Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Jacob Zurl, el ciclista austríaco que recorrerá Cuba (+ Fotos y Video)

| 20 |
Jacob Zurl. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Jacob Zurl recorre una calle de la Habana Vieja. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

I

Jacob Zurl (Austria, 1988) habla despacio. Lleva puesto un abrigo ligero. Tiene “miedo”. Un “miedo” leve. Quizás se le note un poco.

Conoce frases esenciales en el español para turistas como “Hola” y “casa particular”.

Llegó dos semanas atrás a La Habana y hace pocas horas viajó al oriente del país para comenzar su recorrido en bicicleta (una Carbon Frame diseñada en Austria, con ruedas diferentes para enfrentar las condiciones de las rutas) desde la Punta de Maisí hasta el Cabo de San Antonio.

Conversamos hace cuatro días en la Habana Vieja.

“Comenzaré mi recorrido el próximo día 19 de abril, a las 7:00 de la mañana y espero terminar el día 21 en la tarde”.

Serán 1400 kilómetros en una non-stopping ride. “Sé que es un proyecto difícil. La distancia no es el problema”, asegura. “Ya antes la he recorrido sin parar, pero están las condiciones de las calles, la humedad…”. Hace una pausa larga. Mira el abrigo. Continúa.

“Un recorrido sin detenciones no significa que no pararé en algún momento. Habrá varias situaciones en que tendré que detenerme para orinar; si la luz del semáforo está en rojo… Un recorrido sin paradas significa que desde la arrancada hasta la llegada el tiempo está corriendo y si, por ejemplo, comienzo a sentirme mal porque la humedad es muy alta o tengo problemas en la noche, quizás pueda hacer una parada por 15 o 20 minutos para un masaje. No será una carrera por etapas, ni dormiré ocho horas y comenzaré al otro día, como ocurre en las tradicionales vueltas ciclísticas. Pienso recorrer la isla en un tiempo de 55 a 60 horas posiblemente”.

“Tenía 18 años y mi tío abuelo muere. Tenía una casa grande con muchas cosas, entre ellas, una vieja bicicleta. La cogí, hice mi primer recorrido y me sentí muy bien porque fue la primera vez que pude ir por mí mismo hacia algún lugar. Ya tenía la licencia de conducción pero no tenía auto y con la bicicleta es realmente posible recorrer 50 kilómetros en no muy buenas condiciones”.

“Encima de una bicicleta puedes ver muchas cosas. Te introduces en la naturaleza. Cuando vas en un auto, las cosas que te rodean pasan muy rápido y a veces no las puedes reconocer. Siempre estuve fascinado por grandes tours”.

II

Jacob Zurl. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El austríaco prefiere el este de La Habana para pedalear. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

“Para este proyecto me he preparado en mi país. También he entrenado en el tiempo de invierno, cuando casi no es posible andar en bicicleta allí, y he buscado la alternativa de ir a Gran Canaria para entrenar también”, explica.

Insiste en la importancia de los kilómetros recorridos, las distancias, los paisajes.

En 2014, Zurl recorrió en 38 horas y 40 minutos el Himalaya a través de la autopista Leh-Manali. Atravesó más de 500 km con una altura promedio de 4000 metros.

A cualquier ciclista, esa distancia le tomaría semanas.

Explica que cuando comenzó a planear el proyecto de recorrer el Himalaya fue muy difícil conseguir apoyo, gente que le garantizara servicios.

“Ahora realizo giros turísticos por esa zona y vuelvo a compartir con las personas que conocí allí en 2014”.

“El Himalaya es un lugar muy espiritual. En la noche puedes ver cada estrella. No hay más luces. Te sientes muy pequeño porque no hay nada más durante 400 kilómetros o algo así”.

“No es posible empezar en el ciclismo y decir que el próximo año vas a hacer algo tan complejo como esto. Necesitas largos años de preparación para estar en forma e intentar cosas así. Necesitas, además, una mente fuerte, un entrenamiento duro en el gimnasio, para la espalda y el abdomen y una correcta alimentación”.

Cuenta que en su primera semana en Cuba salió a dar recorridos en su bicicleta y que compartió con varios ciclistas cubanos que se interesaron por su proyecto. Prefería, dice, irse al este de la ciudad. “Quise ver con antelación las calles por donde iba a pasar después”.

Afirma que en Europa las ciudades como esta tienen un gran metro, muchos trenes y automóviles y no es muy fácil pedalear. “En La Habana hay tráfico, por supuesto, pero nada comparable con otras ciudades en el mundo. Es muy bello pedalear por el malecón. Cuando quieres ir muy rápido, puedes ir al este de La Habana, a donde llegas en quince minutos”.

