Imprimir
Inicio » Opinión  »

IRAK-VENEZUELA

| +

1

Dos aviones destruyen dos torres, un Presidente jura venganza y destruye dos países:

ojo por millones de ojos, diente por millares de millones de dientes. Tal es la fábula con la que los medios quieren cegarnos.

Bajo la hecatombe, sobreviven los hechos.

2

Lo que llamamos civilización es una orgía de derroche de energía fósil. Las potencias y bloques dominantes desaparecerían tras un mes sin petróleo.

Las reservas de hidrocarburos se consumirán en unas cinco décadas. Con ellas se esfumarán los poderes que alimentan.

La civilización es una pelea a estacazos por la piñata de las reservas energéticas.

3

En la primera potencia del mundo, el poder político es un subproducto del militar. La guerra convalida el fraude: enmascara la estafa electoral tras la cual el Tribunal Supremo dominado por republicanos declaró ganador al republicano Bush. La guerra conserva el poder: en toda la historia estadounidense nunca perdió la reelección un Presidente enfrascado en una
contienda.

La mejor campaña electoral es la invasión de países: República Dominicana, Grenada, Haití, Corea, Vietnam, Camboya, Panamá, Somalia, Afganistán, Irak.

. 4

En la potencia hegemónica del mundo, la guerra transmuta todo poder en absolutismo.

Los aviones que derriban torres demuelen la Constitución.

Con sus ruinas se erige una nueva agencia de seguridad omnipotente, por encima de tribunales y ciudadanos. El desertor George W. Bush instaura la guerra preventiva contra el mundo como doctrina de Estado.

.5

Los aviones que demuelen torres y constituciones arrasan con la libertad de expresión.

La mayoría de los secuestradores de los aviones son sauditas:

los medios vinculan el atentado con el movimiento talibán, ocultan que éste fue organizado, entrenado y financiado por la CIA y fraguan la coartada para una guerra de exterminio contra Afganistán.

Osama Bin Laden y su familia son socios petroleros de Bush y el jet de los Bin Laden es el único autorizado para levantar vuelo el 11-S: los medios inventan una lucha entre el mal representado por Bin Laden y el bien encarnado por Bush.

Irak está casi desarmado: los medios repiten la patraña de que construye armas de destrucción masiva" y divulgan el disparate de que para evitar una guerra hay que comenzar otra. Se proscriben las transmisiones en vivo y en directo para impedir opiniones contra la guerra. Los canales de Occidente omiten imágenes o informaciones de las masacres de civiles.

Sólo informan de bajas cuando éstas son estadounidenses, y cubren con el silencio informativo las de la coalición.

Ocultan también las procesiones de ataúdes que regresan a Estados Unidos.
Los periodistas independientes son hostigados, cuando no asesinados por los  invasores.

. 6

Las naves que desintegran torres evaporan la conciencia de un pueblo. Según el survey de Eric Nisbet y James Shanahan, en 2004 el 47% de los estadounidenses piensa que el gobierno federal debería tener más poder para espiar las actividades de internet;63% apoya la detención indefinida de sospechosos de terrorismo; 36% está de acuerdo en ilegalizar actividades constitucionalmente protegidas; 33% piensa que los medios no deben cubrir
protestas contra la guerra; 31% rechaza que reporten críticas al gobierno; 47% piensa que el Islam promueve la violencia. (Scientific American, marzo 2005, p.18).

Nadie pregunta cuántos conocen que Afganistán es incinerado porque por él pasarán estratégicas líneas de conducción de hidrocarburos: que Irak es inmolado porque los consorcios de la familia Bush quieren arrebatarle el botín petrolero.

. 7

Ejército de saqueadores sólo sabe modales de forajidos. Estados Unidos lanza la guerra contra el voto de la ONU. Arrasa a una población que ya ha sufrido medio millón de víctimas por el brutal régimen de sanciones derivados de la guerra anterior.

Dispara proyectiles de uranio empobrecido, que matan en un instante a los afortunados y condenan a los sobrevivientes a la lenta agonía del cáncer.

Bombardea hospitales, ceremonias religiosas, fiestas de boda con armas que matan desde lejos y sobre seguro. Asfixia a Faluya con armas químicas.

Tortura a los secuestrados con sórdido ensañamiento en sus tabúes culturales: los asperja con excrementos y sangre menstrual, los obliga a fingir actos contra natura ante las cámaras, los amenaza de castración con perros. Les niega la condición de prisioneros de guerra, los interna en limbos extraterritoriales donde tampoco los protegen los tribunales.  

El 7 de marzo de 2005 Condoleezza Rice notifica a Kofi Annan que Estados Unidos no respetará en su integridad la Convención de Viena ni la Corte Internacional de Justicia. Los proyectiles que derruyen libertad de expresión y de conciencia aniquilan todo Derecho de Gentes.

. 8

Ejército de forajidos sólo abriga motivos de ladrón. Los invasores demuelen y pillan el Museo de Bagdad como botín de traficantes.

Les cobran a las víctimas el sueldo de sus verdugos:

Irak carga con una deuda externa de 125 millardos de dólares; sus agresores le cobran 19 millardos más por el favor de haberlo invadido en 1990: sólo en octubre de 2004 cancela 200 millones de dólares por reparaciones de guerra 78% de lo exaccionado va a las transnacionales: Haliburton, Shell, Nestlé, Pepsi...

A Texaco se le reconocen 550 millones de dólares. Consorcios estadounidenses e ingleses se reparten el pastel de los yacimientos petroleros y de los contratos para reconstruir lo que ellos mismos destruyeron.

. 9

Desde el 11 de septiembre de 2001 Estados Unidos diluvia amenazas contra Irak, pero espera a que la oposición venezolana le entregue el petróleo venezolano.

Los muertos del 11 de abril de 2002 son las primeras bajas de la guerra de Irak. El 20 de marzo, cuando Pdvsa recupera su producción histórica de 3.400 000 barriles, Estados Unidos asalta Irak. La resistencia venezolana le concede a Irak una tregua de un año: cada día de resistencia iraquí nos regala un respiro. Aprovechémoslo.

luisbritto@cantv.net

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Britto García

Luis Britto García

Narrador, ensayista, dramaturgo, dibujante, explorador submarino, autor de más de 60 títulos. En narrativa destacan "Rajatabla" (Premio Casa de las Américas 1970) y "Abrapalabra" (Premio Casa de las Américas 1969).