Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Dr. Agustín Lage: El partido Cuba-EEUU se enfrenta ahora a un segundo juego

| 87 |
Es médico de profesión, especializado en Bioquímica, con estudios de oncología en el Instituto Pasteur, de París. Desde su fundación en 1991, dirige el Centro de Inmunología Molecular, de La Habana. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

Es médico de profesión, especializado en Bioquímica, con estudios de oncología en el Instituto Pasteur, de París. Desde su fundación en 1994, dirige el Centro de Inmunología Molecular, de La Habana. Foto: Ladyrene Pérez/  Cubadebate.

Tiene clavada una hoja junto a su escritorio y es imposible no verla. El papel lleva bastante tiempo ahí, porque hasta el sobre de plástico que la protege está descolorido: “Milito en el bando de los impacientes, milito en el bando de los apurados, de los que siempre presionan para que las cosas se hagan y de los que muchas veces tratan de hacer más de lo que se puede”. La frase es de Fidel, advierte antes de empezar la entrevista el Doctor Agustín Lage Dávila, director del Centro de Inmunología Molecular (CIM), de La Habana, un hombre que no solo posee la impaciencia, sino el prototipo del científico a lo Einstein y un currículo impresionante.

Es médico de profesión, especializado en Bioquímica, con estudios de Oncología en el Instituto Pasteur, de París. Desde su fundación en 1994, dirige el CIM, centro con un millar de trabajadores y resultados inverosímiles para un país pobre: desarrolla “vacunas moleculares”, ingeniería de anticuerpos, ingeniería celular, bioinformática y regulación de la respuesta inmune. “O simplemente, biotecnología, que es utilizar la célula viva como fábrica para producir cosas”, explica.

Pero no hablaremos de esto –él promete que habrá un segundo encuentro–, sino de un hecho imposible de evadir por estos días: el anuncio de los Presidentes de Cuba y EEUU de avanzar hacia el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y, a más largo plazo, la normalización de las relaciones bilaterales. Es innegable que los nuevos aires de Washington agitan la agenda nacional y hay debates en todos los sectores del país, incluido en el de las ciencias. ¿Qué dice al respecto un científico como Agustín Lage?

Ese es el tema sobre la mesa y aquí está la síntesis de una hora robada a su tiempo, en un lugar siempre tan agitado “como la sala de urgencia del Hospital Calixto García”, en palabras del propio Lage.

Una victoria de la resistencia cubana

-¿Qué asocia usted con el 17 de diciembre de 2014? 

-El cambio de etapa en el diferendo histórico entre Cuba y los Estados Unidos. Las declaraciones del Presidente de Estados Unidos el pasado 17 de diciembre, efectivamente, son un cambio que percibimos como una victoria de la resistencia del pueblo cubano. Hacíamos un símil conversando en nuestro colectivo: esto se parece al doble juego de pelota de los domingos. Obviamente, el primer juego de pelota lo ganamos nosotros, eso no lo discute nadie. Ahora hay que jugar el segundo, porque el partido no se ha acabado. El segundo viene ahora con otros desafíos.

-¿Un Carril II con esteroides?

-No exactamente, porque el Carril II es el arrogante desconocimiento de la institucionalidad del Estado cubano. Ahora el punto de partida es el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y eso explícitamente significa el reconocimiento de nuestras instituciones. Aquí está, a mi juicio, un cambio fundamental que supone para los pensadores y estrategas del imperialismo un paso atrás. Aceptan que la táctica les falló.

-Pero la gran estrategia se mantiene intacta, es decir, el cambio de régimen en la Isla para imponer el modelo político de EE.UU.

-Porque este diferendo entre ambos países no comenzó ayer, ni hace medio siglo. Tiene mas de 200 años. No parte de la opción socialista de la Revolución cubana, es muy anterior. Habría que buscar los orígenes en la ambición expansionista con que surgió la nación norteamericana y en la diametral oposición entre el pensamiento de los fundadores de los Estados Unidos y el pensamiento de José Martí. Ahí hay dos concepciones diferentes de cómo debe ser la convivencia humana. Y esas dos concepciones están enraizadas en la cultura de ambas naciones. Por tanto, esa diferencia en la noción de la sociedad no se va a diluir en 200 años más. Tenemos, como decía el Presidente Raúl Castro, que aprender a convivir civilizadamente con esas diferencias, que son profundas.

