Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Hablemos del Poder Popular

| 42
Foto: Jorge Luis González / Granma

Foto: Jorge Luis González / Granma

Del próximo mes de octubre a diciembre se desarrollará en todo el país el último proceso de rendición de cuenta del delegado a sus electores correspondiente al actual mandato. La ocasión resulta propicia para reflexionar sobre el Poder Popular, en momentos en que se multiplican las ideas, las opiniones y los cuestionamientos sobre el accionar del sistema político cubano, y cuando se acaban de cumplir cuatro décadas de la elección de los primeros representantes del pueblo como parte de la experiencia de Matanzas.

Como principio esencial de nuestra democracia socialista, aquellos pasos fundacionales de la nueva institucionalidad, en 1974, convertían jurídicamente en realidad la participación de las masas en el ejercicio del poder estatal en todas las instancias.

Eran el resultado del desarrollo de una cultura cívica superior luego de 15 años de participación popular en la defensa de la Patria, la edificación de la obra revolucionaria y una práctica democrática basada en el diálogo permanente del pueblo con sus principales dirigentes. Fue una etapa en la que muchas palabras recuperaron su significado y otras surgieron para expresar nuevos sentimientos.

Quedaban atrás los prejuicios y el rechazo de las mayorías hacia todo lo que podría recordarles el régimen político que se hundió con la tiranía en 1959, caracterizado por la marginación y el engaño generalizados, los privilegios de una élite explotadora y la subordinación de Cuba a los intereses de la potencia extranjera que se apoderó de nuestras riquezas. Junto a una soberanía castrada, los cubanos heredamos de la ocupación militar yanki, no sin resistencia, el accionar de ma­quinarias politiqueras profundamente corrup­tas, que “legitimaban” periódicamente el es­quema político existente en los Estados Unidos, que José Martí desnudó en sus Escenas Norteamericanas.

Al clausurar el seminario impartido a los primeros delegados en Matanzas, el compañero Raúl Castro expresó:

“En la circunscripción electoral la máxima autoridad no la tiene el delegado elegido, sino el conjunto de los electores: son estos los que le otorgan el mandato para que los represente en sus problemas, quejas y opiniones: son estos los que pueden revocarlo en cualquier momento cuando no responda a sus intereses. Por ello, es el delegado el que rinde cuenta ante los electores y no a la inversa. Son las masas de la circunscripción las que tienen el máximo poder, el poder primario; el poder del delegado es derivado, otorgado por las masas”.

Minutos antes, les había orientado: “De­ben ustedes, como les planteara Fidel, crear, en todas las dependencias administrativas del Poder Popular y en todos los centros de producción y servicios del Poder Popular, el hábito de tratar esmeradamente, exquisitamente al público y tomar todas las medidas que sean necesarias para lograr este importante propósito”.

Premisa de esos principios, entre otros, ha sido el perfeccionamiento permanente del sistema de órganos del Poder Popular, como muestran las reformas a la Constitución, la adopción de nuevas divisiones político-administrativas, el surgimiento de los Consejos Populares y su ley correspondiente, así como otras leyes, acuerdos, reglamentos y normativas que precisan funciones y dan respuesta a cambios en la realidad social.

Más recientemente, con el experimento de Artemisa y Mayabeque, que entre otras cosas separa las funciones de los presidentes y vicepresidentes de las asambleas municipales y provinciales, de las correspondientes a los jefes de los consejos de la Administración en esas instancias, se busca hacer más estrechas y efectivas las relaciones con la población y asegurar el precepto constitucional según el cual “las masas populares controlan la actividad de los órganos estatales, de los diputados, de los delegados y de los funcionarios”.

El cumplimiento de lo aprobado en el VI Congreso del Partido y que mediante el Acuerdo 60/VII de la Asamblea Nacional el pueblo hizo suyo, implica estudio y aplicación, impensables sin la participación del pueblo, que es el protagonista principal de la materialización de los cambios.

Pero es innegable que las nuevas tareas que deben asumir los delegados como parte de la responsabilidad inherente a su cargo y a la dinámica de las transformaciones en curso, les demandan un enorme esfuerzo y un tiempo del que a duras penas disponen, toda vez que por sus servicios a la colectividad no cobran salario y todos —excepto los jubilados— cumplen diariamente su jornada laboral.

A ello se suma el desgaste por las presiones que desde abajo reciben por parte de algunos electores que les reclaman la solución de disímiles asuntos, mientras ciertas visiones administrativas desde arriba los describen y tratan como mensajeros problemáticos.

Los presidentes de las asambleas muni­cipales y provinciales, los miembros de los consejos de administración y demás cuadros y funcionarios, por su parte, se ven enfrentados a un cúmulo creciente de realidades que impactan en la vida de las personas. Ello implica más consagración, planificar y organizar mejor su labor, trazar estrategias de comunicación hacia lo interno y externo e innovar y cambiar estilos de trabajo.

Esa realidad debe estudiarse de forma multifactorial para modificar lo que sea necesario; sin embargo, la labor actual de los órganos locales del Poder Popular sería más efectiva si todos: electores y elegidos, autoridades políticas y administrativas conocieran en profundidad, y cumplieran e hicieran cumplir lo que está vigente para asegurar el funcionamiento del sistema en sus distintas instancias.

Burocratismo, subestimación o desatención a la autoridad de los delegados y diputados, y sobre todo del pueblo, provocan disgustos en la ciudadanía, lo cual se suma a la política de mortificación permanente del im­perialismo y sus fuerzas monumentales lanzadas de manera minuciosa, permanente y criminal contra Cuba, en distintos formatos.

Las asambleas de rendición de cuenta del delegado

En los contactos sistemáticos en los territorios con electores, delegados, presidentes de Consejos Populares, de asambleas municipales y provinciales y con directivos empresariales de organismos y organizaciones, el diputado Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, ha reiterado la importancia del vínculo con la po­blación, cuestión que se recoge en los Ob­jetivos de la Primera Conferencia Nacional del Partido.

Lazo aprovecha cada oportunidad para precisar conceptos sobre el papel de los representantes del pueblo y en especial el de la máxima autoridad de la circunscripción, que son los electores, pues si esto no se reconoce, desvirtúa o ignora, entonces ellos no se sentirán en el disfrute pleno de sus derechos ni de participar y trabajar en la solución de muchos de los problemas que les atañen o afectan.

