Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Consideran factible en 10 años crear corazón con tecnología 3D

En este artículo: 3D, Estados Unidos, NASA, Salud, Transplante
| 2 |

corazónCientíficos estadounidenses consideran que en 10 años se podrá crear un corazón humano funcional con la tecnología de impresión en tercera dimensión (3D).

 Stuart Williams, director del Instituto de Innovación Cardiovascular en Kentucky, aseguró que el denominado corazón bioficial se construirá a partir de células donadas por los propios pacientes.

El experto considera que este proceso abaratará los costos del trasplante tradicional, aunque el proceso de elaboración requiere en principio de 250 mil dólares por concepto de producción, servicios de hospital y cirugía.

El proyecto defiende la creación por piezas de este órgano, las cuales se unirían con posterioridad, idea que también se extiende a otras partes del cuerpo en el campo de la medicina regenerativa.

La impresión de piezas con tecnología 3D ya se utiliza para crear repuestos y herramientas, de hecho la Administración Nacional de la Aeronáutica y Espacio de Estados Unidos (NASA) enviará al espacio en 2014 un impresora de este tipo para que los astronautas fabriquen pequeñas piezas en gravedad cero.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José Luis Aparicio Suárez dijo:

    MADRE DE UNA MEDICINA QUE EMERGE

    Quizás el título despierte curiosidad, duda, incredulidad o entusiasmo. Para algunos será la presentación de una ficción o simplemente una utopía; pero, para muchos, si estudian el tema, profundizan y logran motivación y discernimiento, constituirá un campo apasionante del saber, con certeza interdisciplinaria y emergente que, al no limitarse a la investigación, más que un mito es una incuestionable realidad, con éxitos evidentes e insospechadas posibilidades de aplicación clínica. Las stem cells o «células madre» son aquellas capaces de autorrenovarse y dar origen a otras células a través de un proceso de diferenciación, lo que permite su utilización para regenerar tejidos dañados y estimular el crecimiento de vasos sanguíneos. Sobre esta base, la terapia celular o medicina regenerativa, nueva disciplina científica, promisoriamente se abre paso con un sólido fundamento teórico, evidencias experimentales y resultados clínicos que impactan en la práctica moderna de las Ciencias Médicas.
    Son «embrionarias» las células madre que derivan del embrión en su etapa de blastocisto, y «somáticas o adultas» las que se encuentran en diferentes tejidos del organismo en su etapa posnatal. Aunque estas últimas tienen menor capacidad de diferenciación, al no generar problemas éticos, ser autólogas y potencialmente progenitoras de muchas otras, son las que desde el 2004 se utilizan con fines terapéuticos en Cuba, mediante protocolos aprobados por el Grupo de Medicina Regenerativa que coordina el profesor Porfirio Hernández, pionero de la introducción de la terapia celular en el país.
    Aunque son variados los sitios donde se encuentran las células madre adultas, suelen obtenerse de sangre periférica o médula ósea, para tratar a pacientes con arteriosclerosis obliterante de miembros inferiores, afecciones ortopédicas y enfermedades del corazón, entre otras que constituyen importantes problemas de salud. A partir de la asimilación de las experiencias del Instituto de Hematología e Inmunología, los procedimientos se han extendido a instituciones de varias provincias cubanas.
    La terapia regenerativa con células adultas, que es científica, viable y efectiva, ofrece luz a la calidad de vida y es un desafío a la esperanza de los pacientes, sencillamente porque, bien empleadas, regeneran y sanan. El potencial y la versatilidad de las células madre, sobre todo las hemopoyéticas obtenidas de sangre periférica o médula ósea, les permite, en microambientes o «nichos» favorables, diferenciarse y contribuir a la regeneración del tejido dañado.
    La comunidad científica debe conocer los fundamentos de esta medicina, que emerge y excita por sus resultados y promisorio futuro, y cuya «madre», al acariciar a células hijas que sonríen a la regeneración, es capaz de salvar vidas y recuperar la salud.

    Atentamente, Dr. José Luis Aparicio Suárez.

  • rodney dijo:

    Que asombroso y tan maravilloso seria que esto se pusiera en practica para que asi se pueda disminuir la causa de muerte por ataques al corazon.Con esta idea se puede prolongar un poco mas los años de vida de las personas y salvar la salud de millones de personas en el mundo que presentan estos padecimientos.Ademas seria bueno que tambien pudieran inventar como hacerle un sustituto a la sangre porque en muchos paises disimiles personas mueren por causa de que no hay suficiente sangre para hacer una transfusion a tiempo.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también