Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Ventilador pulmonar cubano: Claves de su diseño

| 35

Ingeniero Ernesto Velarde, jefe del proyecto que fabricó los ventiladores pulmonares de emergencia. Foto:Joaquín Hernández/ Xinhua.

La noticia fue motivo de tranquilidad y, sobre todo, de orgullo: en el mes de octubre, Cuba tendría 500 equipos de ventilación pulmonar de fabricación propia (250 de una variante invasiva e igual cantidad de una no invasiva), según declararon a varios medios de prensa autoridades del Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO).

Para alcanzar en tan poco tiempo este resultado, fue necesario el trabajo de un equipo multidisciplinario conformado por especialistas del propio Centro, la Empresa Grito de Baire de la Unión de Industrias Militares (UIM), la Empresa Combiomed-Tecnología Médica Digital, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED) y la Oficina Nacional de Diseño (ONDi), entidad que el pasado julio celebró sus 40 años.

Cada una de estas instituciones aportó un saber hacer indispensable para que nuestro país pudiera disponer de un equipo médico vital en tiempos de COVID-19 y beneficioso en cualquier momento.

Innovación de Urgencia

Cuando ya era inminente la llegada de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 al país, desde el gobierno se hizo un llamado para generar respuestas urgentes a problemáticas que podría enfrentar el sistema de salud cubano en presencia de la enfermedad. Esto hizo que en el Centro de Neurociencias de Cuba se gestaran varias acciones a partir de alianzas intersectoriales, que incluyeron a las formas de gestión no estatal.

Se acometió el rescate y reparación de equipos y el desarrollo de medios de protección personal; a la par, se presentó una propuesta para el desarrollo de un ventilador de emergencia, el cual engrosaría el número de los existentes en las terapias creadas para la COVID-19.

Ya se evidenciaba que el precio de muchos insumos y equipamientos se encontraba al alza en el mercado o se había restringido la posibilidad de acceder a ellos, dada la enorme demanda.

Para acrecentar la complejidad de dicho escenario, las empresas suizas imt Medical ag y Acutronis, proveedoras de ventiladores a Cuba, habían sido adquiridas por la estadounidense Vyaire Medical Inc, por lo que la venta de estos equipos a nuestra nación se suspendió, “gracias” al bloqueo.

Desarrollar un ventilador pulmonar propio se hacía más necesario que nunca.

Ernesto Velarde Reyes, jefe del Departamento de Electrónica de CNEURO, cuenta cómo, en la institución en la que labora, recibían con alarma las noticias que llegaban de otros lares. “Sabíamos de médicos que tenían que tomar la dolorosa decisión de escoger a qué paciente ventilar y a cuál dejar morir, pues no había equipos para cubrir toda la demanda”.

La participación en un censo de los ventiladores existentes en el país, en colaboración con el Centro Nacional de Electromedicina (CNE), Combiomed y autoridades del MINSAP, les permitió tener una mayor claridad de la situación.

“Observamos que se contaba con equipamiento moderno de alta gama, pero también con otros modelos con muchos años de uso y con máquinas de anestesia, las cuales ventilan, pero no soportan largos regímenes de trabajo. En sentido general, nuestros números no eran peores que los de Italia y Reino Unido, pero no podíamos confiarnos”, comenta.

“A raíz de la convocatoria de las autoridades de nuestro país, nos concentramos, junto a las instituciones mencionadas, en la reparación de los equipos de este tipo que sufrían desperfectos y en el desarrollo urgente de un ventilador cubano; pues debíamos evitar a toda costa que un paciente que requiriera ventilación mecánica no la tuviera”.

“En esta misión nos enfrascamos, al inicio, dos ingenieros electrónicos, tres automáticos, un biomédico y un mecánico. Luego se incorporaron los ingenieros mecánicos de la UIM Grito de Baire y los diseñadores de la ONDi. Fue fundamental también para el grupo el trabajo del Departamento de Calidad de CNEURO, que chequeó el cumplimiento de todas las rigurosas normas de seguridad que se aplican a estos equipos”.

