Imprimir
Inicio » Opinión  »

Desesperadas presiones anticubanas de Estados Unidos sobre Unión Europea

| +

El régimen norteamericano de George W. Bush presiona desesperadamente a la Unión Europea (UE) con el propósito de evitar que el Grupo de los 27 asuma una eventual política independiente con respecto a Cuba, y se desmarque definitivamente de la agresiva y fracasada conducta de Washington contra la Isla.

La reacción perversa de la Casa Blanca de intentar obligar al llamado Viejo Continente a mantener una postura hostil hacia Cuba se ha hecho más evidente en las ultimas semanas, luego de la positiva visita oficial a la nación caribeña, a inicios de abril pasado, del Ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Angel Moratinos.

Pocos días después del viaje de Moratinos a La Habana para normalizar los nexos entre ambos países, Washington desató otra nueva escalada diplomática dirigida a impedir a toda costa un futuro posible cambio de la política de la UE con respecto a la mayor de las Antillas.

Desde entonces varios funcionarios de la Casa Blanca han sido enviados con ese objetivo a Europa, algunos incluso de manera secreta como Caleb McCarry, el procónsul designado por el gobierno norteamericano para  materializar el "Plan Bush" contra Cuba.

Por cierto que McCarry, el equivalente al administrador de la ocupación estadounidense en Irak, Paul Bremen, fue abucheado y rechazado en cada una de sus escalas europeas por representantes del amplio Movimiento de Solidaridad con Cuba que existe en ese continente.

El recorrido por la UE del referido procónsul fue precedido  de una estancia en España de la Vicesecretaria de Estado Adjunta, Collen Graffy, quien públicamente en Madrid demandó explicaciones a Moratinos por su visita a La Habana, con la complicidad del derechista y "aznarista"  Partido Popular (PP), conocido por su sumisión a Washington, y su obsesión enfermiza anticubana.

Similares exigencias hizo días antes, en otro acto de injerencia en los asuntos internos de España,  el Secretario de Estado Adjunto, Thomas Shannon, quien inicialmente tenía previsto un viaje a Madrid, pero lo suspendió a última hora alegando problemas de agenda.

La ofensiva apresurada de Washington incluyó una visita relámpago esta semana a Bruselas, sede la UE, del Subsecretario de Estado, John Negroponte, la cual será seguida por otra a la capital española, el próximo 1 de junio, de la Secretaria de Estado, Condolezza Rice.

La administración Bush intenta en Europa, en general, y en España, en particular, lo que no consigue evitar en el propio Estados Unidos, donde hoy existe un creciente movimiento en el Congreso encaminado a que se materialicen cambios en la política hacia Cuba.

Actualmente en el Congreso estadounidense existen 18 proyectos de Ley relacionados con Cuba, de ellos 13 abogan por transformaciones en la conducta de Washington con respecto a La Habana.

Mientras tanto, en sectores políticos, religiosos, académicos y económicos es cada vez mayor la tendencia a trabajar en función de modificar la hasta ahora frustrada actitud agresiva de Estados Unidos contra la isla caribeña.

Un ejemplo de ello lo constituyó la visita que realizaron a Cuba en diciembre pasado 10 congresistas norteamericanos, de los partidos Demócrata y Republicano, para dialogar con las autoridades de la nación latinoamericana, hecho que no se atrevió a cuestionar el régimen de Bush.

Sin embargo, la Casa Blanca exige explicaciones al gobierno español por el viaje de Moratinos a la Isla, e incluso utiliza el chantaje con otros países de la UE para frenar cualquier acción de acercamiento hacia Cuba,  y mantener plegado a sus intereses al Grupo de los 27.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Patricio Montesinos

Patricio Montesinos

Periodista español residente en La Paz, Bolivia. Es corresponsal de Cubadebate.