Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

El cuentapropismo en Trinidad: al fisco lo que es del fisco (+ Fotos e Infografía)

| 37 |
El ascenso en arribo de turistas redunda en el aumento de los ingresos del cuentapropismo. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El ascenso en arribo de turistas redunda en el aumento de los ingresos del cuentapropismo. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

—¿Hostal…?

—¡Ey!, sí, a su servicio, me responde al teléfono una mujer con timbre cálido.

—Mire, yo le estoy buscando alojamiento allí en Trinidad a unos amigos españoles para diciembre. ¿A cuánto usted renta?, pregunto como si gestionara el hospedaje a los reyes Felipe y Letizia.

—A 30 CUC la habitación, esa fecha ya es alta del turismo.

Con cierto rubor le ofrezco las gracias a la joven y prometo un contacto más adelante. Y vuelvo a marcar otro número telefónico.

—¿Hostal…?

Similar pretexto, igual respuesta. Cinco llamadas más, y casi nada cambia en el diálogo; aunque sí, en algunos casos el precio de la habitación sube a 35 CUC.

Todos los propietarios se deshacen en cortesía, y resulta lógico; pero no la tendencia a falsear lo recaudado y luego estampar la mentira en el libro de arrendamiento, donde los dueños suelen registrar 8, 10, 12 o 15 CUC, indistintamente. La revisión de las cotizaciones de esos hostales en Internet, cuyos nombres me reservo, ofrece indicios de los intentos de evadir el fisco.

Realmente, la lista no da con el billete llevado al bolsillo, como lo han comprobado con sus propios ojos los fiscalizadores de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT) en Trinidad, una versión contemporánea de la oveja negra en la provincia si se analizan los resultados de la última campaña de Declaración Jurada del impuesto sobre los ingresos personales.

Datos sobre la mesa

Para el sector privado, incluso para el estatal, Trinidad parece una mina de oro. Una villa Patrimonio Cultural de la Humanidad, la playa casi al doblar la esquina, las montañas a punto de abrazar la ciudad, su gente emprendedora y sus tradiciones imantan a los turistas extranjeros, con una presencia creciente en ese polo espirituano.

En el interés lícito de elevar la calidad de vida personal y familiar, hay quienes certifican el proverbio de que la necesidad tiene cara de hereje. Sálvennos de tal filosofía. En ninguna circunstancia, el fin justifica los medios, como reza la frase de Maquiavelo.

Si para cientos de contribuyentes las cuentas no están claras, para la ONAT en Trinidad sucede a la inversa: de las 414 Declaraciones Juradas revisadas, pertenecientes al último ejercicio fiscal, 412 llevan el estigma de la subdeclaración, eufemismo empleado cuando el cuentapropista no pone todas las cartas sobre la mesa.

Conocedora de los ardides a los que apelan no pocos de los contribuyentes, la ONAT ha impuesto el gardeo a presión, y como resultado de sus 127 fiscalizaciones intensivas ejecutadas este año ha consignado en blanco y negro —en un informe al cual tuvo acceso este reportero— una deuda al fisco de más de 2 704 000 pesos; de estos 1 430 300 corresponden a restaurantes privados.

Deudas en el paladar

Desde el fondo de la casona colonial, viene el olor a masas fritas de cerdo, que ya me las imagino sobre el plato adornado con arabescos, custodiadas por tostones.

Todo respira pulcritud. Presentaciones de por medio, le hago saber al propietario el motivo de la visita de Escambray al restaurante, uno de los 23 fiscalizados por la ONAT, todos con débitos.

Con recelo, el dueño accede, pero solicita el anonimato. “Quizás digo algo que me haga daño, y me van más arriba después”, arguye.

— ¿Por qué usted no declaró todos sus ingresos?

—Si declaras todo lo que ingresas, el negocio no te da.

— ¿Fue injusta la ONAT con usted, que, por cierto, ya pagó?

—Ellos hacen su trabajo; lo injusto es la cantidad de impuestos que uno tiene que pagar, alega, y le agradezco su tiempo.

