Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Medios  »

La foto del día 20 de julio en Cubadebate

| 24 |

Para Ismael Francisco, a los periodistas cubanos

Demasiados hechos al mismo tiempo en Washington: se pliega la tela roja sobre la tarja de bronce que dice en la pared de piedra caliza que esta es la Embajada de la República de Cuba; sobre territorio insular -sin salir de la capital estadounidense- decenas de las más importantes figuras de la política pública de EEUU; una de las más grandes concentraciones de periodistas por metro cuadrado que los reporteros hayamos visto; Bruno Rodríguez y John Kerry en amable apretón de manos; una caminata por la barriga del Departamento de Estado que pasó de la cocina al enjoyado Salón Benjamin Franklin; Danny Glover abrazando a todos a la entrada de la misión diplomática cubana, como si le hubiera nacido un hijo; Silvio Rodríguez con corbata; un loco que intentó montar un show con pintura roja para acusar a la Isla y pareció solo eso, un loco en medio de una fiesta a la que no había sido invitado…

Pero todos esos flashes del 20 de julio y otros que se me escapan están en mi memoria desdibujados por la emoción de apenas cinco minutos: aquellos transcurridos entre la Marcha de la Bandera, y el momento en que dejaron de sonar los acordes del Himno Nacional en la ceremonia de apertura de la Embajada de Cuba en Washington.

Comenzó a las 10:33 de la mañana con un cielo impresionantemente azul, unas nubes empedradas como en un cuadro de John Constable y un sol de Santiago de Cuba. Había centenares de personas expectantes en el jardín, pero tenía la sensación de que solo estábamos Ismael Francisco, el fotógrafo de Cubadebate, y yo con la bandera.

Cuando el Canciller junto a los tres engalanados soldaditos cubanos comenzaron a izarla, ella parecía una flor en su capullo. No se desplegaba. Lo hizo poco a poco, cuando fue tomando altura, primero tímidamente y luego con fuerza, como si se peleara con el viento, regalándonos una fiesta de colores en el fondo azul del cielo de Washington -después un amigo me diría que esto era algo así como justicia poética para el dolor que inspiró los versos de Bonifacio Byrne, escritos, como se sabe, en 1899, “cuando afanoso busqué mi bandera/ ¡y otra he visto además de la mía!”.

Hubo gritos hasta de los balcones de los edificios vecinos, los fotógrafos dispararon enloquecidos, la gente sacó sus teléfonos y sus cámaras, casi todo el mundo estaba llorando y en eso se escuchó “Al combate corred, bayameses…” Miré a Ismael, que estaba ubicado frente al asta, de espaldas a la calle. Esa emoción tenía que llegar a la portada de Cubadebate.

Sabía que él ya tenía las mejores imágenes en su cámara de mil y una coberturas. Lo supe, porque en ese momento levantaba a la altura de sus ojos un teléfono móvil prestado por el agregado de prensa de la Embajada, y tomaba la foto que llegaría en instantes a la redacción. Déjenme aclarar que estaba bloqueada la Internet por razones de seguridad -había allí un puñado de los funcionarios de más alto nivel del gobierno de los Estados Unidos y congresistas de ambos Partidos, el Demócrata y el Republicano-. La presencia policial y del Servicio Secreto era abrumadora y no había modo de salir a conectarse a otro lado, hasta finalizada la ceremonia. Pero nosotros teníamos que garantizar que llegara a Randy, el director de nuestra página, y en simultáneo, la foto del día.

Como suele pasar en estas coberturas, hay quien pierde el equilibrio al intentar una posición que le permita tomar la imagen de su vida. Uno de los pocos fotógrafos que se encontraban en el jardín se le vino encima a Ismaelito y vi volar contra la jardinera de concreto el teléfono que nos prestaron. Acababa de terminar el Himno y de desaparecer la foto de portada. O eso creí.