Esos electores tienen la gran responsabilidad, además, de elegir o revocar en su circunscripción a los integrantes de las asam­bleas municipales del Poder Popular —dos de los cuales ocuparán los cargos de presidente y vicepresidente—, de aprobar al Consejo de la Administración local, el plan económico-social y el presupuesto, y proclamar a los candidatos para las elecciones de diputados y delegados provinciales.

Por eso debe darse a las reuniones del delegado con sus electores, el mismo valor que se da a la Asamblea Municipal, a la Asamblea Provincial e, incluso, a la Asamblea Nacional. Si eso no se logra, los cimientos sobre los cuales descansa el edificio de nuestro modelo, erosionados por la rutina y el formalismo, no tendrán la solidez requerida.

Las causas de un descenso en los reportes de asistencia a las Asambleas de Rendición de Cuenta —sin hablar de las suspensiones o posposiciones de estas— tienen varias razones, entre ellas una convocatoria apresurada, pobre divulgación y accionar de los llamados factores de la circunscripción, un espacio no adecuado para el encuentro, y sobre todo la ausencia de vecinos de los cuales la comunidad espera una actitud más consecuente.

Si se tiene en cuenta que quienes integran las fuerzas más activas de la sociedad, de cuyo ejemplo depende en gran medida la actitud de los demás, vemos que todos viven en la comunidad: los militantes del Partido y la Juventud, los cuadros de las organizaciones políticas, de masas y sociales, los jefes y funcionarios de los organismos de la administración central del Estado, los combatientes y oficiales de las instituciones armadas, los directores de empresas, los profesionales, intelectuales, periodistas, profesores, científicos y otros vecinos destacados.

Es lógico que esa presencia en esos en­cuentros en los barrios —que ocurren dos veces en el año— enriquece el de­bate, refuerza el papel del delegado, de las propias asambleas, de los consejos populares y el accionar de las masas en el barrio para enfrentar importantes desafíos como las manifestaciones de indisciplina social e ilegalidades, sin desdeñar el valor de lo que son capaces las masas que siempre tienen presente aquello que Cervantes puso en boca del Quijote, hace 400 años: “no es un hombre más que otro si no hace más que otro”.

No es justo generalizar las reuniones de rendición de cuenta como tediosas e insustanciales, o los reportes inaceptables de asistencia “inflados”, en el convencimiento de que una concurrencia alta es sinónimo de calidad, pues abundan ejemplos de seriedad e iniciativa, donde esos encuentros son una fiesta de civismo, que se aprovecha para reconocer a niños, jóvenes y ciudadanos más destacados de la comunidad, promover el diálogo sobre los problemas colectivos y concretar la búsqueda de la unidad, el consenso, la identidad y el sentido de pertenencia de los ciudadanos por la comunidad, el territorio y el país.

“Construir ese consenso —en opinión de la diputada Ana María Mari Machado, vicepresidenta de la Asamblea Na­cional—, significa llegar, mediante la expresión clara de las ideas, después de escuchar diversas opiniones, a una decisión para la solución o identificación de un problema, subrayando que apoyar esa decisión es lograr la disposición de todos, sin que de inicio haya sido lo exactamente pensado por algunos. En otras palabras, es la posibilidad de escuchar e intercambiar diversos argumentos expresados de modo transparente y realizar análisis colectivos de aquellos para llegar a consensos que beneficien a todos, que como se sabe no significan unanimidad”.

Los planteamientos de la población

El delegado tiene la responsabilidad de escuchar, recepcionar y viabilizar las opiniones y propuestas de las personas, pero no es un administrativo y por lo tanto no es quien tiene que tapar los huecos, ni hacer el pan u otra tarea; pero lo que sí le corresponde es exigir que todo se haga bien, como gobierno que es en su área, junto con los electores, ha reiterado Lazo.

Una de las insatisfacciones de la ciudadanía está relacionada con las respuestas a muchos de sus planteamientos, porque no se le dan, no resultan convincentes, quienes las dan no las explican bien, no dominan la materia o sencillamente no se apegan a la verdad.

Según datos de la Asamblea Nacional, más del 40 % de los planteamientos de los electores tiene solución, y muchos los puede resolver el director de una empresa, de una unidad presupuestada o el jefe de cualquier institución, puesto que detrás de un planteamiento suele haber una deficiencia administrativa. Si se garantizara la calidad de los servicios y productos, si se redujera el exceso y lentitud de los trámites, y las administraciones trabajaran bien, desaparecerían muchas quejas irritantes.

Con frecuencia, ciertos debates suelen enredarse en la discusión de algo que para materializarse demanda millones de dólares o pesos, que conllevan inversiones o recursos. Una parte sustancial de los reclamos de la ciudadanía —que son necesidades reales de las personas o las comunidades, solo pueden realizarse con aumentos importantes y sostenidos de la producción, de la eficiencia económica o de ahorros sustanciales.

Pero no es lo mismo una nueva red para extender el servicio eléctrico que cambiar una bombilla del alumbrado público, como tampoco es igual construir un acueducto que reparar un equipo de bombeo o eliminar un salidero. Entonces, si persiste un conjunto de problemas sencillos de la gente, y lejos de ser amables con ella y darle respuestas claras, se le maltrata o se le hacen promesas imposibles de cumplir, se le abre cauce al descrédito y se deteriora el estado de ánimo de la población.

“Si esta Revolución es del pueblo, por el pueblo y para el pueblo —ha dicho el Presidente de nuestro Parlamento—, cuál otro debe ser el sentido de la existencia de una entidad o de un dirigente revolucionario sino el propiciar la mayor alegría y tranquilidad a ese pueblo”.

Roberto Armas, quien se ocupa del análisis de los planteamientos en las Oficinas Auxiliares de la Asamblea Nacional, considera que en esto se evidencia, con mucha frecuencia, falta de acometividad, organización y control en las direcciones administrativas.

“Por ejemplo, cuando leemos las actas de consejos de dirección, explica, a veces descubrimos que señalamientos que les atañen se examinan superficialmente, o no se precisa cuándo o quién se encargará de la solución o de dar una oportuna y razonada respuesta, eso sin contar que no hay que esperar a que se reúnan los directivos para actuar sobre un problema, ni esperar al periodo de rendición de cuenta para emprender un maratón de soluciones, ni olvidarse de que algo resuelto puede de nuevo convertirse en queja si persisten las causas que la motivaron”.

