Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Indigente con vida de millonario

En este artículo: Estados Unidos
| 8

tarjetasSu buena memoria lo salvó, la utilizaba para recordar números de tarjetas de crédito de otras personas y sus fechas de vencimiento, para vivir como rey en varios hoteles, hasta que lo arrestaron.

Jeffrey Hawkins, un indigente de 49 años de edad, pasó 20 años viajando por la costa este de Estados Unidos y viviendo en hoteles sin tener un centavo en el bolsillo.

Hawkins usaba números de tarjetas de crédito de otras personas. Se las ingeniaba para anotarlos o memorizarlos y así pagar por su estadía en una cantidad de hoteles… hasta que fue capturado con las manos en la masa en un hotel de Disney, en Orlando, el Coronado Springs Resort.

El mundo mágico del fraude

Según un reporte policial, Hawkins falsificó más de 100 tarjetas de crédito.
El mismo informe indica que, en el momento de su arresto, Hawkins dijo a la policía que estaba “cansado de huir”.

Una de las cadenas más afectadas fue Disney. Según informaron la cadena ABC y el diario Orlando Sentinel, Hawkins se alojó en hoteles de la companía 26 veces, a un costo para la compañía de US$18.000.

Hawkins está acusado de traficar con tarjetas de crédito robadas, declaraciones falsas, uso fraudulento de tarjetas de crédito y defraudar a un posadero.

Vidas paralelas

El caso de Jeffrey Hawkins -el hombre arrestado en Orlando- no es único.
David Price, de 30 años, fue arrestado en el mismo condado de Florida después de dos años de alternar su vida en la calle con noches en hoteles de lujo -como el Ritz Carlton y el Hard Rock- y cenas en restaurantes de categoría.

Price tampoco tiene empleo ni casa, pero usó otra técnica: entraba en un hotel, observaba a algún huésped que se iba, ingresaba a su habitación y llamaba a la recepción para solicitar una extensión de su estadía. Ni siquiera necesitaba el número de la tarjeta de crédito.

Al final, fue denunciado por empleados de un hotel cuando trató de hacerse pasar por uno de ellos.

Muchos usuarios reclaman a sus tarjetas de crédito cargos falsos y logran rechazarlos, pero es un proceso engorroso y una molestia imprevista, una verdadera pesadilla para quien sufre de fraude.

La recomendación de siempre: revisar constantemente los estados de cuenta, para denunciar cualquier cargo sospechoso lo antes posible.

En cuanto a Hawkins y Price, ahora sí que tendrán alojamiento gratis, aunque no sea el ideal: la cárcel.

(Tomado de la BBC)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Hendris Manuel dijo:

    Ingeniosos los muchachitos. Pero es mejor trabajar honradamente, mira, al final te atrapan

  • Cheo dijo:

    “Ladron que roba a ladron tiene cien años de perdon”
    Los bancos nunca pierden.

  • mauricio go dijo:

    Hendris, ese mismo consejo oí de un señor mayor al retirarse hace más de quince años, no hay mejor cosa que la honradez y andar siempre con la verdad en la mano.

  • OTONIEL dijo:

    LA MENTIRA TIENE PIERNA CORTICA

    LA DESONRADEZ BRAZOS PEQUEÑOS.

    HOMBRE QUE VIVE DE SU SUDOR, HOMBRE TRANQUILO.

    MEJOR TENER UNA ALMOHADA Y DORMIR EN ELLA, LAVANDOLA TODOS LOS DIAS, QUE TENER MILLONES DE ELLAS, CAMBIARLAS SIEMPRE Y LUEGO DESPUÉS PAGARLAS CON EL DINERO DE LOS DEMÁS.

  • Alexis Mario Cánovas Fabelo. dijo:

    mauricio go tiene toda la razón, ¿donde iría a parar la humanidad si vivimos del engaño y la estafa?
    “Solo la virtud nos pondrá la Toga Viril”, dijo el Maestro.

  • Manuel Caba dijo:

    Esos gastos deberían ser considerados como una limosna a un mendigo.

  • ROSTHOMELARIS dijo:

    verdad que estan escapaos jajajaja aqui no hay problemas con las tarjetas de creditos jajaja

  • any dijo:

    mira que bien,se pensaron que nunca los iban a encontrar,que barbaros.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también