A duras penas pude llegar hasta mi compañero. Debía estar angustiado: con buena suerte la redacción tendría la imagen en un par de horas y sería difícil decirle al dueño del móvil que la pantalla estaba hecha añicos. Intenté consolar a Ismael y le di un abrazo. Me miró extrañado: “Rosa, tendremos que comprar otro teléfono, pero la foto de la bandera ya está en Cubadebate”. Había salido a las 10:38 minutos de Washington a La Habana. “Dios es periodista”, le dije.

Bandera cubana ondea en Washington, en la sede de la Embajada de Cuba en Estados Unidos. Foto: Ismael Francisco.

La foto tomada con el teléfono móvil del Encargado de prensa de la Embajada de Cuba en Washington a las 10:38 del lunes 20 de julio de 2015. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

La Bandera Nacional ondea en el cielo de Washington, durante la ceremonia oficial de reapertura de la Embajada de la Isla en Estados Unidos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Esa misma imagen tomada por la cámara de Ismael Francisco a las 10:37 del lunes 20 de julio de 2015.

Posdata

Poco después de publicada esta nota, me llegó un mensaje de Alicia Jrapko, del Comité de Internacional por la Libertad de los Cinco,  y una foto que este lunes tomó su esposo, el fotógrafo Bill Hackwell. Ambos estaban en la ceremonia:

Bill y yo acabamos de leer tu artículo en Cubadebate sobre la foto del día 20 de julio. Mientras leía el artículo y se lo traducía a Bill, el cual no sabía sobre lo que describías, me dijo: “Yo hice esa foto de Ismael Francisco tomando la foto utilizando un telefono celular”. Lo extraño es que Bill realmente no sabe por qué la tomó, porque ni siquiera entendía por qué él estaba utilizando el celular en lugar de su cámara. Bill la buscó y la encontró y me pidió que te la mande, no solo porque él entiende perfectamente el sentimiento de angustia de un fotógrafo ante una imagen que por alguna razón “no pudo ser”, sino porque quiso que la foto quedara como testigo de tu testimonio.

Con este mensaje de Alicia y de Bill, creo que necesitaría rectificar el final de mi crónica: “Dios, en realidad, es fotógrafo”.

Ismael Francisco este 20 de julio. Foto: Bill Hackwell.

Ismael Francisco este 20 de julio. Foto: Bill Hackwell.

En Video, la Ceremonia de apertura de la Embajada cubana

Galería de imágenes del Restablecimiento de Relaciones Cuba-EEUU

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Alberto Martínez dijo:

    Como siempre Rosa Miriam con una pluma que vuela y nos hace ver lo que ella ve. Gracias cubadebate

    • Tell dijo:

      Qué pena que la “Foto del Día” muestre hasta el desconocimiento que se tiene sobre los símbolos Patrios. Observen que la bandera esta izada hasta la máxima altura que la cuerda permite. Se debió izar más que nunca marcando lo que simboliza llevarla hasta la máxima altura, y bajarla una cuarta, o un poco más, sobre todo allí en el corazón de los EU. Como el símbolo nacional que representa que Cuba no es libre todavía y que se debe izar completamente el día que la Base de Guantánamo no exista. Qué oportunidad perdimos de decirle al mundo entero, que todavía Cuba tiene su territorio parcialmente ocupado por las Garras del imperio. Espero que esto no se olvide. Que la euforia no nos lleve al error. Al fin y al cabo, todavía estamos bloqueados.

  • Delia Rosa Proenza Barzaga dijo:

    Esta crónica me ha hecho estremecer. Como periodista, imagino al detalle cada descripción, cada sentimiento y hasta cada angustia vividos por ellos en esos escasos minutos. Ayer no pude acceder al sitio, hoy luego de recorrer lejanos parajes en función de trabajo me conecto y puedo, empecé por este llamativo título porque eso es el escrito: una foto, como diría mi padre, escritor y generalmente crítico con cada obra, una foto muy bien lograda, sin que Isma se ponga bravo porque aquí no es el lente quien compite.
    Como bayamesa y cubana siento orgullo de que mi bandera ondee orgullosa en esa urbe estadounidense. A Isma mi abrazo fraterno y a todos los colegas, personal diplomático y de otra índole que pudieron estar allí de cuerpo presente, mis congratulaciones.

