Imprimir
Inicio » Opinión  »

La derechización no es local: es global

| 3

Muchos expertos y otros que no lo son advierten acerca de la derechización de la política internacional. La mala noticia es que no se trata sólo de los líderes y los partidos políticos, sino de las sociedades; tampoco es un fenómeno exclusivamente europeo.

El hecho es más notable porque pone fin a una opulenta paradoja: en la postguerra, la burguesía europea, sobreviviente del fascismo, junto con la reconstrucción y el restablecimiento de la democracia, promovió la instalación de los "Estados de Bienestar": un proyecto socialista impulsado desde el capitalismo.

En 1949, en la entonces República Federal de Alemania, a los 73 años, Konrad  Adenauer, católico y anticomunista, se convirtió en el primer canciller de Alemania Federal, cargo en el que se mantuvo durante los siguientes 14 años en los cuales, con el concurso de Ludwig Erhard, ministro de economía, impulsó la llamada "economía social de mercado" que llevó a la edificación del Estado de Bienestar. En Austria ese papel lo desempeñó el socialista Bruno Kreisky.

En Suecia la tarea fue llevada adelante por la socialdemocracia liderada  por  Albin Hansson, Tage Erlander, Olof Palme y otros líderes a lo largo de 40 años. Con fuertes tradiciones liberales y políticas sociales avanzadas, los laboristas noruegos que detentaron el poder durante los 20 años siguientes a la derrota del fascismo, consolidaron el Estado de Bienestar. En Dinamarca los gobiernos socialdemócratas durante cuatro décadas aplicaron políticas coherentes con el resto de Escandinavia.

En Francia, Italia y Gran Bretaña el auge económico asociado al fin de la guerra, el repudio de los pueblos y de las elites políticas al fascismo y la restauración de la democracia allí donde los nazis la habían suprimido, se asoció a un clima político liberal y permisivo en el cual se realizaron importantes demandas obrera y aspiraciones populares.

Aquellos procesos, caracterizados por la elevación del nivel y la calidad de la vida para amplios sectores sociales, incluyendo a la clase obrera, el campesinado y las capas medias urbanas, dieron lugar a climas políticos en los cuales predominaron las alianzas, la moderación y el retraimiento de las fuerzas políticas más radicales que fueron neutralizados por el auge reformista.

Como parte de aquella inédita coyuntura, los liberales, laboristas, socialdemócratas y democratacristianos atenuaron los matices anticapitalistas de sus discursos originales. Por gravedad y por el pésimo mensaje del socialismo stalinista que se practicaba en la Unión Soviética y Europa Oriental, las ideas anticapitalistas, la promoción del cambio revolucionario por vías violentas, la intensificación de la lucha de clases, el establecimiento de la dictadura del proletariado como programa perdieron terreno o se mimetizaron con las ideas dominantes. El eurocomunismo fue expresión de aquellas mutaciones.

Aquellos procesos, en general positivos y que beneficiaron a las masas europeas, de algún modo también a los procesos políticos tercermundistas y a la causa de la paz al favorecer la Detente, apoyar la limitación de armamentos y la no proliferación nuclear, desde hace algún tiempo han revelado un ángulo inesperado.

Cuando el fin de la Unión Soviética y el fracaso de la experiencia socialista en Europa del Este, en vez de a la profundización de los procesos sociales avanzados y el reformismo han dado lugar a retrocesos políticos que revierten las prerrogativas alcanzadas por los pueblos y los trabajadores europeos; el auge neoliberal encuentra a los obreros y a otras fuerzas sociales políticamente debilitadas, en ocasiones acéfalas y desconcertadas.

La reversión política europea que se inició con la llegada al poder en Gran Bretaña de Margaret Thatcher (1979-1990) que reorientó la política británica hacía un  enfoque neoliberal fundamentalista que, entre otras cosas, conllevó a retrocesos en la aplicación de programas sociales, proceso acentuado por la dinámica introducida por la caída de la Unión Soviética, la Guerra del Golfo, las contiendas emprendidas tras el 11/S y la actual crisis económica mundial, pasa ahora la factura.

La actual coyuntura europea, inédita por tratarse de uno de los ejes de la primera crisis sistémica del mundo global, requeriría una movilización a escala virtualmente continental, que exige de vanguardias políticas capaces de definir las metas, promover y organizar la solidaridad y convertir las demandas sociales en confrontaciones de clase por metas estratégicas. Tal vez lograr que la jubilación no sea a los 67 años sino a los 65 sea de una importancia enorme para los obreros franceses aunque conquistas de esa tesitura no definirán el futuro.

A fines de los años sesenta Herber Marcuse escandalizó a los pensadores marxistas cuando sostuvo que el bienestar disfrutado en la posguerra había adormecido a la clase obrera y mellado el filo de sus instrumentos de lucha. Según su tesis, comparada con los tiempos originales, la explotación capitalista se había convertido en algo "placentero". Las revueltas de Mayo de 1968 le dieron la razón. Ojalá los actuales acontecimientos no lo confirmen. Allá nos vemos.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Debate Cuba dijo:

    En algunos de nuestros comentarios anteriores ya hemos hecho notar como la izquierda y el progresismo norteamericano estan totalmente perdidos, sin una conciencia clara de cual ha de ser su cometido en el ambito politico, quedando las voces mas contestarias fuera del alcance de las masas, mientras el Partido Democrata, otrora representante de las ideas mas liberales, se asocia con la defensa de asuntos de segundo orden y sus politicas economicas giran a la derecha. Esto, en lugar de poderse considerar como negativo, es una gran ventaja, pues se va aclarando cual debe ser la verdadera confrontacion del futuro: los partidarios de la economia de mercado versus los partidarios de la economia ecologica. Y es que en la coyuntura actual es la destruccion de nuestro planeta y por ende el fin de la humanidad el gran peligro, mientras es la sociedad de consumo nuestro gran enemigo. Hoy la lucha no es ya burguesia contra proletariado, sino consumismo contra ecologismo, o sea, seguir viviendo del exceso y el desparpajo a que nos ha sumido Occidente (y Oriente tambien) o la busqueda o implementacion de nuevos modelos economicos que protejan la tierra y con ella nuestra especie, los cuales seran mucho mas justos que los actuales modelos neoliberales.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Hay que espear, pero nadie se impaciente, que no mucho.

