Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Presidenta de Asamblea General pide transformaciones urgentes para proteger la Tierra

| 1

Desastres naturales cada vez más intensos son causados por el cambio climático. Foto: RT

La presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa Garcés, hizo un llamado hoy a todas las partes para encontrar un equilibrio entre las necesidades de los seres humanos y los recursos que el planeta ofrece.

En el Diálogo Interactivo sobre Armonía con la Naturaleza para conmemorar el Día Internacional de la Madre Tierra, la presidenta de la Asamblea General dijo que el mundo debe redefinir las relaciones entre economía, sociedad y naturaleza para lograr un equilibrio, por lo que «es urgente un cambio cultural».

«Las acciones humanas están modificando drásticamente la vida en nuestro planeta», dijo Espinosa. El deterioro ambiental está empeorando en todos los países y regiones, dijo Espinosa, quien añadió que se calcula que 60 por ciento de los animales vertebrados ha desaparecido desde 1970.

Espinosa señaló que las personas viven una crisis climática, con temperaturas extremas y fenómenos cada vez más intensos y frecuentes y dijo que éstos afectaron a más de 60 millones de personas en todo el mundo tan solo en 2018, como el ciclón Idai que devastó hace poco a Mozambique, Malawi and Zimbabwe.

Es momento de cuidar a la madre Tierra, repararla, protegerla y restaurar sus ciclos de vida, dijo Espinosa, «de modo que pueda seguir creando la vida que alberga y alimenta».

La conciencia mundial sobre el derecho de la naturaleza a existir y ser protegida está creciendo. Esto es inspirador para las generaciones actuales y futuras, añadió.

Encontrar un equilibrio no significa no utilizar los recursos, sino dejar de explotar estos recursos de forma irracional, ilimitada e insostenible y construir un modelo de desarrollo, explicó Espinosa.

«Necesitamos respuestas urgentes, con acciones colectivas, y tenemos que construir nuevos pactos para manejar de manera responsable y justa los bienes comunes de la humanidad», dijo.

Para promover la armonía con la naturaleza y la Tierra y dado que el Día de la Tierra se celebra cada año en muchos países, la Asamblea General de la ONU decidió designar el 22 de abril como Día Internacional de la Madre Tierra mediante una resolución adoptada en 2009.

Espinosa dijo que hay dos temas que requieren una atención especial. Uno es que la educación es un motor clave para crear un futuro mejor y más sostenible y el otro es que la gente debe reconocer el cambio climático como la amenaza existencial de nuestro tiempo.

Los jóvenes y los niños deben adquirir los conocimientos, las habilidades y los valores necesarios para forjar ese futuro. Temas como el cambio climático, la conservación de la biodiversidad, la conservación de los bosques y los patrones de producción y consumo sostenibles deben formar parte de todos los programas educativos, dijo.

Los Estados deben aumentar significativamente su acción climática y la protección al medio ambiente, lo cual requiere los recursos, las capacidades y la tecnología necesarios, señaló.El tema de este año del Diálogo Interactivo sobre la Armonía con la Naturaleza para conmemorar el Día Internacional de la Madre Tierra es «La Madre Tierra en la aplicación de la educación y el cambio climático».

(Con información de Xinhua)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Un Contribuyente dijo:

    Ya nosotros hicimos nuestro valioso aporte con el derrame de petroleo en Calimete donde todo esta controlado y sin afectaciones al medio ambiente segun han declarado los maximos responsables.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también