Para qué voy a plantear algo si no lo van a resolver es un pensamiento predominante en muchas personas; pero es útil que sepan y puedan exigir en consecuencia que el proceso de atención a lo que expresa la ciudadanía —tanto en las reuniones de vecinos, como en los despachos del delegado, en otros encuentros o en cartas—, está detallado en el Acuerdo 6560 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

Ese documento norma los pasos a seguir por las administraciones a todos los niveles de dirección y del papel de cada cual en la tramitación y solución de los planteamientos de los electores, y los clasifica en quejas, sugerencias, solicitudes y denuncias. Es por eso que conducir adecuadamente ese proceso requiere preparación y dominio.

Para asegurar la solución de muchos problemas se ha decidido irlos incorporando al Plan de la Economía, mas cuando este se incumple suelen darse diversas excusas, como que faltó o no alcanzó el financiamiento, que no se recibió todo lo necesario, que no llegó a tiempo, que no había con quién ejecutarlo, etc. Lo real es que si ciertamente la inversión estaba incluida en el Plan es porque tenía aprobado ya el presupuesto y firmados los contratos para los recursos materiales y humanos.

No pocos planteamientos tienen raíz en indisciplinas de los propios ciudadanos, en la tolerancia de autoridades administrativas y de representantes del pueblo, que han propiciado la aparición de microvertederos o el surgimiento desordenado de barrios donde no se podía, y es allí cuando los moradores después empiezan a pedir agua, calles o carretera, ómnibus y teléfonos, sin las infraestructuras indispensables, pero costosas, para llevar esos servicios que necesitan primero la escuela, el consultorio, el comercio, etc.

La diputada Ana María Mari adiciona un factor decisivo y es la importancia de que quien asuma alguna responsabilidad social “debe poner empeño en su capacidad de comunicar, pues entre otras habilidades y competencias necesita cumplir las reglas para una buena comunicación: saber escuchar a los demás, saber expresar adecuadamente sus argumentos con fluidez, con un lenguaje apropiado y con palabras comprensibles a quienes lo escuchan, y de garantizar que los otros puedan expresarse y también sepan escuchar, pues es necesario comprender lo que cada parte, en lo individual o colectivo, desea expresar y argumentar”.

“La Revolución Cubana propicia espacios de infinitas posibilidades para eso, como son los mecanismos del sistema de órganos locales del Poder Popular en la comunidad, la circunscripción, el Consejo Popular, las asambleas y sus comisiones de trabajo, así como de nuestras organizaciones políticas y de masas, en los centros de trabajo, de educación, de investigaciones sociales y en las secciones de opinión en la prensa, entre otros”, explica la vicepresidenta de la Asamblea Na­cional.

Si a ello unimos el genio colectivo, la experiencia acumulada por las masas en la épica de nuestro devenir histórico, y sobre todo la sabiduría de Fidel, quien siempre insistió en el hábito de no dejar de pensar y pensar hasta encontrar la solución de un problema, no habrá empeño que no pueda lograrse. En ese clima debemos juntarnos todos para lograr los objetivos de la próxima rendición de cuenta de los delegados a sus electores.

(Tomado de Granma)

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yotuel dijo:

    En mi opinión,creo que ya el Poder Popular cumplió su función.La gente no cree en sus delegados,y no porque no hagan gestiones,sino,porque ellos no tienen finaciamiento ni autoridad para decidir que hacer en los miles de planteamientos que se quedan sin respuesta.En mi barrio casi nadie acude a las reuniones y los que lo hacen es por una cuestión política mas que otra cosa.El pobre delegado no sabe que va a contestar ,no tiene respuestas que convenzan.Son los planteamientos de decenas de años que aún la gente espera que se cumplan.Mejos esos salarios se utilizan en cosas más utiles que resuelvan los problemas que agobian a nuestro pueblo.Viva Cuba

  • Felicia DM Padron dijo:

    “Si esta Revolución es del pueblo, por el pueblo y para el pueblo —ha dicho el Presidente de nuestro Parlamento—, cuál otro debe ser el sentido de la existencia de una entidad o de un dirigente revolucionario sino el propiciar la mayor alegría y tranquilidad a ese pueblo”.

  • Albert de Nicaro dijo:

    Todo lo que no cumple la función para la que se diseñó tiene que cambiar , no es opcional

  • JRPULIDO dijo:

    Considero muy bueno este comentario desde el punto de vista conceptual:. Es lo que está institucionalmente establecido pero que a pesar de ello, es verdad que la ciudadanía piensa:”Para qué voy a plantear algo si no lo van a resolver”.

    Pienso que no se trata solamente de “exigir” el papel de los alegidos para el Poder Popular, si no también el de tener la potetad para proponer medidas disciplinarias para aquel funcionario administrativo e incluso trabajador, que no cumpla con una actitud solucionadora en los problemas que realmente se pueden resolver, de los planteamientos de los electores y de los numerosos problemas existentes en la comunidad y que de ellos depende.

    “Si esta Revolución es del pueblo, por el pueblo y para el pueblo —ha dicho el Presidente de nuestro Parlamento—, cuál otro debe ser el sentido de la existencia de una entidad o de un dirigente revolucionario sino el propiciar la mayor alegría y tranquilidad a ese pueblo”.

    Ya es suficiente hora de que todos estemos claro con este planteamiento de nuestro
    Presidente y nos pongamos en función de ello.

  • JRPULIDO dijo:

    Perdónenme: pero aclaro que cuando digo nuestro Presidente, es nuestro Presidente del Parlamento que es quien expresó la frase.

  • habanero dijo:

    La vida sigue igual. Después de tantos años, el pan sigue chiquito y malo; y el panadero tiene moto o carro obtenidio ¿con su salario? Y las calles siguen sucias porque no hay contenedores o carros con que recoger la basura. Y los salideros siguen porque no hay baterías para el compresor, o tuberías o presupuesto. Y las calles apagadas porque no hay bombillos. Y siguen los baches porque falta el asfalto. Y el pobre delegado poniendo la cara. El tramitador de planteamientos al que nadie hace caso. La culpa no la tiene nadie … o es del bloqueo?

