Imprimir
Inicio » Opinión  »

Argentina: disparen contra Hebe

| 8

(Tomado de La Jornada)

Hebe de BonafiniMorir por la causa de los hijos (La madre, Máximo Gorki), o tergiversarla para lavarse de culpas. Honrar su memoria con humildad, o lucrar con la guerra a costa de los propios hijos (Madre coraje, Bertolt Brecht). Luchar por los hijos de todos los desaparecidos (Hebe de Bonafini), o realizar el duelo con lacerantes expedientes de victimización individual (y dejémoslo ahí…).

Ahora sabemos que el poder masculino empezó cuando a la mujer se le impuso el catecismo de Platón y Aristóteles. De allí, los celos de la terrible Medea, que el racional Eurípides analizó con sosiego 2 mil 500 años antes de Freud: en situaciones extremas de confusión y dolor, las reacciones de la mujer son totalmente impredecibles.

Las risotadas del conservador Aristófanes echaron tierra sobre el enfoque crítico de Eurípides en Medea: diga o no diga, haga o no haga, la mujer no está facultada para intervenir en el mundo de los hombres. Y así nació la madre perfecta. Que si es cristiana al hijo le dice comes o te mato, y si es judía “comes o me ‘moiro'”. Los niños, que aun cuando juegan son serios, tienen razón en quejarse.

En la fábula San Julián, el hospitalario, de Flaubert, un cazador mata a la cierva y sus críos, y clava una flecha en la frente del ciervo. Herido, el animal embiste contra el cazador y, alzándose en dos patas, brama: ¡Maldito, maldito, maldito! ¡Algún día, corazón feroz, asesinarás a tu padre y a tu madre! Un modo piadoso de negar el hambre del cazador.

Frente a la una y la otra tragedia, el poder masculino se perdona a sí mismo: No matarás. Pero induce a creer que matar a los padres es más imperdonable que matar a los hijos. Esto aconteció en Argentina cuando, en plena dictadura militar (1981), la sociedad que negaba la desaparición y muerte de sus hijos se desgarró las vestiduras por el doble parricidio cometido por Pablo y Sergio Schoklender (20 y 23 años).

Los atenuantes no contaron. En el caso de las familias y personas desaparecidas, porque las buenas conciencias demandaban mano dura contra los enemigos de la mansedumbre. Y frente a los parricidas, por haber desafiado los sagrados fundamentos de la familia.

Lo de menos fue pensar que en cualquier sociedad que se precie de tal las personas pueden desaparecer por encanto, o lo declarado por los jóvenes: que el papá era un tipo violento y traficaba con armas, y la mamá una drogadicta y alcohólica que abusaba sexualmente de ellos. Los hermanos fueron condenados a cadena perpetua por el mismo delito: homicidio doblemente calificado, por ser sus padres las víctimas.

Por la ley que computaba doble los años en prisión sin sentencia en firme, Pablo consiguió la libertad condicional en 1995. Y Sergio, quien asumió la responsabilidad de todo, obtuvo en 2001 el mismo beneficio con permisos especiales para trabajar en el estudio de su defensor y regresar a dormir a su celda.

En la cárcel, Sergio aprovechó el tiempo: se recibió de abogado y de sicólogo, organizó talleres con los presos, tomó como bandera la defensa de los derechos humanos en los penales, y un buen día lo visitó Hebe de Bonafini, presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

Hebe se encariñó con Sergio, permitiendo que el joven se convirtiera en apoderado y en brazo derecho de una asociación que, para entonces, había crecido: universidades, empresas de construcción de viviendas populares, medios de comunicación, centros culturales, etcétera.

Sin embargo, el nada austero estilo de vida de Sergio llamó la atención de los buitres mediáticos. Y en días pasados, estalló el escándalo. El vértice de una organización mundialmente emblemática por su ética y moral probadas había sido tomado por un canalla que defraudaba sus ideales: enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, ilícitos varios.

