Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

El hombre que tuvo tres nombres

| 21
Sofía

El pasado 8 de mayo de 2014 funcionarios de la misión diplomática de la Federación de Rusia en La Habana visitaron a Sofía Kokuina a quien felicitaron por el advenimiento de un nuevo aniversario de la gran victoria sobre el fascismo alemán y trasmitieron el saludo personal del Presidente, Vladimir Putin. Foto: Cortesía de Serguei Oboznov, Agregado de Prensa de la Embajada de Rusia en La Habana.

Esta historia cumple 55 años. Comenzó la tarde del 4 de marzo de 1960, cuando un avión, procedente de Curazao, toca tierra cubana. En el aeropuerto de Rancho Boyeros reina la confusión. Una y otra vez el personal de aduana revisa pasaportes y requisa bolsos y maletas.

—¿Qué sucede?, pregunta el recién llegado, un cincuentón de complexión fuerte, bajo de estatura, cabello escaso y algo canoso. Llaman la atención sus ojos profundamente azules y expresivos.

—Una explosión en el puerto de La Habana, responde alguien sin más explicación.

Se trata del vapor francés La Coubre. Traía armas a la Revolución. Un sabotaje, una nueva provocación yanqui. El hombre no tardará en conocer detalles.

Viene desde la Unión Soviética, y pasó por Checoslovaquia y Bélgica. Por motivos que muy pocos conocen encubre su verdadero nombre bajo la personalidad de un pequeño comerciante de tabaco, de ahí las necesarias escalas que lo han ido acercando con seguridad a Cuba.

Calmado, decide abandonar cuanto antes la terminal aérea. ¿A dónde dirigirse? Lo mejor será alquilar un taxi hasta la ciudad. Camina rápido, con agilidad maratónica. En la valija: escasas prendas, un estuche con puros y 50 dólares. Sin percatarse, alguien le sigue…

—¡Oiga, oiga, deténgase por favor!

El recién llegado para en seco. Presiente que es a él, y se voltea con igual brusquedad.

—No mire para atrás y vaya hasta la máquina aquella, el chofer sabe a dónde llevarlo.

¿De quién se trata en realidad? ¿Qué lo trae al convulso escenario de Cuba en plena efervescencia revolucionaria? ¿Quiénes y a dónde le llevan?

Te llamarás Ángel Martínez Riosola

Ángel Martínez Riosola

En el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias el Comandante Ángel Martínez Riosola recibe el saludo Fidel y Raúl.

Francisco Ciutat de Miguel es su nombre de pila, pero amigos y familiares le llaman Paco. Hasta que el 28 del propio mes, durante un recorrido por la Laguna del Tesoro, en la Ciénaga de Zapata, el Comandante en Jefe Fidel Castro le propone:

—Hay que cambiarle el nombre, camarada. ¿Cuál le pondremos? Bien, lo he pensado, le pondremos Ángel. Usted es el más viejo de todos y muy parecido a mi papá, que también era español. Se llamará Ángel, Ángel Martínez Riosola. Luego veremos lo de los grados.

“Así me lo contó Paco, pasados unos cuantos años del encuentro. Estuvieron varios días por la Ciénaga, recorrieron la zona, estudiaron la geografía de la región y conversaron ampliamente sobre la situación cubana y una posible y cercana agresión”, refiere Sofía Kokuina, la esposa rusa con quien se uniera años más tarde de su arribo a la Isla de la Libertad.

A Sofía, veterana de la Gran Guerra Patria, participante en la defensa de Moscú, fallecida el pasado 11 de agosto, la entrevisté en diciembre de 1988, en su casa del reparto Kolly, La Habana. Su historia es tan interesante y heroica como la de su compañero:

“Nos conocimos el 21 de marzo de 1964, de casualidad, en un cumpleaños al que me había invitado un aviador coterráneo y amigo de Paco. Nos enamoramos a primera vista, enseguida arreglé los papeles y nos casamos”.

—¿Quién fue el hombre que lo llamó al salir del aeropuerto?

—Flavio Bravo, comunista de fila que lo condujo a casa del también militante, Secundino Guerra. El 6 o el 7 le presentaron al Che, y unos días después, como el 10 o el 11, a Raúl, de quien llegó a convertirse en asesor, pues desde los 16 años ya Paco estudiaba en colegios militares. Cuando se produce el alzamiento dirigido por el fatídico general Francisco Franco contra la República, ostentaba el grado de teniente coronel del Ejército Popular Español.