A punto de mediodía, las puertas de otro restaurante aguardan por el turista, no por este reportero. Decentemente el dueño, quien tampoco declaró la totalidad de lo recaudado, se rehúsa al diálogo y me espeta a boca de jarro:

—El periódico no resolverá nada con lo que yo diga.

Con esos relámpagos, recojo los bártulos —no sin antes discrepar—, y no paro hasta llegar al restaurante Sol Ananda, bajo las riendas del arquitecto Lázaro Morgado Orellana, actualmente en fase de reclamación a la ONAT por su desacuerdo con la deuda determinada por esta. Su principal argumento: se le consideraron 12 meses de trabajo, sin embargo, el paladar no prestó servicio durante junio.

—¿La ONAT ejerce un control excesivo sobre usted?

—No, pero sí debiera tener en cuenta varios factores que inciden en el negocio, como el grandísimo problema de los suministros. Hay que buscar cosas en La Habana, Cienfuegos. Para qué hablar de los precios; los de Cuba son los más altos del mundo. La ONAT debe retroalimentarse más y sensibilizarse más con nuestras dificultades.

Con este criterio discrepa Osmani Alcorta López, subdirector de la ONAT en la provincia y su representante legal en Trinidad, quien desde hace unos meses instaló su oficina allí para fortalecer la dirección y el control fiscal en el municipio. “Nosotros cumplimos con lo que nos corresponde, según la Ley No. 113 Del sistema tributario”, alude.

“De que hay que pagar, hay que pagar; es verdad, muchos quieren evadir el fisco”, reconoce Reinaldo Vivas Zerquera, propietario del paladar La nueva era, casi montado en el carro para asistir a una sesión del comité del Sindicato Nacional de los Trabajadores de Hotelería y Turismo en La Habana.

El incremento del porcentaje de los gastos autorizados para su actividad es uno de los reclamos de Vivas Zerquera, a quien tampoco acaba de convencerle el sistema computarizado de la ONAT para cuantificar los ingresos del cuentapropista y determinar su posible deuda. “No es lo mismo la temporada alta que la baja; pagamos igual impuesto cada mes”, asegura.

—Sin embargo, Reinaldo, el negocio siempre les deja un margen de ganancia porque nadie lo cierra.

—Claro, claro.

A fuerza de control

Con el auxilio de un clic en la computadora, Roberto Gutiérrez Medina, director provincial de la ONAT, devela con pelos y señales la caracterización de los paladares trinitarios —también extendida a hostales—, incluidos los menús y los contratos suscritos con las agencias de viajes, que permiten determinar los niveles de ingresos brutos de estas unidades gastronómicas.

“Este sector de contribuyentes tiene una garantía de turistas para brindar sus servicios, y estamos al tanto de los ingresos por esos vínculos con las empresas estatales”, expone el directivo.

Los globos inflados en las Declaraciones Juradas explotan ruidosamente cuando el cuentapropista solo lleva al papel los montos provenientes de las entidades turoperadoras y no de los visitantes que de modo individual o en grupo deciden espontáneamente acudir a este o aquel restaurante privado.

“En ejercicios —ilustra Ismel Pérez Hernández, jefe del Departamento de Fiscalización en la ONAT en la provincia—, les hemos demostrado, por ejemplo, que en dos horas de venta se han generado 800 CUC de venta. Luego, al intercambiar con ellos, se quedan muy callados porque saben que subdeclaran”.

Al menos hasta el momento, las acciones de control practicadas a 23 de los 87 paladares inscritos en Trinidad revelan que nadie escapa a las intenciones de evadir el fisco y, en consecuencia, deberán cambiar su Declaración Jurada correspondiente al 2015. Nueve dueños de restaurantes ya la rectificaron, de ellos seis pagaron al contado y tres lo hacen mensualmente para materializar débitos que totalizan más de 415 000 pesos.

Una interrogante se cae de la mata: ¿quién salda una deuda si no la debe? Ahora bien, cuando existe desacuerdo con la cantidad determinada por la ONAT, resulta entendible que el propietario establezca la reclamación, como lo han hecho 14 personas. “Es un derecho que tiene el contribuyente, y si la Oficina se equivoca, tiene que rectificar; pero, este proceso ha sido justo, legal y transparente”, acentúa Roberto Gutiérrez.

