Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

La ejecución de Troy Davis me hace dudar de la efectividad de los reclamos colectivos

| 33

Blog Segunda Cita

La ejecución de Troy Davis me hace dudar de la efectividad de los reclamos colectivos, al menos en los Estados Unidos de Norteamérica. Tenía a su favor más de 600 mil firmas, peticiones de personalidades de todo tipo, entre ellas las del ex presidente James Carter y el sumo pontífice de Roma… Especialmente cruel fue que el Tribunal Supremo apenas postergara el hecho en la tarde de ayer, para luego en la noche permitir que lo mataran. La prensa dijo que “la sentencia no podía ser cancelada”… E imagino un mazo del tamaño del estado de Georgia cayendo inexorablemente sobre un hombre.

A propósito de la pena de muerte, aquí les van dos décimas que escribí cuando en 2003 leí en la prensa que habían sido fusilados tres jóvenes secuestradores de unas turistas francesas. Fue la última vez que se aplicó esta terrible pena en Cuba. Aquel día triste sólo atiné a enviar mis inútiles versos a algunos amigos. Tiempo después los publiqué en el libro “Cancionero”, entre el probable repertorio que integraría el disco “Segunda cita”. Lo cierto es que no llegué a ponerlos en música, sólo quedaron las palabras.

VIVA MI NOBLE BANDERA

Son pimienta en el asiento
la sensación de hacer nada,
la burocracia sagrada,
un nuevo fusilamiento.
A punto en tales momentos
de soltar un disparate,
quien me ataja no es el vate,
el familiar o el amigo
sino ver al enemigo
salir contento al combate.

Fantasía tarambana
contarle manchas al sol
(y sé que existe el bemol
en la música cubana).
Pero una luz de mañana
rompe en el páramo inerte
y pide que cante fuerte
desde adentro y hacia fuera:
¡Viva mi noble bandera,
muera la pena de muerte!

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Michael Zarosa dijo:

    Concuerdo contigo silvio…
    con la pena de muerte aqui gozan los gusanos…

  • nelson dijo:

    Caramba, Silvio!
    Ponlos en musica!
    (ya se, “caramba” no es la palabra)
    “ver al enemigo salir contento al combate”.
    Eso fue asi. Lamentablemente, a veces el enemigo logra hacer de las suyas.
    Un abrazo. (no tengo otra cosa que enviarte)
    Nelson

  • H.LO dijo:

    “QUE HACER ENTONCES SI NADIE ESCUCHA / HERMANOS CON HERMANOS SE PREGUNTABAN” (De la cantata de La Escuela Santa Maria de Iquique / Quilapayun).
    Muy cierto lo que plantea Silvio y me preguntaba hace una semanas atras que mas hay que hacer para que OBAMA libere a los CINCO cubanos presos injustamente por denunciar actos terroristas de los enemigos de Cuba en Miami.
    QUE MAS HAY QUE HACER si las demandas colectivas y todo un sin numero de actividades de denuncias de la injusta condena de nuestros hermanos cubanos. que mas necesita el PODER CIEGO Y PREPOTENTE DEL IMPERIO Y LA “LEY” YANKI IMPONE AL MUNDO PARA QUE IMPERE LA JUSTICIA .
    Los dos casos que se mencionan aca tiene sus matices y diferencias : En el caso de hayer claramente podemos clasificarla como una justicia “racista” y a pesar de numerosas dudas sobre el caso se llevo la ejecucion sin demora ni tiempo para escuchar los reclamos de millones.
    El caso de Cuba es un problema politico y de hostigamiento constante por la mayor potencia del mundo contra el regimen de gobierno cubano. Esto no se puede analizar de otra manera y si bien es cierto la medida “elemplar” para frenar o impedir futuros “incidentes de este tipo” esta no a parado a los terroristas anticubanos que e vez en cuando logran reclutar a uno que otro imbecil que se presta por unos dollares a cometer actos de violencia contra el estado y el pueblo cubano. Por lo que nos indica que no aun con esas medidas frena los intentos de este tipo. Por ello como medidad o acto de justicia ya no sirve en uno u otro caso. La Pena de muerte debe ser abolida aqui y en la quebra del aji. y que Lagos siga calladito.

