Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

¿Dónde está el vitral?

Por: Yenli Lemus Domínguez
| 8

Foto: Yenli Lemus Domínguez/ ACN.

Mirar al interior de las casas ajenas es conducta socialmente reprobada, pero el desamparo de Río 41 me obligaba a asomarme ocasionalmente por las ventanillas de las puertas, entre abiertas por otros mucho más descomedidos que yo, para observar el centenario medio punto con cristales de colores del otrora palacete.

Hace unos días quedé desamparada: ¿Dónde está el vitral? El arco vacío me provoca la típica sobrecarga que agobia el alma cuando se pierde algo querido; nadie puede decirme que el vitral no era también mío, era de todos los hijos de Matanzas, de los amantes del patrimonio, y merecía respeto por ser parte del Centro Histórico de la Ciudad, Monumento Nacional.

En el libro Matanzas, Atenas de Cuba, la profesora Alicia García Santana explica que es posible que el medio punto que persistía al interior del palacete constituyera uno de los primeros ejemplares cubanos en hacer uso de cristales de colores contrastantes como los gustados por la vidriera medieval y rápidamente adoptados por tamizar de mejor modo la fuerte luminosidad del clima en la Isla.

Según la investigación de la doctora Alicia, el primero de mayo de 1838 el francés Julio Sagebien firmó contrato para la fabricación “a todo costo” de la casa-almacén que perteneció al hacendado Juan Bautista Coffigny.

Foto: Yenli Lemus Domínguez/ ACN.

Río 41 constituye un clásico exponente del modelo de arquitectura doméstica, que diferenció a la urbe de ríos y puentes en comparación con las manifestaciones homólogas del siglo XIX en Cuba, donde confluían casa, almacén y dependencias para la servidumbre aprovechando el desnivel del terreno en la ribera del San Juan.

Con el transcurso del tiempo, la casona en la esquina de Río y Ayuntamiento sirvió de vivienda, escuela y oficina de la Organización Básica Eléctrica, hasta que por su dañado estado constructivo quedó desocupada en su sección delantera.

En el año 2014 integrantes de la Cooperativa de Construcción Sagebien aminoraron el deterioro del otrora palacete de Coffigny, porque el recinto constituiría la sede de la entonces muy joven Oficina del Conservador de la Ciudad de Matanzas, pero el costo de todo lo requerido era superior al presupuesto.

Ahora sirve de almacén como facilidad temporal para entidades cuyos obreros laboran en la reanimación de otros espacios de la urbe. Los actuales ocupantes aseguran que ya el vitral no estaba cuando se instalaron en el edificio.

Foto: Yenli Lemus Domínguez/ ACN.

Trabajadores de la CNA Sagebien construyeron hace cuatro años una estructura de madera en torno al hermoso vitral de colores para protegerlo, pero posteriormente fue retirada por vándalos, luego a pedradas dañaron significativamente el mediopunto no obstante quedó, en mi opinión, lo suficiente para admirar la composición de cristales y guiarse en función de la restauración. Ahora, no queda nada.

Hace unos dos años desapareció una de las aldabas de la gran puerta principal en Río 41, ahora solo se vislumbran círculos decolorados donde se imponía el par de leones de metal; y quedan pocas de las flechas que adornan obras de magnífica herrería en los balcones.

Unos minutos de conversación telefónica con Leonel Pérez Orozco, el Conservador de la Ciudad, me otorga un poco de esperanza, poco a poco se encamina un proyecto que puede beneficiar a Río 41. ¡Ojalá que agilidad y éxito distingan ese proceso!

Matanzas es ahora destino turístico por sus indiscutibles atractivos históricos, naturales y culturales; ¡no deben persistir en ella los depredadores conscientes e inconscientes del patrimonio! Mi vitral favorito estaba incompleto, pero creo que su valor era más grande que las piezas faltantes. Tengo, tal vez, su última foto, pero no me reconforta.

Foto: Yenli Lemus Domínguez/ ACN.

Foto: Yenli Lemus Domínguez/ ACN.

(Tomado de Agencia Cubana de Noticias)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • RM dijo:

