Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Raúl Castro: Informe Central del VI Congreso del PCC (+ Videos y Fotos)

| 4

"Lo que nunca haremos es negarle al pueblo el derecho a defender a su Revolución, puesto que la defensa de la independencia, de las conquistas del socialismo y de nuestras plazas y calles, seguirá siendo el primer deber de todos los patriotas cubanos. Nos esperan días y años de intenso trabajo y de enorme responsabilidad para preservar y desarrollar, sobre bases firmes y sustentables, el futuro socialista e independiente de la Patria", destacó el Segundo Secretario del PCC, Raúl Castro en la presentación del informe central del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en la tarde de ayer.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • eduardo dijo:

    No hay un pais en el mundo donde se discutan los problemas de la sociedad como se discuten en cuba,viva la revolucion cubana y el sicialismo. adelante raul

  • Alina Lopez Fuentes dijo:

    Gracias a Cubavision Internacional y Telesur pudimos muchos cubanos que vivimos fuera de Cuba, ver con grandisima emocion la parada militar y el desfile popular por el aniversario de la derrota a los invasores mercenarios y al imperialismo americano en Playa Larga y Playa Giron, y con enorme gusto el discurso del General de Ejercito Raul Castro. Personalmente me parecio un discurso altamente conciso y clarisimo, creo que todo esto habremos debido plantearlo asi ya mucho tiempo atras, quiero decir, en manera clara, clarisima, espero que todo esto no se quede en palabras, que de este Congreso salgan normas y leyes que nos permitan vivir mas transparentemente sin prohibiciones alcuanto estupidas que non han hecho nada mas que favorecer la corrupcion, en muchos casos y el oportunismo en otros. Muchisimos de nosotros, me refiero a los que vivimos fuera de Cuba, estuvimos, estamos y estaremos siempre con la Revolucion, sobre todo una parte grande de nosotros que ha visto y tocado con sus manos que el capitalismo desenfrenado y superconsumista lleva solo al anientamiento de la espiritualidad del ser humano y a la destruccion del planeta. Nosotros tenemos un pais extraordinariamente bello, no es retorica, es realidad, privilegiado por un clima del que se pueden vantar pocos, podemos estar un poco mejor todos, trabajando por nosotros y para todos, sin olvidar los derechos sociales que tenemos en Cuba, que alguien los quiera negar o no estos existen y han sido las razones que hemos hecho notar cuando alguien se ha atrevido a hablar mal de nuestro pais. Basta poco, basta no limitar la creatividad, la iniciativa acabar con la burocracia que se alimenta siempre de restricciones y prohibiciones y bajar donde esta la gente del pueblo y exhortarla a decir lo que piensa, y a decir que es lo que de verdad no funciona, sin miedo y sin tapujos, pero esta vez si tiene que ser asi, de lo contrario como bien dijo Raul, esta vez si nos hundimos. Saludos!

  • El sofista dijo:

    “Lo que nunca haremos es negarle al pueblo el derecho a defender a su Revolución..." Están muy bien estas palabras de Raúl, las que interpreto como el derecho de los cubanos a expresar su oposición ó su apoyo a los cambios y a las rectificaciones de errores por los que estamos pasando en estos momentos en nuestros esfuerzos por seguir adelante con la revolución. Y dentro de esos cambios no necesariamente económicos, hay un asunto del que deberíamos de rectificar ahora mismo antes de que sea demasiado tarde, por cuanto podría generar en una gran parte de la población tanta inconformidad y decepción revolucionaria -incluso, hasta a nivel global-, que ello podría poner en claro peligro el futuro de la revolución a casusa de haber tomado una estrategia política equivocada.
    Me estoy refiriendo a esas campañas en contra de lo que llaman de homofobia , las que son interpretadas por la ciudadanía como una campaña oficial, lo que hace de Cuba el primer país del mundo donde el gobierno organiza una marcha a favor de la homosexualidad, lo que sinceramente creo que es un grave error político, que si bien con ello podría ganarse la simpatía de la intelectualidad homosexual que tiene un fuerte dominio en el mundo periodístico y de las letras, lo que si es seguro que no se ganará la simpatía ideológica ni siquiera de la población de esos países occidentales donde hasta el noventa por ciento de las personas de boca para afuera dicen aceptar como normal a la homosexualidad, pero que en realidad ellas no son más que victimas de otro prejuicio creado por el capitalismo, lo que los ha forzados a declararse a favor de algo por el simple temor a hacer el ridículo intelectual ó debido a suponer que puedan herir u ofender a alguien si dicen lo contrario. Mas la realidad es que de la misma manera que la gente se declara como cristiana sin tener la menor idea de lo que la biblia dice acerca del tal Cristo, así como también se declaran comunistas sin tener el menor conocimiento sobre marxismo-leninismo, mientras que otros se declaran a favor de la llamada democracia en el capitalismo sin tener tampoco la menor idea de los absurdos del sistema (todos los cuales lo hacen para seguir la corriente dominante del momento y para no ofender otros), así también la gente se declara explicita e implícitamente a favor de la homosexualidad donde los medios de comunicación accidentales del capitalismo –que se supone que son la guía ética y espiritual de la población- no se han atrevido mas que a defenderla para evitarse los chantajes de los boicot y represalias a los que serian sometidos si dijeran algo que ofendiera al llamado mundo gay.
    Para poder entender este problema social de homofobias, hay que atreverse a hablar claramente, o sea, en un lenguaje que pueda ser muy bien entendido por todos, dejándonos de eufemismos y de otras forma sutiles y coartadas de decir las cosas para evitar lastimar la susceptibilidad de otros. Hablando de la forma en la que actualmente lo hacemos, no se llega a nada; hay que ser bien claro y explícitos en las cosas que nos propongamos concientizarnos.
    Ya que en Cuba se está haciendo una campaña para respetar a la homosexualidad, seria bueno señalar que si bien está el que respetemos las preferencias sexuales de las personas, mucho mejor creo que hubiera sido concientizar a la sociedad no tanto en este asunto de erradicar la homofobia sino que en promover las libertades sexuales (lo que está muy inter-relacionado con lo mismo) las que siguen siendo socialmente muy reprimidas en el mundo entero, incluyendo a Cuba –hasta cuando se diga lo contrario.
    Considerando que el interés y los deseos sexuales de las personas son constantes desde una edad bastante temprana (algo que pudiéramos decir -sin temor a equivocarnos- que lo desean diariamente), el que la mayor parte de la vida de los jóvenes –pero especialmente la de los adolescentes- pase sin disfrutar del sexo los más de los días de su juventud, no puede tener otro nombre que represión ; no importa que se diga que los cubanos son las personas que más disfrutan de los placeres sexuales en el mundo entero en relación con otros países; si los cubanos heterosexuales sin una pareja sexual (los que increíblemente son muchos, independientemente de las razones que sean) tienen como promedio diez veces más contactos sexuales que la gente de cualquier otra parte del mundo, esto todavía por lo general es algo que los deja al menos unos trescientos sesenta días del año sin haber disfrutado lo que tanto desean. Y baso esto en lo que yo mismo viví así como en lo que se que han vivido todos los varones que conocí en la isla.
    ¿Por que no hacer una campaña de educación sexual, tanto en las escuelas como a nivel de CDR y hasta en los discursos a las concentraciones populares, en los que se inste a los padres a que se aseguren de que sus hijos, tantos los varones como las hembras, estén disfrutando de lo que tanto desean hacer en ese momento en sus vidas, cuando tienen en su más alto nivel el erotismo ; momento en el cual es cuando más lo pueden disfrutar y no que se desperdicien sin haber disfrutado las mejores experiencias sexuales, lo que es casi que un crimen?