Lo que pesa aquí no es una polémica por las propiedades nacionalizadas, ni determinados incidentes políticos que se han producido a lo largo de medio siglo. La diferencia fundamental tiene que ver con el tipo de sociedad que construye la cultura cubana y el tipo de sociedad que construye la cultura norteamericana. Son muy diferentes. No nos olvidemos que en la Independencia de la nación cubana, el acto número uno del día número uno fue liberar a los esclavos, mientras que la Independencia de las 13 colonias de los Estados Unidos dejó en pie la esclavitud y se necesitaron décadas y otra guerra para eliminarla. En la concepción original de los fundadores de los Estados Unidos no figuraba la igualdad de todos los seres humanos. En la nuestra sí. Eso te da la idea de que son dos pensamientos sociales que van por caminos distintos, y la contradicción con la que hay que saber convivir.

Con los científicos de EEUU siempre hubo diálogo

-¿Esas diferencias se expresan de igual manera en la comunidad científica de ambos países?

-No. En décadas de enfrentamiento entre ambos países siempre ha habido cercanía entre la comunidad científica norteamericana y  los científicos cubanos. Eso no ha dejado de existir. Por supuesto, matizado o limitado por el bloqueo y la hostilidad de la política norteamericana hacia Cuba. En este mismo Centro, desde hace 20 años, convocamos cada dos años un evento científico internacional de Inmunoterapia del cáncer. El país extranjero que más científicos envía a ese evento es EEUU. Pero no ahora: en 1994, 1996, 1998, años más complejos ideológicamente y en pleno Período Especial, cuando los pensadores norteamericanos y los ideólogos del capitalismo se imaginaron que les había llegado el momento de su victoria ideológica. Y mucha gente en el mundo se montó en ese carro.

-¿Por qué los científicos están menos prejuiciados?

-Ayuda mucho al acercamiento la característica de la actividad humana que hacemos, la Ciencia. Por principio, estoy muy lejos de pensar que la Ciencia es el ombligo del mundo. La Ciencia no es la única actividad inteligente del hombre, por supuesto. La particularidad esencial de la Ciencia es la objetividad, el apego a los datos verificables; y la cara negativa de esa moneda es el reduccionismo. Para ser objetivo tienes que reducir fenómenos complejos a variables simples y hay fenómenos que no se dejan reducir a esas variables. Por tanto, la ciencia tiene enormes potencialidades y tiene, también, limitaciones.

Pero el científico está muy apegado al valor objetivo del dato, a comprobar lo que dice. Cuando discutes con gente entrenada mentalmente para buscar los hechos e interpretarlos, se simplifican muchas cosas. Ese científico viene aquí y ve los hechos en Cuba, los resultados de los logros de la Revolución, también los problemas que tenemos, pero los analiza, los estudia, y ese elemento de objetividad permite un dialogo entre las comunidades científicas de diferentes países, con una base de conexión común. Puedes tener a científicos de diferentes nacionalidades y diferentes raíces culturales en una misma sala, y descubrirás que se entienden perfectamente, porque hablan un mismo lenguaje.

-¿Tiene que ver esto con el hecho de que, a pesar del bloqueo, Estados Unidos emitió una licencia especial para la transferencia hacia ese país de la tecnología de una vacuna terapéutica cubana para el cáncer del pulmón?

-Efectivamente. Este Centro firmó un contrato con una empresa norteamericana en 2004 y en presencia del Comandante en Jefe, para desarrollar conjuntamente una vacuna para el cáncer del pulmón. La patente del producto era nuestra y el Departamento del Tesoro dio la Licencia, en época de la presidencia de Bush. Es evidente que una autorización de ese tipo, en un gobierno de ese tipo, no se obtiene sin consultar.

-¿Cómo evolucionó ese intercambio?

-Terminó porque esa empresa americana tuvo problemas financieros, relacionados con el fallo de otros proyectos diferentes al que tenían con nosotros. Finalizó por otras razones que no tuvieron nada que ver con la colaboración con nosotros. Pero el proyecto duró varios años, trabajamos juntos durante todo ese tiempo y se firmó un contrato que implicaba pagos de los norteamericanos hacia Cuba. Nosotros cobramos lo que estaba estipulado en el contrato, luego de cumplir con nuestras obligaciones.  Esto demuestra que, si hay voluntad política, se puede levantar o minimizar el bloqueo.