  • rdamian dijo:

    La incapacidad que muestran hoy las instituciones para resolver los problemas locales está condicionada por las leyes que propician que funcionarios y dirigentes incapaces se establezcan en puestos de relevancia.
    Hoy son pocos los que asisten a rendiciones de cuenta porque los que asisten son los trabajadores, los dirigentes están muy ocupados con sus “reuniones” o el cansancio que estas les generan…
    ¿Crees que el administrador de la tienda de la esquina escucha las quejas de los vecinos, por el hecho de que los dependientes cierran 1 hora antes de lo establecido??
    Por más que lo reportemos el hombre sigue lustrando su barriga y su medio de transporte personal, quien con sus 500 pesos mensuales pudo, honradamente, comprarse.
    Esto es un simple y mundano ejemplo de los que pueden ocurrir en cualquier circunscripción de este país donde exista una institución estatal cuyo objetivo sea satisfacer las necesidades de la población.
    Mi opinión: Leyes económicas que no están a la altura de las necesidades. La organización de la sociedad está condicionada al desarrollo económico de esta. Ya lo dijo F. Engels en “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”. Hoy en Cuba, el des. eco. es limitado por las leyes vigentes….
    saludos

  • carmen dijo:

    Inoperante y mucha gente viviendo del cuento

    • Haley dijo:

      Pienso que parte de la solucion esta en que el sistema electoral experimente algunas modificaciones.Los ciudadadanos votan por alguien que en relaidad tiene muy poco poder y las consecuencias ya las conocemos.porque no votar directamente por los integrantes de la Asamblea Nacional que son o deberian ser nada mas y nada menos que el representante de la sociedad civil cubana.Eso seria un gran paso de avance.Creo que hay muchos canales antes de llegar a esta organizacion.Hay muchas preguntas que se hacen los cubanos en lo politico y en lo economico y no creo que la Asamblea refelje hoy eso intereses.

  • Elmano dijo:

    Esta forma de gobierno pppular fue instituida en un entorno diferente al actual, pero muy diferente, el Delegado Actual no tiene poder real solo tramita problemas y respuestas entre el electorado y los administradores del estado, creo firmemente que esto esta nececitado de un cambio, sino pronto dara la Asamblea solo.

  • Sulfuro dijo:

    Rendicion de cuentas del delegado del Poder Popular? Ya se me habia olvidado que eso existia del tiempo que hace que por mi barrio no se efectua una reunion de esas. Bueno, al menos nadie avisa y si se hacen, debe haber tan poca gente que uno ni los ve …

  • Rosin dijo:

    Hay una realidad, los % de asistencia a las rendiciones de cuenta en las Circunscripciones son cada vez, menor. ¿Por qué? se ha perdido la confianza en la palabra. El delegado que nosotros mismos elegimos ( en ocasiones no es el ideal, pero es el que tiene la voluntariedad) asiste a las asambleas con preguntas ¿Tienen algo qué plantear? Nadie plantea nada y se acabó la asamblea. Pienso que en dichas reuniones hay que realizar un análisis, previamente realizado municipalmente, sobre la situación del agua, la electricidad, la vivienda, el transporte, etc en el municipio de residencia. Explicar sobre las inversiones que se han realizado en el municipio hacia dónde han estado dirigidas. Después recoger las opiniones de la población sobre los principales problemas que existan para dar respuesta no en la próxima asamblea porque el tiempo es muy largo, sino en un tiempo prudencial. Hay que lograr que los planteamientos negativos revertir un 70% en positivos si no perdemos la confiabilidad en nuestro Gobierno Municipal.

  • José Angel Turro dijo:

    En realidad hay que analizar el funcionamiento del PP en los municipios y provincias. Fui delegado a la Asamblea Municipal por cinco mandatos consecutivos, ademas de ser presidente de una Comicion de Trabajo de la Asamblea, por mi experiencia sugiero:
    1- Democratizar la eleccion del presidente y el vicepresidente. Hoy, en una oficna en la provincia se decide quienes serán, luego se le impone a los Delegados una única candidatura.
    2- El Delegado no tiene la posibilidad de proponer a un presidente, eso solo lo puede hacer la comicion de candidatura, donde esta entonces la democracia.
    3-hacer la comicion de canb

  • Cubano de a pie dijo:

    El delegado solo juega el papel de un lleva y dice. No puede resilver nada, está sujeto a los caprichos de presidente del gobierno municipal y este a los del provincial. En fin es un sistema ya inoperante , que no se adapta a las condiciones actuales. Lo que se necesita es un representante del pueblo que se haga sentir. Que los que estan por arriba de él le rindan cuentas a la ciudadania de uso de los recursos que le fueron asignados, pero con números, no con palabrería, entonces si podremos decir CUBA HACE. saludos

  • Lupa-Catalejo dijo:

    Tubal, fijese en la foto de su artículo cuántas personas se ven menores de 30 años y saque usted….., bueno como dice Taladrid.

  • Prof.Dr. Sergio Perez dijo:

    LOS ANTIVALORES DEL CUBANO
    Prof. Dr. Sergio A. Pérez Barrero
    Fundador de la Sección de Suicidiología de la Sociedad Cubana de Psiquiatría, de la Asociación Mundial de Psiquiatría y de la Red Mundial de Suicidiólogos.
    “LA PATRIA NO ES DE NADIE Y SI ES DE ALGUIEN , SERA Y ESTO SOLO EN ESPIRITU, DE QUIEN LA SIRVA CON MAYOR DESPRENDIMIENTO E INTELIGENCIA”
    José Martí

    ” A LA PATRIA NO SE HA DE SERVIR POR EL BENEFICIO QUE SE PUEDA SACAR DE ELLA. SEA GLORIA O DE CUALQUIER OTRO INTERES, SINO POR EL PLACER DESINTERESADO DE SERLE UTIL”
    José Martí

