Inicio » Opinión  »

Martí, ese sol del mundo moral (+ Audio y Video)

19 mayo 2011 | 7
Martí: José Luis Fariñas

Martí. Ilustración: José Luis Fariñas

Hoy, 19 de mayo, se conmemoran 116 años de la muerte de José Martí, el Apóstol de la Independencia de Cuba. Cubadebate comparte con sus lectores un fragmento de Ese sol del mundo moral. Para una historia de la eticidad cubana (Ediciones Unión, 1995), escrito por el poeta y ensayista Cintio Vitier.

Martí encarna un nuevo tipo de revolucionario que no se resigna a partir de los postulados del colonizador (el desprecio, la represalia, el odio) sino de postulados propios y originales; que no se conforma con la conquista de la libertad desde la esclavitud sino que aspira a la destrucción de la esclavitud desde la libertad; que escapa a la trampa del resentimiento (victoria profunda del enemigo) y al cerrado causalismo de las reacciones primarias, en sí mismas legítimas, para situar el combate en su propio terreno y pelear sólo con armas altas, limpias y libres: “la pureza de su conciencia”, “la rectitud indomable de sus principios”.

Nótese que en el pasaje de la cita, y en todo el indignado alegato, apela también al honor mancillado de España. Poco después, en La República española ante la Revolución cubana (Madrid, 1873), habrá de conjurarla para que “no infame nunca la conciencia universal de la honra, que no excluye por esto la honra patria, pero que exige que la honra patria viva dentro de la honra universal”. De esto se trata: de vivir y pelear por la honra universal del hombre.

¿Idealismo excesivo? Ya vimos que por esos caminos iba la práctica militar y el pensamiento revolucionario de los dos grandes jefes populares de la guerra del 68: Máximo Gómez y Antonio Maceo, sin contar los ejemplos de Agramonte y los esfuerzos de Céspedes por la “regularización” de la guerra frente a los desafueros españoles. Se trata, sí, de un planteamiento original, pero no exclusivamente personal de Martí: lo que él hace es llevar hasta sus últimas consecuencias filosófico-políticas una inspiración que estaba en las tendencias más espontáneas de la Revolución cubana. Se trata, pues, de un planteamiento “autóctono”, que en Martí va a alcanzar la plenitud de toda una concepción ética del mundo, según veremos.

Esa concepción madura durante su destierro en España, su peregrinación por América Latina, y su estancia de casi quince años en Estados Unidos. En España confirma que no hay nada que esperar de sus gobiernos, monárquicos o republicanos; que el pueblo español, lleno de virtudes latentes (sobre todo en sus raíces regionales y comuneras), es también víctima de la obtusa Metrópoli; que el vínculo impuesto entre España y Cuba, por ley histórica, ha de romperse inexorablemente.

Ya lo sabía el adolescente que tuvo primero que enfrentarse con su padre, sargento y celador del gobierno colonial, y con la resignada resistencia de su madre, en el hogar sufrido, lleno de niñas, amenazadlo siempre por la miseria, pegado a los muros de La Habana. Allí conoció una célula, que estaba en su propia carne, de la honradez, la limpieza y la dignidad de lo que él llamó “el sobrio y espiritual pueblo de España”; conoció también la trágica divergencia del espíritu de la tierra que lo dominaba.

Ellos estaban hechos para resistir, él para liberar. Pero con su padre, que se abrazó llorando al pie llagado por el grillete del presidio (“y yo todavía no sé odiar”, comprobó entonces, con asombro, el hijo desgarrado), llegó a tener las más tiernas relaciones de mutua pudorosa admiración; y a la madre pudo decirle con justicia en la carta de despedida final: “Ud. se duele en la cólera de su amor, del sacrificio de mi vida; ¿y por qué nací de Ud. con una vida que ama el sacrificio?”
En México, en Guatemala, en Venezuela, en sus campos y ciudades, halló la otra madre histórica y telúrica, que lo completaba: su América mestiza. Se adentrará en sus problemas, participará en sus conflictos, conocerá sus vicios y virtudes, estudiará sus mitos, amará su naturaleza. El grado de identificación alcanzado por Martí con la raza autóctona de América cobra caracteres desconocidos hasta entonces en un hijo de español.