Las buenas conciencias hicieron picadillo a Hebe y se pusieron a ensayar retorcidas interpretaciones acerca de:

• Ella, que en medio del terrorismo de Estado miró con altivez al mundo de asesinos diseñado por los hombres.

• Ella, que empezó a pelear desde más abajo de los que dicen pelear desde abajo.

• Ella, que diluyó el nombre de sus hijos en nombre de todos los hijos muertos y desaparecidos.

• Ella, que por no entender de política decía cualquier cosa políticamente incorrecta.

• Ella, que no aceptó un centavo de indemnización por sus hijos, hasta lograr que el Estado pidiera perdón.

• Ella, la extremista que decidió apoyar a un gobierno burgués.

• Ella, la madre combativa que rechazó el diálogo y el lanzar palomas de la paz, sin previa justicia y castigo a los culpables del genocidio.

• Ella, que nunca llamó guerra a la cacería de jóvenes del Plan Cóndor, y la política de hambre y exclusión del Consenso de Washington.

• Ella, que nunca abandonó su vida de barrio y humilde vivienda, mientras construía otras de mejor calidad porque la gente debe vivir bien.

En suma, nada menos que acerca de ella: Hebe, la Kika, la madre imperfecta que, sin pelos en la lengua y durante 35 años, lidió con el insufrible mundo de los perfectos, y supo mandarlos a la mierda.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Lucía dijo:

    La lucha de Hebe y las madres no es materia de discusión ni de duda, fueron, son y serán un ejemplo de dignidad y de entrega para nosotr@s y para las generaciones futuras. Los buitres mediáticos desaparecerán, cerrarán sus bocas infectas más temprano que tarde, las madres del pañuelo-pañal blanco seguirán siendo un ejemplo y un símbolo para nosotr@s, para el pueblo argentino.

  • roberto dante dijo:

    MADRES DE PLAZA DE MAYO:
    A ESTAS MADRES NO SE LAS TOCA

    Por roberto dante
    Lanús, Argentina –

    “Las Madres de Plaza de Mayo, Son Y Serán un símbolo mundial de la lucha por la defensa de los derechos humanos.”
    Esta es una verdad a priori. Una certeza que no tolera supuestas “objetividades periodísticas”, que deforman para informar aquello que les demandan los grandes medios oligopólicos de comunicación. No hay objetividad. La Física ya nos demostró que todo cambia según sea el punto de vista del observador. En Ciencias de la Comunicación afirmar lo contrario, es, simplemente, falso.

    ¿Qué oscurecerán los que dicen aclarar?

    Hebe de Bonafini fue contundente al afirmar: “Yo lo vivo como de donde viene, el enemigo agranda y deforma, pero no vamos a decir que el enemigo está mintiendo en todo. También sé que las informaciones se pagan, que esos reportajes se pagan caros a veces, ¿no? Estoy embroncada porque pareciera que todo es mierda como ellos. Tenemos que rescatar la posibilidad de darle oportunidad a la gente que está mal y no todos son Schoklender. Ese es el país que querían mis hijos, el país que quiero yo: la confianza en la gente y la oportunidad al que necesita. Sé que hice todo lo que podía hacer para que tuvieran un lugar, para que tuvieran un trabajo.” (Página 12, El país 07. 06.2011)
    Hay que comprender (si se es honesto) que Argentina vive un año electoral. Y en política cuando se es un “profesional de ella” todo vale para destruir al opositor.
    Sí, es una idea miserable, pero se corresponde con la realidad de los procesos históricos. La muerte de Mariano Moreno es un hecho concreto; como bien estableció Felipe Pigna: “Mariano Moreno fue el primer desaparecido de la historia Argentina”. Y, como bien sabemos los militantes de las Causas Populares y los represores de las Dictaduras militares, los desaparecidos siguieron de a miles.

