Imprimir
Inicio » Opinión  »

Amigos de nubes bajas

| +

Entre los que accedieron  diligentes al pedido de Martha Beatriz Roque, «disidente» que dirige la organización contrarrevolucionaria de corte agresivo «Asamblea para promover la sociedad civil, entiéndase correctamente billetes norteamericanos,  a  «desprenderse solidariamente de unos centavitos» para «hacer posible» la celebración de la reunión de «opositores», verdaderamente mercenarios pagados por el gobierno de George W. Bush celebrada en mayo de 2005 hay de todo tipo de «luchadores anticastristas».

Uno de ellos,  Héctor Leobardo Lans Martin, Ex Profesor de Lengua y Literatura Inglesa de la Universidad de La Habana y actual Presidente de la Empresa Croswell International, una importante corporación dedicada a la distribución internacional de equipos, productos y servicios médicos.

Emigrado a Estados Unidos en 1983 es de esa serie de rarezas que abundan poco. Hombre de buena preparación cultural obtenida irónicamente  en Cuba, país donde de acuerdo a su propia campaña en concordancia con los más acérrimos enemigos de la Revolución «no se puede vivir ni trabajar, mucho menos estudiar, debido a la represión gubernamental», tal como lo califican estos farsantes, tesis que Lanz con su propia existencia  se encarga de desmentir.

Conocido militante anticubano, es miembro activo de  las organizaciones contrarrevolucionarias Coalición Constitucional 1940, Instituto Montecristi,  y Miami Medical Team Foundation,  todas radicadas en Miami. Actualmente es presidente de Croswell International una importante corporación dedicada a la distribución internacional de equipos, productos y servicios médicos.

Para los lectores la simple mención del Miami Medical Team Foundation organización miembro del Instituto para la Democracia en Cuba (1) no dice nada, sin embargo:

¿QUE HAY DETRÁS DE LA LIMPIA Y HUMANITARIA FUNDACION?

El aplastante testimonio hecho público por el Dr. Pedro Véliz, médico revolucionario, Ex  Agente  Ernesto de los Órganos de la Seguridad del Estado cubano, en abril del 2003 cuando se detuvieron y procesaron  75 de los mercenarios que recibían miles de dólares como salario de manos del gobierno de Estados Unidos y sus funcionarios diplomáticos acreditados en La Habana a su servicio, pone al descubierto las verdaderas intenciones del hombre de negocios que  no  es realmente Lanz Martín , por sus marcados vínculos y estrecha amistad con los cabecillas de grupos mafiosos de Miami, que en abierto contubernio con Linconl Díaz Balart, Congresista norteamericano de origen cubano, Manuel Alzugaray, «un hombre que se fue al principio de la revolución y tiene un largo currículum terrorista desde entonces. Recibía y daba atención médica a desertores de países ex socialistas, estuvo en la base naval de Guantánamo cuando la crisis de los balseros» [… «amigo personal de Otto Reich, que coincidió con Reich en Venezuela cuando era Embajador de Estados Unidos en ese país y coincidió también en Nicaragua cuando la contra nicaragüense, ellos hicieron incluso programas de televisión juntos.
Alzugaray decía que cenaban juntos en restaurantes de Miami» (2) que cuenta con el apoyo de Reich  (3) en los planes subversivos contra Cuba y de Leopoldo Fernandez Pujals (4), decidieron entre los siniestros planes con que agraden la soberanía nacional y creen poner en peligro a la Revolución orquestar, según palabras de la Ex Agente Gabriela «uno de los planes más siniestros de todos estos años», el Proyecto Despertando Sonrisas, cuyo «objetivo principal era realizar intervenciones quirúrgicas a niños cubanos entre 0 y 15 años que no puedan realizarse en su país y que no requieran de tratamiento posterior o si este fuera necesario, se pueda realizar en Cuba»[…] «no nos hacemos cargo de los casos crónicos. No se admitirán  casos de oncología ni trasplantes»

Para tan cruel «labor humanitaria», ambos Ex Agentes recibían del Miami Medical Team Foundation como parte de sus emolumentos unos 100 dólares mensuales además de medicamentos y la ayuda personal de la Sección de Intereses de Norteamérica en Cuba,  SINA  particularmente de Nicholas j. Giacobbe, «el hombre de los suministros», calificado así por la Segunda Secretaria de la Oficina de Asuntos Políticos y Económicos de la misión diplomática,  Susan Archer,  en correo electrónico enviada a la autora desde su  oficina en La Habana el día  13 de enero de 2002.