  • RequeteStalin dijo:

    Le recomiendo a Silvio, oír la canción de Víctor Jara, Joaquín Murieta, que tiene el siguiente estribillo…”así son los gringos, con instintos inhumanos”. Estas basuras que son los yankis, solo merecen lo mismo que han hecho a los demás: bombas atómicas y todas las aberraciones de las que han sido capaces deportivamente con el resto del mundo, desde que llegaron los primeros mugrientos hambrientos europeos echados por el capitalismo inglés a extinguir a los nativos de américa. Le recomiendo a Chavez que tiene petróleo, que se consiga cuanto antes la bomba atómica, que hable com kim junior, de Corea del Norte, y que aparte de distribuir y preparar a su gente como francotiradores con fusiles de precisión, que es lo único que sirve para matar a los ocupantes, no compre parafernalia armada a los mugrientos rusos blancos ni a los chino traidores al gran Mao. La experiencia irakí-Libia obliga a nuevas políticas.

  • Leonardo Barreras Capote dijo:

    Excelente reflexión e inspiración. Todo a la altura de ese gran poeta que es nuestro Silvio Rodríguez. ¡Abajo la pena de muerte!

  • Manuel Gonzalez dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo Silvio. Es una pena que exista la pena de muerte. No debiera tener nadie ese derecho, nadie debiera ni de forma legal e ilegal, quitarle la vida a otro ser humano. Y lo de USA llueve sobre mojado, cuantos inocentes han ido a parar al patibulo, es un acto de salvajismo total.

    Manolin.

  • Necio Pérez dijo:

    Los reclamos colectivos no van con las leyes y decisiones de EE UU, ellos son infalibles, los más de 600 mil (hay quien dice un millón) que reclamaron por esa vida estaban equivocados haya sido o no culpable Troy Davis , ellos siempre tiene la razón, están en lo cierto siempre como estaban en lo cierto cuando Irak tenía armas de destrucción masiva y desataron la guerra o cuando condenaron y no liberan a nuestros 5 compatriotas o cuando una jueza cegata no quiere apreciar el peligro potencial a que estará expuesto René si no regresa a Cuba.Es el constante ejercicio del poder y demostrarlo y actualizarlo y restregárnoslo a todos, al mundo.Pero eso, como nada en el universo, va a durar para siempre.
    Por otra parte estoy al tanto de la lucha actual por la abolición de la pena de muerte, es apoyada por muchas personas inteligentes y humanistas del mundo con argumentos muy sólidos de toda índole(estas décimas de Silvio son una prueba),no dudo que en un futuro ese castigo sea eliminado pero tengo grandes dudas sobre el comportamiento humano cuando eso suceda teniendo en cuenta el actual, para poner un ejemplo no me imagino el perdón para el reciente nazi noruego asesino de adolescentes.

    ¡Viva mi noble bandera
    muera la pena de muerte!
    debe gritarse bien fuerte
    desde dentro y hacia afuera
    si el crimen a pagar fuera
    de política o pasión
    puede otorgarse perdón
    al hombre o mujer culpable
    y darle tiempo a que hable
    su conciencia o su Señor

    Premeditar y matar
    tiene otra connotación
    al que ejecuta esa acción
    se debe de castigar
    con su sangre ha de lavar
    la vida que ya ha segado
    y otros que han planificado
    aparten sus pensamientos
    crezcan buenos sentimientos
    y se extinga ese pecado.

    Necio Pérez

  • Luis dijo:

    Estoy de acuerdo contigo. Despues de Angela Davis, ellos aprendieron a no hacerle caso a los reclamos colectivos

  • Jose Pertierra dijo:

    Querido Silvio,

    Algunos medios en Miami señalan una aparente contradicción en tu posición sobre la pena de muerte. Dicen esos medios que en el 2003, firmaste (con Cintio Vitier, Senel Paz, Alicia Alonso, Amaury Pérez y otros) una carta “respaldando” el fusilamiento de los tres secuestradores en el 2003 y que ahora te declaras en oposición a esa medida de castigo.

    Al leer esos blogs de Miami, creí que quizás me había equivocado, porque no pensaba que la carta del 2003 era un respaldo a la pena de muerte–sino un respaldo a Cuba ante las críticas que estaba recibiendo de ciertos intelectuales de izquierda en el mundo. El propósito de aquella carta, pensé yo, había sido poner las cosas en su contexto, ya que la contrarrevolución tergiversa mucho. Recordaba que la carta del 2003 estaba dirigida hacia gente como Saramago y Galeano que se habían distanciado de la revolución, sin haber valorado el contexto en que Cuba se encontraba.

