Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Ricardo Alarcón: "Este Congreso fortalece el consenso patriótico de la nación cubana" (+ Video y Fotos)

| 4
Ricardo Alarcón y Concepción Campa (Conchita), Foto: Ismael Francisco.

Ricardo Alarcón y Concepción Campa (Conchita), miembros del Buró Político, en las sesiones de la Comisión 2 del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, este domingo 17 de diciembre de 2011. Foto: Ismael Francisco.

La tarde aún aún está plena y fresca, cuando Ricardo Alarcón, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente del Parlamento Nacional, sale por la puerta de la Comisión número 2 del Congreso, dedicada a la discusión de aspectos globales de la economía. Han terminado las deliberaciones finales del proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social, y le prepongo conversar sobre los ecos que ya está teniendo la más importante cita de los comunistas cubanos, 24 horas después de abrirse a los debates.

EN LA HORA ACTUAL DE CUBA

-Usted ha participado en todos los Congresos del Partido Comunista de Cuba. ¿Cuál le parece más trascendental en estos 35 años?

-Recuerdo particularmente el Primer Congreso, y ahora este. El primero tuvo una característica distintiva: fue el primero. Y era la primera vez que el Partido Comunista de Cuba se reunía. Ahora este también es excepcional. Se realiza en circunstancias muy especiales, que el compañero Raúl destacó en el Informe Central que presentó ayer. Recurre a un texto de Cintio Vitier, muy importante que entra muy a fondo en los problemas de Cuba, un texto que Cintio escribió en 1994, en pleno Periodo Especial -"Martí en la hora actual de Cuba"-, escrito cuando ya era un hecho la desaparición del campo socialista, con la Isla totalmente aislada.

NACION Y REVOLUCION

-Ese ensayo de Cintio, por cierto, es quizás uno de los textos del "Apóstol del Apóstol", como usted llamó una vez al autor de Ese sol del mundo moral, que transparenta más angustia por el destino de la nación cubana.

-El dilema Nación y Revolución es el mismo desde 1868 y son inseparables. Si no hay Revolución, no hay Nación independiente y, por tanto, no hay Nación. Eso lo traduce excepcionalmente Cintio en ese texto.

Junto con este reconocimiento, pienso que este Congreso se ha caracterizado por la enorme y real participación de los delegados. No recuerdo discusiones tan intensas, y tan interesantes además, alrededor de un documento básico que hemos discutido ya no sé cuántas veces. No solo lo han hecho los militantes, sino cuanta cubana y cubano quiso participar en su barrio, en su centro de trabajo o estudio. Y fueron muchos.

El Informe Central da cuenta rigurosa, con datos precisos, de la cantidad de reuniones, de propuestas, de modificaciones que se hicieron. Más de dos tercios de los párrafos que incluía la propuesta original fueron modificados a lo largo de ese proceso, de tal manera que la tercera versión que recibieron los delegados al Congreso había sufrido cruciales modificaciones, a partir de la propia gente, dentro o fuera del Partido. Y en el Congreso -por lo menos en la Comisión en la que yo participé-, se han conciliado varios cambios importantes a esa versión modificada de los Lineamientos. Y todavía el Congreso no ha terminado.

-Me llama la atención, por ejemplo, la cantidad de mujeres economistas que están participando como delegadas o invitadas. Los análisis económicos han sido de gran rigor científico. Algunos han sentado cátedra.

-Tienes razón. Haciendo abstracción ahora, me doy cuenta de que la mayoría de las intervenciones que se produjeron hoy en mi Comisión era de mujeres. Por supuesto, cuando uno piensa en el Primer Congreso, y lo compara con este, también se da cuenta de la transformación profunda que ha tenido la sociedad cubana. Estoy seguro de que la mayoría de los delegados que están acá, no estuvieron en el Primer Congreso. Quizás eran niños, y la calidad de sus intervenciones en este proceso, sus conocimientos, muestran que contamos con decenas de miles de personas excepcionalmente preparadas.

HEREDERO DEL PARTIDO DE MARTI

-¿Tiene precedentes un proceso así de consulta popular en congresos de otros Partidos Comunistas?