    Como psiquiatra cubano residente en la Isla y que ha alcanzado la mayor categoría docente existente en el país, con cuatro décadas de práctica profesional ininterrumpida, me ha llamado poderosamente la atención los antivalores adquiridos por la inmensa mayoría de nuestros compatriotas y que afectan de una manera u otra sus relaciones interpersonales en diversos escenarios.
    Es algo muy común en casi todas las generaciones de cubanos residentes en la Isla la utilización de palabras obscenas en su comunicación habitual, sin tener en cuenta el lugar, ni quienes les rodean para decirlas.
    Se irrespetan las normas de convivencia social, como por ejemplo, escuchar música con un volumen muy elevado sin importarle los inconvenientes que ello pueda ocasionar a los demás, o arrojar desperdicios en lugares no adecuados, por citar solo dos ejemplos.
    El respeto se ha perdido entre los alumnos y sus maestros pues quienes imparten clases a los niños y adolescentes en nuestro país son otros adolescentes o muy jóvenes quienes carecen de la debida maestría pedagógica, borrando las necesarias fronteras entre el educador y el educando.
    O tienen serios problemas de carácter que les impiden contenerse o comportarse normalmente
    El estrecho chovinismo de quienes consideran a Cuba un país llamado a jugar un protagonismo importante en la historia de la humanidad, hace que el cubano inculto y desconocedor de otras realidades lo considere una verdad absoluta.
    Todos los países tienen su historia grandiosa para ellos y tienen su papel mayor o menor en el concierto de naciones.
    La familia, célula fundamental de la sociedad, ha sido blanco de diversos atentados a su integridad, estabilidad y buen funcionamiento por múltiples situaciones como:
    • Los círculos infantiles a los cuales se podían llevar los lactantes con apenas cuarenta y cinco días de nacidos para que la madre trabajadora pudiera incorporarse a sus labores.
    • Las becas desde el séptimo grado, cuando los niños apenas habían cumplido los 11 años en la generalidad de los casos y se les separaba de sus familiares que podían verles según el régimen de pases que tuvieran ( semanal, quincenal o mensualmente).
    • Las movilizaciones de trabajadores y estudiantes a laborar en lugares alejados de sus hogares en los que podían permanecer durante meses sin retornar al seno familiar.
    • La migración a otros países principalmente a los Estados Unidos de Norteamérica a los que no se les vería nuevamente o con los que no te podías comunicar so pena de ser etiquetado como “gusano” termino que se empleaba para referirse a los que no compartían las políticas gubernamentales.
    • La imposibilidad de asumir abiertamente la fe religiosa pues el resultado era la marginación, la exclusión social.
    Estas realidades se pretenden negar actualmente lo cual refrenda otro antivalor que es adulterar la historia del país a conveniencia de quienes lo dirigen, lo cual es un atentado a la memoria histórica, a la inteligencia del cubano y a los que sufrimos estas decisiones que conspiraban contra la unidad de la familia cubana.
    En nuestros días se sigue atentando contra la unidad y el buen funcionamiento de la familia cubana con las llamadas colaboraciones mediante las que algún miembro de la familia (médicos, maestros, deportistas, entrenadores, constructores, etc.) es autorizado por el gobierno a trabajar fuera del país.
    El respeto a la propiedad social no ha sido logrado en el cubano de hoy quien no ha asimilado que lo que es de todos debe ser cuidado por todos.
    Se hace evidente el deterioro de las instituciones publicas a unos pocos años de inauguradas y de los servicios que prestan.
    Es notorio que el criterio de pertenencia de la propiedad social se reduzca a la apropiación de la propiedad social para uso individual de quien la comete.
    En esta involución ha influido de manera notoria a mi juicio, el no reconocimiento de la propiedad privada del cubano por parte de las autoridades, ocasionando una enajenación de la propiedad, pues lo que es del sujeto, lo es nominalmente, pero no puede disponer de ese bien, y si usted no puede disponer como considere de lo que es suyo ello significa que no es de su propiedad.
    Recientemente una ley ha permitido a los cubanos vender su casa y su automóvil. Como una manifestación del deterioro de la salud mental del cubano ha sido alegrarse con tal medida, sin darse cuenta que durante mas de medio siglo fue privado de uno de sus derechos ciudadanos: disponer de lo que es suyo.
    Lo único que han hecho es no continuar violándolo.
    En estos momentos en el sector de la educación se habla de estrechar la relación familia- escuela- comunidad, lo cual pudiera parecer una excelente medida.
    Sin embargo nuestros padres estaban demasiado ocupados, no tenían capacidad suficiente o eran analfabetos y el papel protagónico en la instrucción y educación la tenían los maestros, que eran excelentes profesionales.
    En estos tiempos que corren, esta relación se hace necesaria pues los maestros no instruyen ni educan, en su mayoría, pues se han graduado generaciones de estudiantes de primaria, secundaria, preuniversitario y universitarios con múltiples faltas de ortografía, que en nuestros tiempos impedían que el estudiante avanzara al grado inmediato superior.
    En Cuba, desde hace varios lustros no se educa, sino se domestica.
    Cuando la palabra “señor”, “señora” o “señorita”, los buenos modales en el hacer y el buen vestir fueron tomados como sinónimos de ser un burgués, una burguesa o una burguesita y en el peor de los casos contrarrevolucionarios, se inicio la perdida de la educación que era proverbial en el cubano, culto o inculto, rico o “pobre pero honrado”.
    Otra nefasta influencia fue la abolición de la primera persona del singular “Yo” en el habla coloquial del cubano, pues era una muestra inequívoca de “autosuficiencia” e “individualismo” y fue trocada por la primera persona del plural “Nosotros”, la cual diluía al individuo en la masa en un proceso de masificación de la individualidad y por tanto anulación del sujeto. Esa anulación la refrenda una consigna que aun se escucha: “Aquí nadie es imprescindible ni insustituible”. Es utilizable.
    La pérdida de la identidad también afecta a los individuos en sus sentimientos patrios pues se ha pretendido hacer sinónimos dos conceptos muy diferentes: patria y revolución, patriotas y revolucionarios.
    Mediante esa manipulación se hizo creer que la revolución era la obra final de las luchas patrióticas precedentes, lo cual no es cierto pues los objetivos de dichas contiendas eran diferentes en cada etapa, recurso utilizado para refrendar el poder.
    Sería como considerar que Adán y Eva fueron los precursores históricos de los actuales campos nudistas.
    O que Noé fue el precursor del alcoholismo.
    O que Nerón con su melena fue el precursor de los hippies de largas cabelleras.
    O que la Torre de Babel fue la precursora de la carrera universitaria de Lenguas Extranjeras.
    ¿Cuáles son esos antivalores adquiridos por el cubano y que limitan sustancialmente las relaciones interpersonales?
    El miedo.- El cubano tiene miedo a decir lo que piensa por temor a diversas represalias, a ser tildado de contrarrevolucionario, gusano, traidor, y más recientemente de disidente, opositor o subversivo.
    Cualquiera de estas descalificaciones podría limitar sustancialmente las posibilidades de mantener adecuadas relaciones interpersonales.
    “UN HOMBRE QUE OCULTA LO QUE PIENSA O NO SE ATREVE A DECIR LO QUE PIENSA, NO ES UN HOMBRE HONRADO”.
    José Martí
    El antivalor de sentir miedo a expresar lo que se piensa genera otro antivalor que es la deshonestidad si se tienen en cuenta las palabras del Maestro.
    Y quien tiene miedo a decir lo que piensa, pues dice solamente una parte de la verdad, o no dice la verdad, lo que puede generar otro antivalor que es considerado un delito por el más universal de los cubanos.