“A pesar de su formación guerrera, lo caracterizaba la dulzura, hablaba muy bajito, siempre muy cariñoso; jamás gritaba, ni al dar una orden a sus subordinados. De no ser por el uniforme, nadie pensaría que se trataba de un curtido estratega de dos grandes contiendas bélicas, porque Paco también combatió en la URSS, durante la Gran Guerra Patria”.

—Sofía, ¿compartieron ustedes familiarmente con Fidel?

—Relativamente, porque trabajábamos intensamente, a veces hasta 15 horas diarias. Algunos domingos, de pesquería, en la playa de Santa María, con la familia, como si fuera un bañista más. Recuerdo que Paco hacía unas tortillas españolas, a la catalana, con papas y aceite, que Fidel estimaba deliciosas, únicas. Todo muy sencillo, comíamos debajo de los pinos, a veces el propio alimento del mar, recién capturado durante una pesquería previa.

“Fidel es un magnífico anfitrión, incansable narrador de anécdotas, junto a él no existe espacio para el aburrimiento. Posee una energía extraordinaria, creo que de él emana cierto fluido vigorizante. Hay que verlo reír a carcajadas, a veces hasta de sus propias maldades. Durante aquellas excursiones lo disfrutábamos mucho, igual que a Raúl. Con Guevara nos relacionábamos de igual modo, pero el Che era más parco y sobrio”.

—¿Cree de verdad que Paco se parecía al padre de Fidel?

—Yo pienso que esa fue una galantería de su parte, para distinguirlo entre unos diez españoles que integraban este grupo de militares de academia llegado a Cuba como asesores. Lo cierto: Paco y Fidel establecieron muy buenos lazos, tal vez por esa forma de tratar con la gente que tenía mi marido que, aunque nada bien parecido, poseía unos ojos azules magnéticos, preciosos, incapaces de reflejar ira, odio u otro sentimiento parecido.

“Tampoco a él le escaseaban los cuentos, hablaba sin parar. Además, compartían el gusto por el ejercicio físico. A pesar de su complexión, Paco se mostraba muy liviano. Esa prontitud fue la que le permitió abordar, en solo segundos, el último barco que, perdida la República española, se separaba rápidamente del muelle, proa a Inglaterra, atestado de emigrados, niños, jóvenes, viejos, hombres, mujeres, soldados, milicianos”.

—¿Volvió Paco a España?

—Después que murió Franco y legalizaron el Partido Comunista Español, en 1977, hasta el 8 de abril de 1985, cuando enfermó. La Orden Playa Girón se la dieron en el hospital. Hasta el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ) fueron Fidel y Raúl. Quería morir en Cuba y aquí murió, el 30 de noviembre de 1986. Está enterrado en el panteón de las FAR.

Llevó a las FAR la organización y la estrategia militar modernas

Paco

Cuando se produce el alzamiento dirigido por el fatídico general Francisco Franco contra la República, Francisco Ciutat de Miguel ostentaba el grado de teniente coronel del Ejército Popular Español.

En su despacho de la Oficina de Historia del II Frente Oriental Frank País, en el reparto Kolly, en Ciudad Habana, nos recibe el comandante Belarmino Castilla Mas —fallecido recientemente— para hablarnos del Comandante Angelito, con quien estrecha relaciones en el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

“Yo lo veo como ese hombre excepcional que llevó a las FAR la organización y la estrategia militar modernas. Él tuvo la virtud de enseñarnos el camino, los primeros pasos en aquella gran tarea, en aquella importante empresa que fue la creación y organización de las fuerzas armadas de nuevo tipo.

“Angelito fue uno de los que más se destacó, por su experiencia, por su brillantez, por sus conocimientos, por su lealtad permanente a la causa revolucionaria, por la identificación tan estrecha lograda entre nuestros principales jefes, incluidos los compañeros Fidel y Raúl. Y a todo ello contribuyó grandemente su calidad como ser humano, su gran cultura general y militar, y su ferviente amor a las causas de la clase obrera y, específicamente, a la de nuestra Revolución cubana”.

—¿Por qué piensa que los soviéticos lo escogieron cuando Cuba les pidió asesoramiento militar?

—Porque reunía todas las condiciones, incluso, hablaba la misma lengua materna.

—¿La misión en concreto?