    Si nosotros podemos abogar por los derechos de la homosexualidad, ¿por qué no poder hablar por los derechos sexuales que se están perdiendo los jóvenes heterosexuales? Si el imperialismo aboga a favor del capitalismo criminar y a favor de sus “derechos“ hegemónicos, ¿por qué nosotros no vamos a poder abogar por una causa noble como son los derechos de los jóvenes a no desperdiciarse la mejor parte erótica de sus vidas por una cuestión de prejuicios existentes contra los que tendríamos que enfrentarnos? ¿Por qué al menos no ofrecerle a las personas un manual de sus derechos sexuales en los que se les deje saber claramente que en Cuba no van a ser castigas y condenas –y ni siquiera reprendidas- las maestras y otras mujeres adultas por irse a la cama con un adolescente; un absurdo que si se les aplica en los países capitalistas occidentalizados? ¿Qué daño físico ó emocional le podría causar una maestra, una tía, una vecina, una prima… sea ella el tipo sexual del muchacho ó no lo sea, por seducirlo sexualmente y llevárselo a la cama? ¿Quiénes son los que se oponen a esta libertad? Una cosa es que un hombre seduzca a una adolescente y tenga sexo con ella, y otra es que una mujer seduzca a un muchacho y tenga sexo con él. El primero podría causarle daño físico y va y hasta emocional dependiendo de cómo éste manejara el asunto -así como del desarrollo de la muchacha; un chance al que no podríamos arriesgarnos al menos con el hombre actual, cual aun está semiprimitivo en cuestiones sexuales-, mientras que la segunda no podría causarle ningún daño al muchacho, y mucho menos confundirlo emocionalmente. La mujer no ha de ser solo para ser madre amamantadora y cambiadora de pañales de sus hijos, sino que la mujer también debería de tener un papel fundamental en la educación sexual de los varones para que así aprendan a quererlas y a respetarlas mucho más cuando ya sean adultos; nada podría garantizarle mas a una mujer la seguridad, respeto, amor y protección del hombre que el que sea ella misma la que los enseñe a amarlas. Y el que tanto los homosexuales y lesbianas así como los hombres puedan considerar como discriminatorio el que la mujer no solo sea exenta de culpabilidad alguna al tener relaciones sexuales con adolescentes sino que hasta sea estimulada a inicial sexualmente a los jóvenes (lo que las hará muy felices al sentirse más útiles como mujer al darle placer a los jóvenes); algo que podría generar celos, especialmente de parte de los pedófilos, o sea, de los que quieren que otros adolescentes vivan las mismas horribles experiencias que ellos vivieron cuando por primera vez fueron abusados sexualmente y traumatizados hasta el punto de perder la virilidad con ello.
    Si nosotros nos atreviéramos a instar a la mujer a ese nuevo papel como mujeres, no solo le haríamos felices la existencia a millones de jóvenes y adolescentes que han vivido fantasías irrealizables y muy frustrantes, de amores por una compañera de escuela ó de la vecindad, así como el de mujeres que han estado cerca de ellos, sino también únicamente de esta manera podríamos llegar a una conclusión realista de si la homosexualidad es algo innato ó normal en los seres humanos, ó si es el producto de las represiones sexuales y de la falta de relaciones libres entre las personas de diferentes sexo. O sea, que si desde niños a nosotros se nos permite intimidar libremente con otros niños, siendo normal el que también varones y hembras se metan juntos debajo del sótano ó se pierdan entre los matorrales sin que sean espiados, e incluso, el que sean instados e invitados por los padres a que pasen la noche juntos en la misma cama, y que a pesar de tanta libertad, todavía en medio de la adolescencia algunas hembras y varones muestren preferencias sexuales con personas iguales, entonces sí tendríamos que admitir que el homosexualismo es natural, y todos lo íbamos a entender y aceptar tranquilamente; de eso no tengo la menor duda de que así sería.
    Son muchas las diferencias que existen en casi todo entre los varones y las hembras. En los asuntos sexuales, muchas veces lo que para una hembra podría resultar algo horrible, para un varón no. Es muy raro que un varón sufra por que una mujer lo posea, seduciéndolo ó asaltándolo sexualmente, si ya estaba en una edad que podía entender algo sobre el sexo; digamos si ya estaba dentro de la edad de nueve años ó dentro de la pubertad, cual normalmente es una edad en la que los niños ya piensan en sexo. De manera que si bien el que una mujer seduzca ó asalte sexualmente a un niño pudiera ser una bendición para este, que no solo no lo traumatizara, sino que, incluso, va y lo más probable es que yo ayude en su propia estima y en la confianza en si mismo, lo opuesto le sucedería a una niña que fuera asaltada sexualmente. Bajo los prejuicios sexuales y humanos en los que vivimos, un asalto sexual a una hembra de cualquier edad, lo más probable es que la lastimaría, la traumatizaría, y la llenaría de asco y de culpa si la persona no fuera alguien que a ella le gustara mucho y que ella fuera la que lo estuviera deseando, lo que a veces si sucede.