¿Hasta la Policía se incorporó a este accionar?

“En función de incrementar la disciplina ciudadana en materia fiscal —subraya Gutiérrez Medina—, la Oficina ha estrechado los vínculos con los Tribunales, la Fiscalía y la Policía Nacional Revolucionaria. Se firmó un plan de acción conjunto a nivel de país con el objetivo de enfrentar a los contribuyentes incumplidores, a los omisos en la presentación de la Declaración Jurada y las ilegalidades. Las personas son citadas a la Policía a través de los mecanismos de esta; nuestros funcionarios acuden también y se ventila la situación de la deuda. Se busca un mayor respeto a la Ley”.

A merced de esta permanecen los llamados omisos —quienes no presentaron la Declaración Jurada—, cuya cifra se elevó a 76 casos en Trinidad, que acumula el mayor porcentaje en el territorio.

Pero hay luz al final del túnel: gracias a las acciones dirigidas a acrecentar el control fiscal, los aportes del trabajo por cuenta propia a las arcas del Estado al cierre de julio en la provincia y en Trinidad, en específico, están cercanos a lo recaudado el pasado año, lo cual evidencia que la brecha entre lo percibido y lo declarado disminuye.

¿El control fiscal de la ONAT sobre los contribuyentes se ha vuelto excesivo?

“No. El control genera una capacidad de riesgo en el contribuyente; debemos lograr que este se sienta observado, fiscalizado”, apunta Osmani Alcorta.

La subdeclaración no es privativa de Sancti Spíritus ni de Trinidad, municipio con el más alto número de cuentapropistas; ni solo asoma su cabeza en hostales y paladares, centros imprescindibles en el desarrollo turístico del polo sureño y con elevada calidad, como regla, en el servicio; por si existiera duda, sépase que en habitaciones arrendadas se hospedó más del 55 por ciento de los turistas extranjeros que arribaron a Sancti Spíritus al finalizar julio.

Nadie piense que lo aportado al Presupuesto por el cuentapropismo en Trinidad resulta apenas unas migajas; con los 55 516 000 de pesos recaudados hasta agosto se respaldaron los gastos de Educación, Salud, Seguridad Social, Cultura, Deporte, Comunales, Vivienda y Administración Pública, según la Dirección Municipal de Finanzas y Precios.

Al cadalso me condenaría si obviara esa cuantía y afirmara que todo el mundo declara menos de lo recibido. Hay cuentapropistas conscientes de sus deberes cívicos y no se arriesgan a eludir sus obligaciones con el fisco como otros, sobre quienes hoy pesan sanciones penales.

Este año la ONAT ha formulado 19 denuncias ante la PNR en la provincia por presuntos delitos de evasión fiscal, y en ese espejo quizás debieran mirarse quienes aún piensan —si de Declaración Jurada se trata— en correrse por tercera.

(Tomado del periódico El Escambray)

Todavía son altos los niveles de subdeclaración, considera Osmani Alcorta. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Todavía son altos los niveles de subdeclaración, considera Osmani Alcorta. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El paladar Sol Ananda sobresale por la calidad en la prestación de los servicios. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

El paladar Sol Ananda sobresale por la calidad en la prestación de los servicios. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Trinidad cuenta con más del 80 por ciento de los hostales de la provincia de Sancti Spíritus. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Trinidad cuenta con más del 80 por ciento de los hostales de la provincia de Sancti Spíritus. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La retroalimentación entre la ONAT y los contribuyentes puede ser mayor. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La retroalimentación entre la ONAT y los contribuyentes puede ser mayor. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

trinidad5

Se han publicado 37 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • maikelm dijo:

    Independientemente del tema ONAT. Realmente el turismo en Cuba es muy caro, eso a la larga va ser un problema. Ahora estamos de moda, pero 35 cuc un hostal es muy caro. En cualquier pais de américa del sur y centroamérica usted se encuentra un hostal entre 15 y 25 dolares y con buenas condiciones, incluido wifi buena y desayuno.