-No lo conozco, aunque hay que tener en cuenta que este Partido es realmente la organización política de la nación cubana, el heredero legítimo del Partido de Martí, que buscaba precisamente eso: unir a todas las cubanas y cubanos alrededor de ideales que pueden alcanzar el consenso más amplio para la independencia absoluta, la solidaridad y la justicia social. El Informe Central también recoge esto de manera muy especial, y posiblemente hay escasas referencias previas en la Historia.

-En términos de legado histórico, ¿qué elementos perdurarán de este Informe en particular?

-Por una parte, traslada a toda la sociedad cubana, e incluso al mundo, un resumen de lo que ha sido este debate desde al año pasado, en torno a la actualización del modelo económico y social de Cuba. Aborda los principales aspectos de esos Lineamientos, pero con un lenguaje que comunica más fácilmente con la gente. Quizás cuando tú lees los Lineamientos, necesitas consultar términos con un economista y desde este punto de vista no es excesivamente atractivo, pero elInforme Central es perfectamente compresible para cualquiera. Y además dicho desde el ángulo de lo que siente la gente,  de lo que son sus preocupaciones más inmediatas.

El otro aspecto medular de este documento, es el análisis de la situación del mundo de hoy. Sin ser extenso, aborda las cuestiones fundamentales de la humanidad, y en particular, por supuesto, las de Cuba.

DOCTRINA DE EEUU: EL SUFRIMIENTO DE CUBA

-¿Podría decirse que el hilo común en estos 35 años transcurridos desde el Primer Congreso es la hostilidad de los Estados Unidos?

-El Informe tiene, desde ese punto de vista, un mensaje medular: la permanencia de una política que busca destruir la Revolución cubana, aniquilando a la población cubana, haciéndola sufrir -como dice esa cita del funcionario del Departamento de Estado que recordó Raúl, y que también se expresa en el Plan de Acciones Encubiertas-. Esa política está presentea desde el principio de la Revolución, desde 1959 y 1960, antes del ataque por Playa Girón.

Si se contrasta con la actualidad, es la misma política, tal y como se está aplicando ahora, que se expresa en la presión económica,  la creación deliberada de malestar y dificultades para la gente, para hacerla sufrir -como decía el documento del Departamento de Estado-, y obligarla a cambiar su gobierno, a hacer lo que hoy llaman de modo más sibilino "el cambio de régimen". Pero eso acompañado con otras formas de presión, con violencia, que algunos momentos se expresó en violencia armada, como en Girón, y a todo lo largo de estos 50 años ha tenido expresión de violencia con las agresiones terroristas, los sabotajes, los atentados...

-Y los juicios espurios, como ese del Tribunal de El Paso, donde supuestamente se juzgó a Luis Posada Carriles.

-Precisamente en vísperas del Congreso, se produjo la farsa de El Paso, todo ese teatro montado alrededor del señor Luis Posada Carriles, acusándolo como mentiroso, acusándolo de haber adulterado la verdad cuando lo entrevistaron para sus trámites migratorios.

Es curioso que una de las mentiras que esgrimió fue haber dicho que él no tenia vínculo con los actos terroristas que tuvieron lugar en La Habana en el año 1997. El gobierno norteamericano acusa a Posada de mentir al afirmar que él no estaba vinculado con eso. O dicho de otra manera: el gobierno norteamericano sabe perfectamente que Posada Carriles estaba vinculado con el terrorismo, y por eso lo acusa de mentiroso. Por lo tanto, tienen bajo su protección a un individuo que ellos saben que es terrorista.

Todo eso ocurrió poco antes de abrir el Congreso, lo que nos está recordando que Cuba sigue siendo objeto de la misma política. Una política que era verdad en 1959 y es verdad en el año 2011.

LA UNIDAD, CLAVE

-El Informe, sin embargo, no cierra las puertas frente a EEUU. Vuelve a marcar la voluntad de Cuba de dialogar con EEUU en términos de respeto hacia su soberanía.

-Se ha dicho antes y se reitera al final del Informe de Raúl: Cuba está dispuesta a dialogar con EEUU, a tener relaciones normales, pero siempre sobre la base de la igualdad de ambos países, y del respeto absoluto de nuestra independencia y soberanía nacional.