    “Ocultar la verdad es delito. Ocultar parte de ella, la que impele y anima es delito. Ocultar lo que conviene al adversario y decir lo que no le conviene es delito”.
    José Martí
    El antivalor de sentir miedo a expresar lo que se piensa genera otro antivalor que es la complacencia verbal para satisfacer la complacencia auditiva del otro.
    Es el mal hábito de decir lo que se desea escuchar y no lo que se debe decir y ello desemboca en otro antivalor: la hipocresía.
    Y ninguna relación interpersonal basada en la hipocresía es buena.

    “A nada se va con hipocresía. Por que cerremos los ojos no desaparece de nuestra vista lo que está delante de ella. Con ponerle las manos al paso, no se desvía el rayo de nuestras cabezas”
    José Martí
    Pero también el cubano tiene miedo a decir que NO, lo que le hace asumir responsabilidades para las cuales no está apto con todo el daño que ocasiona la improvisación, el desconocimiento y la falta de talento, que más temprano que tarde hace intolerables las relaciones interpersonales

    “El que es capaz de crear no está obligado a obedecer”.
    José Martí

    Mao Tse Tung , el Gran Timonel de la República Popular China, reclamó a los estudiantes:
    “Su fervor revolucionario no nos compensa de su incompetencia técnica”.
    Y en Cuba ha sido “una cultura” apostar por “la lealtad a los principios revolucionarios” y no por la profesionalidad, la competencia técnica y la excelencia en el desempeño, lo cual explica muchos de nuestros males.

    “LO QUE IMPORTA EN LAS COSAS DE LA PATRIA NO ES QUIEN LAS HAGA, SINO QUE SE HAGAN”
    José Martí

    La falta de talento en quien realiza una actividad genera otro antivalor que es la envidia si se trata de un colega o el abuso de poder con sus subordinados si se trata de un Jefe y ambos comportamientos son antivalores.

    “Los talentos frustrados son los enemigos implacables del talento”.

    José Martí
    Otro antivalor frecuente en nuestros tiempos es la desconfianza hacia el
    otro, lo que impide la verdadera solidaridad y el compañerismo real. Esta
    paranoia colectiva impide, cuando no entorpece las relaciones
    interpersonales, pues “alguien te puede hacer un numero 8”, “alguien te
    puede echar palante”.
    Esta desconfianza ha sido refrendada por los medios de difusión para
    manipular a la población a través de las series policiales ( “Tras la huella”).
    No es precisamente la pericia policial la que impera en la resolución de los
    casos.

    “LA SUSPICACIA EXCESIVA MALEA EL JUICIO Y SE HA DE SUPONER EN LOS DEMAS TANTA VIRTUD COMO AQUELLA EN QUE NOSOTROS MISMOS SOMOS CAPACES”.
    José Martí

    También han contribuido al deterioro de las relaciones interpersonales los métodos empleados en los centros de trabajo como la entrega de los televisores PANDA
    Producto
    Altamente
    Nocivo
    Destructor
    Amistades
    Un método idéntico fue utilizado para repartir los teléfonos entre vecinos con un resultado similar, pues se hacen evidentes las miserias humanas y vecinos que mantenían relaciones armónicas terminaron como enemigos irreconciliables.
    ¿Sera esto precisamente lo que se persigue con la utilización de tales métodos que en vez de facilitar las relaciones interpersonales las degradan?
    La conformación de comisiones de los propios trabajadores para definir quienes de sus compañeros permanecía laborando o quedaba disponible ( eufemismo para designar a los desempleados) también influyeron negativamente en las relaciones interpersonales.
    ¿Sera esto precisamente lo que se persigue con la utilización de tales métodos que en vez de facilitar las relaciones interpersonales las degradan?
    Y este comportamiento generó en quienes dieron el visto bueno a este procedimiento otro antivalor: el engaño, pues debieron ser los principales dirigentes administrativos, políticos y sindicales los que asumieran esa responsabilidad y no darla a los propios trabajadores en contra de sus compañeros.
    ¿Sera esto precisamente lo que se persigue con la utilización de tales métodos que en vez de facilitar las relaciones interpersonales las degradan?