En el plano de colaboración empresarial, esta ha sido la única experiencia entre ambos países, pero colaboraciones académicas hay muchas. Ahora mismo un grupo de nuestros investigadores están trabajando en EEUU en proyectos de inmunoterapia del cáncer, y pacientes norteamericanos se han tratado con productos nuestros. Es decir, la posibilidad de una colaboración con los científicos norteamericanos siempre ha estado encima de la mesa, aún en momentos de máxima hostilidad de Washington.

"No solamente Cuba tiene mucho que ganar en ese intercambio, los científicos norteamericanos también pueden ganar, porque nuestros enfoques de diversos temas pueden ser diferentes." Doctor Agustín Lage. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate

“No solamente Cuba tiene mucho que ganar en ese intercambio, los científicos norteamericanos también pueden ganar, porque nuestros enfoques de diversos temas pueden ser diferentes.” Doctor Agustín Lage. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Oportunidad y riesgo

-¿La nueva actitud de Washington es una oportunidad o un riesgo?

-Ambas cosas. En primer lugar es una oportunidad porque la colaboración y el diálogo siempre son oportunidades. La colaboración es muy fértil para el desarrollo científico y el económico. Y, además, no se puede negar que los EEUU poseen un enorme potencial científico. Pero esta es una oportunidad para nosotros y para ellos. La ciencia tiene un enorme componente cultural y se hace igual en todas partes en lo que respecta al método científico, pero no en lo que respecta al contenido de  lo que se investiga, a la estrategia de lo que se investiga. Esa diferencia hay que marcarla muy bien, porque el método científico es un procedimiento objetivo, pero la creatividad científica es un fenómeno cultural. Todas las sociedad humanas se benefician del intercambio con otras sociedad humanas diferentes. Esa fertilización de ideas enriquece a todo el mundo. No solamente Cuba tiene mucho que ganar en ese intercambio, los científicos norteamericanos también pueden ganar, porque nuestros enfoques de diversos temas pueden ser diferentes.

-En un contexto en que Cuba ha hecho una enorme inversión en el capital humano.

-Y que penetra toda la sociedad. Hay países con un océano de pobreza, marginalidad e incultura, y en el medio, encuentras un centro científico que parece que estás en Inglaterra, completamente fuera de contexto. Eso no es Cuba. Aquí tu vas a la Empresa de Cultivos Varios de Yaguajay -a la que voy a cada rato por mi trabajo como Diputado-, te metes en el surco y te encuentras a cuatro ingenieros. La siembra de capital humano no ha sido elitista, sino  masiva, y eso crea un contexto diferente,especialmente para la aplicación de los resultados de la Ciencia. Eso permite enfoques del trabajo científico que en otro tipo de contexto no son viables. Realmente hay una oportunidad. Para ambos.

-Pero también hay riesgos…

-Sí, errores que podemos cometer ambas partes –estoy hablando de aquellos que puedan cometer desde los EEUU quienes emprendan este camino de acercamiento con Cuba con intenciones éticamente limpias; no me refiero a los otros, a los no éticos, que siempre han existido y seguirán existiendo.

El error colosal que pudiéramos cometer de ambas partes es el error de la ingenuidad. Del lado cubano no podemos cometer la ingenuidad de desconocer que hay una profunda diferencia de estrategia de construcción de la sociedad, y los norteamericanos no pueden cometer la ingenuidad de que creer que esta es la oportunidad de absorber la sociedad cubana, una ingenuidad de su parte que haría descarrilar el tren de las negociaciones. Si ambas partes pueden emprender el camino sin caer en esas ingenuidades, puede funcionar.

-La posibilidad de absorción no es algo oculto, lo han dicho con todas sus letras los más altos funcionarios de Estados Unidos. La Subsecretaria de Estado Roberta Jacobson lo expresó en La Habana, a los periodistas. Fui testigo.