A partir de estos años, 1875-1881, su escritura en prosa y verso se va saturando, entrañablemente, de símbolos indígenas procedentes sobre todo de las concepciones míticas precolombinas de Mesoamérica y Venezuela. No se trata de un propósito “indigenista” sino de una mezcla de adivinación y estudio que se revela como necesidad profunda de su espíritu destinado a reanudar el hilo del pensamiento original de América, roto en su fase metafórica (comparable a la presocrática en Grecia) por “la desdicha histórica” y el “crimen natural” de la conquista española: “¡Robaron los conquistadores una página al Universo!” Ese robo y violación, ese crimen,, sitúan la injusticia en el origen mismo de nuestra historia. Por eso: “Con Guaicaipuro, con Paramaconi, con Anacaona, con Hatuey hemos de estar, y no con las llamas que los quemaron ni con las cuerdas que los ataron, ni con los aceros que los degollaron, ni con los perros que los mordieron:” Y ese “estar con”, reparador siquiera sea ideal de la injusticia, pero además efectiva militancia, se convierte en una nueva filiación histórico-telúrica que hace girar totalmente la perspectiva. Quien así habla no es un “colonizado” (un resentido) sino un “autóctono” (un revolucionario que ha empezado por revolucionarse a sí mismo):

¿Qué importa que vengamos de sangre mora y cutis blanco? El espíritu de los hombres flota sobre la tierra en que vivieron, y se le respira. ¡Se viene de padres de Valencia y madres de Canarias, y se siente correr por las venas la sangre enardecida de Tamanaco y Paramaconi, y se ve como propia la que vertieron por las breñas del cerro del Calvario, pecho a pecho con los gonzalos de férrea armadura, los desnudos y heroicos caracas!

Escuche “Éramos… de Nuestra América”, en la voz de Pablo Milanés. Fragmento del texto homónimo de José Martí

Éramos… de Nuestra América

Texto: José Martí

Música y voz: Pablo Milanés (1974)

Éramos una visión, con el pecho de atleta,
Las manos de petimetre y la frente de niño,
Éramos una máscara, con los calzones de
Inglaterra, el chaleco parisién, el
Chaquetón de norteamérica y la montera de
España.
El indio mudo, nos daba vueltas
Alrededor, y se iba al monte, a la cumbre
Del monte, a bautizar a sus hijos.
El negro, oteado, cantaba en la noche
La música de su corazón, sólo y desconocido,
Entre las olas y las fieras.
El campesino, el creador, se revolvía,
Ciego de indignación, contra la
Ciudad desdeñosa, contra su criatura.

Descargue la canción en MP3 (3,2 Mb) AQUÍ


Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Rodríguez Almaguer dijo:

    Hermosa prosa la del inolvidable Cintio, maestro entrañable que sembró entre nosotros las semillas fecundas del árbol del Apóstol.

    Gracias a Cubadebate por traer a la luz un fragmento del texto que deberíamos tener bajo la almohada todos los cubanos, para que sean sus amorosas enseñanzas las últimas con que despidamos el trabajo del día, en busca de fuerzas para emprender el porvenir que nos espera tras la negra cortina de la noche.

  • erik fundora dijo:

    …LES JURO QUE NO MURIO…EL HOMBRE QUE FUE MAMBI…EN CUBA SIEMPRE QUEDO…EL HEROE JOSE MARTI………EL MUNDO FUE SU TESTIGO…MAS HOY SIGE EL CARI~O…SU HISTORIA VIAJA CON MIGO…TAMBIEN CON TODOS LOS NI~OS………MENTIR,NUNCA SERA COSTUMBRE…PROMESA QUE NO MURIO…FIDEL CASTO NOS CUMPLE…LO QUE MARTI PROMETIO……………………………………………………..UN ABRAZO PARA TODOS LOS TRABAJADORES DE CUBADEBATE.ERIK FUNDORA.IMPERIO CRUEL…HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.VENCEREMOS…..

  • maria dijo:

    Creo firmemente en sus palabras y es un idealismo quizá a veces muy leal a su esencia, pero es divino y lo entiendo y no importan las raíces el amor por esta tierra es insuperable e infinito y duele y se disfruta como el más apasionado de los amores. Y sólo conocí antes a Martí, por sus cuentos, ahora me parece imprescindible su sentido de moral y patria y yo también lo considero mío aunque soy venezolana. Hermoso artículo.

  • danden dijo:

    … se dice que es es un gran idealista, y hablo en presente porque esta aqui, y en todas partes, bueno todo lo que ha escrito es hermoso y pienso falta mucho mas por publicar que lo que se ha hecho hasta hoy.

    y pienso hay que hacer justicia a este escrito, que ya hay parte de ‘el en este articulo.
    antes prefiero ver que se undan las estrellas del firmamento a que se niegue el sentimiento de la justicia, ese sol del mundo moral.

