Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Trump: ¿Republicano o rueda suelta?

| 2 |
¿Donald Trump es realmente republicano o no representa ningún partido político? Foto: EFE.

¿Donald Trump es realmente republicano o no representa ningún partido político? Foto: EFE.

Un periódico floridano ultraderechista, el Nuevo Herald, ahondó en las características del actual presidente de Estados Unidos. Lo denominó: “Trump el independiente”, escrito bajo la firma de un asesor de medios en el país, Manuel Ballagas.

Este comienza diciendo, excepto algunos observadores, muy pocos se percatan de que por primera vez en décadas vivimos una presidencia independiente.

Según recuerda, Trump ganó en 2016 bajo la sombrilla del Partido Republicano, pero en sentido general camina sin el amparo de este.

Opina que la gran prensa se muestra satisfecha cada vez que un político de esa organización ataca al mandatario. Y a la inversa, puntualiza, cuando Trump lanza una andanada de tuits contra un presunto aliado.

Luego Ballagas sentencia, Donald Trump no es republicano como antes no fue demócrata, y remacha, ni siquiera político.

Expertos consideran que más bien saca provecho de las  estructuras partidistas en aras de hacer avanzar una agenda no hecha suya por las restantes.

Máximo interés despierta la conclusión final de Ballagas cuando escribe: Hace casi un siglo Estados Unidos padece una hidra política de dos cabezas, dedicada a que todo cambie en apariencia cada cuatro años, “para que todo siga igual”.

Otra de sus sentencias de alto calibre registra con ironía lo siguiente: “Nos ha gobernado el Partido Demócrata-Republicano, ni más ni menos”.

El especialista Manuel Ballagas cierra de esta significativa manera sus reflexiones: Como el chico bueno de las películas, Trump, “el independiente” tiene mucha simpatía, pero “también todas las de perder”.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Estos comentarios de Manuel Ballagas tienen una característica cardinal, el evidenciar que la ultraderecha estadounidense se le está virando a DT.
    Creo que es importante mencionar que The Miami Herald es un órgano de prensa ultraderechista, pero no bajo el control de la ultraderecha cubano – americana de Miami, sino de la ultraderecha estadounidense en su conjunto, donde los anteriores juegan un papel de cierta significación, pero ni de lejos importante. Este diario es propiedad de The McClatchy Company, que lo obtuvo en el 2006 al adquirir a Knight Ridder, en ese momento la segunda compañía de periódicos de los EE.UU. (Gannet era y sigue siendo la mayor), este empresa controla 29 periódicos mayormente del sur y oeste de ese país. Representa uno de los baluartes de la ultraderecha, y jugó un papel fundamental en la elección de DT como presidente. Aunque del mismo credo político que Bannon y su
    Breitbardt News, estos últimos son un peso mosca ligero y los anteriores un supercompleto. No es un gritón frustrado como Bannon vociferando contra DT, sino una organización mediática poderosa y reaccionaria al extremo.
    Por supuesto que Manuel Ballagas tiene razón al decir que DT no representa los ideales y programas de ningún partido, sino un “independiente” que utilizó el nombre y el aparato del Partido Republicano para llegar al poder, el gran descalabrado fue Jeb Bush, autentico representante de ese partido, irremediablemente dañado por la impopularidad de su hermano y su propia falta de carisma. DT en cambio, proyectó la idea de una “independencia mesiánica”, de ser un predestinado para hacer grande a América de nuevo.
    Cuando Ballagas dice que “Como el chico bueno de las películas, Trump, “el independiente” tiene mucha simpatía”, me hace creer que se equivocó y entró en un cine donde proyectaban otra película. DT no tiene ni pizca de simpatía, una parte muy frustrada del electorado estadounidense gusta de su ramplonería e insolencia, como contrapartida de los simpáticos políticos tradicionales en el estilo de Obama, con una cordialidad tanto natural como artísticamente ensayada. Esos frustrados votantes confundieron la grosería y ordinariez de DT con sinceridad y llaneza; utilizando un eufemismo de moda en Cuba, pensaron que DT “trata los temas con toda crudeza”.
    Decir que en EE.UU. “Nos ha gobernado el Partido Demócrata-Republicano, ni más ni menos”, es a mi juicio una simpleza, porque si bien ambos partidos responden a los mismos intereses, sus métodos de implementación son diametral y contradictoriamente diferentes. Sobre todo en política fiscal e impositiva, no olvidemos que la recaudación fiscal de los EE.UU. más de 4 billones de USD (nuestros billones, no los de los americanos) es equivalente al PIB entero de Alemania, por poner un ejemplo.
    En fin, creo que lo más importante es observar que DT tiene ahora opositores de izquierda, de centro, de derecha “moderada” y se le está virando la ultraderecha, exigiéndole que sea más fascista y racista aun. Le están serruchando el piso debajo del sillón presidencial, y en algo que si coincido con Ballagas es cuando dice que DT “tiene todas las de perder”.

  • Kaisser dijo:

    Muy buen artículo y excelente comentario. No obstante, considero que Republicano y Demócrata son como las caras opuestas de una misma moneda.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Nicanor León Cotayo

Nicanor León Cotayo

Analista político cubano.

Vea también