De la necesidad al hecho

El equipo coordinado por CNEURO realizó un estudio del tipo de ventilador de emergencia que podría ser fabricado en la Isla, a partir de las condiciones materiales y productivas existentes. La experiencia ―y el olfato― de más de 40 años desarrollando equipos médicos, los hizo decantarse, entre todas las alternativas disponibles, por el principio de funcionamiento liberado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), para “automatizar” el uso de un respirador manual.

Conscientes de la necesidad de insertar el diseño desde las etapas iniciales del proyecto, directivos del Centro de Neurociencias solicitaron tempranamente a la ONDi su colaboración.

A tres semanas de iniciado el trabajo, ya existía una maqueta funcional con un desarrollo bastante avanzado, y es en este momento —21 de abril— que se sumaron al equipo dos diseñadores de la Unidad de Desarrollo de la Oficina.

La cofradía que se generó entre los diversos especialistas propició que en pocos días se presentara una propuesta de diseño para el equipo y para la interfaz gráfica de su aplicación informática. Esta primera entrega generó importantes debates técnicos que contribuyeron a madurar la visión de lo que debía ser y hacer este equipo, y todas las exigencias a las que debía responder dada su función y contexto de uso.

A partir de los debates técnicos se levantaron nuevos requisitos de diseño, tanto para el hardware como para la aplicación software. Importante fue el análisis del “chasis” interno, la definición de zonas funcionales (motor, mecánica, eléctrica, electrónica, respirador, accesorios, etc.), la identificación de limitaciones productivas y de los materiales disponibles.

También se estudiaron las normas internacionales y nacionales para el diseño de equipos médicos, así como aspectos relacionados con los acabados, la visualidad, la ergonomía, entre otros.

Con todo ello, en apenas tres semanas de trabajo, se llegó a una nueva aproximación del diseño final del equipo, que fue presentada a CNEURO y Grito de Baire como paso previo a la fabricación de un prototipo funcional.

El nuevo tope hizo emerger visiones diferentes en cuanto al modo de abordar la producción de las partes y piezas. En un inicio se insistió mucho en que las soluciones entregadas por los especialistas de la ONDi debían adaptarse, en lo posible, al diseño mecánico desarrollado por los ingenieros de Grito de Baire. No obstante, al poco tiempo se demostró la factibilidad del diseño propuesto, prácticamente en todos sus detalles.

Modelación en 3D realizada por los diseñadores de la ONDi a partir de los requerimientos identificados. Cortesía CNEURO.

Finalmente se desarrollaron los planos ejecutivos para la producción de dicha propuesta. Una vez concluida, el resultado y la calidad de las terminaciones sorprendió a todas las partes y la aceptación fue total.

Hasta este punto, habían transcurrido prácticamente cuatro semanas de trabajo, tiempo récord para el desarrollo de un proyecto de diseño de un equipo médico.

Diseño de la aplicación

Una de las prestaciones pensadas para el ventilador se centró en una aplicación de software que permitiera el control de todas las funciones del equipo y el ajuste de sus parámetros. Como se mencionó anteriormente, los especialistas de la ONDi intervinieron también en el diseño de interfaces para esta aplicación médica, lo cual se desarrolló en paralelo al proyecto ya comentado.

En el propio CNEURO se había trabajado una primera interfaz de usuario de forma emergente, que permitió validar conceptos con la maqueta funcional. A raíz de esa experiencia, y de conjunto con la Oficina, se determinaron los principales elementos a visualizar en pantalla.

Se consideró el uso de una pantalla táctil para introducir los datos y parámetros y, junto con ello, las limitaciones que los usuarios activos del equipo (personal médico) podrían tener a partir de la utilización de medios de protección en manos (guantes) y rostro (nasobuco, máscaras y espejuelos o gafas).

Fueron tomados en cuenta referentes visuales de equipos homólogos y códigos visuales establecidos en aplicaciones móviles (principalmente a nivel iconográfico, tipográfico, de color y acabados). Se fusionaron elementos y se logró un diseño simple, equilibrado y ajustado a las funciones y uso previstos.

