Imprimir
Inicio » Noticias  »

Comienza vista de apelación de pena de muerte para terrorista salvadoreño Otto René Rodríguez

| 7

banner_razonesLa vista del recurso de apelación de pena de muerte seguida contra el acusado Otto René Rodríguez Llerena por el delito de terrorismo de carácter continuado se inició este lunes 6 de diciembre en la Sala contra los Delitos de la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular.

Rodríguez Llerena, ciudadano salvadoreño, colocó el 3 de agosto de 1997 un artefacto explosivo debajo de una butaca en el hall del hotel habanero Meliá Cohiba, y la programó para que explotara a las siete y cuarto de la mañana del día siguiente.

Aunque esta bomba no provocó víctimas, sí ocasionó daños en el hotel valorados en 6.500 dólares.

Por el cumplimiento de esta misión, el mercenario salvadoreño recibió 1.000 dólares que, según dijo en el juicio que se le siguió en La Habana, le entregó Posada Carriles.

Otto René Rodríguez Llerena durante el juicio.

Otto René Rodríguez Llerena durante el juicio.

Diez meses después de colocar la bomba en el hotel Cohiba, Rodríguez Llerena viajó nuevamente a La Habana, a donde llegó el 10 de junio de 1998, a cumplir una nueva misión encomendada por Posada Carriles: introducir en Cuba 1 519 gramos de explosivos C 4, dos detonadores y dos relojes para activar los explosivos. En esta ocasión fue detectado por agentes aduaneros y detenido.

Rodríguez Llerena confesó en la vista que esos explosivos tenía que entregarlos al ciudadano cubano Juan Francisco Fernández Gómez (agente Félix de la Seguridad del Estado cubana), pues, según dijo, “Ignacio Medina (Posada Carriles) me pidió que cumpliera otra misión terrorista para él y, al negarme, me ofreció 200 dólares y los gastos del viaje para traer y entregar los explosivos a Juan Francisco, cosa que acepté”.

El pasado viernes el Tribunal Supremo acordó sustituir la sanción original de pena de muerte que se le impuso a otro terrorista salvadoreño, René Cruz León, por la de 30 años de privación de libertad.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eddy Nápoles dijo:

    Otro de la banda de Posada Carriles y ese criminal sigue paseandose libremente por Miami……

  • Eliseo dijo:

    Bueno si al otro asesino le perdonaron la vida a este que no llegó a matar a nadie entonces le deben echar 15 años.

  • Debate Cuba dijo:

    Una vez más, como lo hicimos en el caso de Cruz León, instamos al tribunal y la justicia cubana a conmutar la pena de muerte de este hombre.

    Instamos también a la justicia de Estados Unidos a enjuiciar y condenar a la pena que consideren correcta sus tribunales a los terroristas cubanos que caminan libres hoy por las calles de Miami.

    Y llamamos a todos los cubanos a una reflexión seria sobre el futuro de la Patria, al diálogo y la cooperación, y a enterrar todos los odios y rencores que, junto a otros factores externos e internos,
    han conducido a la extrema crisis económica que sufre nuestro país, para que podamos todos una vez más disfrutar de la grandeza que significa haber nacido en “la tierra más bella que ojos humanos vieron”.

    Francisco A Domínguez
    franciscoadominguez@debatecuba.org

  • wendy dijo:

    Completamente “en contra de la Pena de Muerte”, yo una militante de la UJC y de las juventudes católicas, reflejo aquí mi total rechazo a este tipo de medida.
    Nadie tiene derecho a quitarle la vida de forma premeditada y a sangre fría a otro ser humano, como lo dijo nuestro Comandante en su concepto de Revolución,”tratar a los demás como seres humanos” como lo condena la Declaración de los Derechos Humanos, mucho menos el estado. Esta declaración proclama derechos inherentes a todos los seres humanos, no privilegios concedidos por buenas acciones.
    La pena de Muerte no es un acto de Legitima Defensa frente a una amenaza inminente, es dar muerte a un preso que podría ser castigado mediante otros métodos.
    Los sentimientos de venganza pueden entenderse pero hay que resistirse a llevarlo a la practica.
    Una ejecución no puede servir de manifestación de condena del acto de matar cuando ella misma consiste en dar muerte.

  • Omar Cruz dijo:

    Ese hombre y todos los mercenarios centroamericanos, en el fondo son unos infelices. Ningún cubano, ni hoy, ni en 1997, vendría a Cuba a realizar sabotajes, apenas por 1000 o por 2000 dólares. Ya llevan 14 años presos y estuvieron arrepentidos de sus actos desde hace mucho. Imagino que la ver cómo se vive en Cuba – incluso estando presos- y cómo vive y lucha este pueblo cubano, piensen muy diferente de cuando cometieron sus graves errores. A estas alturas, ya deben saber muy bien que son víctimas de ese confeso terrorista que es Luis Posada Carriles.

    Solo la mentira y las promesas engañosas, logran convencer a estos ciudadanos y confundirlos – por el real desconocimiento que tienende nuestro país- para que se presten a lo que no hacen los cubanos apátridas que SI conocen perfectamente a este país y a este el que un día fue su pueblo, porque ya lo traicionaron para siempre y nunca más podrán formar parte de nosotros.

    A estos terroristas infames, es a los que debemos fusilar sin miramientos.

    es mi opinión personal.

  • Laura dijo:

    Si a el otro que fue un terrorita asesino y confeso se le regalo 30 años de vacaciones a este se le puede dar 15 años.

  • Guillermo Perry Mojica dijo:

    Que le den lo que le toca, pero que prendan de una vez y por todas que con el Pueblo de Cuba no se juega, para Posada la Ley le guardará lo mejor de ella y estos mercenarios lo recordaran como un hombre sin alma.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también