    “ CON LA MAYOR SINCERIDAD SE PUEDEN COMETER LOS MAS GRANDES ERRORES”
    José Martí
    La aceptación de esa ingrata tarea incorpora otros antivalores: la manipulación en unos y la sumisión en otros.
    Como parte de los antivalores se ha creado un lenguaje “a lo cubano”, donde las palabras han perdido su significado o simplemente refrendan su significado aunque el sujeto no lo perciba.
    Pongamos por ejemplo: “No me quieren dar la liberación” para referirse a un directivo que no está de acuerdo con que un subordinado haga con su vida lo que considere que es mejor para él.
    Y quien está en esta situación no se da cuenta que la palabra liberación solamente es válida en dos condiciones: cuando el sujeto es un esclavo o cuando está preso, es decir, que ha sido privado de su libertad.
    Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria abolió la esclavitud el 10 de Octubre de 1868
    “ESCLAVO ES TODO AQUEL QUE TRABAJA PARA OTRO QUE TIENE DOMINIO DE ÉL”.
    JOSÉ MARTÍ
    Si usted asume como cierto que no puede ser liberado, está asumiendo también como cierto que usted es un esclavo de su directivo o ha sido privado de su libertad.
    En tales casos, que es lo que no se hace, se impone una negociación.
    “Yo puedo permanecer en este puesto de trabajo un mes, cuarenta y cinco días y a lo sumo dos meses hasta que usted consiga mi sustituto”.
    Otras palabras que sirvieron para engañar fue la de CAMBIO DE REFRIGERADORES para que el cubano en su indefensión aprendida, regalara el suyo para comprar el que le ofertaba el gobierno. ESO FUE UN ENGAÑO Y ESE ENGAÑO TIENE A LA INMENSA MAYORIA DE LOS CUBANOS ENDEUDADOS.
    TIERRAS OCIOSAS para no decirle ociosos a los dirigentes que no las pusieron a producir.
    Otro antivalor es la parcialidad, el “enamoramiento” hacia personas por su figura, por su voz o por un parentesco con determinada persona.
    Estos personajes ocupan puestos de trabajo en que hacen falta otros atributos que los “elegidos” no poseen. Y dejan de ocupar esos puestos profesionales competentes.
    Otro antivalor es la contradicción entre lo que dicen los máximos dirigentes y lo que orientan hacer.
    “El chisme, el brete y la mentira son formas de hacer contrarrevolución” y se constituyó en una política nefasta el análisis de anónimos y por los cuales muchas personas talentosas fueron sacadas de sus responsabilidades.
    HACER UN ANALISIS DE UN ANONIMO ESTA REFRENDANDO LOS SIGUIENTES ANTIVALORES: LA COBARDIA, LA INSEGURIDAD Y LA FALTA DE TRANSPARENCIA EN EL ACTUAR CONDICIONES ANTAGONICAS DE UNA PERSONA GENUINAMENTE BUENA.
    Y este procedimiento anormal incrementó el envío de anónimos, convirtiéndose en una moda de análisis y en un chiste burlesco de los humoristas inteligentes del país.
    Pero el daño ya estaba hecho y forma parte de la antihistoria de nuestro país que en algún momento será escrita como corresponde.
    Y entre esos daños fue el ascenso de los mediocres a cargos directivos, que se rodearon de otros mediocres para implantar una mediocracia.
    La mediocridad no puede ser un atributo que predomine en un ambiente en el que debe dominar el talento, la creatividad, la competencia.
    La falta de talento origina otro antivalor que es el fraude, que aprovecha la desinformación proverbial del cubano y la imposibilidad de acceder a internet la mayor parte de la población.
    Ello hace que aparezcan como “originales” los plagios y que se entronice la cultura del “corta y pega” por lo que se recibe un salario mal habido, que es otro antivalor, o se obtiene un titulo que nunca se obtuvo.

    Problemas en la escuela cubana de hoy
    Las escuelas “formadoras” de maestros primarios, el curso de superación integral para jóvenes, el programa esperanza en que los adolescentes que delinquen tenían mejores condiciones de vida que los estudiantes en sus becas, el promocionismo como política habitual, los maestros emergentes, el cierre de escuelas rurales con concentración de niños de primer grado hasta sexto grado alejados de sus domicilios y otras anormalidades han sido caldo de cultivo para fomentar otros antivalores.
    El exceso de controles, el burocratismo, los bajos salarios y la falta de atención al maestro ocasionaron el éxodo a otros sectores o la jubilación de los de mayor experiencia, pues se le dedicaba más tiempo a otras cosas que a enseñar y se pasaba y aun se pasa trabajo para trabajar.
    El burnout o Síndrome del Quemado es común entre los maestros y ello ocasiona irritabilidad, falta de interés, cansancio, improductividad, rechazo al trabajo entre otros síntomas.
    La camisa de fuerza metodológica que obliga al maestro a no ser autentico y por tanto a no convencer.
    José de la Luz y Caballero refiriéndose al tema dijo “Cualquier método y ningún método, ese es mi método”
    La evaluación de los maestros por los maestros y no por los alumnos que son los que pueden evaluar su competencia.
    Hacer sinónimos instruir y educar.
    La educación se fue convirtiendo en un proceso unilateral, en que el estudiante tiene que:
    • Ser como alguien que no es su padre, que no sabe quien es y que tampoco sabe lo que significa lo que le dicen que diga.
    • Atender a clases
    • No hablar
    • No moverse
    • No tener necesidades fisiológicas
    • Ser un modelo
    • Aceptar como cierto lo que dicen los maestros
    • No ser contestatario
    • Respetar a ultranza
    • Tolerar ser maltratado físicamente
    • Tolerar ser amenazado
    • Tolerar ser enviado a una escuela de conducta sin tener un trastorno de conducta
    • Tolerar ser domesticado no educado
    • Aceptar la disciplina militar sin tener vocación para ello
    • Los padres de los estudiantes protestan ante las propias autoridades escolares que permiten que tales cosas sucedan.
    • Tienen que ponerlos en las escuelas que les tocan, con los maestros que les tocan aunque no deseen que estén en esa escuela ni tampoco que sea ese el maestro que ellos desean para su hijo o hija.
    ¿QUE SE PUDIERA HACER?
    1. Diversificar la educación, con la posibilidad de que existan escuelas laicas pero también religiosas (católica, bautista, metodista, etc.).
    2. Educar para hacer ciudadanos del mundo con conocimientos que le sirvan para adaptarse a cualquier cultura ( idiomas principales que se hablan en el mundo, las religiones principales , informática y tecnologías afines, etc.)
    3. Enseñarles reglas de urbanidad ( enseñar a comportarse en un restaurante, en un cine, a comer, vestirse, educación ecológica, etc.)
    4. Enseñarles a pensar desde el inicio de la vida escolar por lo que deben ocupar esos primeros grados los profesionales mas capaces y con maestría pedagógica excelsa pues “La perdida de la virginidad en una violación sexual marcara negativamente a la mujer para toda la vida”.
    5. Enseñarles el respeto propio y al otro, la tolerancia que es aceptar al otro, aunque no haya que imitarle.
    6. Enseñarle a negociar no a resolver los conflictos a través de la violencia.
    7. Enseñarles a estudiar para aprender no para vencer los exámenes.
    8. Respetar a los estudiantes en sus individualidades y tratarlos con autoridad pero con justicia.
    9. Que el estudiante desee ir a la escuela no que tenga que ir a la escuela.
    10. No hacer pruebas de Matemática, Español ni Historia para ingresar a las carreras universitarias, sino someterlo a pruebas de aptitudes y actitudes para la carrera que aspira.
    11. Promocionismo hasta el noveno grado y permitir el pase a preuniversitario a los que REALMENTE HAYAN VENCIDO LOS CONTENIDOS.
    A los que han sido promocionados sin haber vencido los contenidos dirigirlos a escuelas de oficios, escuelas talleres, etc. para que aprendan un trabajo mediante el que se puedan ganar la vida honradamente.
    A partir de la enseñanza preuniversitaria, incrementar el rigor en la educación y las evaluaciones, permitiendo que aquellos que no puedan culminar esa enseñanza tengan posibilidades de realizar carreras técnicas a las que se podría ingresar con 10mo u 11no grado culminado o no.
    12. Los que culminen el 12 grado optarían por cualquier carrera universitaria siempre que venzan las pruebas de aptitudes y actitudes en la que la historia vocacional desde primaria, secundaria y preuniversitaria tendría una importancia primordial.
    13. Evitar programarle el futuro a los seres humanos que no son medios básicos ni fondos fijos de quienes detrás de un buro “planifican” la vida ajena calculando cuantos maestros, médicos, se “necesitan”, pues son “dirigentes estadísticos” donde el sujeto es un número no una persona humana con libertad para elegir lo que considere es su vocación.