La pauta gráfica conceptualizada para esta aplicación se puso a consideración de los especialistas de CNEURO y, tras ser aprobada, se desarrollaron cada uno de los elementos de la interfaz. La relación de trabajo establecida, prácticamente a distancia, se caracterizó por el intercambio constante y la retroalimentación.

Con los propios elementos diseñados, los profesionales del Centro de Neurociencias generaron una app para dispositivos móviles que permite mantener una comunicación constante con el equipo y agiliza la toma de decisiones. Este constituye un valor añadido que ha sido muy bien valorado por diferentes expertos.

De manera conjunta se desarrolló la gráfica aplicada al producto, específicamente la relacionada con sellos o etiquetas informativas, cuya primera versión se incorporó al prototipo. A ello se sumó, recientemente, el estudio con la propuesta para el embalaje y su gráfica correspondiente.

Gráfica aplicada al producto para sellos o etiquetas informativas. Cortesía CNEURO.

¿Punto de llegada o de partida?

El haber logrado, en tan poco tiempo, poner a disposición del sistema de salud nacional un ventilador propio constituye una meta de las que invitan a ser replanteadas una vez vencidas, de las que obligan a cuestionarse si es posible ir más allá.

Luego de que el primer prototipo del equipo fuera un hecho, CNEURO y la ONDi continuaron trabajando en otros elementos que complementaran sus prestaciones. En tal sentido, se realizaron tres propuestas de solución de mesa para el soporte y transportación del ventilador, a partir de los materiales que podrían hallarse en el país.

Solución de mesa para el soporte y transportación del equipo. Cortesía CNEURO

Un ventilador de emergencia, diseñado y producido en Cuba, puede contribuir a salvar una vida más allá del escenario de la COVID-19. Todos los que han tenido que ver con el enfrentamiento a la pandemia causada por el SARS-CoV-2, tanto desde el punto de vista de la prevención como de la atención a pacientes confirmados, se han empeñado para que la necesidad del uso de estos equipos se reduzca al mínimo. No obstante, contar con máquinas como estas en los diferentes niveles de la atención sanitaria es una garantía, a la que se suma el hecho de que sean de factura nacional, con el consiguiente ahorro que ello representa.

Este ventilador significa una victoria frente al bloqueo de los EE. UU., quien ni siquiera con el llamado de la Organización Mundial de la Salud a la cooperación internacional como única vía para frenar el flagelo puso a un lado las criminales sanciones que impone al pueblo cubano hace más de medio siglo.

Este equipo médico es, además, otra muestra de los buenos frutos que producen las alianzas intersectoriales, los encadenamientos de talento y voluntades, así como el buen uso de los escasos recursos materiales que tenemos.

Si en apenas dos meses fue posible disponer del primer prototipo —y más recientemente otras unidades fabricadas pasan por los rigores establecidos para su registro, en aras de contar en octubre con el primer lote producido—, ¿cuánto más no podría hacerse por la soberanía tecnológica de nuestro país? ¿Cuánta innumerable riqueza no podría salir de la sabiduría colectiva y materializarse, de la mejor manera posible, tomando en cuenta al Diseño? ¿De cuántos productos no podríamos sentir el orgullo de decir: Esto es hecho en Cuba?

Modelo de embalaje propuesto y su gráfica. Cortesía CNEURO.

( Tomado de ONDi)

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Agradecido dijo:

    Eso es lo que hace falta con el caudal de profesionales creados por la Revolución no tenemos que depender de nadie ,independencia tecnológica,Viva el Socialismo Cubano.

  • Juan Gabriel Fong dijo:

    Muy buena noticia, que demuestra la capacidad de innovación del pueblo cubano y sus hombres de ciencia! Máxime en momentos de difícil situación económica y financiera que atraviesa el país y recrudecimiento del injusto bloqueo que complejiza la adquisición de ésos equipos médicos.
    Por un momento pensé que le podrían poner el nombre DE SOBERANOS-2, (cómo continuación de la vacuna). De todas maneras seguimos en la batalla contra el coronavirus!