    También recordaba el mensaje que el funcionario del Departamento de Estado le dio personalmente a Dagoberto Rodríguez, el entonces Jefe de la Sección de Intereses en Washington. Que EEUU trataría futuros secuestros de aviones o embarcaciones en Cuba como una “amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos”, y todo lo que eso representaría a la nación cubana.

    Para ver quien se había equivocado, mi memoria o los blogs de Miami, busqué la carta en el internet. Aquí está un link. http://www.jornada.unam.mx/2003/04/20/007n1mun.php?printver=1

    La volví a leer. Mi memoria no falló. La carta del 2003 titulada “Mensaje desde La Habana para amigos que están lejos” no respalda los fusilamientos. Respalda a Cuba.

    La carta dice,

    “Mensaje desde La Habana para amigos que están lejos.

    “En los últimos días hemos visto con sorpresa y dolor que al pie de manifiestos ca-lumniosos contra Cuba se han mezclado consabidas firmas de la maquinaria de propaganda anticubana con los nombres entrañables de algunos amigos. Al propio tiempo, se han difundido declaraciones de otros, no menos entrañables para Cuba y los cubanos, que creemos nacidas de la distancia, la desinformación y los traumas de experiencias socialistas fallidas.

    “Lamentablemente, y aunque esa no era la intención de estos amigos, son textos que están siendo utilizados en la gran campaña que pretende aislarnos y preparar el terreno para una agresión militar de Estados Unidos contra Cuba.

    “Nuestro pequeño país está hoy más amenazado que nunca antes por la superpotencia que pretende imponer una dictadura fascista a escala planetaria. Para defenderse, Cuba se ha visto obligada a tomar medidas enérgicas que naturalmente no deseaba. No se le debe juzgar por esas medidas arrancándolas de su contexto.

    “Resulta elocuente que la única manifestación en el mundo que apoyó el reciente genocidio haya tenido lugar en Miami, bajo la consigna ‘Iraq ahora, Cuba después’, a lo que se suman amenazas explícitas de miembros de la cúpula fascista gobernante en Estados Unidos.

    “Son momentos de nuevas pruebas para la revolución cubana y para la humanidad toda, y no basta combatir las agresiones cuando son inminentes o están ya en marcha.

    “Hoy, 19 de abril de 2003, a 42 años de la derrota en Playa Girón de la invasión mercenaria, no nos estamos dirigiendo a los que han hecho del tema de Cuba un negocio o una obsesión, sino a amigos que de buena fe puedan estar confundidos y que tantas veces nos han brindado su solidaridad”.

    Firman Alicia Alonso, Miguel Barnet, Leo Brouwer, Octavio Cortázar, Abelardo Estorino, Roberto Fabelo, Pablo Armando Fernández, Roberto Fernández Retamar, Julio García Espinosa, Fina García Marruz, Harold Gramatges, Alfredo Guevara, Eusebio Leal, José Loyola, Carlos Martí, Nancy Morejón, Senel Paz, Amaury Pérez, Graziella Pogolotti, César Portillo de la Luz, Omara Portuondo, Raquel Revuelta, Silvio Rodríguez, Humberto Solás, Marta Valdés, Chucho Valdés y Cintio Vitier.

    Sin que nadie los haya amenazado con una invasión, los Estados Unidos ha ejecutado a 1,270 personas en los últimos 35 años, y tienen a más de 3,200 presos en lista de espera para la pena de muerte. Anoche, mataron a dos. Uno en Texas y otro en Georgia.

    Se que hay muchos cubanos de buena voluntad que se oponen a esa medida tan drástica, inhumana y cruel. Desde el año 2003, la Revolución no ha aplicado la pena de muerte. Ojalá pronto la elimine del código penal. Ojalá que el reclamo colectivo sea más eficaz en Cuba que en Estados Unidos.