    También vale señalar que los efectos de un asalto sexual de una mujer a un muchacho ó de un hombre a un muchacho no son los mismos. Cuando es una mujer la que asalta sexualmente a un muchacho, ello la más de las veces se traduce en lo mejor que pudo haberle pasado a éste en su vida, sobre todo si ella era atractiva y el muchacho alguna vez se fijó en su sexualidad. Pero cuando es un hombre quien ataca sexualmente a un muchacho, por lo general ello se traduce en una experiencia muy desagradable, bochornosa, repugnante y hasta traumática, dependiendo de lo que le hubieran hecho y a que edad le sucedió.
    Hablemos de ejemplos concretos de lo mucho que sufren los niños cuando son reprimidos sexualmente; niños que dependen de un lugar para estar, mas de la orientación, cuidado y alimentación de unos padres o tutores que son los que les dicen lo que es correcto y lo que no lo es; niños que carecen del conocimiento, de las palabras y de la retorica para poder enfrentárseles a sus controladores (lo que por lo general se vuelve en opresiones), teniendo que someterse al mundo absurdo en el que nacieron, sin ninguna posibilidad de hacerse libres.
    Por ejemplo, hace unos meses se habló en la televisión norteamericana de que se están dando muchos casos de niños varones que les están pidiendo a sus padres que les compren una muñeca barbi, y donde se ve una escena de uno de ellos llorando cuando el padre se niega a hacerlo. La reacción unánime de los padres era de esperarse: negarse rotundamente a complacerlos. Seguramente pensarían que sería muy peligroso comprarle a un hijo varón menor de once años una muñeca, además de que tendrían sospechas de que el muchacho tuviera inclinaciones femeninas y que pudiera homosexualizarse.
    Pues la realidad es que ambas apreciaciones están muy equivocadas. El muchacho quiere la muñeca por que quiere tener una para con sus juegos eróticos, así como la mayor parte de los hombres adultos cuando fueron adolescentes se valieron de las muñecas de sus hermanas ó primas en sus juegos eróticos , los que además también se valían con frecuencia de la almohada ó del colchón para con dichos juegos. Y es realmente muy frustrante para ellos –los niños- el que ese pequeño deseo de tener una barbi no le sea concedido, pues sus fantasías irían mucho más lejos en sus imaginaciones tendiendo una barbi que sin tenerla, pues ni el colchón ni la almohada son suficientes. ¿O acaso también los van a poner a dormir en el piso sin siquiera una almohada, para que no usen esas cosas en sus cochinadas? Si les negamos una barbi, por lógica también deberíamos de negarles un colchón y una almohada, pues en definitiva ellos también se valen de lo mismo con esas cosas.
    Si tantos hablamos de lo mucho que queremos a los niños, creo que desde hace muchos años les debemos la mejor de sus felicidades, cuales no son necesariamente ni la escuela, ni la medicina, sino que la felicidad diaria de ser libres para expresarse según sus deseos. Espero que nosotros hagamos algo para de una vez entregarle a los niños y niñas el mundo ese que tanto quisieran que exista. Y eso, no solo a ellos los hará crecer como personas felices y sin prejuicios, sino que también los hará crecer como revolucionarios convencidos que sí serian capaces de creer y de luchar por un mundo mejor. Pero además de esto, también nos ganaríamos la simpatía no solo de todas las mujeres (las futuras madres) del mundo sino que también de toda la heterosexualidad, aunque no sea precisamente ella la que domine el periodismo y el mundo de las letras. Atrevámonos a un desafío real y no que a una falsa que no convencerá a los revolucionarios.

  • El sofista dijo:

    error en el trabajo anterior enviado; de ser publicado, por favor publiquen el segundo que envie.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Raúl Castro Ruz

Raúl Castro Ruz

General de Ejército y Primer Sercretario del Partido Comunista de Cuba. Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba (2008-2018). Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (1959-2008). Líder guerrillero de la Revolución Cubana y Comandante del Ejército Rebelde.

Vea también