  • Dennys dijo:

    Los cubanos hemos demostrado que somos capaces de hacer cualquier cosa cuando es de una necesidad URGENTE, ojalá esta buena experiencia le llegue a otros y aporten al desarrollo de nuestro país como han hecho nuestros científicos. Es hora de que cada cual desde su puesto de trabajo por insignificante que parezca aporte su grano de arena para construir nuestro desarrollo. Felicidades a los compañeros de CNEURO por los logros alcanzados.

  • Andrey dijo:

    Claro ejemplo de que Sí Se Puede; ¿cuantas cosas se pueden hacer en Cuba con la calidad necesaria para evitar importaciones; e incluso podríamos exportar? Aun hay mucha trabazón burocrática y frenos al desarrollo generados en nuestras empresas; que para nada tienen que ver con el bloqueo yanqui

  • Alexander Matos Fuentes dijo:

    Ésto es lo que necesitamos, seguir pensando como país, a la par de las exigencias del momento sin esperar y sin demora, talento y grandeza tenemos. Viva la revolución.

  • Holguinero dijo:

    Al fin, otro gran paso hacia la soberanía tecnológica cuantas cosas podemos realizar en este país y no realizamos. Ya va siendo hora de quitarnos todas estas trabas de encima y pensar como país como nos pide el presidente.

  • Pedro dijo:

    Sin duda alguna que es una excelente noticia pero me llama la atencion algo de este acontecimiento.
    Seguimos con la mentalidad de importacion y no de creacion de productos en nuestro patio con ancias de exportacion y consumo interno. La neseciadad nos obligó a diseñar y fabricar estos aparatos por lo que queda demostrado que si se puede, solo que haemos las cosas cuando nos vemos acorralados. ¿Las causas? creo que es para debatir profundamente. Es evidente que tenemos profecionales muy bien preparados que a mi juicio es el pilar fundamental, lo otro es el empujoncito que hace falta para motivarlos a crear en todos los sectores y a todos los niveles. Creo que asi podriamos ver muchos problemas resueltos.
    Saludos.

  • Pepe dijo:

    Es un orgullo nacional estos logros. Pero algo a tener en cuenta es que gracias a la pandemia se ha liberado en los sitios de internet mucho conocimiento científico que antes era restringido, o debía ser pagado. Esto según lo visto es un punto decisivo tanto para el ventilador como para el candidato vacunal cubano. Ojalá ese acceso a la
    información se mantenga pues así como se está demostrando se puede hacer cosas sorprendentes. Otro punto a señalar es la unión y coordinación de cada parte de los centros e instituciones como un todo en el cumplimiento del objetivo, esto si es una fortaleza intrínseca y otras veces se había ignorado o no se aprovechado tanto como hiciera falta, en
    mi opinión, hay más necesidades esperando por otros logros del país, y hay que identificarlas y resolverlas.

    • Carlos dijo:

      Por favor, esa información ha estado siempre ahí disponible. Una de las razones por las cuales el acceso a internet es crucial y debería ser más asequible al ciudadano común. En un país como Cuba la Internet debería valer centavos y no medio salario de una persona.

      • Jose dijo:

        De veras ese es tu primer sentimiento despues de enterarte de esta noticia?
        Orgullo de ser cubano, siempre nos crecemos cuando " la caña se pone a tres trozos"

      • Josh dijo:

        Jose la información estaba ahí mucho antes de la pandemia como dice Carlos, hasta cuando las consignas? hay que ser más críticos incuso viendo y celebrando los logros...lo hicimos, pero lo podíamos haber hecho mucho antes con toda la información disponible y gratuita en internet, no todo es de pago...pero como todo, perdemos tiempo y dinero y engavetamos tesis,proyectos, etc y cuando aprieta la soga queremos buscar soluciones y dar discursos y consignas mientras perdimos millones de dolares comprando lo que podíamos hacer incluso sin pandemia, pero no hacemos por falta de voluntad (de algunos) que tienen el poder de decisión y que debería impulsar ideas, no restringirlas... Y en cuanto a lo de internet es verdad, debería ser más barata, hoy en día para ser competitivo en el mundo se necesita acceso a la información, un acceso rápido y casi sin limitantes, pero todos sabemos que aquí la relación costo-salario es la principal limitante. Ah, no todo el mundo utiliza el internet para pasarse el día en facebook, hay quienes se dedican a investigar y aprender.