    • Rosa Miriam dijo:

      Gracias, Delia. Escribí esta nota porque quería hacer un homenaje a los periodistas cubanos, a veces tan pateados por todos, pero tan profesionales cuando tienen que serlo. Un abrazo, Rosa

      • Alejo... dijo:

        No son pateados Rosa, son criticados por que muchas veces no dicen las verdades necesarias…solo eso.

  • jiro-sama dijo:

    Al volver de distante ribera,
    con el alma enlutada y sombría,
    afanoso busqué mi bandera
    ¡y otra he visto además de la mía!

    ¿Dónde está mi bandera cubana,
    la bandera más bella que existe?
    ¡Desde el buque la vi esta mañana,
    y no he visto una cosa más triste… !

    Con la fe de las almas austeras,
    hoy sostengo con honda energía,
    que no deben flotar dos banderas
    donde basta con una: ¡la mía!

    En los campos que hoy son un osario
    vio a los bravos batiéndose juntos,
    y ella ha sido el honroso sudario
    de los pobres guerreros difuntos.

    Orgullosa lució en la pelea,
    sin pueril y romántico alarde;
    ¡al cubano que en ella no crea
    se le debe azotar por cobarde!

    En el fondo de obscuras prisiones
    no escuchó ni la queja más leve,
    y sus huellas en otras regiones
    son letreros de luz en la nieve…

    ¿No la veís? Mi bandera es aquella
    que no ha sido jamás mercenaria,
    y en la cual resplandece una estrella,
    con más luz cuando más solitaria.

    Del destierro en el alma la traje
    entre tantos recuerdos dispersos,
    y he sabido rendirle homenaje
    al hacerla flotar en mis versos.

    Aunque lánguida y triste tremola,
    mi ambición es que el Sol, con su lumbre,
    la ilumine a ella sola, ¡a ella sola!
    en el llano, en el mar y en la cumbre.

    Si deshecha en menudos pedazos
    llega a ser mi bandera algún día…
    ¡nuestros muertos alzando los brazos
    la sabrán defender todavía!…

  • NNY dijo:

    A falta de lluvia Buenos Aires para este caluroso verano!

  • Dulce María dijo:

    Como dice cosas en tan poco espacio. No das muela, Rosa, y cuántas cosas dices.

  • Porco Rosso dijo:

    disculpen, cuando lo escribí no había visto el de jiro-sama

  • Milagros Aleman dijo:

    Que artículo tan emocionante!!!! Solo te puedo decir una cosa: la patria te contempla orgullosa.
    Gracias por tu sacrificio, muchos quisimos estar en ese momento…. pero lo hemos vivido tan intenso como ustedes. Ahora puego gritar: PERO QUE LIDA ES TU FOTO Y QUE BELLA ES MI BANDERA

  • Randy Alonso Falcón dijo:

    Gracias a Rosa Miriam e Ismael por llenar a Cubadebate de buen periodismo y hacernos partícipes a todos, redacción y lectores, de grandes momentos como los de este 20 de julio.

  • Ismael dijo:

    La verdad no puedo decir aunque quisiera decir mucho, solo darte las gracias Rosa, a ti y a todos mis colegas, yo sin dudas hasta mis ultimos instantes de vida seguire siendo Fotografo y Revolucionario, GRACIAS.

  • Laura dijo:

    Felicidades papi, estoy orgullosa de ti te quiero mucho

  • sarabanda dijo:

    ….bella como siempre nuestra bandera… no importa el lugar ni bajo que cielo ondee, su belleza es absoluta….