    • emilio dijo:

      Maikelm estás casi en lo cierto pero te faltó que en esos países de centro y sudamérica los insumos para realizar sus trabajos los obtienen a precio “de cochino enfermo” y arriba de eso en muchas ocasiones el contrato que tienen para el WiFi les sale gratis porque está dentro de un paquete de comunicaciones (telefonía, internet, cable, etc) que contrata también a precios irrisorios, mientras que aquí los productos (lencería, papel higiénico, jabón, detergente, etc, sin contar el tema WiFi que esa es otra historia) para mantener un hostal o un paladar te cuestan un ojo de la cara; ya cuando el dueño paga sus impuestos a la ONAT está pagando una segunda tanda de impuestos porque la primera se la dejó en las tiendas con los precios exorbitantes que tienen los productos que en ellas se ofertan. Acaben de poner un mercado mayorista DE VERDAD y después exijan mejores precios de los cuentapropistas y menos evasión de impuestos.

      Gracias por publicarme. Saludos a todos. Emilio

    • Máximo dijo:

      ¿Y cuanto paga el dueño de esos hostales por el alimento que brindan, por el mantenimiento del hostal, por la electricidad que consumen? En Cuba no existe una infraestructura creada para que los trabajadores privados que brindan estos servicios puedan acceder a un mercado diferenciado. Y ademas, ¿cuanto vale una habitación estatal en un hotel? ¿Es proporcional a lo que cobra el privado?. Todos estos son elementos de una ecuación que debieran analizarse a la hora de valorar si el privado cobra poco o mucho.

  • el profe dijo:

    Si disminuyera los impuestos hubiese menos evasión de impuestos. O si cambiaran los impuestos a aquellos sobre la ganancia y no sobre los ingresos percibidos que son dos cosas diferentes habría menor evasión de impuestos. Solo piensen un poco más sobre esto.

  • Eduardo dijo:

    Duro con quienes incumplen con su obligación con la sociedad. Si rectifican, bien, si no, duro. Reciben todos los beneficios sociales, tienen acuerdos con el MINTUR, un mercado seguro y aun asi incumplen ¿?

  • Rinomato dijo:

    En un país que le brinda salud,educación alimentación y más gratis al pueblo los impuestos deben de ser los más altos posibles. Los cuentapropias

    • Maikel S A dijo:

      Alimentos gratissssss, en que país tu vives porque es sabido que en Cuba es donde mas caro en el mundo está la alimentación y esos ingresos que siguen creciendo, el turismo sigue creciendo pero no veo que cresca nada mas y me refiero específicamente a nuestro nivel de vida

  • Rosalinda Chanagá dijo:

    No se trata de bajar impuestos teniendo en cuenta que la mayoría de los cuentapropistas tratan de burlar al estado. si estuvieran en los EEUU cuando el inspector tocara a la puerta del negocio se les aflojaban los dos esfínteres.

    El juego debe ser claro. No te da el negocio para abastecerlo y además pagar los impuestos CIÉRRALO. Declárate en banca rota. Ellos ganan mucho dinero por la izquierda y no ganan pensando que con sus impuestos ayudan a los demás. El que monta negocio lo hace para su beneficio y no de la sociedad. En el capitalismo se justifica de alguna manera, pero en el socialismo NO, ya que otros están trabajando para que sus hijos vayan a la escuela gratuitamente, para que su mamá y su papá sean atendidos en un hospital, para que su hijo no muera al nacer, para que tenga electricidad etc.
    Si evaden el fisco se les cierra en negocio, se les dobla la partida a pagar o se mete preso. Eso lo hacen en el país campeón de los DDHH y muchos de ellos aspiran a montar su negocio allá. Alcapone no fue a la cárcel por asesinar y robar, sino por evadir impuestos. Hagamos lo mismo y estaremos en consonancia con el mundo.