      • Yaniel dijo:

        Si esa es su opinión mi pregunta es ¿Usted ha investigado sobre algo, alguna vez?
        Ojo no estoy ofendiendo, pero lo mencionado por el artículo es y en el comentario anterior es muy cierto, en esta época de pandemia nuestros científicos han podido acceder a conocimientos que anteriormente estaban restringidos a Cuba.
        Si nunca ha visto un cartel de acceso denegado a una página diciendo "la información no está disponible para su país", asumo su ansias de internet son para Facebook seguro.

    • Josh dijo:

      Yaniel no sé si 12 años de trabajo e investigación me sirvan como argumento, pero de todos modos no escribí con el objetivo de abrir un debate sobre mi trabajo, investigaciones o participación en eventos científicos. Jamás dije que no hayan páginas bloqueadas para Cuba y ninguna de esas que conozco y que necesito utilizar VPN las desbloquearon por la pandemia, pero usted que es un gran investigador podría arrojar más luz sobre este tema y poner varios ejemplos de esas páginas con contenido restringido que a causa de la pandemia podemos acceder. Por otra parte, jamás dije que al artículo no sea cierto..mi crítica se dirigió a otro aspecto (no hace falta estar en apuros para tener la voluntad política de hacer muchas cosas que nos permitan ahorrar mucho dinero), pero usted como buen investigador va a leer nuevamente mi comentario y se dará cuenta. Ah, para si información no tengo ansias de internet, tengo internet las 24 horas desde hace más de 13 años,pero soy cubano y científico, sé lo que cuesta el internet con relación al salario y también sé la importancia que tiene en el mundo actual donde el acceso a la información es imprescindible. Y para su curiosidad...sí, tengo Facebook aunque casi no me conecto, por lo menos no tanto como me gustaría porque estoy ocupado en otras cosas y utilizo la mayor parte de mi tiempo en cosas productivas. Saludos.

      • El Gallo de Moron dijo:

        Muchachos...., pues me imagino que: Carlos, Pepe, Jose, Josh y Yaniel lo sean, el "Motor" de la creatividad, de la inventiva lo es la necesidad Imperiosa de solucion a un problema ...hasta la COVID 19 los ventiladores medicos no eran un problema grave para Cuba , como para casi todo el resto del mundo, sucede que con la aparicion y desarrollo vertiginoso de esta enfermedad su necesidad crecio en todo el mundo y a nosotros como casi siempre el BLOQUEO no las puso dificil para garantizar el posible "disparo" de su necesario empleo en nuestras terapias y ese fue el detonante para buscarle solucion nacional al problema que se avecinaba.......asi es con todo, o casi todo : si no existe un problema, una necesidad, no aparece quien busque su solucion......No se atiende lo que nos es problema real o inminente.....eso es Prioridadad

  • Gabo dijo:

    Bravo Cuba Linda,desde el africa,y de un africano agradecido.

  • JLRN dijo:

    FELICIDADES ,QUE ORGULLO DE TENER UN VENTILADOR CUBANO, SI SE PUEDE PORQUE SE CUENTA CON RECURSO HUMANO CON INTEGILENCIA , QUE ESTA DISEMINADO EN TODA LA ESFERA DE NUESTRO PAIS Y ES CIERTO QUE EXISTE UN BLOQUEO FEROZ, PERO NUESTRO RECURSO HUMANO DE ALTA CALIDAD QUE CONSTAMOS NOS PODEMOS DESARROLAR SOLO ES DARLE LUZ ABIERTA A ESE
    RECURSO HUMANO QUE TIENE EL DESEO DE CORAZON DE RESOLVER NUESTRO PROBLEMAS NEURALGICO DE NUESTRO PAIS- FELICIDADES PARA NUESTRO CIENTIFICO