    Comprendo todo lo que dice sobre el estado de este edificio, yo tengo ese mismo sentimiento cuando veo los edificios emblemáticos de mi pueblo Guanabacoa, como La Casa de las Cadenas uno de los tres existentes, ( los otros en España y México), ahí fueron resguardadas las imágenes religiosas de la aledaña Parroquial Mayor, durante un fuerte temporal que destruyó al pueblo en 1730 y se oficiaron allí las misas durante ese período, por esto el Rey Felipe V de España, le concedió al dueño de la casa el derecho de dar asilo a fugitivos de la justicia.
    Esta Casa que tiene más de 280 años en la actualidad está en ruinas esperando reconstrucción no se sabe desde cuando y también fue saqueada por personas inescrupulosas, tenemos otros ejemplos de casas del “Casco histórico” como la que fue hasta hace unos pocos años la Escuela de Música municipal y otras en la calle Martí, Maceo, etc.
    Otras en lamentable estado como la casa natal del famoso Bola de Nieve que ojala no tenga que ser demolida como la de Ernesto Lecuona.
    Suerte que Ud. periodista tiene esta posibilidad de dar a conocer esto a través de esta publicación y ojala tuviéramos periodistas, músicos, actores, etc nacidos en nuestro municipio que se sensibilicen con la situación de crisis de este tema histórico cultural y lo den a conocer en todos los lugares que se pueda, yo al igual que ud aprovecho todo el marco posible para plantearlo, pues Guanabacoa ahora mismo pudiera ser un lugar tan importante con la riqueza cultural que tiene para atraer a los turistas pues solo estamos a 15 min. del Casco Histórico de la Ciudad de la Habana.

    • Cubano piso de tierra dijo:

      Esto es un reflejo de la desidia, la ignorancia y la inoperatividad de las sucesivas administraciones que ha tenido Matanzas hacia lo que significa el patrimonio. Ojalá y solo fuera el vitral de Río 41, la antigua Clínica Tamargo va por el mismo camino, otras edificaciones patrimoniales ocupadas por empresas están que dan pena por el abandono de su mantenimiento por parte de los que los ocupan, sin contar edificios icónicos como la Casa de la Concordia que la dejaron destruir o la edificación de Ayllón y Milanés, que también la dejaron caer y donde ahora construirán un centro comercial del CIMEX, que para nada juega su diseño arquitectónico con el entorno en que se encuentra ubicado; la antigua bodega El Águila, la casa de Ximena y hasta etcétera. Nada, que, pese a los esfuerzos de la oficina del conservador encabezada por Orozco, la ciudad se está cayendo en pedazos. Es imperioso se dedique una suma importante de recursos (cierto que están escasos) para poder “entrarle con los tanques” a todo el casco histórico, máxime cuando se ha declarado a Matanzas de interés turístico. Ah, y en cuanto al tema de los recursos, pues se debiera implementar variantes para tratar de reunirlos, como por ejemplo la venta de un bono que pudiera llamarse “Por mi Matanzas de vuelta” con valor variado (5, 10, 20, 50, 100 CUP, etc) que sería comprado por la población como apoyo a la financiación de la reconstrucción, y cuyo monto sería ingresado a cuenta de la oficina del conservador y ser administrado íntegramente por esta, para evitar uso indebido de los mismos en obras u otras cosas ajenas al objetivo de lograr revivir el esplendor de Matanzas. Otra vía sería proyectos por edificaciones determinadas e involucrar a otros países mediante acuerdos de ayuda para el desarrollo que apoyarían con financiamiento para la recuperación de determinadas edificaciones, como por ejemplo la de Río 41.
      Gracias por publicar este pequeño análisis de un matancero que sufre por el estado de abandono de sus edificaciones icónicas. Saludos a todos

  • Cadillac dijo:

    hay mil sitios comoe ste en Cuba esperando ser ¨¨rescatados¨..¿quien lo secuestro?...
    ¿donde esta el vitral? sencillo, roto a pedradas por alguien por eld escuido y el abandono de la edificicacion.. nadie responde por algo del patrimonio ys e pierde asi de sencillo

  • Aurora dijo:

    En ese edificio radicó la Escuela Anexa a la Normal, primaria pública en la que practicaban los estudiantes de magisterio matanceros. Precisamente por atender a los futuros profesores, contaba con un claustro que brillaba por sus luces propias, y desde la dirección hasta las bedeles resultaron inolvidables para todos quienes tuvimos la dicha de estudiar allí. Fue un plantel definitorio en la vida de muchos, y todos lo recordamos con admiración y amor. Lástima de vitral, Yenli, y lástima de edificación robada por el tiempo y los aniquiladores de Historia.

  • Preocupado dijo:

    Muy buen reportaje, yo amo a Matanzas tambien y esa fue mi escuela secundaria. Me acuerdo de ese vitral, que perdida!! Pero como ese vitral hay muchas otras cosas que se han ido, las autoridades han reaccionado muy tarde.

  • puchungo dijo:

    Debe estar en la casa de algún caco matancero.

  • Petrus dijo:

    Mucha gracias periodista por este artículo, es lastimoso ver el estado en que se encuentra nuestra Ciudad de Matanzas… somos muchos los que sufrimos el abandono, la incultura y la corrupción crónica que hoy depreda la que un día fuera la Atenas de Cuba…

  • El docente dijo:

    No puedo dejar de sentirme triste cuando escucho estas historias. El patrimonio de nuestro país continúa perdiéndose, pero ahora nadie es responsable de la perdida del vitral. a nadie se la ocurrió que había que ponerlo a resguardo, simplemente ya no está, y "la maldita culpa no la tiene nadie".

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yenli Lemus Domínguez

Periodista de la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Vea también