Imprimir
Inicio » Noticias  »

Decide Tribunal sustituir pena de muerte por 30 años de privación de libertad al terrorista Cruz León (+ Video)

| 49
Ernesto Cruz León, terrorista salvadoreño

Raúl Ernesto Cruz León, terrorista salvadoreño.

Este viernes concluyó en La Habana la vista del recurso de apelación de pena de muerte seguida contra Raúl Ernesto Cruz León por el delito de terrorismo de carácter continuado, en la Sala de los Delitos contra la Seguridad del Estado del Tribunal Supremo Popular, de acuerdo con una fuente de esa institución consultada por Cubadebate.

Este órgano anunció la decisión de sustituir la sanción original que  se le impuso por la de 30 años de privación de libertad, máxima pena que se le puede imponer dada la legislación aplicable al caso.

Cruz León es el autor de atentados con bombas en centros turísticos de la capital cubana en 1997, y como fue probado en el juicio que tuvo lugar dos años después en Cuba, fue enviado a la Isla para esos fines por la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) y Luis Posada Carriles, quienes dirigían la red de terroristas que se organizó y financió en Estados Unidos y se estructuró en Centroamérica para tratar de destruir la Revolución.

Los actos terroristas de Cruz León, cumpliendo órdenes de Posada Carriles, costaron la muerte al turista italiano Fabio di Celmo y cuantiosos daños materiales en hoteles y centros turísticos de La Habana.

Durante el juicio que se le siguió por su participación en actos terroristas, Cruz León reveló que el salvadoreño Francisco Chávez Abarca fue quien lo contrató cuando trabajaba en la agencia de rentar autos “Geo Rent a Car”, en El Salvador, y lo convenció de realizar misiones terroristas en el extranjero, al contarle que él mismo lo había hecho.

Chávez Abarca fue capturado cuando intentaba ingresar a Venezuela y fue extraditado a Cuba en julio de este año.

red_terrorismo_completa_web

Actos terroristas realizados por Ernesto Cruz Leon en la Habana, en 1997. Reconstrucción de los hechos

Se han publicado 49 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • al dijo:

    me parece muy atinada la desicion del tribunal. Para los vampiros que en el foro ayer clamban a gritos que corriera la sangre, ahi tienen una leccion de moral y justicia. si pudiera darles a estos (que no me interesa)algun consuelo entonces les diria: ese hombre no existe mas, esta muerto, da lo mismo si su cuerpo se consume bajo una lapida o tras las rejas. Lo importnte no es el fin en si mismo, lo importante es que pague por lo que hizo y ademas que tenga que despertar cada mañana soportandolo.
    saludos

  • F. JUAN ÁGUILA dijo:

    ES CORRECTA LA MEDIDA PARA DAR EJEMPLO TAMBIÉN EN ESO. NO ES QUE NO MEREZCA LA “PENA DE MUERTE” CON SEMEJANTE HISTORIAL

    ANTIGUAMENTE, Y NO SÉ SI AHORA, LAMÁBAMOS EN EL “ARGOT” A UNA CONMUTACIÓN” COMO ESA “PAREDÇON DE PALO”. QUERÍA DECIR QUE SERÍA FUSILADO MORALMENTE.

  • Debate Cuba dijo:

    Nos congratulamos con esta decisión del sistema de justicia cubano. Como decíamos ayer, el contexto nacional e internacional no está para distracciones innecesarias. Está bien que se la haya conmutado la pena de muerte a este hombre y que se hayan liberado a los presos que se han liberado en estos últimos meses. Ahora hay que centrarse en la economía y en sacar adelante las reformas para que Cuba siga marcando su rumbo. Recuérdese que al final tanto los que mandaron a este señor a poner bombas como los que alientan la disidencia a base de dinero saben que no van a conseguir absolutamente nada, excepto una respuesta contundente del gobierno de Cuba que les sirva para seguir el jueguito de la propaganda a nivel internacional, promovida desde los sectores más reaccionarios del exilio cubano. Con esto no queremos decir que no se deba darle las respuestas apropiadas a las situaciones indicadas, pero cada cosa dentro del contexto adecuado -ese es el derecho de cada país. La mejor respuesta que se le puede dar a tanto odio es amor (y para los que malinterpretan lo de “la otra mejilla” que lean bien la Biblia, para que vean que Jesús, cuando efectivamente le dan una bofetada, no puso la otra mejilla para que le dieran otra, sino que se enfrentó dignamente al agresor, que es la esencia de su mensaje). Y Cuba, dentro de todos los errores que pueda entrañar hacer una Revolución, incluso cuando no estemos de acuerdo con muchas de las medidas tomadas desde el gobierno, se ha caracterizado en estas cinco décadas por enviarle al mundo un mensaje de amor, aunque ello muchas veces signifique tener que enfrentarse con las armas al odio y la avaricia, desafortunadamente.