  • OERM dijo:

    Cuantas cosas más, se podrán hacer en nuestro país si realmente convocaramos a nuestros profesionales y o profesionales, que tanto ingenio han demostrado a lo largo de la vida . Solo necesitamos que nos den la oportunidad y tendremos los resultados que necesitamos. Muchas cosas no hay que buscarlas fueras, solo es convocar y buscar soluciones.

  • Geralt de Rodas dijo:

    Que bárbaros felicidades a ese gran equipo
    Un ejemplo más de q si se quiere se puede. Cuántas cosas más se pudieran hacer en nuestro país, para nuestro pueblo y para otros, solo hay q estimular y destrabar todas las trabas. Si se puede cubanos

  • Licourt Romero dijo:

    Gracias Cuba y gracias cubano. Me impresiona la forma en que nuestros profesionales se crecen ante la adversidad. A todos mis respetos y admiración.

  • Luis dijo:

    Tenemos capacidad intelectual como para hacer este equipo y muchas cosas y de está forma no tener que estar dependiendo de las exportaciones.
    Adelante nuestros especialistas felicitaciones

  • Ramón García dijo:

    Propongo que desempolvar los diversos premios y los que obtuvieon mención relevante, a las diferentes ponencias presentadas en los Forum de Ciencia y Técnica presididos por el Comandante Miret durante varios años.

  • Angel dijo:

    Felicidades sus creadores.

  • Ybra dijo:

    No leí la CUJAE cuando en el noticiero dijeron que estaban trabajando también en ese proyecto. Incluso salió en el granma y hasta el presidente los fue a ver

  • ramon dijo:

    Felicitaciones a los creadores.
    Sugiero que alguien con poder de decisión proponga un nuevo reto y antes de que termine el año podremos sumar otro orgullo.

  • Martina dijo:

    Tiene que haber estímulos materiales importantes para multiplicar la innovacion y el desarrollo en todo el país.La gente tiene que sentirse satisfecha con el salario o irán a vender su ingenio fuera de Cuba. No es que no haya conciencia, es que además hay necesidades básicas y de esparcimiento que satisfacer. A todo el mundo le gustaría verlas satisfechas sin tener que "inventar"(y ya aquí no hablo de inventos científicos).

  • JORGE dijo:

    Publuquen el nombre de cada uno de los que hicieron esto posible

  • Remberto dijo:

    Eso es, apenas, un ejemplo de lo que podemos hacer, tenemos muy buenos profesionales en la calle sin trabajo, por simple hecho de que pagan poco o existen otros trabajos que tienen mejores condiciones y por ende generan mejores ingresos. Mis felicitaciones a los creadores y creo que podemos dar más.

  • Yasser dijo:

    Sería bueno saber si a partir de este producto hecho, si se creará una empresa para la exportación de este producto. Nuestro problema no es crear el producto, sino después crear el andamiaje para su producción y comercialización y seguir incluyendo a sus creadores en el proceso de desarrollo para nuevas mejoras y crear una infraestructura de producción.
    Cómo mismo se hizo este producto, creo que muchos equipos médicos y no médicos se pueden construir y/o ensamblar y crear empresas dedicadas a eso y estimular a los que tuvieron la iniciativa a apoyarlos para que sean parte de la empresa que se dedique a ese tema.
    Según la ministra de educación, la mitad de la población cubana es universitaria y conociendo los muchos proyectos de investigación realizados en diferentes áreas del conocimiento, sería bueno que el estado se dedique a buscar aquellos proyectos archivadas que pudieran tener el potencial para con sus productos y servicios y fundar empresas si es necesario y vincular a esos investigadores en el desarrollo de estas empresas incluyendo el merecido reconocimiento económico y social de sus creadores.
    ¿No se pudiera estimular la búsqueda de esos proyectos ya terminados para estimular la creación de pymes?