Hay otro elemento muy importante y novedoso en este Informe: una suerte de llamado a la unidad nacional.  Se refiere a los creyentes, de las más diversas nominaciones religiosas, y además, sitúa en su justo lugar el valor de la espiritualidad y el papel que la comunidad religiosa, cristiana y no cristiana han desempeñado y desempeñan.

La prueba es que tuvo palabras de reconocimiento para el Cardenal Arzobismo de La Habana de la Iglesia Católica, y dijo algo que me pareció muy exacto. Aseguró que ese proceso que se ha desarrollado con la Iglesia Católica cumplía un objetivo histórico de la Revolución cubana: la unidad nacional.

Pienso que, a pesar de las condiciones difíciles, duras, que estamos viviendo, y de la batalla que tenemos que seguir dando en el terreno de la economía, que el Congreso se enmarca en un ambiente de gran consenso patriótico, de muy amplia unión nacional y va a contribuir, por eso, a que tal convergencia patriótica se fortalezca y se desarrolle mucho más en lo adelante.

POSADA CARRILES PACIFISTA

-¿Qué viene después del proceso de El Paso?

-Luis Posada Carriles tiene que continuar el juicio que tiene pendiente en Caracas por el homicidio calificado de 73 personas. Hasta ahora Estados Unidos no le ha respondido a Venezuela por la solicitud de extradición para juzgarlo como terrorista, y para confundir a la gente inventan un juicio contra él por otras cosas, completamente menores.

Realmente se dieron un disparo en el pie, porque la jugarreta le salió muy mal. Y no debería sorprendernos, porque una acusación tan torcida no resultó convincente para los miembros del jurado. El sistema norteamericano permite precisamente eso, que el jurado sea perfectamente ignorante de aquello que va a juzgar. Las crónicas de José Pertierra lo explican muy bien.

La paradoja tribunal de El Paso es que ni siquiera Luis Posada Carriles es mentiroso. Mentirosos son el gobierno de los EEUU -lo cual tiene razón-; la señora Ann Louise Bardach; y todas las personas que testificaron contra Posada. Lo extraordinario es que ya no existe la hoja de parra: sigue siendo Posada Carriles un prófugo de la justicia.

-¿No se quedó la extrema derecha de Miami sin héroe? ¿Cómo van a glorificar ahora a alguien que, según un jurado, no mintió cuando dijo que él no puso las bombas en los hoteles de La Habana?

-No ha quedado sin "héroe". No pasará mucho tiempo sin que Posada use su retórica guerrista. El jurado solo se pronunció sobre las bombas en La Habana. Los demás crímenes de Posada Carriles siguen incólumes. Como todo el proceso de El Paso se sirve de una deshonestidad fundamental -el gobierno de EEUU es tan mentiroso como Posada-, el jurado falló contra declararlo culpable por mentir. Si el Jurado lo hubiera declarado culpable, EEUU se habría quitado de encima el dolor de cabeza de Posada, que ahora está en Miami, celebrando su victoria.

-De acuerdo con sus primeras declaraciones tras el fallo del Jurado, Posada se ha declarado pacifista. El próximo paso es declararse bloguero.

-(se ríe). No me extrañaría que volvamos a verlo levantarse con su retórica más vulgar. Ahí tienes a su compinche Orlando Bosch, que acaba de publicar un libro en el que reconoce muchos de sus crímenes. A Posada lo vimos diciendo que para él fue triste ser acusado por un gobierno para el cual siempre ha trabajado y del cual se sigue considerando un soldado, y al que ama.

Y tiene que darle las gracias de todas formas, porque ese gobierno lo acusó de mentiroso -lo cual es verdad-, para no verse obligado a acusarlo como terrorista.

LOS CINCO

-La inclusión de los Cinco en el Informe Central confirma que la liberación sigue siendo estratégica para este país.