  • José Angel dijo:

    Según mi humilde criterio, ya manifestado en estas mismas páginas, el problema de la “injusticia tributaria” con relación a algunos trabajos o negocios no estatales, consiste en el límite del gasto deducible a los efectos fiscales, lo cual se establece por una resolución del Ministerio de Finanzas y Precios, que es lo que se puede llevar a pérdida el negocio. La Ley del Presupuesto para el año en curso dispuso el aumento de un 10% de ese gasto para cada actividad de forma que aumentó, por ejemplo, en el caso de los restaurantes (mal llamados paladares) el gasto deducible es el 60% del ingreso bruto, es decir, por concepto de gasto el cuentapropista sólo puede deducir sesenta centavos de gasto por cada peso de ingresos, que incluye el costo de la venta o servicios, mas los montos de la depreciación de los activos fijos y otros gastos no imputables directamente a la venta pero si a las operaciones del establecimiento. Una cooperativa no agropecuaria que conozco, que opera un establecimiento gastronómico, compra sus materias primas e insumos con descuento de alrededor de 20%, tuvo un gasto de materias primas y materiales de 76 centavos por peso de ingreso en el año 2015, despreciando todos los demás gastos de transportación de esas materias primas, la depreciación de los activos, el pago de salarios (la cooperativa no paga salarios y los TCP sí). Para hacer un cálculo por lo muy bajo ( se ejemplifica en el artículo con un establecimiento que generó 20000.00 en dos horas), una “paladar” que ingresa dos mil pesos diarios, en 300 días (un año) ingresa $600 000.00, con el mismo costo en materias primas y materiales de la cooperativa y despreciando todos los otros gastos que no son despreciables (que no es así porque el TCP compra a precio minorista o a Dios sabe cuál) su costo real sería de $468000.00, tendría una ganancia de 132 000.00 menos el impuesto del 10% que son 60000.00, para seguir por derecho no se descuenta la contribución a la seguridad social que la persona pagó, le quedan al individuo 72 000.00 contantes y sonantes, antes de impuesto, ahora, según la Ley Tributaria y complementarias y suponiendo que pueda probar el 50% del gasto deducible, el sujeto tuvo un margen bruto en ventas de 240 000.00, o sea, el 40% del ingreso bruto, luego si le quito el impuesto del 10% ($ 60 000) me queda que, para el Fisco – no en realidad – los ingresos personales ascendieron a 180 000.00, por lo que le deduce el exento de 10 000,00 y le calcula sobre 170 000.00 el impuesto anual, el cual ascendería a 72500.00, es decir 500 pesos más de los que le quedaría al dueño de la paladar, siempre suponiendo los pagos de materias primas y materiales en precios similares a los de la CNA ( esto sólo es hipotético obviamente) y despreciando todos los otros gastos. El aumento de las ventas lejos de disminuir este efecto lo aumenta porque todo ingreso que se adicione tendrá una tasa de gasto variable similar y lleva implícito el gasto. Otro análisis merece, en segundo lugar, la escala progresiva, el tipo del impuesto por los ingresos personales (utilidades del negocio) es muy fuerte, después de $50 000.00, el 50%, mire no soy especialista en finanzas, ni en costos, pero si usted limita porcentualmente el gasto deducible, con relación al ingreso bruto y luego conforme a esa utilidad virtual le aplica el impuesto que se aplica a un cuentapropista a la mejor empresa de Cuba, se declara en bancarrota. Estoy seguro de que todo TCP que tribute por el régimen general en una actividad que tenga apreciable nivel de gasto material, está obligado a subdeclarar o el negocio se le va a pérdida. Hasta en los asuntos tributarios, que son “impuestos” se necesita racionalidad en la regulación si se busca disciplina; lo contrario es lo que tenemos, todo el mundo viola su obligación y luego la ONAT, trata de adivinar, conjetura, presume y, pa’ decirlo en guajiro “tira el machetazo y coge o no coge al majá o no lo coge completo y se sigue reforzando el criterio de que para vivir hay que violar la Ley, lo cual hace mucho daño a nuestra sociedad.