    Un abrazo,

    José Pertierra

  • Miguel dijo:

    En realidad existe voluntad política en Cuba para abolir la pena de muerte, pero considero que hay delitos muy repugnantes y desleznables que hay que valorar; violación, asesinato y otros con sus agravantes que indignan incluso mucho al pueblo cuando son conocidos. De hecho, ya se incluyó la cadena perpetua en nuestra legislación. Sin embargo, el terrorismo es una de las acciones enemigas que mas ha sufrido nuestro país; y en aquel momento gracias a esa sanción y otras medidas políticas, se frenaron esos actos terroristas de secuestro. Solo quiero que alguien sufra en carne propia un acto terroristas o de violación, asesinato, si es con menores peor todavía, y veré entonces que pensarían de la pena de muerte; no solo son embarcaciones, sino aeronaves civiles lo que nos han secuestrado poniendo el peligro la vida de inocentes, creando inseguridad y temor, alentados por los adversarios de la revolución cubana. Y varios terroristas se pasean por las calles de Miami llenos de gloria después que consumaron sus actos aquí en Cuba.A pesar de yo estar en contra de la pena de muerte, considero que en Cuba no se debe abolir y cuando sea necesario, que se aplique.

  • buenp dijo:

    Me disculpa silvio y todo el publico pero yo no estoy de acuerdo con esta vision, yo si creo qeu la pena de muerte es un castigo ejemplar, pero solo para algunas circunstancias… no creo qeu este joven halla sido culpable, pero me pongo en el lugar de un padre que le asesinan a su hija, una familia que le asesinan a un nene, o le violan a su pequenna criatura, y hechos asi detestables… como paga ese infractor??? como??? lo unico que puede dar a cambio es su vida, porque una cadena perpetua no es mas que una casita enrejada con comida gratis… hay muchas personas(por no decir animales) que se merecen una no sino varios fusilamientos para que paguen por tanto dolor que han provocado a miles de familias….
    ahora lo qeu si no estoy de acuerdo es el fusilamiento por cuestiones meramente subjetivas, como por ejemplo la forma de pensar, expresarse… pero miren ustedes muchos hps que han violado, asesinado etc, cumplen 12, 13 annos y salen por buena conducta con su diplomado en violador profesional, o asesino graduado de la prision… opnganse a pensar… hay que vivir un dolor tan grande como el que expongo para entender porque la pena de muerte es necesaria….

  • rodleicar dijo:

    Genial.Silvio una sola peticion,los cubanos necesitamos que gente como tu utilicen estos espacios de debate.Un abrazo.

  • Nicanor dijo:

    Querido buenp, pues yo no estoy de acuerdo con utds, por diferente motivos.
    Ninguna persona merece la muerte sea como sea, se que sera un duro y largo momentos de dolor para los familiares de la victima/s, pero aun asi nadie tiene derecho a quitarle la vida,sea como sea. Se ha demostrado a traves de la historia o del tiempo , que con la pena de muerte no se reduce los indices de delicuencia.

  • Silvio Rodríguez dijo:

    La Habana, 22 de septiembre, 2011, 18:00 hs.

    Querido José:

    No se puede esperar que los que me atacan reconozcan ser los mismos que incitaban a Busch contra Cuba. Y no me refiero a los papagayos sino a los que idean y pagan acciones de toda índole contra nuestro país.

    Tu conoces el dicho de que una mentira repetida mil veces acaba convirtiéndose en verdad… Ese es el método que ha usado con aquella carta una pequeña pero influyente parte de Miami, nucleada por ex-batistianos o sus parientes o sus discípulos.

    Son los mismos que en 2003 gritaban: “Ahora Irak, después Cuba”. Entonces lo decían con sospechosa convicción, mientras el loco Presidente, envalentonado por lo bien que le estaba quedando la invasión a Irak, anunciaba a sus generales que dieran por hecha una acción contra Cuba… Semejantes comentarios trascendieron a la prensa, al extremo de que un vocero de la Casa Blanca tuvo que tildarlos de bromas. Por eso lo de las “amenazas explícitas de la cúpula fascista que gobierna los Estados Unidos”, en la carta que tantos comentan y pocos conocen.

    La carta, vista fuera de contexto, puede parecer paternalista con los amigos lejanos a quienes estaba dirigida, que no eran niños y mucho menos inconscientes o extraviados. Convenientemente, nuestros enemigos no aclaran que es posterior a los fusilamientos. La intención es hacernos quedar a los firmantes como co-autores de aquella medida que fue francamente impopular.