-Por supuesto que es estratégico, y viene por delante otro importante momento del caso. Tenemos por delante la apelación colateral o procedimiento extraordinario a favor de Gerardo Hernández Nordelo. Eso quiere decir que la defensa tendría aproximadamente un mes para responder a esa respuesta -probablemente hasta fines de mayo-, y a partir de ese momento la Jueza Joan Lenard se pronunciaría.

Estamos llegando a un momento en que terminan los recursos legales. Nos quedaría la posibilidad de apelar a la Corte de Atlanta, y finalmente, nos quedaría pedirle a bien que el Tribunal Supremo tenga a bien revertir la decisión, en el caso de que no la ganáramos. De manera, que se nos acabó el tiempo.

El habeas corpus tiene que ver con al prevaricación del gobierno que contó con la disciplina mediática. Por eso es que la esencia de la petición de habeas corpus estuvo relacionado con el ocultamiento de la verdad y la manipulación de la información. Por una parte de los medios de Miami, que crearon un ambiente de odio y hostilidad que condenaron de antemano a los acusados.

-El sitio web Cuba Money Project ha publicado más de 800 páginas con los registros de los pagos a los periodistas de Miami por su colaboración con las emisoras gubernamentales Radio y TV Martí. ¿Está al tanto de eso?

-Fue francamente vulgar la presión sobre los miembros del jurado que juzgó a los Cinco en Miami, orquestada por periodistas de esa ciudad. Consta en las actas del juicio. La jueza se quejó varias veces. Le ruega al gobierno: "Por favor, hagan algo. Los jurados me han dicho que están atemorizados. Los están persiguiendo hasta dentro del edificio del Tribunal con cámaras. Tomaron las chapas de los automóviles..."

Lo que no se sabía entonces, y empezó a divulgarse en el 2006, cinco años después de terminar el juicio, fue que esos periodistas eran pagados por el gobierno. Voy a ver eso que me dices que publicó Cuba Money Project, pero llevan varios años, varias organizaciones norteamericanas, tratando que el gobierno muestre los contratos de esos periodistas. Ellos han encontrado algunos contratos de algunos periodistas, pero sabemos que por lo menos hay el doble. Que muestren los contratos y cuánta gente hacían esas cosas y para qué le dan esos pagos.

La Jueza se quejó en su día varias veces y no sabía por que el gobierno no hacía nada. Desde el primer día hasta el final estuvo reclamando que pusieran fin a esa presión de los periodistas. Pero el gobierno no le hizo caso. Esa se llama en Estados Unidos una nueva evidencia.

LOS SATÉLITES

Ahora, hay otro elemento, quizás más sorprendente: el ocultamente de otras evidencias, las imágenes de los satélites que tiene EEUU y fotografiaron todo lo que ocurre dentro y fuera de ese país.

Antes del 24 de febrero de 1996 -todo eso está documentado en el proceso que le siguió la Federación de la Aviación Civil norteamericana al señor José Basulto, que como consecuencia le quitaron la licencia para volar aviones; antes de ese día, el gobierno había advertido a sus agencias que el 24 iba a ocurrir un incidente y hacia falta registrarlo adecuadamente

Primera sorpresa:, los radares norteamericanos no fuero capaces de registrar lo que había ocurrido. Hubo cosas muy curiosas. Un satélite no funcionó por razones técnicas, no pudo medir bien; otro dio una ubicación en aguas internacionales muy cerca de Cuba, y otro sí lo pudo grabar, pero después destruyeron la evidencia sobre eso, a pesar de que se le había advertido que lo registraran. A pesar de que advirtieron que una comisión de la Federación de la Aviación Civil iba a visitar esa estación de radar, donde después se destruyeron las imágenes.

Los radares cubanos mostraban que el incidente había ocurrido dentro del espacio marítimo cubano. Ese es un punto que se discutió bastante. Primero en la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), en Montreal, en el 96, y después en el juicio.

Quiero aclarar que Gerardo no tiene absolutamente nada que ver con lo que sucedió ese día: ni es piloto, ni controlador aéreo. Pero si el hecho no ocurrió en aguas internacionales, sino en aguas cubanas, entonces la Jueza Lenard tampoco tenía nada que ver con el hecho, porque un tribunal de Miami no tiene autoridad ninguna para juzgar un suceso que haya ocurrido fuera de EEUU.