    Habrá que ver en cercanos tiempos a los halcones y a los lobos, vistiendo trajes de palomas y de corderos.

    Solo observen la preparación que contienen los discursos del presidente de los EE.UU. Barack Obama, la carga de optimismo que despierta, la filosofía que desarrolla, tal pareciera el mesías de este tiempo, el llegado de un mundo desconocido que con todas las herramientas omnipotentes y creativas fuera a cambiar los destinos del mundo.

    El mismo ha dicho que algunos lo consideran en capacidad de cambiar los destinos del mundo.

    Los guerreristas ahorita andan hablando de paz y de democracia posible y hasta han propuesto y logrado ampliar el grupo de 7 a 20, sin destruir el núcleo de los siete dominantes, que por su puesto no tienen la racionalidad de los 7 genios que en la Grecia antigua se disputaban el dominio de la filosofía y el conocimiento.

    Se preparan las esferas dominantes, con más poder que nunca, pero con preocupaciones que nunca les habían llegado con tanta claridad a sus sistemas y le había suministrado tanto ruido.

    No pasará mucho tiempo, como ya comienza a hacerlo, que cada cierto tiempo, a despecho del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde es amo y señor, el presidente de Los EE.UU. se presente en la Assamblea General de las Naciones Unidas haciendo propuestas cada vez más abiertas de cooperación y colaboración.

    Esto ocurrirá, en la misma medida en que las economías de China, la India, Brasil y otros enclaves mundiales que agrupan la mayor parte de la humanidad, alcance algún grado de independencia y como dijo ahorita Bill Clinton: Los EE.UU. están perdiendo la supremacía en la economía mundial.

    La imposibilidad de no poder imponer un dominio mundial por medio de las armas, so pena de destruir en esa acción la vida en el planeta, llevará cada vez más al imperio a la desesperción, tal que deberá comenzar por la teoría Obamista del chenche, o del cambio, pero de formas reales, sobre la adaptabilidad numérica, calculada y real de adecuarse al mundo que les viene encima y de lo que no les baldrá de nada el susto del atomismo y la era nuclear.

    Hay una realidad palpante, todo el que adquiere combustible nuclear, tiene dominio de las técnicas para su uso pacífico está pensando racionalmente en superar la crisis energética y no, como EE.UU. y Truman, al final de la II Guerra Mundial, en el chantaje hacia la URSS y mantener al capital en la cúspide, pero la presión y el chantaje de EE.UU., del capital internacional, de los que quieren mantener un estado de despojo para el resto del mundo y mantener a toda costa el sistema burgués monopolista como gendarme del mundo llevan a que la presión y el miedo sea tal, que estos países que manejan la energía nuclear con fines pacíficos; terminen, por que tienen capacidad para hacerlo, en convertir en armas una parte del uranio enriquecido y quién se lo podrá prohibir, sino a costa de desatar un conflicto que pondrá fin a la vida en el planeta?.

    Hay, hoy como nunca, que medir fuerzas y hay que confiar y ser optimista, pero en dirección contraria a la teoría obamista de hacer más largo el capitalismo, en el sentido práctico de terminar con la prehistoria del hombre e iniciar el camino definitivo de la paz y la creación del hombre. Que si un día el planeta es tragado por un círculo negro, sea la única razón para la desesperanza.

  • carlos gomez vazquez dijo:

    CONSIDERO QUE EL MAYOR PROBLEMA RADICA EN QUE SE DESCONOCE LA ADMINISTRACION PUBLICA Y LA POLITICA ECONOMICA DE CADA UNO DE NUESTROS PAISES PARA INICIAR UNA PROGRAMACION Y PLANEACION DE SUS ACTIVIDADES. LOS INVITO A QUE ESTUDIEN EL MARCO LEGAL DE CADA UNO(A)DE SUS DEPARTAMENTOS O SECRETARIAS DE ESTADO Y VEAN QUE SU MARCO LEGAL ES SOLAMENTE PARA FAVORECER A LAS MAFFIAS QUE SOMETEN A LOS DESGOBERNANTES EN TURNO DE NUESTROS RESPECTIVOS PAISES EN COMPLICIDAD DE LOS OTROS DOS PODERES DE LA DESUNION. FORMEN COMITES POR DEPARTAMENTO O SECRETARIA, DENLES SEGUIMIENTO A SUS LEYES, ACUERDOS, DECRETOS Y REGLAMENTOS Y DENUNCIELOS. INVESTIGUEN QUIENES SON LOS BENEFICIADOS EN C.U. DE ELLOS E INFORMEN A LA OPINION PUBLICA DE ELLO. CREO QUE PARA EMPEZAR, POR HOY, ES SUFICIENTE.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jorge Gómez Barata

Jorge Gómez Barata

Periodista cubano, especializado en temas de política internacional.

Vea también