—Ya tenían lugar las primeras medidas que apuntaban el carácter socialista del proceso revolucionario, y el enemigo imperialista amenazaba con una invasión. Nuestro ejército, nacido con el desembarco del Granma y forjado en la lucha guerrillera, carecía de conocimientos militares profesionales. En concreto: requeríamos asesoramiento para formar grandes unidades regulares y sus estados mayores, ejército, divisiones, defensa antiaérea, marina de guerra, centros de dirección, capacitación del personal capaz de asimilar la nueva técnica combativa. Y fueron estos compañeros, veteranos, los primeros que nos ayudaron.

—¿Y en la Lucha Contra Bandidos (LCB)?

—Junto con el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, Angelito funda el Ejército Central. Aquí su labor no se limitó solo a la instrucción y asesoramiento. En el Escambray trazó y tomó parte en varias acciones, hasta que cae herido en combate. La bala se le incrustó en un pie, cojeó durante bastante tiempo.

—También cumplió misiones en el exterior…

—Cumplió varias misiones, entre ellas en Argelia, cuando el referendo con Marruecos, y en Vietnam. El estilo de la guerra en este último país nos resultaba vital, un objetivo estratégico, una escuela que hoy podemos resumir en el concepto de Guerra de todo el Pueblo.

—¿Verdad que Fidel lo estimaba con preferencia?

—Tal vez. Fidel siempre ha estudiado profundamente las grandes campañas y contiendas bélicas en el curso de la humanidad, siente admiración por los hombres que se revelan como grandes estrategas…

—Y Angelito lo era, ¿cierto?

—Ante todo, fue un maestro que no se limitó a la teoría, que supo compartir sacrificios y riesgos, consecuente con el internacionalismo proletario, gente sencilla, modesta, de sentimientos fraternales, de elevado prestigio. Un hombre que no vaciló en ningún momento para trasladarse nuevamente a su patria a continuar luchando por su pueblo desde las filas del Partido Comunista Español, a cuyo Comité Central pertenecía. Solamente una cruel enfermedad, cuando ya físicamente le era imposible continuar, y la persistencia del propio Comandante en Jefe, pudieron hacerlo regresar a Cuba.

—¿Con cuál de los nombres se le recuerda más?

—No importan los nombres. Un hombre puede llamarse de cualquier manera, en este caso Francisco Ciutat de Miguel, el verdadero; Pavel Pablovich Stepanov, su patronímico ruso, o Ángel Martínez Riosola. Al Comandante Angelito, se le recordará siempre por su obra, por su amistad y lealtad al Comandante en Jefe y a las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

(Tomado de Vanguardia)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • kawasaki dijo:

    ¡Tantas películas y libros con historias valiosas que se hacen y de este testimonio puede derivarse algo que llegue a multitudes necesitadas de ejemplos como este!

    • grcubano dijo:

      Esas deudas hay que pagarlas, a las nuevas generaciones hay que enseñarles los verdaderos héroes, los que son de carne y hueso y en los que se puede convertir cualquier hombre o mujer de pueblo. Ya está bueno de ver “heroes” al estilo de Rambo que en verdad reflejan la “justicia americana” es decir, asesinos de pueblos en guerras de conquista. El mundo está lleno de ejemplos dignos que deben conocerse.

  • Agustin Rivera dijo:

    Bonita historia de internacionalismo y muchas mas que deben de saber sobre toda la juventud de cuanta lucha a tenido que pasar la Revolución hombres desconocidos que han echo historia en esta larga lucha alguna dia se conocerán y sobre todo la gente joven deben de saber

  • albert dijo:

    Excelente personaje este internacionalista que se entregó a la causa justa de preparar al naciente FAR para la defensa de nuestro país.

  • andy dijo:

    Historias como estas deberían contarse más a menudo y recogerse el libros para que nunca se pierdan, porque de ellas se puede aprender y tomar experiencias.

  • NIKOSI dijo:

    esos son los hombres de verdad y tenemos que seguir su ejemplo

  • Yosy dijo:

    Estoy de acuerdo en que historias como éstas debían conocerse y contarse, no esperar 30 años para hacerlo.

  • venadita65 dijo:

    Hermosa Vida!!!.Historias que nos completan, nos inspiran..

  • guinero-bayamés dijo:

    BELLA,DESCONOCIDA Y HISTORICA , Y VALIENTE LA TRAYECTORIA DE ESTE OFICIAL, TENEMOS QUE CONOCER MÁS A NUESTROS HERÓES. DE ELLOS, SUS,HAZAÑAS.