No podemos pasar por alto que como parte de la estrategia para burlar la posible intervención de las autoridades cubanas y quedar desarticulado el Proyecto que presuponía otras «bondades para el futuro» y en aras de facilitar la tramitación de visas a los niños que resultaran seleccionados y que viajarían a España y Miami, contaban con la ayuda de funcionarios diplomáticos de la Embajada de España en La Habana, destacándose en su colaboración con los médicos presuntos «disidentes» el Sr. Pedro Martínez-Avial Martín, consejero de la Embajada, quien incluso ofreció  la valija diplomática para enviar documentos que no podían ser trasmitidos por  fax.

Parecía que el Proyecto daba sus «primeros pasos». De vez en cuando recibían paquetes con medicamentos aunque en el decir de la Dra.  Gabriela para «poner curitas»,  pues en la factura «ellos mandaban medicamentos que no fueran expedidos por recetas médicas, porque se les complicaban las cosas. No eran de urgencia. No le salvaban la vida a nadie, aunque siempre hacen falta, fundamentalmente los analgésicos antipiréticos, antinflamatorios, vitaminas, minerales….ahora, medicamentos deficitarios como antiagregantes plaquetarios, medicamentos endovenosos, o para uso parenterales, eso no los mandaban».

Meses después visitaron la isla dos españoles que monitoreaban los «éxitos» del programa, hasta que  llegó a Cuba, en varias ocasiones, incluso dormía en casa de los jóvenes médicos Gabriela y Ernesto, un enviado especial el Senador estatal de Carolina del Norte, Henry William Barrer, conocido por Bill, un hombre que se presentó como abogado de unos 56 años aproximadamente y que sirvió  como asistente legal y en el senado de Carolina durante dos mandatos, aunque se jactaba de ser licenciado de la marina de guerra norteamericana.

Bill Baker, el hombre del Miami Medical Team Foundation, trajo a Cuba en su último viaje un Catálogo de Armas y se los enseñó, cuando ya gozaba de la confianza  de  los médicos incitándolos a que escogieran un modelo de los que allí aparecían.

Por si fuera poco, este hombre fue enviado a Cuba por Díaz Balart, con el apoyo y permiso legal de Otto Reich, encargado desde su puesto en el Departamento de Estado de avalar las licencias para importar medicamentos  a los grupos contrarrevolucionarios dentro de Cuba, con el beneplácito también de Manuel Alzugaray, quien incluso llegó a confiarle a los doctores supuestos disidentes,» yo sólo recibo órdenes para que ustedes las ejecuten».

Una grabación telefónica del año 2002 desde Miami entre Manuel Alzugaray y el Dr. Véliz refiriéndose a los métodos para entregar medicamentos plantea: «Tú se la entregas a cualquiera, no importa que sea comunista, o que haya sido del Partido o de lo que sea. Que no te importe. Eso a la larga te va a beneficiar. Aquí no podemos ponernos partidistas, porque tenemos que decir que somos médicos, una organización humanitaria. No discriminamos color, ni tipo de religión, ni nada. Tú no sabes la clase de beneficio que le va a dar eso al grupo de ustedes y a ustedes personalmente. Fue lo que hicimos en Nicaragua, en Polonia, en Rusia, en todos esos países que han caído de la esfera comunista, y así es como se ha ganado esto….»

Después de tan enjundioso relato, queda clara la hipocresía, de los mal llamados  fines civilistas de una asamblea, mas bien un pequeño grupúsculo de aspirantes a emigrar, desempleados, vagos habituales, traidores y mercenarios, que se propone «educar sujetos sociales, trabajar para articular un movimiento social que permita la preparación para el cambio a la democracia», que decide convocar a un Congreso de Bibliotecas Independientes, a sabiendas de que es mentira con dinero de los terroristas, de los mismos que aplauden y participan en planes para asesinar, con la anuencia de los que en un pasado también asesinos fueron.