    Si me hubiera pasado por la mente que aquella carta podría manipularse para hacerla ver como cómplice de los fusilamientos, jamás la hubiera firmado. Y estoy seguro de que la totalidad de los firmantes siente lo que yo.

    Pero yo sé por qué particularmente a mí no me dan tregua. Nunca les he hecho la más mínima concesión. Saben que no la haré. Aún cuando hace mucho que comprendo que entre dos partes en conflicto ninguna tiene la razón absoluta. Y es que no puedo traicionar los sacrificios de este pueblo, menos después de tantas verdes y maduras juntos.

    Yo creo, José, que hay muertos que alumbran los caminos. Luminosos fantasmas como Haydee Santamaría y otros, nos acompañan y nos alientan en silencio. Y entre ellos distingo la sombra de un joven que dice que la angustia es el precio de ser uno mismo.

  • Dailianis dijo:

    Yo estoy a favor de la pena de muerte. Pero la reservaría para seres horrendamente criminales que por desgracia, y aunque muy aisladamente, han existido . Pero no en aquel caso.
    Para nosotros fue chocante cuando sucedió- estábamos en la universidad-.Nos parecía que aquellos secuestros eran en verdad algo criminal y que debían recibir largas y duras sentencias. Pero no la pena de muerte , no nos parecía correcto. Comprendíamos la razón por la que se hacía, que es la misma que expone Pertierra. Pero nos pareció ,con todo, que nuestra revolución no debía manchar bajo ningún concepto y a ningún precio(:el terrible riesgo que corría el país de ser invadido por el gobierno norteamericano) sus conceptos humanistas.
    Así lo sentimos mis compañeros y yo.

  • Raul Sobrino (El Sofista) dijo:

    Posiblemente mis comentarios sean muchisimo más odiados que tus palabras ó que tus acciones, como esa de firmar aquella carta. La realidad es que yo tenia un grandisimo concepto de ti, Silvio, que se degradó al nivel de un gran concepto. O sea, ahora es grande; no grandisimo.
    En cuanto al tema en sí, tengo que decir que la pena de muerte es muchisimo mejor que la condena a prisión de por vida. La creo muchisimo más humanitaria que el obligarnos a vivir encerrados hasta que nos mueramos, aun cuando lo que se pretenda con ella sea darnos un castigo mayor. De manera que consideraria como muy vengativa, no a la pena de muerte, sino que a la vida en prisión. Incluso, creo que seria muchisimo mejor el que seamos ejecutados que el pasarnos veinte años en una carcel. Por lo menos yo lo preferiria. Y de hecho, trataria de quitarme la vida en cuanto tuviera una oportunidad de hacerlo. Pero creo que seria mucho más digno el tener el derecho de solicitar una ejecución en el caso de que así lo deseara sinceramente.
    Si el tal Troy Davis le disparó y mató al policia ó no, eso son cosas que suceden en todas partes. A mi en Cuba a la edad de catorce años se me encarceló por que no se me creyó la historia que les conté sobre mis motivos para intentar salir del país ilegalmente. Y así supe de otra gente que fueron condenadas injustamente. Y cuando a los años los llamaban para preguntarles sobre lo que creian sobre sus condenas, si decian que no estaban de acuerdo por cuanto no hicieron lo de que se les acusaba, pues los reprimian más. Un gobierno justo no puede existir en un mundo desordenado; solo en un mundo justo, podria gobernar un gobierno justo.

  • Pedro Luis dijo:

    He podido conocer personalmente verdaderas escorias humanas, violadores no solo de personas ajenas, sino de su propia hija o hermana(o), asesinos repugnantes, sin un átomo de conciencia que no solo han matado, masacrado y descuartizado, sino que han seccionando a sus víctimas. He conocido a saboteadores y a ladrones que han golpeado salvajemente a sus víctimas por una cadena, por unos billetes. He conocido estafadores que han quitado a una pobre anciana la única propiedad o el único dinero que tenían. He visto esposos que han desfigurado terriblemente el rostro de sus cónyuges y madres que han estrangulado a sus bebes, o a personas tan ignorantes, que han ofrecido la vida de sus pequeños hijos para rituales escalofriantes que buscan recuperar los favores sexuales del macho que se les fue. Quedaría ver y conocer más aun, pero para ningún caso creo que la pena de muerte es el pago de su delito. Hay algunos, los menos, que siguen siendo unos animales hechos para comer, defecar, orinar, copular y matar o ejercer violencia; pero a los más les persigue un enorme arrepentimiento que los marca de por vida, arrastrando hasta su ultimo día el pesado fardo de su crimen, hay quien no la soporta y se suicida. La vida es una sola para todos, para los buenos y los malos. Aquellos que toman la vida de otros, sencillamente deben ser apartados de la sociedad para siempre, o por el tiempo que su posterior conducta y arrepentimiento lo permitan. La prisión es en si una gran pena. Nadie se llame a engaño que comer, dormir y algún que otro beneficio tras los barrotes de por vida, es algo agradable; para muchos es preferible la muerte.