  • Dinardo SuárezRojas dijo:

    Estos son los verdaderos heroes anónimos. Cuba tiene muchos en el pueblo.
    Hasta la victoria siempre.
    Dinardo

  • Erik Fundora Salina Clubista #434 de Radio reloj Cuba dijo:

    Grande, deberían hacer una película sobre su gran aporte, no por ser un gran estratega, si no por ser una gran Compañero, Tres Nombres y una misma Historia

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    ¿Cuántas Historias de personajes verdaderos, de carne y hueso, andarán perdidas en los recuerdos? ¿Seremos capaces de rescatarlas y desclasificarlas antes de que desaparezcan sus protagonistas?

  • laly dijo:

    Hugo Andrés Govín Díaz, es así como usted dice, quien se encargara de recoger estas historias, llenas de amor, de internacionalismo, cuantas se habrán perdido, pienso que se debería escribirse libros de la historia de estos héroes de carne hueso del 59 hasta este ultimo año

  • Frank edelman dijo:

    Estas historias deben saberlas nuestros soldados, nuestros niños en fín nuestro pueblo.Historias de hombres y mujeres internacionalistas que lo han dado todo por Cuba.Gloria eterna a este hombre y su esposa.

  • nelson acosta dijo:

    los hombres que aman la vida de verdad, son hombres sencillos y de gran humildad, ademas siempre estan listos para brindar un sevicio en defensas de los hombres y mujeres mas humildes. ESTOS HOMBRES LA HISTORIA NUNCA LOS OLVIDA, SIEMPRE LOS RECUERDA

  • Roberto Chaple dijo:

    Excelente comunista y revolucionario, muy querdio por todos los oficiales de las FAR de aquella época. Muy conocedor del arte militar moderno y excelente profesor. Fidel lo estimaba mucho y todos le llamaban Angelito.

  • Roberto Chaple dijo:

    Que interesante sería editar materiales en la prensa escrita y televisiva sobre el papel que jugaron desde los primeros años de nuestra heróica e invencible Revolución las Fuerzas Armadas Soviéticas en la preparación de nuestros oficiales de las FAR. A veces nos olvidamos de la historia. La mayoría de los jefes y oficiales de las FAR pasaron por las Academias Militares de la ex URSS y muchos especialistas y asesores soviéticos e hispano soviéticos trabajaron en la escuelas y Academias de nuestro país y en los estados Mayores y en las grandes unidades de nuestras gloriosas Fuerzas Armadas revolucionarias. La historia hay que enseñárselas a nuestros jóvenes oficiales y al pueblo en general, sobre todo, los que no vivieron esas etapas.

  • Elio Antonio dijo:

    Hola:-(

    No se porque, con tantas grandes historias que contar, el cine y la television cubanos se van por realizaciones basas en “la realidad de nuestra sociedad” que muchas veces decepcionan a gran parte de la poblacion. Sin embargo, historias verdaderas como esta, calarian vehemente en el sistema de valores de la mayoria de cubanos y revolucionarios de todo el mundo.

    Saludos,

  • PatriaesHumanidad dijo:

    ESA… ESA ES LA HISTORIA QUE NO SE PUEDE OLVIDAR, EN ESTOS TIEMPOS EN TAL PARECE QUE EL DESEMBARCO DE NORMANDÍA FUE EL QUE GANÑO LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL…. LA GUERRA EN EUROPA LA GANABAN LOS SOVIETICOS DE CUALQUIER FORMA, AUNQUE NO HUBIERAN ALIADOS. TODAVÍA EN EL PACÍFICO LOSA YANKIS TUVIERON EL PESO DE LAS ACCIONES COMBATIVAS… PERO EN EUROPA, STALIN IBA A APLASTAR A HITLER, A CUALQUIER PRECIO.
    Y QUÉ DECIR SOBRE FRANCO, CON SU DIVISIÓN AZUL, UNA HISTORIA QUE TODAVÍA LOS ESPAÑOLES PROFRANQUISTAS APAÑAN Y JUSTIFICAN, PESE A LOS MUERTOS EN LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN, INCLUSO UNOS CIENTOS DE ESPAÑOLES. NUESTRA HISTORIA ES UN BALUARTE EN ESTA LUCHA, EN ESTA RESISTENCIA Y NO SE PUEDE OLVIDAR.
    NUNCA OLVIDAR.

  • Eduardo Aaguilera Schaufelberger dijo:

    Otro comunista español veterano de la Guerra y Revolución Civil Española les dió entrenamiento militar a los que integrarían el desembarco del Granma. El intrenacionalismo es parte de la historia de Cuba.

  • PEPE CORTES dijo:

    Excelente articulo. Queda mucha historia bella por revelar. Abrazos
    Pepe Cortes.

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también