-Sería una ingenuidad de ellos creer que pueden lograr esa absorción, desconocerían la solidez de las raíces culturales cubanas. Ya pasamos por esto. En el continente americano no ha habido una operación de absorción más grande que la que se implementó con Cuba en los primeros 30 años del Siglo XX: intervención militar, Enmienda Platt, control de la economía… Se dieron todas las condiciones, y no pudieron aniquilar la cultura cubana. Triunfó la Revolución en 1959 y a la semana aquí todo el mundo era antimperialista. Es decir, ese antimperialismo estaba en las raíces nacionales, estaba en el pueblo. Lo único que había que hacer era sacarlo a la luz, y eso ocurrió a pesar de 50 años de dominación de EEUU.

La batalla de Playa Girón se produjo dos años y tres meses después del Triunfo del Primero de Enero y en esa batalla el pueblo fue, masivamente, a combatir contra el imperialismo. ¿Cómo tú te explicas eso después de 50 años de masiva influencia económica, cultural, política de EEU? La enseñanza que hay que sacar de ahí es que existe, incuestionablemente, una sólida raíz cultural y ética en el origen de la nación cubana contra la cual no pudieron 50 años de penetración cultural norteamericana. ¿Qué fundamento existe para creer que lo puedan hacer ahora, después de 50 años de Revolución?

Solo tenemos un gran problema

-¿Por qué cree que nosotros también corremos el riesgo de la ingenuidad?

-Porque pudiéramos olvidarnos de que esas intenciones de EEUU han estado y siguen estando ahí. Si el error de la ingenuidad lo podemos evitar, puede haber una construcción muy beneficiosa para Cuba, para EEUU, para América Latina y para el mundo en su conjunto, y nos permitiría a nosotros concentrarnos en el problema fundamental. Creo que la sociedad cubana hoy tiene un solo problema: el problema económico. Para mí todos los demás son derivados de ese y es el problema para el cual nosotros tenemos que encontrar una manera de enfrentarlo, que ha de ser muy creativa.

-¿Sólo económico?

-Los países que han tenido recientemente un gran despegue económico se lo deben a un enorme mercado interno, como el caso de China, y en otros países, por el apalancamiento de los recursos naturales, como Venezuela, Bolivia, Ecuador… En Cuba no tenemos ninguna de las dos cosas. Ni tenemos un mercado doméstico grande sobre el que construir una industrialización hacia adentro, ni tenemos recursos naturales abundantes que nos permitan ingresos que financien un desarrollo económico. Tenemos que construir un desarrollo económico basado en la ciencia y la técnica. No hay otra alternativa. Esa es nuestra palanca.

-¿Cómo se hace eso?

-No está escrito en ninguna parte. Ese es digamos, el reto intelectual y cultural de los cubanos que debemos que enfrentar y de ese reto se derivan los otros. Enfrentar con éxito ese problema económico equivale a validar el concepto de que tenemos una opción de desarrollo basada en la equidad, en la igualdad social, en una sociedad solidaria. Si fracasamos en este proyecto, entonces estaríamos validando la estrategia del sálvese quien pueda, en la que cada cual resuelve su problema económico. Y eso conduce a la fragmentación de la sociedad. Por eso el problema económico es esencialmente un desafío cultural del cubano.

-Podríamos ser una sociedad muy próspera, sin ser socialista…

-Pienso que no. En Cuba la prosperidad económica y el socialismo están vinculados. La posibilidad de construir una sociedad próspera desigual en Cuba no existe y es lamentable que haya gente que no lo entienda. La cultura cubana no tolera los niveles de desigualdad con los que se ha construido la prosperidad promedio en otros países. Eso funcionará en otros lugares, pero aquí no. Una sociedad con grandes desigualdades incubaría necesariamente grupos cuyos intereses se distancian de los del desarrollo de toda la sociedad.

Para una sociedad como la nuestra, que por razones económicas tiene que desarrollarse sobre la base de la ciencia y la técnica, es incompatible la subordinación al libre mercado, a la competencia, a todos estos conceptos del neoliberalismo que nunca han desarrollado a nadie. Hay países ricos que tienen desarrollo científico y hay países pobres que no tienen desarrollo científico. Hay ciertamente una correlación. Pero correlación es una cosa y causalidad es otra.  A la vez que hay un determinado nivel de recursos y prosperidad, con esos recursos y esa prosperidad se financia un desarrollo científico. Eso no quiere decir que ese recurso y esa prosperidad hayan sido originadas por el desarrollo científico.