    Y nos congratulamos porque como decíamos ayer la pena de muerte es cosa del pasado, y si queremos promover un mundo más ético y más humano, debemos estar a la altura y condenarla donde quiera que se aplique, incluso cuando nos toca cerca y cuando nos consideramos las víctimas.

  • alapaco dijo:

    Brillante decisión del tribunal, no se puede andar matando gente por mas culpables que sean, hay meterlos presos y que se pudran allí.

    Este muchacho va a tener 30 años para pensar si valió la pena hacer lo que hizo.

  • wendy dijo:

    Infinitas gracias a mi Dios y a los responsables de esta decisión, CUBA ha hecho mas justa la justicia.

  • Jorge Fabio dijo:

    Muy positiva la decisión del Tribunal Supremo Popular de sustituir la sanción original que se le impuso por la de 30 años de privación de libertad. Espero que en el futuro nuestro país elimine esa sanción, la de muerte, de nuestra ley penal.

  • Sincero dijo:

    Ojo y atención con esto: Si son 30 años que sean 30 años de verdad en prisión, que se cuente el primer dia que entre y que pueda salir si se lo gana al cumplir 30 años reales tras las rejas, nada de rebaja de mitad de sanción, de tercio, de condicionales, nada de eso, que 30 años sean realmente 30 años, sino saldrá mucho antes y gozará de impunidad semejante lacra. Lo otro que hace mucha falta es acabar con Posas Carriles ya que en cualquier momento le da un infarto o cualquier otra cosa y va a morir totalmente impune ese degenerado

  • Damian dijo:

    Pienso que la decisión fue no tanto justo como moral, a pesar de que en los actos terroristas declarados por el propio autor cobró la vida el joven italiano, causó significables daños en la economía y hoteles cubano donde estallaron los artefactos,podemos decir que la pena no fue tan justa como merecía ser pues este hombre bajo condena vive, aun sabiendo que sus actos le quitaron la vida a un joven inocente que estaba en el hotel, hoy pudiera ser cualquiera de nosotros. Por encima de todo se demostró en carácter socialista de la Revolución que después de un estudio exhaustivo de los echos cambiaron la pena máxima por una menos severa.

  • Sincero dijo:

    Posada Carriles quice decir en el comentario anterior: sinonimo de lacra, serpiente maldita que si no se juzga morirá impune.

  • Martín dijo:

    Estoy de acuerdo con esa decisión, aunque muchas veces pensé que esa persona se merecía la pena mayor. Los socialistas debemos desprendernos del odio irracional que no nos trae buenas consecuencias; debemos arrancar de nuestros corazones todo vestigio de odio hacia nuestros semejantes, aunque hayan cometido el más vil de todos los crímenes. Me ha atacado muchas veces el sentimiento de la venganza ante delitos como el que cometió Castro León, al punto de desear la pena de muerte para cobrar crímenes de ese tipo, pero realmente sé que no es bueno, ni ético, ni moral, desear cobrar esos actos delictivos utilizando métodos cuestionables.

    Los países de Nuestra América y el Caribe, hermanos como somos, debemos promover la solidaridad, la ética y la moral como eje fundamental de nuestras acciones en todos los ámbitos, y Cuba ha dado un ejemplo contundente de cómo se construye y dirige una política jurídica humanista al conmutar la pena a ese “ciudadano”. Ejemplo que no solo ha servido para demostrar a la potencia imperial y a sus lacayos, que Cuba respeta los derechos humanos fundamentales y primordiales, sino que nos ha puesto ha reflexionar a todos los que de una u otra forma luchamos por un mundo más justo y deseamos que la humanidad avance hacia un estado donde reine la paz y el amor. Hermanos cubanos, particularmente me han una lección, realmente los admiro y los respeto. Desde la República Bolivariana de Venezuela un saludo y felicitaciones por tan excelente decisión por parte de sus autoridades judiciales.

  • La nación dijo:

    A veces no entendemos la justicia que se aplica, a un terrorista si se le puede reducir la pena de muerte pero a personas inocentes como los 5 héroes no pueden no siquiera considerarlo, por eso es que el nivel de terrorismo esta tan acrecentado en estos últimos años porque es tanto el apoyo a estas personas que a veces no entiendo que papel juega la justicia estadounidense.

  • A. Núñez R. dijo:

    Se hizo justicia, no venganza,pero si se hubiera aplicado la pena máxima también hubiera sido justicia justa.Sólo una cosa mas;este sitio es Cubadebate no Cubataque, hay que desarrollar la cultura del debate abierto franco, oyendo o leyendo y respetando el criterio de los demás, sin ofender ni denigrar el criterio de los demás.En el artículo anterior hubo frases ofensivas contra Wendy, hoy contra los que pedían aplicar la pena máxima. ?Por qué? Es que acaso no podemos aceptar criteri9os diversos? Que hacemos ahora comenzamos a debatir lo que merece y debe aplicarsele a Chávez Abarca?

