en los EE.UU, repito si esto no sucede, no estoy de acuerdo en que liberen a Alan Gross, hay que exigirles a las autoridades norteamericanas que nos respeten a nosotros también. Digo esto no vaya a ser que el Papa desde el Vaticano haga una solicitud de Liberación de Alan Gross y se desayune con el caso de los cinco (tres presos cubanos). Porque el caso por falta de divulgación no peca, por lo que el que no se haya enterado es porque no quiere saber de ello.

  • roberto dijo:

    René por primera vez le escribo a su sitio, he leido sus reportajes y los considero precisos y concretos, cuando los cubanos del siglo 22 conozcan de la historia de Cuba y su soberanía ahí estará el caso de los 5.

    • Carlos Alberto dijo:

      Me parece muy importante este tipo de articulos,deben ser publicados pues esclarecen aun más la gran cantidad de injusticias que se publican en otras partes sobre nuestros cinco héroes

  • Pierre dijo:

    Interesante artículo, lleno de datos y vivencias de unos de los procesados e injustamente condenados.
    Cuando se comenzó a informar sobre el caso de Los Cinco Héroes en la Mesa redonda, recuerdo se informaba sobre el diario que llevaba Rene durante el juicio, sería muy oportuno de ser posible una publicación esclarecería a muchos cubanos y a otros amigos residentes en otros países sobre la verdad.
    El libro “ Los últimos soldados de la guerra fría” del brasileño Fernando Morais, complementa lo que sabemos y aclara aspectos muy interesantes. Hay otro libro escrito por un canadiense, sería bueno su traducción previa autorización de su autor y casa editora que trata sobre este hecho de nuestra historia.
    El mundo cada vez está más convencido de la trama montada y la manipulación del juicio.
    Nos queda constituir un jurado de millones, como nos pidió Gerardo, que declare a estos hombres totalmente inocentes y seguir insistiendo la liberación de Tony, Gerardo, y Ramón, antes de que Obama abandone la presidencia, el próximo presidente de USA pinta a republicano y este partido aunque los dos son iguales es más reaccionario que el demócrata.
    ¡ Libertad ahora para Tony, Gerardo y Ramón!
    Rene continúe por favor dándonos sus vivencias del amañado juicio.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

René González Sehwerert

René González Sehwerert

Es uno de los cinco cubanos presos en Estados Unidos por alertar a Cuba de acciones terroristas organizadas en territorio norteamericano. Su causa tiene un enorme solidaridad internacional. Fue condenado a 15 años de prisión.

Vea también