El origen de la prosperidad de los países ricos de este mundo tiene poco  que ver con la ciencia. Europa le debe la base de la prosperidad a la conquista de América. No es una opción hoy para los países en desarrollo. Por tanto, nuestra prosperidad económica tiene que basarse en la ciencia y la técnica con raíces en el socialismo y en la sociedad igualitaria, o no va a ocurrir. Pienso que los cubanos hemos construido ética y cultura suficientes para lograrlo.

Centro de Inmunología Molecular. Institución biotecnológica cubana de ciclo cerrado y forma parte del Polo Científico del Oeste de Ciudad de La Habana, dedicada a la investigación básica, desarrollo y fabricación de productos a partir del cultivo de células superiores. En esta área actúan las tecnologías de fermentación mediante biorreactores tipo tanque agitado.

El Centro de Inmunología Molecular es una institución biotecnológica cubana de ciclo cerrado y forma parte del Polo Científico del Oeste de La Habana, dedicada a la investigación básica, desarrollo y fabricación de productos a partir del cultivo de células superiores. En esta área se monitorea las tecnologías de fermentación, estos biorreactores tipo tanque agitado que se muestran en pantalla, explica el Dr. Lage. Foto: Ladyrene Pérez / Cubadebate.

Se han publicado 87 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Bartolo dijo:

    Excelentes análisis. Muy de un científico del calibre del Dr. Agustín Lage Dávila. Valdría la pena que Granma o Juventud Rebelde los reprodujeran en sus versiones impresas para que todos tengan acceso a ellos.

    • LA VOZ DE CUBA dijo:

      Es cierto, el problema del cual se derivan todos los demas es el economico pero no podemos pretender importar el modelo chino y olvidarnos de otro problemas sociales y politicos en los cuales ya hemos avanzado pero nos falta MUCHO camino por recorer.

  • Félix Vázquez Payrol dijo:

    Me encantan las intervenciones y los razonamientos de este hombre de ciencia. Cada vez que lo ponen no lo ponen completo.

  • Dariem dijo:

    Desgraciadamente, el concepto de Empresa Socialista de Alta Tecnología que tanto ha promovido el Dr. Agustín Lage solo se ha quedado en las empresas biotecnológicas cubanas y no se ha difundido a otros sectores como, por ejemplo, el de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Tampoco ha existido un modelo de integración entre las universidades y las empresas para desarrollar productos novedosos, generar ingresos para el país, también para los trabajadores de las empresas y los científicos de las universidades, y de paso mejorar la calidad de vida en nuestra sociedad. Ojalá que el I Taller de Informatización y Ciberseguridad que sesiona hoy contribuya a cambiar esta situación en el país.

    • Elio Antonio dijo:

      Hola:-)

      Dariem, el problema es que en el resto de la economía, no existe(n) líderes como el Dr. Lage para llevar adelante transformaciones como las que ha logrado la biotecnología. He conocido genialidades en el campo de la informática desde los tiempos de estudiante universitario; muchos nos preguntábamos por qué ellos no eran jefes de departamento o los principales decisores en cuestiones fundamentales. “Sencillo”: porque ellos mismo no hicieron lo suficiente para imponer su valor y los mediocres con poder –que siempre les temen a esas personas–, evitaban el auge de aquellos. Hoy, algunos de esos individuos son profesionales prósperos en otros países y otros –que seguro tú conoces– están por ahí, con otras preocupaciones más cercanas a lo visceral que a lo virtuoso. Espero que la futura organización de profesiones de la informática sepa identificar a eso líderes y a los mediocres –que son muchos–; para que al menos, en esta tecnología, encuentre Cuba a decir del Dr. Lage “…construir un desarrollo económico basado en la ciencia y la técnica”.

      Mis respetos para este gran cubano.

      Saludos;-)

  • teresa dijo:

    Estoy orgullosa de conocerlo personalmente de cubanos como él se nutre nuestra Historia su talla es inmensa asi como su inteligencia privilegiada Mucha Salud para Ud, Doctor Agustín Lage

  • Arsenio dijo:

    Mi mas sincero respeto a usted , le deseo que mantenga esa claridad profesional y esa creatividad cientifica,vivo y soy medico Aca en Estados unidos , no cabe Duda de esas inmensas diferencias que usted déjà claramente sintetizadas. Mi formacion initial como profesional fue en Cuba,entiendo sus preocupaciones y creame que no se le puede anadir ni quitar digamos nada a su brillante analysis .