    • Pilotur dijo:

      Querido Jose Angel:
      Ud. trató de ser bastante escueto en sus analisis y por eso quizas le faltaron detalles, de todas formas percibi que es conocedor del tema aunque quizo comparar dos modos de gestion muy distintos, los TCP y las CNA. La ley para ambos es bien distinta en todas las aristas (regimen economico, tributario, de empleo y de acceso a los suministros aunque faltan mas).
      Para unos hay salario y para otros anticipos y/o distribucion de utilidades, para unos hay contratados y para otros socios o contratados tambien, para unos hay un regimen tributario mas gravoso (asesino yo diria para los TCP) y para otros menos gravoso asi pudiera enumerar las diferencias pero el comentario no lo merece. La posicion de la ONAT es la de recaudar ingresos obviando si puedas o no justificar gastos (deducibles o no) y eso esta mal a mi juicio pq las presunciones que realizan en sus controles y fiscalizaciones tienen un enfoque dirigido a los ingresos supuestos.
      El analisis debe ser integral y eso es lo que falta.
      Nadie se preocupa por la forma o via de adquisicion de las materias primas e insumos, para las CNA existe un mecanismo diabolico, con muchas trabas y burocratismo, algo seguro pero a la vez impredecible aunque supongo que ud este ejemplificando una CNA despredida del sector estatal, de la Empresa de Palmares o rectoreada por el MINTUR. De seguro ud no sabe como se desarrolla esto en las que se desprenden de la gastronomia popular tradicional, de la cual se pudiera hacer un libro. En los TCP, la cosa es mas dura, no hay regulaciones de precios pues se impone mas la ley de oferta y demanda entre cadenas productivas donde el 99% son otros TCP o suministradores ilegales y si hablar del mercado estatal quisieramos pues no existe oferta para tal demanda, donde existen frecuentes vacios de materias primas, provocados por la mala planificacion en estas zonas de gran concentracion de turistas, el acaparamiento de productos por intermediarios y hasta yo diria por manos de dependientes estatales que usurpan o adulteran los precios a los ojos de los administrativos que lo permiten. Todo esto es con relacion a los gastos donde el tema es muy controvertido como ud manifiesta.
      Sin lugar a dudas nadie mantiene un negocio que no deje dividendos, las regulaciones existen, las normas juridicas oyen la conversacion pero casi todo se viola pq no se quiere ver las diversas formas de actuacion muy lejos de lo que esta establecido.
      En resumen hay tela por donde cortar y no se por donde andan los analisis de los decisores.

    • jordy dijo:

      muy buen comentario Jose Angel

  • hector labadi dijo:

    HACE DOS SEMANAS ESTUVE EN TRINIDAD, SOY DE SANTIAGO Y NO ME IMAGINABA Q EN ALGUN PAPALAR IBA A ENCONTRAR LOS PRECIOS INSOLITOS Q TIENEN EN TRINIDAD TANTO LOS PRIVADOS COMO LAS DEPENDENCIAS DEL ESTADO TRES PERSONAS EN UN PALADAR SALE POR LO MENOS EN 100 CUC Y EN EL ESTADO FUI A LA BODEGUITA DEL MEDIO NADA DE MEDIO 3 COCTELES DE CAMARONES TRES TRAGOS DE ANEJO 7 ANOS Y UN RED BULL 40 CUC LAS HABITACIONES A 25 CUC. ESTOY DE ACUERDO CON ESTE ARTICULO EXISTE EVASION FISCAL EN TRINIDAD Y EN LA HABANA VIEJA QUE LOS PRECIOS SON EL DOBLE PARECE QUE LO DE PATRIMONIO Y DE CIUDAD MARAVILLA SE LO HAN CREIDO

  • hector labadi dijo:

    ELPALADAR SOL ANANDA CARISIMO BUENA COMIDA Y UNA AMBIENTACION DE EPOCA , EN LOS PRECIOS DE LOS PLATOS VAN INCLUIDA PARECE LA VISITA AL LUGAR. UN PERSONAL NETAMENTE PROFESIONAL

  • Manuel dijo:

    Qué bueno que Escambray ke diera ka oportunidad a los TCPropia manifestar sus opiniones. El artículo promueve la discusión. Felicito al periodista.