    Aquí entran Las Madres de Playa de Mayo, su trayectoria tiene el reconocimiento de todas las Organizaciones de Derechos Humanos del mundo. Todas coinciden en que su experiencia perseverante de denuncia y resistencia pacífica frente a los Dictaduras es única en la historia de los pueblos.
    Pero están los enemigos de su causa que pretenden enlodarlas. Aunque la suciedad de sus procedimientos es previsible. Los que viven de los “negocios” no poseen capacidades éticas.

    …Los puntos suspensivos son un artilugio para serenarme. – espero no caer en críticas descalificadoras – ; porque los mencionados a continuación también “son de los nuestros” .

    Cito: “Estela de Carlotto se refirió al conflicto y pidió “no confundir las Abuelas con las Madres de Plaza de Mayo”(…) “Abuelas es una organización autónoma, completamente distinta,…” (…) “Ella (Hebe de Bonafini) es la que dirige esa institución no puede estar ajena a lo que pasa y a lo que ha pasado. Cuando la Justicia hable nosotros escucharemos pero no puedo emitir opinión de eso” (políticaonline, 10.6.11).

    Siento tener que afirmar que es lamentable que Estela Carlotto una su Voz a los dichos de Pérez Esquivel y a los de Madres Línea Fundadora

    1) Pérez Esquivel (de una trayectoria combativa indiscutible), no puede sostener que “Creo que hay una gran responsabilidad del Gobierno, que debe determinar controles, auditorias y rendiciones de cuentas, porque no se habla de monedas, sino de millones y millones de pesos. La lucha por los derechos humanos en la Argentina no pertenece sólo a las Madres de Plaza de Mayo, sino a muchísimos organismos y a toda la población” (Página 12).

    2) Cito a Las Madres Línea Fundadora: “No hemos tenido ni tenemos relación alguna, más allá de nuestro común dolor, con la Asociación Madres de Plaza de Mayo” (Página 12).
    Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Son Y Serán un símbolo mundial de la lucha por la defensa de los derechos humanos.

    Sin embargo, ustedes, cabalgan sobre lo sucedido a Las Madres (conducidas por Hebe de Bonafini) y hasta establecen una especie de lucha jerárquica entre ellas y el resto de las Organizaciones de Derechos Humanos.

    Grueso error.

    ¿De qué tomaron distancia, Madres y Abuelas? ¿Las otras Madres están apestadas? TODAS son Madres y Abuelas de nuestros hijos y nietos. El compartir el dolor las une y las diferencia del enemigo común. El dolor las humaniza frente al enemigo deshumanizado. Las une en las diferencias. Dieron pie a ser utilizadas por la malversación informática de los neoliberales.

    Posteriormente, a lo señalado, las Asociaciones de Derechos Humanos argentinas publicaron una declaración conjunta soladirizándose con las Madres de Plaza de Mayo conducidas por Hebe de Bonafini ante lo sucedido frente a la traición de los Schoklender y sus socios en el fraude.
    Pero “lo dicho, dicho está”. El daño no lo solucionaron con “aclaraciones” sobre los dichos efectuados.

    Finalmente.

    “Vamos a vender lo que tengamos que vender –menos la Universidad, la Casa y la Radio– para pagar lo que haya que pagar” y asegura que las seis mil personas que trabajan en las obras van a cobrar porque “todo va a seguir” Ratifico Hebe de Bonafini (Página12).

    Todo va a seguir. ¿Y que es todo?

    A la Universidad, la Casa y la Radio hay que Sumarle (con mayúscula) la Fundación “Misión Sueños Compartidos”. El cual no es “solamente la construcción de viviendas para sectores de bajos recursos en todo el país con subsidios del estado”.
    El programa se sustenta en la recuperación de la Dignidad fundamentada en el Trabajo común, la Educación para incorporarse a Oficios que posibiliten una vida que no esté en los márgenes de la sociedad y en una Educación para comprender no sólo los deberes, sino, también los “derechos” que deben defender todos los ciudadanos para no ser manipulados por los que acaparan el capital.