  • YAMI dijo:

    HAY HOMBRES INTELIGENTES DESCOLLANTES, PERO HAY HOMBRES QUE NO LO SON TANTOS Y TAMBIEN BRILLAN

  • Fonta dijo:

    Que pena que siempre alguien vea las sombras en el sol, Nada puede quitarle méritos ni indirectamente al trabajo de periodosta y fotografo profesionalísimos. Conozco del aval de talento de Rosa Miriam, su tésis de doctorado podía haber sido cualquiera de sus mágníficos trabajos de Cubadebate, pero ahí está para que todos aprendamos del Consenso de los posible. El tecnicismo de la bandera no le quita mérito a la foto.¿Sabías Tell que ya no se tiene en cuenta pues es reconocer que no es nuestro ese territorio?

  • Raul molina sauarez del villar dijo:

    la patria siempre sejira siendo soverana por que amamos la gloria que sea vivido

  • yamil dijo:

    No pude como joven que soy asistir al momento en que fue izada la bandera americana en la Habana, pero cuando vi el 20 de Julio la Cubana ondear en su propia tierra ,sentí que por fin la historia revindicó a los que nos seguimos sintiendo orgullos de ser CUBANOS ,Goliat no solo reconoce que las piedras de la onda de David le hacen daño sino que comienza a protegerse de ella. Todos somos Cuba,a celebrar que nuestros muertos alzando lo brazos también nos acompañaron cuando se enarboló a ese símbolo que durante todos estos años nos ha acompañado .

  • Mildred dijo:

    Hay momentos y experiencias irrepetibles en la vida , ocurren a veces en fracciones de segundos pero nos marcan para toda la vida, comprendo perfectamente lo que sintieron Rosa Mirian y los demás que estuvieron presentes , yo soy bayamesa y cuando estuve en Venezuela la primera vez que escuché y canté nuestro himno nacional el 13 de agosto de 2008 realmente despues de la primera frase ” Al combate corred Bayameses ” no pude seguir cantando, sencillamente no pude , fue un instante en el cual todas mis cuerdas vocales conspiraron contra mi y el sentimiento que a veces nos traiciona solo me permitió llorar y mirar la bandera, gracias miriam, puedo percibir también tus sentimientos y tus lagrimas…..

  • UNA CUBANA AGRADECIDA dijo:

    mi única pregunta está dada en un error cometido cuando se sigue diciendo que la bandera que ondea en la entrada es la que fue arriada en 1961, cuando varias veces se ha explicado que esa bandera está dentro por razones de tiempo, podría deshilacharse de encontrarse batida por el viento.

  • Утижение-Консуэло-Consuelo dijo:

    Para Tell, no vió la distancia que existe entre la parte superior y donde quedó la bandera, lo que no puedes ver o disfrutar de que sí se cumplió con la distancia pues en esa foto es difícil de observar y medir y como explicó debe ser una cuarta aproximadamente para que signifique el terreno de la basa naval de Guantánamo que no es libre. pero si se fija bien no está en el borde superior. Es bueno que se acuerde de este detalle para que se recuerde que aunque flote allá tenemos que cuidar por los principios de los que tantos murieron, para tener hoy y disfrutar todos estos, logros.

  • belkis dijo:

    bellisima crónica, gracias Rosa Miriam Elizalde e Ismael Franscisco

  • Carlos Fiallos dijo:

    Las ramas de la narrativa al servicio del periodismo: esta crónica como un cuento de los que decía Cortázar “vence por K.O”.
    Un cuento elaborado elaborado solo con realidad. Dos historias se entrecruzan: el establecimeitno de la embajada cubana en Washington y el de dos periodistas ansiosos de cumplir su trabajo: la definición de Piglia del cuento; sin embargo entra otra historia la de un solidario con Cuba (como habemos tantos en el mundo) que capta con su cámara las dos historias.
    Grandes Isamel y Rosa.

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana y editora del sitio Cubadebate. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros “Antes de que se me olvide”, “Jineteros en La Habana”, “Clic Internet” y “Chávez Nuestro”, entre otros. En twitter: @elizalderosa

Vea también