  • juan carlos corcho vergara dijo:

    Bueno y valiente trabajo periodístico de investigación de mucha utilidad social, sería interesante, muy bueno y muy útil que este tipo de investigaciones y denuncias también las hiciera en el sector estatal del turismo, si lo dejan por supuesto, talves encontraría cosas tan o más grave y que hacen tanto daño como la evasión de impuestos. Le repito Bueno y valiente trabajo periodístico.

  • Leonel dijo:

    Leonel.
    Los cuentas propistas, deben interiorizar los reglamentos de la ONAT y realmente no se
    debe violar el fisco, nosotros perdimos esa cultura, pero es una necesidad de cualquier pais mas el nuestro que esta en la fase de estructuracion economica.

  • Daniel Elias Rodríguez dijo:

    Tengan en cuenta que de los 30 cuc está el descuento de los
    comisiones, regateo del cliente cuando llega ………. creo se debe ser
    más flexible con los arrendadores, para poder salir de las miserias humanas,
    creo que mientras más personas tengan más poder adquisición
    menos pobres habrá, al César lo que es del César a los cubanos noble.s más posibilidades

  • cantinero dijo:

    El precio de los hostales y restaurantes se corresponden con la situacion del mercado en Cuba. Recordemos que los alimentos cuestan el doble de la importacion y a vecs mas, tambien el resto de los insumos porque desgraciadamente aun no hay un comercio mayorista organizado para este sector a precios diferenciados. Me imagino que con el reconocimiento del sector privado y la posibilidad de crear empresas, algun dia los impuestos se calculen sobre la ganancia. Ahora nada de esto justifica la evacion fiscal. No me parece correcto que estas cosas se resuelvan con la policia salvo cuando alguien se declare en rebeldia y haya que conducirlo a juicio. Ya en la mayoria de los paises es más dificil subdeclarar porque todas las transaciones se hacen a traves de bancos, tarjetas etc y queda rastro de todo.

  • cantinero dijo:

    Los impuestos deben diferenciarse por territorios mas marcadamente. Los que tienen negocios en la habana vieja por ejemplo, se estan beneficiando del esfuerzo del pais por restaurar la ciudad, por tanto deben pagar más.

  • adis dijo:

    saludos a todos es cierto duro con el que incumple los impagos a las personas hornradas que trabajan para llevarse el pan a la mesa y poder disfrutar de lo que por tanto trabajan, eso sucede nada mas y nada menos que en la CCS de Irael manso del municipio Buey arriba provincia Granma ,donde los anapistas solo tienen como sustento lo que con su propio esfuerzo son capaces de ganarse, sacandole el fruto a la tierra y asi obtener beneficios para el pueblo y para ellos mismos como personas humildes de campo que son, por favor porque negar ese derecho constitucional por demas que tienen , porque no hacer cumplir con ellos tambien lo establecido por la ley si alguien esta leyendo esto que se interese y tenga resposanbilidad en esto, no siga dejando sin comer a los recojedores de cafe y sus duanos que es con ,lo unico que cuentan para tener una vida mas o menos digna en esta revolucion del pueblo y para el pueblo.

  • La duda dijo:

    En Cuba todos los cubanos tenemos gratitudes menos los residentes en el exterior
    Pero cuanto mas tu arriesgas en tu negocios y mas te piden a pagar impuestos este es el resultado
    Luego ese dinero que se lleva para los fondos del estado nadie le da seguimiento cuanto se gasto , cuanto se derrocho o cuanto se robo y eso sin pagar la ONAT

    Pero para que se entienda como tu declaras una langosta de contrabando o un filete de pescado si no tiene un cheque de compra ni un mercado legal que se pueda hacer referencia
    O como poner en gastos el dinero , las comidas , bebidas y otras cosas
    Que no tengo porque darlo .Se ve que no tienes una local o un gasto que defender
    y que luego te llegan de todas partes a pedir
    Nadie en cuba se a acusado de soborno todos te obligan practicamente y te dicen hasta donde y a quien darle la masca y eso es mensual semanal como pagar impuestos
    o serrar seria lo mejor
    Lo mejor es no abrir para no encontrarse en ese dilema y criticar como los hay por estos lugares que desde su trabajo modesto y sus salarios honrado tienen una vida sana y nada que dever a la PNR ni al fisco

  • Máximo dijo:

    ¿Y como el estado enfrentaría el crecimiento de visitantes si no fuera por los privados? (detesto la palabrita inventada “cuentapropista”). Solamente en Trinidad la infografía del artículo muestra que se alojan muchos más turistas en alojamientos privados que en los estatales. ¿Tiene el estado condiciones para asumir esas cifras?. ¿No es ese un elemento que debiera estimular el alojamiento privado? ¿No debieran establecerse políticas impositivas que lo estimulen en lugar de frenarlo?

