Imprimir
Inicio » Opinión  »

Los “aznaristas” siguen obsesionados contra Cuba

| +

Los principales seguidores del ex líder del derechista Partido Popular (PP)  José María Aznar continúan obsesionados con Cuba,  y como el ex mandatario español cumplen al pie de la letra las instrucciones del régimen norteamericano de George W. Bush de proseguir con sus agresiones contra isla caribeña.

En correspondencia con esa actitud, los “aznaristas” tienen previsto presentar en los próximos días ante el parlamento español un proyecto de Proposición de No Ley con el objetivo condenar a Cuba por supuestas violaciones de los derechos humanos.

El citado proyecto, elaborado por el sector más ultraderechista del opositor PP, defiende a los contrarrevolucionarios que en la nación caribeña cumplen condenas por servir como mercenarios a los conocidos intereses de Washington de derrocar a la Revolución Cubana.

Medios periodísticos y políticos coinciden en que detrás de esa nueva acción está la mano de Aznar, quien desde la sombra insiste en liderar el PP, y pretende que España mantenga la misma política agresiva de Bush contra Cuba y otros países latinoamericanos.

Las fuentes subrayan que el ex mandatario español y sus más fieles súbditos no cesan en su empeño de atacar a la mayor de las Antillas, como lo hicieron cuando gobernaron, y sirvieron de manera sumisa a la administración de la Casa Blanca.

Recordaron que fue el otrora ejecutivo de Aznar el que, bajo las órdenes de la administración norteamericana, promovió la conocida Posición Común de la Unión Europea (UE) contra Cuba, y posteriores sanciones aplicadas a la Isla por el denominado Grupo de los 25.

Precisamente varios enviados especiales de Bush que visitaron recientemente Madrid  convidaron públicamente al actual ejecutivo del Partido Socialista Obrero Español  (PSOE), que encabeza  el presidente José Luis Rodriguez Zapatero, a no variar la política de Aznar hacia Cuba.

Sin duda alguna, con el proyecto de Proposición de No Ley los ultraderechistas del PP pretenden torpedear a toda costa la normalización de las relaciones entre España y Cuba, contrario a lo que desean los pueblos de ambos países,  unidos por nexos históricos, culturales y familiares.

A su vez persisten en el mismo empeño de Bush de convertir a Cuba en un apéndice norteamericano, como ocurrió cuando España entregó la Isla a Estados Unidos en el siglo XIX.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Patricio Montesinos

Patricio Montesinos

Periodista español residente en La Paz, Bolivia. Es corresponsal de Cubadebate.

Vea también