  • Luis Francisco Jacomino dijo:

    Muy buena entrevista,con excelentes respuestas.Sugiero se pueblique en los medios impresos de ser posible.Sus opiniones resultan muy esclarecedoras desde la visión de uno de nustros mejores científicos.Puedo dar fe de mucha de sus proyecciones y sobre todo de que ha cumplido al pie de la letra la esencia del contenido de la nota que aparece en su escritorio.Aquí en Yaguajay lo hemos visto en ese ir venir, en la busqueda de soluciones, proyectos,alternativas desde los duros años del período especial.

  • moinelo dijo:

    A este hombre por que no lo acaban de hacer ministro de ciencias !!!!

    • Indómito dijo:

      Mi hemano
      Ese es un hombre de ciencia, déjalo trabajando donde mas productivo es. No alientes a comenter el mismo error de siempre de sacar a la gente capaz de su ambito para ponerlo a dirigir. La vida ha demostrado que al final se convierte en un dirigente más y se pierde un gran científico. El desde su posición de director del Centro de Inmunología Molecular, asesora y forma parte de importantes comisiones donde se decide la ciencia en el país. Déjalo ahí compadre y seguro tendremos mas vacunas en el futuro.

      • EL OVNI dijo:

        Aquí el que sabe sabe y el que no es jefe

    • Marianela dijo:

      Porque si lo hacen Ministro deja de hacer ciencia y para eso vino al mundo, no para ser un burócrata , tan sencillo como eso.
      A cada cual lo que le toca

      • lina dijo:

        ES CIERTO PERO TAMBIEN HACE FALTA QUE DIRIJAN LA CIENCIA QUIEN LA HA HECHO Y QUIEN LA ENTIENDA DESDE POSICIONES SOCIALISTAS Y SOBRE TODO COMPROMETIDAS CON EL PUEBLO Y CON LA REVOLUCION Y AL MISMO TIEMPO COMPROMETIDOS CON LA CIENCIA , LA TECNOLOGIA Y LA INNOVACION Y ESO LAMENTABLEMENTE NO ABUNDA !. EL DR AGUSTIN COMO SIEMPRE PROFUNDO , DICACTICO , CLARO Y DIRECTO , FELICITACIONES !!!

  • JB dijo:

    Muy buen análisis del Dr, gran parte del prestigio científico cubano se debe a los resultados alcanzados en ese centro y de conjunto con el polo científico en general. A veces parece hasta paradójico que en una economía de tan escasos recursos como la nuestra puedan florecer instituciones de referencia mundial con es el CIM y otros similares. Esas han sido de las buenas políticas definidas y desarrolladas por las máximas autoridades del país, en otras el trabajo no ha sido acertado pero en las ciencias hay que quitarse el sombrero.

  • Guido Yero Perez dijo:

    Profe muy instructiva y didáctica su exposición. La historia esta de nuestro lado, si en mas de 200 años no pudieron doblegarnos, menos ahora. La única alternativa en tiempos de crisis global será la cooperación entre los pueblos y gobiernos. Saludos, y para las periodistas, desde Djibouti, África.

    • Luis Damar dijo:

      Un saludo hermano, coincido con tigo, es un gran científico, cuidate.

    • ANGEL dijo:

      Es un excelente profesional orgullo de nuestra nacion, hay algo en que no estoy de acuerdo con el, si bien es cierto que los paises de Europa logran desarrollarse a costa de las colonias en America y en Africa, despues de la segunda guerra mundial la mayoria de los paises de America Latina tenian niveles de vida superiores, recordemos el estado de destrucion en el cual quedo Europa Y sin embargo mira los niveles de desarrollo que tienen hoy en dia a pesar de la crisis actuales.

  • sonia dijo:

    Un analisis de exccelencia, con toda claridad en los diversos aspectos, ahi se ve la objetividad con que se explica en cada unos de los temas a tartar…Todo es complejo pero a la vez puede tener soluciones siempre y cuando se haga con el respeto que se merece y siempre ambas partes saldran beneficiadas…
    Lo que necesitamos que los objetivos de estas relaciones diplomaticas se haga con tansparencias y nunca pensando en otros fines, sino poder lograr conccepciones beneficiosas para que todo sea m,ucho mejor….