  • Ex trabajador tributario dijo:

    Para nadie es un secreto que aqui el cuentapropista siempre va a subdeclarar, primero porque el gobierno no ha tenido la posibilidad de crear empresas mayoristas, aun con los años que lleva la ONAT (conocida como la OTAN en el argor popular) aplicando la “Nueva Ley 113 del Sistema Tributario”, y segundo porque la mayor parte de los gastos se hacen por la “izquierda” debido a esa misma situación de no existir empresas mayoristas y el cuentapropista se vuelve mago en muchas ocasiones para poder trabajar, incurriendo en delitos como todos sabemos, al comprar materia prima a entidades que la desvían del consumo y uso poblacional, eso también los sabe todo el mundo, porque de alguna manera tiene que vivir el carnicero, el panadero, el obrero, etc, porque también sabemos que del salario nadie vive. La ley está muy bonita pero su puesta en práctica difiere bastante de la situación del país. Y quiero aclarar al periodista cuando hace alusión a que “se respaldaron los gastos de Educación, Salud, Seguridad Social, Cultura, Deporte, Comunales, Vivienda y Administración Pública, según la Dirección Municipal de Finanzas y Precios” diga en concreto o trate de dar una explicación mas certera en qué obras fundamentalmente (ej: se compró la pintura de la secundaria, se reparó la carretera, se abasteció de alimentos el hogar de ancianos) se respaldó el gasto con los impuestos recaudados, porque antes no había ONAT y siempre se garantizaban esos gastos sociales. Otra cosa que la ONAT no ha solucionado es la centralización de su sistema, el TCP debe tener un registro al cual se pueda acceder desde cualquier parte del país y no solo desde el municipio donde el mismo opera, deben tener una manera de contabilizar el tiempo de trabajo y pago de la seguridad social para cuando el trabajador cumpla el tiempo requerido pueda también acceder a poseer un retiro al igual que el trabajador estatal. Realmente son muchas las deficiencias del sistema tributario, por cierto, aún en desarrollo y con buenas perspectivas para el futuro pues su rápido avance se ha visto frenado por la precaria infraestructura tecnológica con la que cuenta el país.
    No veamos siempre al contribuyente como un prófugo de la justicia, es bueno sensibilizarnos y ver también a la justicia como prófuga del contribuyente.
    Saludos

  • ONAT dijo:

    Muy bueno el artículo, pues demuestra con solo hacer un sondeo, como falsean los ingresos en la declaración jurada, la subdeclaración de ingresos es una conducta que debemos combatir, cuando el contribuyente presenta su declaración jurada, da fe con su firma en el documento de que los datos que consigna son correctos, sin embargo todos los años se detecta por nuestra Oficina un número, nada despreciable, de subdeclarantes .
    La Ley del Sistema Tributario Cubano tiene entre sus principios que cada contribuyente pague en correspondencia con su capacidad económica, por tanto paga más quien gana más, las cuotas que se establecen constituyen pagos a cuenta del Impuesto Sobre Ingresos Personales que se liquidan al finalizar el año y que al aplicar la escala progresiva permite el cumplimiento de este principio.
    Es importante destacar que los impuestos que aporta este sector de contribuyente se ingresan al presupuesto del municipio donde está inscrito, por tanto se redistribuye en bien de todos.

  • abelardomena dijo:

    Del impuesto progresivo: 200,000 Mn al año =8333 cuc/año=694 cuc mensuales……les parece mucho ingreso????? Ver cuanto gasta una familia cada mes…..Coincido con el analisis de Jose Angel.

Se han publicado 37 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ojito

Vea también