    Además, como lo hizo Víctor H. Morales en su programa Bajada de línea (Canal TV 9) cuando entrevistó a Hebe de Bonafini, es valioso destacar que “Estas Madres” rechazaron la indemnización otorgada por el Estado Argentino para los familiares de desaparecidos por la Dictadura. Una razón más que las ennoblece y justifica el reconocimiento de la multitud que las acompaña en su ronda en la Plaza de Mayo de los días jueves . Multitud que, sin dudas, continuará creciendo los jueves futuros, porque estas Madres no son como las del tango. “A Estas Madres, de verdad, no se las toca”.

  • elsa farina dijo:

    En principio adhiero a lo manifestado por Lucía. No obstante, no dejo de preguntarme:Porqué se separó la Línea Fundadora de la Organización Madres de Plaza de Mayo?(que nunca manejaron dinero del gobierno);es tan ingenua Hebe, que durante quince años que tuvo a Shoklender a su lado, no percibió ni un atisbo de corrupción?Porqué se dejó usar y coptar por el Gobierno de los Kischner?Porque este gobierno no controló la desopilante cantidad de dinero que daba a esa ONG? Porqué no escuchó a una persona proba como Vicente Zito Lema,quien por advertirle acerca de la corrupcióm en esa Organización, tuvo que renunciar a su cargo de Rector de la Universidad de la ONG?Porqué la Justicia no actúa con la fluidez que debiera tener?… y podría llenar hojas con preguntas que nadie responde por ahora…

  • elsa farina dijo:

    La lucha de Hebe, no está en discusión. Yo misma que fui perseguida por la dictadura militar y “casi” una desaparecida, cuestiono su participación en tamaño acto de corrupción (que como corresponde deberá investigar a fondo la Justicia) que operó directamente sobre los más pobres. Cuidado con la expresiones que se viertan al respecto; se debe conocer sobre lo que se habla y aunque sea la Madre Teresa de Calcuta, el peso de la Ley deberá caer sobre los responsables.

  • ROGÉS dijo:

    Ningun poder mediático puede disminuir la dignidad de esta noble mujer, ni de su causa,evidente que entre los culpables y los espectadores indiferentes tiene enemigos pero hay muchas más personas que la admiran,merece el voto de confianza como debe darse ,sin necesidad de informacion adicional

  • fuserkuba dijo:

    No se dejen engañar, que esa maniobra de enlodar a las personalidades de izquierda es más vieja que matusalén. No se me olvida la frase del Bertol Bretch: …pero hay hombres que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles…Creo que hebe de Bonafini, lleva más de una vida luchando, es de las imprescindibles, que nadie se confunda…

  • pelónkvyen dijo:

    Aquí no corre la Jerarquía “solo se debe asumir una equivocación individual) de la madre Ebe de Bonafini.Aquí no corre ni Gorki,con darlo todo y resistir junto a su hijo que luchaba en la fabrica. ni Bertol Brecht. Solo asumir su equivocación y dejar al resto de las madres y abuelas tranquilas.Asuman como sociedad que somos seres humanos pensantes “no chicos de pecho” y por lo tanto no pecar de ingénuos ¡ Cuando alguien se equivoca!! No necesita defensa ni malas interpretaciones “burdas” Los aludidos aquí son grandes escritores que escribieron en su época. Si hay a madres que han luchado toda la vida (que no recibieron nada a cambio)”solo desprecio de parte de los dictadores” esas son las imprescindibles de Brecht
    está relacionada con los desaparecido que dieron “todo” por una Sociedad justa ” Ese legado les dejaron los desaparecidos a sus madres.

    Como regalo:
    ¡¡NO ADMIRO A QUIEN NO SE EQUIVOCA, SINÓ A QUIEN NO SE RINDE!! cita de Paul Floor)

  • roco blanche dijo:

    Hebe, la heroica Hebe, la Madre Hebe, quedara su ejemplo para los seres humanos, no podran borrar de la memoria colectiva su ejemplo !!
    Gloria a Hebe !!
    Un fraterno abrazo !!

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

José Steinsleger

José Steinsleger

Periodista argentino residente en México. Es columnista de La Jornada.

Vea también