  • Alexis Mario Cánovas Fabelo dijo:

    Desde “el Estado y la Revolución” Lenin esclareció las diferencias entre unos Estados y otros.
    La pena de muerte que festinadamente aplican Estados de Estados “unidos” contra integrantes de sus minorías étnicas, e incluso a menores y enfermos mentales, es abuso de los opresores.
    Pero, cuando un pequeño pueblo realmente acorralado por la superpotencia y sus acólitos; potentes y los no tantos, pero, si tontos que les hacen el juego; se ve forzado a aplicar la pena de muerte a los demostradamente incorregibles, para evitar males mayores futuros, es una traición quererlo igualar. Primero, porque el Consejo de Estado que lo ratifica, está integrado, en su inmensa mayoría, por los máximos representantes de las organizaciones de masas y sociales de Cuba (denominadas en el capitalismo ONG, u organizaciones no gubernamentales, que no se tiene en cuenta en esas sociedades sus criterios, son muchos los casos demostrativos de ello). Segundo, porque con la medida se protege, en nuestro caso, a una nación, no los intereses de un grupito de poderosos de las finanzas como sucedió en Estados Unidos.
    Son casos diferentes, con grado de seriedad, responsabilidad y compromiso diferentes ante toda la sociedad en su conjunto.
    Quien conozca nuestra realidad histórica sabe que a lo largo de ella, cuando se ha tenido que aplicar esa medida extrema fue porque era la única posibilidad de salvar el prestigio de nuestra nación, no el uso abusivo del poder.
    Creo esclarecer la posición de nuestra Nación al respecto.
    Los revolucionarios cubanos no estamos por la violencia, a nosotros nos la han impuesto, como hace muchos años lo esclareció Raúl Castro Ruz. Como bien esclareció Lenin, “Una Revolución vale en la misma medida que sepa defenderse”.
    Lic. Alexis Mario Cánovas Fabelo.

  • Miguel dijo:

    En Cuba no se fusila por poseer determinadas ideas ni por ser mercenario; es más, considero que se ha sido bastante benevolente en la aplicación de la pena de muerte; valoro también que con la pena de muerte se pueden minimizar determinados delitos como opiné anteriormente; pero incluso, ni con la pena de muerte un asesino o terrorista paga el daño humano que realizó con sus actos, pero en algunos casos pienso que es la sanción mas recomendable, independientemente de los matices políticos, filosóficos, eticos, religiosos y de otra índole que rodean al tema.Vivo en un país centroamericano y los índices de violencia y criminalidad son alarmantes, hay mucha tragedia social y humana, mucho narcotráfico, mucho sufrimiento y no veo freno a esta situación.Y yo les pregunto a los cubanos, venezolanos, a los familiares de las victimas del 11/9, a las víctimas de los actos de genocidio y familiares de desaparecidos por las dictaduras en américa latina, a los suecos y demas afectados por actos terroristas: ¿qué sanción le impondrían a los autores de esos actos?Qué sanción le impondrían a los asesinos que privaron de la vida a otros seres humanos?

  • Espartaco dijo:

    Nunca hay que dudar de la efectividad de los reclamos colectivos: son creadores de conciencia. En todo caso hay que irlos perfeccionando.
    Equiparar la ejecución de Troy Davis y la de los tres secuestradores del 2003, es una grave ofensa a la revolución cubana. El comentario de Alexis Mario Cánovas Fabelo es excelente. Gracias por él, licenciado.

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Silvio Rodríguez

Silvio Rodríguez

Músico y poeta cubano. Es fundador de la Nueva Trova y autor de canciones antológicas como “Unicornio”, “Ojalá”, “La era está pariendo un corazón”, y muchas otras.

Vea también