  • Juan Manuel Olivares Chávez dijo:

    Martí vive entre los tuneros.

    Las Tunas, Cuba.- Otra vez los solsticios y equinoccios se combinaron para que a la misma hora en que cayera José Julián Martí Pérez en Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895, el Sol iluminara la cara del Apóstol y el Reloj solar conmemorativo, marcara la especial jornada conmemorativa con la sombra proyectada por su péndulo.

    La ceremonia de luz encontró toda la dignidad de los tuneros en la Plaza Martiana henchida y jubilosa, colmada de Pioneros, Jóvenes, Trabajadores, combatientes y el pueblo de la cuna del Mayor General Vicente García González, homenajeando al Maestro.

    La Presidenta de la Filial de Pedagogos Ciomara Pavón Marques y el de la Sociedad Cultural José Martí Joel Lachatagnerais Popa, colocaron la ofrenda floral en la base del monumento, que sostiene la mascarilla en una estrella que irguió sus puntas al cielo, como imitando la palma real.

    El asesor de la Oficina Nacional del Programa Martiano, Doctor en Ciencias Filosóficas Jorge Lozano Ros ilustró que la palabra de hoy tiene como raíz un sonido sánscrito, la lengua de la India Antigua que significa la dignidad, como fuente luz.

    Esta es la hora de los hornos y no se ha de ver más que la luz , aclaró en otro momento de su disertación, mensaje que utilizara Ernesto Che Guevara al encabezar el mensaje a los pueblos de Asia, Africa y América Latina, el mensaje para la lucha antiimperialista en el siglo XX, que es decir hoy crear muchos Viet Nan, muchas Cuba, que es también decir crear muchos David, por que para vencer hoy a Goliat, resta la esperanza que nos dará la victoria, hasta la esperanza siempre.

    La ganadora del Concurso Internacional de Oratoria de la Universidad tunera Vladimir Ilich Lenín, la mexicana Estefanía Medina Bonilla agradeció a los cubanos y a los hermanos latinoamericanos la oportunidad de resumir la ceremonia que justifica que el 19 de mayo no es el día de la muerte del Maestro, sino el día de su resurrección.

    Estefanía comentó que en cualesquier lugar donde viva un latinoamericano Martí estará presente, disfrutemos del calor de su corazón en el pensamiento que nos brinda y que resuene en los tímpanos la llamada por la libertad.

    El Conjunto Sentimiento bolivariano, de la Universidad Médica Zoilo Enrique Marinello Vidaurreta, con sus obras musicales Por un mundo nuevo y tiempos de Cambios, también vino a corroborar la materialización de las ideas de Bolívar y Martí de hacer de Nuestra América un solo pueblo.

  • Mariurgis Ayala Ramírez dijo:

    Soy médico,colaboradora en el estado Nueva Esparta, Venezuela, el pasado 19 de mayo, la Cátedra Bolívar-Martí del estado,patrocinada por las misiones educativas venezolanas y cubanas,realizaron un evento en saludo al aniversario 116 de la caida en combate de nuestro Héroe Nacional , participamos colaboradores de otras misiones y fue sorprendente la cantidad de trabajos presentados: ponencias, poesía,carteleras, videos, todos relacionados con Bolívar y Martí, fue maravilloso escuchar el conocimineto que tienen los estudiantes venezolanos acerca de la vida y obra de Jose Martí, lo que demuestra el trabajo realizado por los colaboradores de las misiones educativas y la unión que existe entre nuestras misiones y el comité de solidadridad Cuba-Venezuela en el estado,uno de los temas a tratar fue la vigencia del pensamiento martiano en la Revolución Cubana actual,el cual defendí a través de una ponencia y una poesía,en ese momento pudimos sentir la presencia de Martí entre nosotros,su legado sigue siendo inspiración para seguir adelante y además guía de nuestro Comandante, uno de los más estudiosos y seguidores del pensamiento martiano.

  • Jenry dijo:

    No encuentro la forma de descargar el libro de Cintio Vitier Ese Sol del Mundo Moral.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Cintio Vitier

Cintio Vitier

Poeta, narrador, crítico literario y ensayista cubano, es el más importante estudioso de la obra del Héroe Nacional Cubano, José Martí. Fundador de el grupo Orígenes, Premio Nacional de Literatura y autor de varios clásicos de la ensayística nacional como Lo cubano en la poesía y Ese sol del mundo moral.

Vea también