Y aunque a estas alturas no cabe duda que ninguna Biblioteca de las llamadas independientes se benefició de la ayuda de los amigos de Miami, podría plantearse el lector, ¿A dónde fueron a parar los 10 mil dólares que envió a Martha Beatriz Roque Cabello el caro amigo Héctor Leobardo Lanz Martín,  fiel servidor y admirador de sus amigos mafiosos y terroristas a nombre Miami Medical Team Foundation? ¡Un refrigerador bien surtido no cuesta tanto!

Notas:

(1)  Fundado por el contrarrevolucionario cubano Frank Hernández  Trujillo en el año 1996, integrado por organizaciones terroristas y otras supuestamente moderadas. Recibe anualmente millones de dólares del gobierno yanqui a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo y el Fondo para la Democracia para financiar a la contrarrevolución interna en Cuba. Entre sus prácticas habituales se encuentra el envío de paquetes de alimentos en cajas a los que le saca el contenido y en su lugar introduce propaganda anticubana.

(2) Testimonio hecho público en abril de 2003 por los Doctores Gabriela y Ernesto Ex Agentes de la Seguridad cubana infiltrados en la organización contrarrevolucionaria  Colegio Médico Independiente de Cuba dirigido y subvencionado por el gobierno de Estados Unidos y por el Miami Medical Team Foundation entre otros.

(3) Nacido en La Habana en 1945 hijo de un  inmigrante judío austriaco y madre cubana, se radicó en Miami en 1960. Fue rechazado por el Congreso cuando el Presidente Bush lo nombró Secretario asistente para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, por sus abundantes antecedentes que lo vinculan a escándalos en diferentes países entre ellos el mundialmente conocido Irán-Contras; aunque no fue condenado, se le premió nombrándolo Embajador en Venezuela, donde desplegó una importante labor a favor de la liberación del terrorista  Orlando Bosh, para quien también gestionó el perdón presidencial de la Casa Blanca y su readmisión en Estados Unidos, merito que se anotó George Bush padre.
En 1995 fue miembro del Comité Ejecutivo del Comité del Instituto Republicano Internacional par la Transición en Cuba, presidido por John Ellis Bush, (Jeb) y coautor del libro «Guía de Recursos para la Transición en Cuba que circuló secretamente entre destacados cabecillas del medio contrarrevolucionario de la época titulado. El panfleto  ponía en las manos de los contrarrevolucionarios una herramienta para el derrocamiento de la Revolución a la vez que lo dotaba de un listado de organizaciones «no gubernamentales» a las que les podían solicitar recursos para su labor subversiva dentro de Cuba.

Se afirma que fue reclutado por la CIA en la misma época que Frank Calzón, aunque se manifiesta como un  individuo de capacidad intelectual  non plus ultra, participó en la redacción de la Ley Helms-Burton que recrudece cruelmente el bloque del gobierno  Estados Unidos al pueblo cubano.

(4) El 18 de julio de 1960 emigró hacia Estados Unidos junto a su familia y se radicó en Miami. Trabajó para la firma Johnson and Johnson como Gerente de Ventas para América Latina, denunciada por vincularse a operaciones de la CIA.  Allí donde ejecutó tareas en nombre de ese servicio de inteligencia. En 1981 se radicó en España. En 1987 creó Tele Pizzas, una Empresa que tuvo un gran éxito económico y que se convirtió en una importante fuente de financiamiento para varios proyectos contrarrevolucionarios.

En diciembre de 1997 aportó dinero para la constitución de la organización contrarrevolucionaria Sociedad de Ayuda a los Cubanos SAC, en Madrid donde fue incluido en su directiva de la cual se retiró unos meses después. Creó el 4 de septiembre de 1999 la Fundación Elena Mederos, en homenaje a su tía abuela, con el objetivo de formar un movimiento internacional de condena a Cuba.

Ha financiado a varios ex presos contrarrevolucionarios radicados en Miami entre ellos René Cruz el fallecido Eusebio Peñalver Mazorra ambos involucrados con Luís Posada Carriles en planes agresivos contra Cuba.

Ha dado importantes ayudas económicas a la organización contrarrevolucionaria Centro Cubano, para costear los gastos de los cubanos que desertan en España.

También ha brindado apoyo financiero a la ONG contrarrevolucionaria Reporteros sin Fronteras con el fin de apoyar a supuestos periodistas independientes.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Aleida Godínez Soler

Aleida Godínez Soler

Periodista cubana, colaboradora de Cubadebate.

Vea también