III

Jacob Zurl. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Zurl posa junto a su bicicleta. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

En todo el trayecto comerá alimentos altos en calorías y frescos como papas y arroz. Los llevará en bolsas plásticas. Se los suministrarán mientras va en el recorrido.

“Mi equipo es muy pequeño. Estarán mis padres, mi novia y Daniel, quien está filmando todo el proyecto. También habrá un carro de apoyo”.

Daniel es Daniel Gaertner. Austríaco. Maneja varias cámaras a la vez. No sé cómo puede. Me enseña una credencial de prensa expedida por el MINREX el 13 de abril y con fecha de vencimiento del 2 de mayo.

“En una hora comeré comida con altas calorías y en la otra, comida normal, que es también buena para el estómago. Hay que alternar. También tomaré bebidas que me den energía; llevaré, plátanos o mangos, si se puede”.

IV

Diciembre de 2015. Según la revista Canadian Cycling y otras publicaciones, Zurl vendrá a Cuba a recorrerla de una punta a otra.

Ciclista austríaco desea recorrer Cuba sin parar entre el 15 y 17 de diciembre

“En 2014 mis padres visitaron Cuba y me dijeron que era un gran país, que era una gran aventura estar aquí. Fue entonces cuando, luego del recorrido por el Himalaya, comencé a preparar mi nuevo proyecto y pensé que sería grandioso venir hasta acá, donde la vida es completamente diferente”.

Llegó. Vio mucha gente bailando, cuenta. Demasiada música alta, sonríe. “Las personas no bailaban porque estaban borrachas como en Europa, solo lo hacían porque les gustaba. No importaba si eran las once de la mañana o las diez de la noche”.

Jacob Zurl. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Jacob piensa recorrer la distancia en un tiempo de 55 a 60 horas. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Asegura que desde un incio quería estar en la Habana Vieja, para ver el día a día de la gente. En su perfil en Facebook publicó varias fotos: un señor mayor con un tabaco en los labios; otro hombre arreglando adoquines; un perro con espejuelos; dos vendedoras; alguien con un dulce. El álbum se llama Cuban people = enjoyment of life.

Se fue al oriente para comenzar. En Santiago de Cuba comenzó a sentirse cansado. “Tenía mucho frío. Medí mi temperatura y llegaba a 40 grados celsius. Tuve que ir a un hospital allá y estuve ingresado por una semana. Fue muy triste para mí porque vine a intentar un record y me fue imposible realizarlo”.

“Ya conocía de la calidad del sistema médico cubano. Tenía mi propia habitación en el hospital. Todos los días doctores y enfermeras iban a visitarme”.

Hay una imagen de aquel tiempo. Aparece acostado en una cama. Con la mano entre las piernas. Un termómetro cerca. Un pan. Otra mano en la cabeza. “Winter 15/16 – Im Krankenhaus Santiago de Cuba” (Invierno 15-16 – en el hospital en Santiago de Cuba).

“Siempre me dije que volvería. En Austria la gente me preguntaba si no tenía miedo de volver a contraer el dengue en mi regreso al Caribe. Les dije a todos que también era un riesgo que corrían los habitantes de esos países y lidiaban con ello”.

“El viaje alrededor de Cuba será una aventura en la que no sé qué sucederá. Trataré de dar lo mejor de mí y me encontraré en situaciones complicadas”.

Me explica con gestos el “miedo” sutil: lleva puesto un abrigo ligero y son las once de la mañana.

V

Jacob Zurl: Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Del 19 al 21 de abril tendrá lugar el recorrido de Zurl. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Casi al final, dos pinceladas:

1.- “Siempre tendré que estar muy concentrado porque las calles no están tan malas, pero hay grandes huecos en algunas y con uno solo basta para terminarlo todo”.

2.- El día que conversamos (14 de abril, día feriado) me comenta que su celular no está funcionando:

– ¿Estarán trabajando hoy en ETECSA, para ver si voy y lo arreglo?

– Supongo que deban estar trabajando.

– Mejor voy mañana.

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • mayli dijo:

    Buenas las 2 pinceladas finales esas,la de los baches y ETECSA jajajajaja genial
    Se ve que ha venido otras veces a Cuba y conoce nuestra realidad
    La mejor de las suerte en su empresa, Jacob Zurl

  • Guillermo dijo:

    Esperemos que esta vez lo logre y que Cubadebate y los demas medios de comunicacion nos puedan dar algun que otro elemento sobre el recorrido que va a hacer, asi nuestro pueblo de seguro lo esperara para darle animos

  • cadillac dijo:

    fdeja que lo coja el sol del mediodia.