  • Román Pera dijo:

    Coincido con Bartolo, excelente análisis de las perspectivas para la ciencia cubana y estadounidense sobre una futura normalización de las relaciones entre los dos paises. Rara cualidad que posee el Dr. Agustín Lage de ser un eminente científico y a la vez avezado político. Le deseo a el y a todo su equipo de trabajo muchos éxitos.

  • juan carlos dijo:

    Excelente y veraz.Felicitaciones

  • Darío dijo:

    De acuerdo con Bartolo, es digno de publicar y de debatir

  • Efrain dijo:

    saludos…doctor Lage Dávila muy sabio y profundo sus analisis espero que algún día sin tanto dividendo se pueda concretar la unión ciéntifico USA-CUBA

  • Juana Ramírez dijo:

    Sería bueno que mostrara una economía socialista próspera. Nunca ha sucedido en la historia de la humanidad, no pienso que Cuba sea la primera. Además, muchos de los cambios en la economía cubana de socialista no tienen nada.

    • el berriado dijo:

      Es la sociedad que queremos construir, pero necesitamos personas comprometidas y ocupadas con la tarea, no las que le buscan las manchas al sol.

    • Alfredo dijo:

      Las economías capitalistas prósperas han sido a costilla del resto del mundo, explotando sus materias primas. En el proceso de cambio de una Formación Económico Social Capitalísta a una Formación Económico Social Socialista o Comunista se necesitan los países Capitalístas desarrollados, lo que ahora se ve más global, quienes son los explotados de este mundo actual, los paises del sur, quienes son los explotadores, los paises desarrollados Capitalistas del norte. China despunta como el país socialista próspero que tu preguntastes, por lo que en un período de 50 años ya debe ser la primera potencia mundial.

      • Juana Ramirez dijo:

        Alfredo, en que mundo usted vive? China tiene un sistema político comunista, pero su ecónomia es mas capitalista que la de la propia USA. Venir a decir que la economía china es socialista, que barbaridad niño…

      • Ismaelillo dijo:

        Alfredo, China no es un país socialista, de hecho su economía es capitalista. Realmente en el mundo no ha existido ningún país verdaderamente socialista, por esa razón todos los que han seguido el modelo estatista, centralizado, unipartidista y autoritario desarrollado a sangre y fuego por Stalin en la Unión Soviética, han fracasado o están en franco retorno al capitalismo, como es el caso de China y Vietnam. Raúl declaró que la economía es una asignatura pendiente y Agustín Lage lo reafirma al señalar que esa es nuestro único problema del cual se derivan todos los demás. Porque la economía según Marx es la base de la sociedad de la que depende toda la superestructura. Pero es que la economía está determinada por la política y no podemos resolver una sin modificar la otra.
        Por eso Lage señala: “Enfrentar con éxito ese problema económico equivale a validar el concepto de que tenemos una opción de desarrollo basada en la equidad, en la igualdad social, en una sociedad solidaria. Si fracasamos en este proyecto, entonces estaríamos validando la estrategia del sálvese quien pueda, en la que cada cual resuelve su problema económico. Y eso conduce a la fragmentación de la sociedad. Por eso el problema económico es esencialmente un desafío cultural del cubano.” Pero no es exactamente cultural, en el sentido usual de este concepto, es realmente un desafía político del pueblo cubano. O desarrollamos un socialismo próspero y sustentable mediante la participación democrática y consciente de todo el pueblo o caemos como él señala en “la estrategia del sálvese quien pueda, en la que cada cual resuelve su problema económico. Y eso conduce a la fragmentación de la sociedad.”, es decir al capitalismo.

  • Ing. Luis Enrique Fuentes Salas dijo:

    Muy interesantes y excelentes las reflexiones del Dr. Lage Davila, coincido con Bartolo : CITO. ¨Valdría la pena que Granma o Juventud Rebelde las reprodujeran en sus versiones impresas para que todos tengan acceso a ellas ¨ pues no todos los cubanos tienen acceso a la Red, y por su excelencia y actualidad debe el ¨cubano de a pie¨conocerlas, lo que se avecina debe y tiene que ser manejado con mucha inteligencia por nuestros estrategas y por el pueblo cubano. ¨No podemos desconocer la Historia ni olvidar el pragmatismo necesario para triunfar¨