    • Boris dijo:

      Colega, como bien espresa el articulo, el proyecto lo coordina CNEURO, una entidad pionera en el desarrollo, producción, comercialización y exportación de equipos médicos, perteneciente a BioCubaFarma. Este desarrollo, tiene como objetivo tener equipos para situaciones de emergencia, evitando importaciones al pais. Su exportación tambien es posible, una vez vencidos los registos sanitarios y satisfecha la demanda que requiere el pais.

  • Cubano dijo:

    Reconozco el enorme esfuerzo de todos los que pusieron su granito de arena en este proyecto. Solo permítanme aclarar algo. Al igual que la vacuna este equipo debe pasar varias pruebas primero en animales y luego en humanos y deberá contar con el aval de varias instituciones incluyendo el CECMED y solo después que logré pasar con éxito estas etapas es que podemos decir que tenemos un ventilador apto para ser usado en nuestras salas de terapia es por eso que le sugiero a nuestra querida prensa se un poco más paciente y esperar a que el equipo cumpla con los protocolos establecidos para su uso y luego cuando esto suceda a celebrar por todo lo alto, mientras tanto mantengamos la calma.

    • Boris dijo:

      Cubano, se publica este articulo tras presentarse en el CEDMED para registro, vencidas las primeras fases de regsitro y validación y en desarrollo pruebas clinicas que avisoran buen termino. No se me menciona con fuerza, pero se cuenta con el visto bueno de muchos especialista clinicos que han validado su diseño y prestaciones al uso y función. El papel del CEDMED ha sido vital para llegar a este punto.

  • Ojo Visor dijo:

    Felicidades a esos excelentes profesionales técnicos y obreros, porque no desempolvamos en otros aspectos trabajos con otros fines engavetados de la ANIR? Porque esa recompensa moral y espiritual que reciben estos excelentes no se recompensa además con estímulos materiales y económicos entiéndase bolsillo para que se sientan aún más estimulado y ellos sean quienes determinen donde irán a parar esos estímulos, sabemos que ellos son productos de la posibilidad de estudio de nuestra sociedad pero personas como ellos también tiene que sentir en su bienestar material no hacerlos millonarios pero si que lo sientan que mientras más innovación y racionalización tengan es un ahorro para su empresa para su sociedad y esa dinero que había que gastar en el exterior incluso con la situación de bloqueo ellos hicieron un ahorro y posiblemente una exportación, fin aumentarle el salario no por 500 pesos, debe ser un porciento que les respete su esfuerzo y su trabajo además los estimularía a seguir buscando soluciones no solo resolviendo el problema en Cuba también en exportaciones, eso generará trabajo en empresa que lo hará pero también generará competencia en el mercado internacional entonces ese estímulo material y monetario debe ser como un socios, esto no es válido solo para este gran trabajo es para toda las empresas y centros, permitirá y abrirá una tormenta de inventivas y t soluciones de problemas, espero hayan entendido, no quiero malas contestas ni respuestas chovinista, espero me publiquen

  • Jos dijo:

    Muy innovador un ejemplo claro de lo q se puede lograr cuando cada persona se ubica en un empleo de acuerdo a su carrera donde se exploten sus conocimiento y hábilidades
    Estoy muy orgulloso de estudiar ingeniería biomedica aunque aun pocas personas entiendan de verdad nuestro papel

  • Gustavo dijo:

    Por eso yo estoy orgulloso de mi país, tenemos talento, el cubano es emprendedor y siempre está superándose.

  • CamiloMendoza Vazquez dijo:

    Excelente noticia y un logro de nuestros cientificos. El trabajo en equipo siempre aporta los mejores resultados.
    Una victoria mas frente al bloqueo Yanki.!

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ivette Leyva García

Ivette Leyva García

Periodista y comunicadora. Editora de La Tiza, Revista Cubana de Diseño, y colaboradora de Cubadebate.

Boris León Valdivia

Director de Desarrollo del Diseño de la ONDi.

Vea también