  • Leu dijo:

    Naaaa muchachón a lo mejor un día de estos te retribuimos el gesto y nos vamos pa’ la AUSSSSSSSSTRIA a pedalear por todo el país, lo que las pinceladas habrá que ver

  • el_lector dijo:

    Zurl amigo suerte en tu empresa, mucho cuidado con los huecos de las carreteras en Granma y La Habana, estamos seguros que los compañeros de ETECSA patrocinaran tu encomienda para que tus pinceladas sean positivas jajajaja

  • Justo Escalona Cartaya dijo:

    Jacob,acertaste en tu eleccion,Cuba es uno de los mejores lugares para concretar tu aventura y lo sabes,no por gusto regresaste despues del tropiezo del 2014.Tendras un pueblo entero pendiente a lo que haces y presto a ayudarte en lo que necesites,solidaridad y apoyo no te faltaran.Exitos.Te deseo lo mejor.

  • esther dijo:

    Suerte amor y sin que tu novia se ponga brava que Dios te guarde en un cofre bien reguardado y que me de solo a mi la llave. Éxitos y salud

    • Leu dijo:

      Control mi china, además si quieres me llamas Jacob y el resultado es casi el mismo!!!!!!!!!!!!!!!

  • sembrando conciencia dijo:

    Muy hermoso artículo, sencillo, agradable y tierno. Mucha suerte para este cilclista tan emprendedor y luchador que cada vez se impone metas mas difíciles. Gracias por escojer Cuba, no se va a arrepentir, verdad que las calles no están muy buenas, pero tampoco hay demasiado tráfico, son buenas para montar bicicleta. Montar bicicleta no solo es bueno para mantenerse en forma, es una manera de trasladarse que permite admirar todo lo que te rodea. Es un gran reto, sobre todo porque no puede descansar, ni dormir, sin contar el calor tan intenso.
    Mucha suerte y muchos éxitos.

  • Prudencio dijo:

    Por el momento le puedo prestar una cadena y un candado para la bici, porque si la deja descuidada tiene que terminar el recorrido en una FOREVER china.
    De paso quisiera decirle que si yo contara con alguien que costeara mis gastos y me dieran la visa, también me iría a Austria a recorrerla en Bicicleta

    • rafael g dijo:

      prudencio que pesado y critico eres como tu parece no eres cubano defiende siempre lo tuyo y no seas tan pesado e ignorante sera que a ti te gusta coger lo que no es tuyo.

  • cris dijo:

    Coincido contigo esther jacob esta que puede subir el pico turquino con un solo pedal y si logras tomar la llave me la prestas a mi jajaja.

  • Raúl dijo:

    Yo creo que el austriaco no quiere dormir porque no desea que le roben la bicicleta. Es una broma lo dicho. Pero lo que sí va en serio es que al menos Cubadebate nos siga informando sobre ese proyecto. Es boniito publicar estas cosas. Es interesante para los lectores. Esto inculca la solidaridad en los individuos, los buenos sentimientos y la admiración por aquellas personas que luchan en aras cumplir sus metas. Que todo te salga bien, amigo Jacob. Nos honras con tu visita.

  • indalecio dijo:

    Alguien le explicó ya que la bandera cubana no es un trapo y la ley impide usarla como vestimenta ?
    Por qué los patrocinadores le permiten esto ?

    • PEDROCAM dijo:

      Indalecio, no ves televisión?: Dime si nunca has visto a deportistas cubanos con pulovers y otras prendas en actos de abanderamiento con las banderas cubanas

      • mercedes dijo:

        Bien dicho Pedrocam. Bravo por ti

  • elpidio dijo:

    Excelente artículo que destaca por su frescura y amenidad. Un ejemplo de buen periodismo. Las fotos también de excelencia. Gracias Cubadebate por esta entrega. Esperamos sigan dando cobertura al reto de este intrépido joven austríaco.

  • Betty dijo:

    Jacob, estamos seguros que en esta ocasión lograrás tu ansiado récord guinness. Recibe nuestro todo nuestro apoyo…

  • elpidio dijo:

    Excelente artículo. Bravo Aynel por tus letras. Bravo Francisco por tus fotos. sigan reportando.

  • Mercedes dijo:

    Hola Indalecio buenas tardes, eso que Ud dice lo sabemos todos los cubanos patriotas, más bien lo veo como la insignia que cualquier deportista lleva en su camiseta para representar a su país. En este caso ,Jacob escogió a Cuba para uno de sus proyectos, si se lee desde arriba se puede entender el porque. Conozco a este joven personalmente, es muy sencillo, jovial y respetuoso y pronto lo verás con otras camisetas…..

Se han publicado 20 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Aynel Martínez Hernández

Aynel Martínez Hernández

La Habana, 1992. Periodista de Cubadebate. Graduado en 2016 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En twitter: @Aynel92

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también