Imprimir
Inicio » Opinión  »

Peligro en la cumbre

| +

Máximo responsable de la seguridad se niega a arrestar a cómplice de Posada

El ministro de la Seguridad Pública de El Salvador, René Figueroa, responsable de garantizar la integridad física de los jefes de estado en la XVIII Cumbre Iberoamericana, se ha negado desde hace más de un año a ordenar el arresto de Francisco Chávez Abarca, principal cómplice de Luis Posada Carriles en la campaña terrorista desarrollada en 1997 contra Cuba.

Además de ser Ministro de Seguridad Pública y Justicia, Figueroa es vicepresidente del partido de extrema derecha ARENA, vinculado a los escuadrones de la muerte de la nación centroamericana, y es aspirante a la candidatura presidencial de su partido.

Figueroa replicó este 26 de octubre al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cuando anunció que no asistirá a la Cumbre que se celebrará en San Salvador porque no existen medidas de seguridad adecuadas para garantizar su integridad física y la de toda su comitiva.

Al anunciar que no viajará al país centroamericano, el Presidente Chávez denunció la presencia en países de América Central de elementos de "las mafias cubano-americanas de Posada Carriles" y de militares venezolanos "protegidos por algunos gobiernos, por la CIA y el FBI".

PROTECCIÓN PARA "EL PANZÓN"

Hace ya un año, diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores de la bancada del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en la Asamblea salvadoreña, solicitaron sin éxito la comparecencia del ministro Figueroa para reclamar medidas concretas en el caso del terrorista Francisco Chávez Abarca.

"El Panzón" Chávez Abarca, fue dejado en libertad el 2 de octubre de 2007, luego de cumplir dos años de prisión preventiva por ser el cabecilla de una banda internacional de robacarros y de evitar un juicio a fuerza de procedimientos dilatorios.

El Salvador ha ratificado más de 10 instrumentos y convenciones contra el terrorismo pero a pesar de contar con toda la información que incrimina al terrorista no lo arresta ni le ha iniciado un proceso legal en relación con los actos terroristas que provocaron en La Habana la muerte del turista italiano Fabio di Celmo.

Chávez Abarca fue vinculado a Posada Carriles por el mercenario salvadoreño Ernesto Cruz León, cuando se le detuvo en La Habana luego de los atentados que provocó en la Isla. Cruz León confesó trabajar bajo orientaciones de Posada Carriles y Chávez Abarca, ambos contratados y financiados por la Fundación Nacional Cubano Americana, un instrumento del dispositivo anticubano de la CIA.

Chávez Abarca efectuó tres viajes a Cuba, en abril y mayo de 1997, todos muy breves, en los cuales realizó los primeros atentados terroristas de esa operación.

Sin embargo, el mafioso salvadoreño no sólo organizó luego la serie de explosiones causada por Cruz León sino que reclutó, entrenó y mandó a La Habana a varios otros mercenarios.

Todas las operaciones de la conspiración de 1997 se ejecutaron a través de la base que Luis Posada Carriles mantuvo en su refugio de El Salvador, con la tolerancia de las autoridades salvadoreñas.

POSADA ASESORA A LA EXTREMA DERECHA CENTROAMERICANA

Según la periodista norteamericana An Louise Bardach, la investigación de un Gran Jurado en Nueva Cork contra Posada Carriles se encuentra ahora paralizada para no dañar a la campaña de John McCain.

Sin embargo, a pesar del bajo perfil que adopta en Miami durante el periodo electoral, Posada Carriles sigue en contacto activo con toda la red de conspiradores que alberga la ciudad mafiosa donde radican extremistas de distintos rincones de América Latina.

Un diario salvadoreño denunció hace una semanas que Posada Carriles asesora a la extrema derecha salvadoreña en una conspiración para impedir a toda costa la victoria pronosticada del candidato del FMLN en las elecciones presidenciales de El Salvador.

En abril de 2008 se produjo un encuentro secreto en Los Ángeles, Estados Unidos, del presidente salvadoreño Antonio Saca, con los congresistas cubano-americanos Ileana Ross Lehtinen, Lincoln y Mario Díaz-Balart, con el propósito de recaudar fondos para la campaña electoral del partido ARENA.

Díaz-Balart planteó entonces al presidente Saca asesorarse con Luis Posada Carriles y su brazo derecho en El Salvador, Chávez Abarca.

El terrorista internacional Luis Posada Carriles vivió durante muchos años en El Salvador hasta su arresto durante la X Cumbre iberoamericana en Panamá en noviembre del 2000 con un pasaporte salvadoreño a nombre de Franco Rodríguez Mena.

Posada es el autor confeso de numerosos intentos de asesinatos del líder cubano Fidel Castro en distintas cumbres latinoamericanas.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Jean-Guy Allard

Jean-Guy Allard

Periodista canadiense radicado en Cuba. Es autor del libro "Auge y caída de Reporteros Sin Fronteras".

Vea también