Cuando la misión de la OACI va a Estados Unidos en 1996, y se encuentra con esta situación extraña de los radares, le solicitó al gobierno que le mostrara las imágenes del satélite. La respuesta fue que no. Cuando se da el juicio contra los Cinco, viene todo el tema de la supuesta implicación de Gerardo, se produce la misma disputa sobre dónde ocurrió el incidente, un coronel retirado de las Fuerzas Armadas de los EEUU, George Buckner, que comparecía como testigo, propuso que se revelaran las imágenes del satélite. Ahí saltó la Fiscalía y el gobierno no acepta eso.

Mira qué cosa más absurda: el acusado pidiendo que el acusador muestra sus imágenes. El gobierno acusador se ha negado desde el 96, hace 15 años, a mostrarlas.

-Hoy en día cualquiera tiene acceso a eso, a través de servicio de Google, de modo que no hay por qué tratar estos registros como secreto de Estado. Además, ¿para qué, si probarían la tesis del gobierno?

-¿A ti no te parece extraño que a ningún periodista le haya llamado la atención esa curiosa situación de que un acusado -que recibe dos cadenas perpetuas- esté pidiendo como elemento probatorio de lo que dice su acusador?

Las tres administraciones que ha tenido ese país desde 1996 se niegan rotundamente a mostrar sus pruebas. Nadie le ha preguntado a un vocero americano por esa situación. ¿Por qué? Si hoy esas imágenes las tendría cualquiera, ¿por qué EEUU no las muestra?

Entrevista con Ricardo Alarcón en el VI Congreso del PCC 1/3

Entrevista con Ricardo Alarcón en el VI Congreso del PCC 2/3

Entrevista con Ricardo Alarcón en el VI Congreso del PCC 3/3

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juana La Cubana dijo:

    Y si esto no es un proceso substancialmente democrático, yo no sé que es la democracia.

  • Rev Leonides Penton Amador dijo:

    Yo pienso que ya que se habla de la unidad del pueblo cubano en el contexto de del quehacer de la fe cristiana que es una parte consustancial a la Nacionalidad cubana,debe darse a las iglesias una mayor oportunidad para que estas puedan tener una presencia social más activa para el servicio de su pueblo. La Iglesia evangélica cubana,pudiera tener la oportunidad de abrir nuevos hogares de ancianos y comedores donde éstos puedan acudir a recibir los servicios de ayuda solidaria que la fe impulsa y convoca.

    La Iglesia no está dando todo lo que pudiera dar por las limitaciones que actualmente tiene para insertarse en la sociedad como es su deber y como es su deseo.

    Creo es importante se tomen acciones conducentes a dar posibilidades a la iglesia en esta área de su misión salvífica.

    Rev Leonides Penton Amador

  • Leonel José Pérez peña dijo:

    La sociedad cubana espera confiada de su congreso la articulación de políticas de desarrollo “con todos y para el bien de todos” como aspiró Martí. Pero sin abrirle brechas a “los malos arrojados del histórico templo” que vuelvan a decirnos lo que tenemos que hacer. Cuba para los cubanos y su imaginario heroico, lleno de humidad y solidaridad.

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Rev. Pentón:
    Totalmente de acuerdo con Ud., solo quiero agregar que estoy seguro que después del Informe al Congreso, ya el camino está abierto, nos toca a los cristianos comenzar el peregrinaje, aunque existen muchos proyectos que están ya en funcionamiento, espero que seamos lo sufiente sabios, con la G. de D., de no olvidar que la misión encomendadad fue fundamentalmente pastoral, "Id y predicar a todas ...".
    Personalmente creo que nuestro pueblo está más necesitado de valores cristianos espirituales que materiales, aunque los materiales sean a veces los que más nos golpean.
    Un saludo fraterno de un laico católico con vocación ecúmenica.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros "Antes de que se me olvide", "Jineteros en La Habana", "Clic Internet" y "Chávez Nuestro", entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo "Juan Gualberto Gómez". Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. Es columnista de La Jornada, de México.
En twitter: @elizalderosa

Vea también