    “EDUCAR ES PONER CORAZA CONTRA LOS MALES DE LA VIDA”
    JOSE MARTI

    “EN LA ESCUELA SE HA DE APRENDER EL MANEJO DE LAS FUERZAS CON QUE EN LA VIDA SE HA DE LUCHAR”.

    JOSE MARTI

    • gomez dijo:

      Mis respetos para usted Dr Segio, muy buen y profundo analisis que refleja la Cuba de hoy,debieran publicar su comentario en toda la prensa nacional,talves se alcanzaria algo de conciencia, gracias a Usted.

    • Victor SA dijo:

      ¨ CRITICAR. NO ES MORDER, NI TENACEAR, NI CLAVAR EN LA ÁSPERA PICOTA, NO ES CONSAGRARSE IMPÍAMENTE A ESCUDRIÑAR CON MIRADAS AVARAS EN LA OBRA BELLA, LOS LUNARES Y MANCHAS QUE LA AFEAN; ES SEÑALAR CON NOBLE INTENTO EL LUNAR NEGRO, Y DESVANECER CON MANO PIADOSA LA SOMBRA QUE OSCURECE LA OBRA BELLA. CRITICAR ES AMAR¨ José Martí.

    • Lupa-Catalejo dijo:

      Prof. Dr. Sergio A. Pérez Barrero, no sé si son ciertos o no sus títulos y cargos, pero tampoco, y es lo fundamental. Creo, que usted ha reflejado, con suma precisión, con exactitud milimétrica, los instrumentos de la psicología de masa, con los cuales se conformó esta sociedad en las últimas décadas.
      Que por demás, funcionó “bien”, mientras estuvimos “CEGADOS CON LA LUZ DE LO DIVINO, EN LA TIERRA”, pero, que hoy se sufren las desagradables y verdaderas consecuencias, a pesar de los esfuerzos, por tratar de disimularlos, cambiarlos y mostrar una nueva imagen diferente.

    • OPLP dijo:

      Bravo Prof.!!! mis respetos para Ud por tan buena disertación de nuestro acontecer (pasado, presente y…???)

  • roger dijo:

    Yo crecí siempre con el aquello de que el delegado es la piedra angular de nuestro sistema, lo que esta sucediendo desde hace bastante rato es una muestra de que el sistema admite reformas y que nunca ha sido perfecto aunque muchos lo hallan querido blindar en su momento. A mi siempre me ha parecido que las comiciones de candidatura son como un apendice que alguien puso a la fuerza, como que no tiene logica dentro de la democracia, o un instrumento para que vengan desde ¨arriba¨ los candidatos.
    Creo que la cosa esta por ahi, es mi opinion personal.

    Saludos

  • ctm dijo:

    El pobre delegado es un lleva y trae.. Subvalorado por los de arriba y sobre valorado por los de abajo. La realidad del delegado no tiene nada que ver con su origen. El delegado necesita poder real de solución.

    • luis dijo:

      mi mayor admiracuion por usted

    • Victor SA dijo:

      Creo que fue Miguel Barnet quien en una asamblea de la UNEAC dijo ¨El delegado, ese pobre diablo …¨, realmente algo hay que hacer para revitalizar el trabajo y la gestión del representante del pueblo en la base, debemos replantear esa figura tan importante dándole más poder, lo que si esta claro que como está ahora, no funciona, incluso pone en riesgo la credibilidad de nuestras instituciones y del propio sistema del poder popular, el pueblo de manera general no esta motivado.

    • Vladimir Iván León R dijo:

      100 %.

  • Josh Aletico dijo:

    la realidad, es que el nombre está mal puesto, y todo el mundo lo sabe, puede que sea popular (si consideramos al pueblo solo la parte baja de la sociedad) pero no es poder… el poder, anda por otros lados…
    eso sin hablar de los diputados que salen por mi circunscripción y que viven en la Habana (y yo en Holguín)…

  • qbano dijo:

    sin herramientas, sin posibilidades de resolver nada, sin poder para decidir los escojidos lamentablemente solo sirven para llevar y traer! las reuniones solo sirven para mantener la imagen de que aun funcionan o sirven de algo! es triste ya que pocas sociedades cuentan hoy con una organización tan cercana al pueblo y que pudiese darle tanto poder…! tanto poder de decisión tantas oportunidades para debatir y ser parte…
    pero la realidad es que Los planteamientos de la población parecieren caer en el vacio… ya que buena parte del sector social siente que es vano, y que solo debe ir a la reunión para no ser señalado… va toma la asistencia y regresa a ver novela….
    mientras insistamos en esconder la verdades será sumamente dificil revertir la situación! mientras prefiramos censurar antes que debatir y aceptar el reto que impone todo debate, seguiremos viendo con espectador mas, muy poco podremos hacer!

  • qbano dijo:

    las reuniones deberian servir para debatir más alla de la calidad del pan! esta organizacion deberia ser util para la creación, discución sobre la continuidad o derogación de medidas leyes regulaciones etc ademas las rendiciones de cuenta deberian ser debatidos los resultados de todos los que ocupan cargos adminitrativos y tener el poder de conyevar o al menos promover la sustitución etc así como el sistema administrativo y destino de los recursos provenientes de impuestos que obtiene y le correponde a cada región etc creo que no existe otro espacio sino este, para debatir sobre si esta organización debe tener mayor poder economico politico… es entas reuniones donde deberian ser discutidos las creación de oportunidades socieconomicas para cada región etc etc etc

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Tubal Páez

Tubal Páez

Periodista cubano. Presidente de Honor de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Vea también