  • Benito Pérez Maza dijo:

    El ser revolucionario y el ser científico, del destacado compañero Agustin Lage, se muestran fehacientemente en esta entrevista. Con objetividad sintética: la historia y sus realidades de las relaciones Cuba-EU; la ciencia y la técnica imprescindibles para el desarrollo de un país como Cuba pero, con derroteros socialistas. Fuerte, claro y bello lenguaje, expresión de un fuerte. claro y bello desempeño. No sin dificultades, a veces con errores, inevitables en el quehacer humano, pero con líneas conductoras asentadas en valores, principios, justicia social y el sentir martiano: Patria es ara no pedestal.

  • Yoanbb dijo:

    Vivo en yaguajay y estudie alli, le recuerdo siempre exponiendo sus criterios , es un gran profesional y tiene mucha vision del futuro…El va siempre alli a la raiz del problema y demuestra como solucionar las cosas. Seria genial tener esto en la prensa impresa.

  • Domingo Dia Feriado dijo:

    En cuba existe un paradigma muy arraigado a un alto nivel de dirección donde se piensa que solo se hace ciencia en el polo científico de la habana y sus empresas del sector de la biotecnología, en el resto del país no, y es una gran equivocación. En provinvias se hacen muchas cosas buenas que no se divulgan apropiadamente por los istemas nacionales informativos ni cuentan con el aval de una gran institución. El fatalismo geográfico existe y hace mucho daño en este país. Sin un apoyo serio y constante nunca las instituciones provinciales podrán salir adelante, sin el presupuesto adecuado y sin autonomía para desarrollarse sencillamente no avanzan. Lo otro es la dependencia total, en los sitemas verticales, de instituciones que estan en la capital que nos mal representan, sus intereses son otros y muchas veces se apropian del saber y la ciencia ajena de las provincias y hacen suyos estos conocimientos descaradamente, sobre todo en proyectos internacionales. Por cada 100 viajes al exterior solo uno le corresponde al trabajador de la ciencia de provincia, el resto pertenecece a los supercientificos habaneros, todos jefes por cierto; el que tenga dudas que revice el registro de viajes al exterior del CITMA, el IDICT, Biomundi, etc, etc

    • Indómito dijo:

      ESe es uno de los problemas que no nos deja avanzar más. Los científicos en las provincias, muy capaces por cierto, tienen que ser magos muchos se cansan y dejan el sector y se meten a luchar la vida, otros abandonan el país y solo unos pocos se mantienen ahí arando en el mar hasta que le llega la jubilación y despues a seguir pasando trabajo.

    • Liss dijo:

      Quiero primeramente transmitir mi más sincero, aunque demorado agradecimiento a las periodistas que hicieron posible que el pueblo cubano se acerque, un poco más, a una mente tan brillante como la del Doctor Agustín Lage Dávila; mis respetos al entrevistado por sus excelentes opiniones.
      En segundo lugar, me veo en la obligación de discrepar repecto al comentario de “Domingo Día Feriado”, no solo porque de alguna manera eclipsa el tan bien recibido artículo que tantos sí hemos sabido valorar; sino porque los ejemplos a través de los cuáles intentó demostrar su vago argumento, no pueden estar más lejos de la realidad; conozco de buena tinta que el IDICT, perteneciente al Ministerio CITMA, como sistema vertical, líder en la gestión de información en nuestro país, actualmente se encuentra representado en el exterior con solo 8 trabajadores, de ellos, 6 pertenecen a sus filiales provinciales, y solo 2 en el momento del viaje se encontraban trabajando en IDICT sede, radicado en La Habana y, ni siquiera ellos son nacidos en nuestra capital; así que no entiendo cuál es el registro de viajes al exterior que el amigo “Domingo Día Feriado” nos solicita revisar.

  • Espinosa dijo:

    Dirigentes con esta claridad de pensamiento es lo que necesitamos para terminar de una vez de conseguir el salto que nos libre de los rollos que no permiten nuestro desarrollo económico, como alguien suguirió aquí deberían asesorarse directivos de otras ramas con potencial con la forma de hacer economía de este hombre.

Se han publicado 87 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa

Ladyrene Pérez

Ladyrene Pérez

Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana. Fotorreportera de Cubadebate. En twitter: @makuijo

Vea también