  • manolitojurista dijo:

    La pena de muerte de nuestro Código Penal desaparecerá de las sanciones que se aplican excepcionalmente para los delitos más graves junto con el cese de la política de hostilidad y agresión que se aplica contra Cuba, porque la sociedad necesita protegerse de individuos como Cruz León. Realmente hay una moratoria contra la aplicación de la pena de muerte y el tribunal lo que hizo es aplicar la legislación vigente, 30 años de privación de libertad como sanción alternativa a la pena de muerte. Si el delito lo hubiera cometido después de entrar en vigor la ley 187 de 1999 sería condenado a la pena de privación perpetúa de libertad.
    No hay ánimo de venganza pues nunca ha sido la política de la Revolución y nucho menos de la actuación de nuestros jueces que en nombre del pueblo de Cuba dictan sentencia.El estado cubano está en la oligación de proteger la vida y la integridad de los ciudadanos.
    No se equivoquen los enemigos.

  • AGG dijo:

    Triunfó la justicia revolucionaria, la que bajó de la sierra, la que nos hace auténticos y no imita patrones o lo que hacen “allá”.

    Por eso somos invencibles.

  • Marta de Cuba dijo:

    Al, no acostumbro a dirigirme personalmente a nadie, pues este sitio, lo dice su nombre, es cubadebate, o sea usted debate de acuerdo a su opinión estrictamente personal, pero le digo que no me considero ninguna vampira y no clamaba a gritos que corriera la sangre, simplemente emití mi criterio de que se merecía la pena capital aún lo sostengo.

    Quizás, como dijo alguien ayer, si corriera sangre por sus venas de alguna víctima ocasionada por este territorista y su pandilla, no osara llamar vampiro a quienes lo vemos como lo que es, un gran asesino.

    Y como dice Sincero, que se cumpla firmemente la sentencia.

  • Ingridmar dijo:

    decision moral para muchos no tanto justa! Al los vampiros tienen quizas mas sentimeientos que este hombre,da gracias a dios que ningun familiar tuyo murio en uno de susu atentados..estoy de acuerdo con sincero que sean 30 años de verdad,la justicia humana esta vez le dio tiempo para recapasitar aunque lo dudo,la justicia de dios es la buena,la que lo va a juzgar de verdad,que pena me da.

  • shkval dijo:

    que bien….

    estas son 4 cachetadas sin manos…

    saludos cordiales

  • Dardo Ribas dijo:

    FELICITO AL TRIBUNAL CUBANO POR ESTA DECISIÓN

    La pena de muerte no tiene, en general, contenido ético, ni repara los crímenes que pueda haber cometido el delincuente, aunque sea un asesino.

    Por otra parte, de aplicársela, la medida tendría justificación en un tiempo determinado. No es razonable tener condenado a un individuo y ejecutarlo luego de años y años de cárcel. Eso no es justicia, es venganza. Porque al quitarle la vida, se suma una larga reclusión y una tortura permanente sobre su conciencia que se extendió por años.

    Esto me recuerda el sistema norteamericano que se aplica en algunos Estados. También en otros países, hay que decirlo. Tienen a cantidad de delincuentes a los que se ha condenado a la pena capital en el conocido “corredor de la muerte”.

    En ese estatus, pueden permanecer por años. Luego, ocurren casos en que el condenado obtiene una postergación por alguna argucia de los abogados a horas o minutos de que se consolide la medida. Una tortura para el sujeto que no es razonable en una sociedad que se dice civilizada.

    Ni qué hablar de los métodos que emplean en EEUU. Me refiero a toda esa monstruosidad de las cámaras de gases, inyecciones letales o sillas eléctricas. Métodos que parecen surgidos de la mente de depravaciones medioevales.

    Por si fuera poco, los deudos de las víctimas del condenado pueden asistir a la ejecución, cómodamente sentados, como en un cine, detrás de un vidrio que les separa de la cámara donde se elimina al sujeto.

    Algo enfermizo, tremendo… repito, venganza, no justicia.

    Recordar el caso de Caryl Chessman, un joven que habría cometido en Yanquilandia delitos sexuales gravísimos que mostraban una personalidad perversa, desquiciada.

    Curiosamente, recluido unos diez o doce años, se dedicó a estudiar e, incluso, se recibió de abogado. Conocía idiomas y escribió varios libros que demostraban talento literario. Varias veces, cuando ya estaba en la antesala de la cámara de gas, salvó la vida merced a hábiles piruetas jurídica de sus representantes.

    Finalmente, fue ejecutado y el mundo pudo ver la morbosa escena en la cámara cuando Caryl convulsionaba horriblemente por los efectos del veneno que terminó con su vida. Algo espantoso.

    No estoy queriendo decir con esto que sea merecedor de respeto luego de las atrocidades que se le adjudicaban y que nunca quedaron debidamente comprobadas. Él se declaró muchas veces inocente y las pruebas en su contra ofrecían aristas dudosas. En otra dimensión de barbarie absoluta, es imposible olvidar la ejecución de los mártires de Chicago y, también, de los esposos Rosenberg.

    La pena de muerte es la peor de las opciones. Ya se sabe que en los EEUU se envió -y tal vez se envía- a cantidad de condenados con argumentos poco sustentables. Por lo general, personas de los más bajos estratos sociales, cuyos delitos tienen mucho que ver con una sociedad injusta y fragmentada en clases. Una vez que el sujeto es asesinado “legalmente”, no hay forma de reparar lo decidido si se descubre su inocencia. Me refiero a aquella figura clásica que reza: “ante la duda el reo es inocente”.

    De cualquier manera, aún en la certeza de los delitos que se penan con esa medida extrema, no hay justificación ética alguna. La muerte no puede ser jamás un recurso humanitario, altruísta.

    Nótese que crímenes execrables como los de algunos célebres militares -caso teniente William L. Calley, aquel asesino miserable en Vietnam-, fueron eximidos de esa condena. Pero a un negro que asaltó un almacén y en la huída mató a un policía, de cabeza a la cámara de gas.

    ¿Qué habría que hacer con los pilotos del helicóptero que mataron civiles inocentes en Bagdad y que todos vimos en el tremendo video que conocimos de WikiLeaks?… ¿Alguien supone que se enfrentarán a la inyección letal?

    Puede concebirse esta medida en casos extremos, como ser traición a la Patria o crímenes perversos de aristas aterradoras como la que acabo de narrar. Me refiero a violaciones a los derechos humanos, en cualquier característica, seguidos de muerte, torturas, genocidio, etcétera.

    Este imbécil, que ha demostrado ser un lumpen utilizado por la banda mafiosa de Miami, no es más que un sicario de bajo vuelo. La pena de muerte le correspondería a Posada, Bosch y otros tipos de esa calaña. Podría decir que aquí en la Argentina, cantidad de represores que ahora está presos, merecerían semejante escarmiento.

    Eso es así porque estamos ante la presencia de una vocación irrenunciable a promover y ejecutar políticas genocidas, torturas y brutalidades incalificables. Gente, por llamarla de alguna manera, que tenía plena conciencia de las barbaridades que llevaban a cabo.

    El caso emblemático de Posadas ufanándose de sus aborrecibles culpas.
    Ahí no hay cárcel que valga. El paredón de fusilamiento es el único destino posible para estas personalidades monstruosas. Única forma de escarmentar a quienes anden pensando en emular delitos similares y única forma de que la sociedad elimine a basuras morales irredimibles.

    Repito, me parece edificante que Cuba le perdone la vida a este infeliz. La reclusión perpetua es suficiente. No considero, además, que debe mortificárselo. La cárcel debe intentar rescatar al individuo. Me parece correcto que se le permita estudiar, comer dignamente, tener atendida su salud y recrearse en alguna medida en su eterna prisión.

    Claro, tampoco se trata de que el sujeto permanezca como de vacaciones. Debería instrumentarse en todo el mundo que los presos trabajen en alguna actividad y sirvan a la sociedad. Un sistema disciplinario riguroso que se distinga de la libertad de la gente decente. Una forma de rehabilitarse y aportar a su propia sustentación.

    En la Argentina, las cárceles, en general, son lugares horrorosos que no sólo no permiten que el individuo reflexione y se eleve como persona… son escuelas de delincuencia y de perversiones inauditas. La Justicia, al no modificar esa situación de los presidios, se enloda a sí misma.

    Nuevamente, me alegra el corazón que Cuba destierre esta medida, al menos en casos como éste que nos ocupa. Es bueno, por otra parte, que los delincuentes que anden pensando en tropelías semejantes, sepan que de cometerlas, les espera una vida entre rejas.

    Al menos, como digo siempre, así lo veo yo.
    Buenas tardes, queridos amigos de “Cubadebate”.

  • Alfredo dijo:

    La generosidad es privilegio de los fuertes. Saludo la decision.

  • MANOLOGLEZ dijo:

    Me parece muy atinada la desición del TSP,me da un uso de la justicia bien deberia seguir la jueza Lenard o como se llame.
    Fortalece a mi patria esa desición.

Se han publicado 49 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también