Imprimir
Inicio » Noticias  »

Bruno Rodríguez: Hoy se abre la oportunidad de empezar a trabajar para fundar unas relaciones bilaterales nuevas y distintas a todo lo anterior (+ Fotos y Video)

| 58 |
La Bandera Nacional ondea en el cielo de Washington, durante la ceremonia oficial de reapertura de la Embajada de la Isla en Estados Unidos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Bandera Nacional ondea en el cielo de Washington, durante la ceremonia oficial de reapertura de la Embajada de la Isla en Estados Unidos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Discurso del Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parilla, en la Ceremonia de Reapertura de la Embajada de Cuba en los Estados Unidos.

Washington, 20 de julio de 2010

Excma. Sra. Roberta Jacobson, secretaria de Estado Adjunta y señores funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos que la acompañan:

Honorables Miembros del Congreso:

Estimados Representantes de las Organizaciones, Movimientos e Instituciones estadounidenses que han realizado ingentes esfuerzos por el cambio de política hacia Cuba y el mejoramiento de las relaciones bilaterales:

Estimados Representantes de las Organizaciones y Movimientos de la emigración patriótica:

Excelentísimos Sres. Embajadores:

Compañeros de la Delegación Cubana:

Encargado de negocios José Ramón Cabañas, funcionarios y trabajadores de la Embajada de Cuba:

Estimadas amigas y amigos:

La bandera que honramos a la entrada de esta sala es la misma que aquí fue arriada hace 54 años, conservada celosamente en la Florida por una familia de libertadores y luego por el Museo de nuestra ciudad oriental de Las Tunas, como anticipación de que este día tendría que llegar.

Ondea nuevamente en este lugar la bandera de la estrella solitaria que encarna la generosa sangre derramada, el sacrificio y la lucha más que centenaria de nuestro pueblo por la independencia nacional y la plena autodeterminación, frente a los más graves desafíos y peligros.

Rendimos homenaje a todos los que cayeron en su defensa y renovamos el compromiso de las generaciones presentes y, con absoluta confianza en las que vendrán, de servirla con honor.

Invocamos la memoria de José Martí, quien vivió consagrado a la lucha por la libertad de Cuba y conoció profundamente los Estados Unidos. En sus “Escenas Norteamericanas”, nos dejó una nítida descripción de la gran nación del norte y el elogio de lo mejor de ella. También, nos legó la advertencia de su desmedida apetencia de dominación que toda una historia de desencuentros ha confirmado.

Hemos llegado aquí gracias a la conducción firme y sabia del líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz, a cuyas ideas siempre guardaremos lealtad suprema. Recordamos su presencia en esta ciudad, en abril de 1959, para promover relaciones bilaterales justas y su sincero homenaje a Lincoln y Washington. Los propósitos que tempranamente lo hicieron venir, son los que hemos intentado en estas décadas y coinciden exactamente con los que nos proponemos hoy.

Muchos en esta sala, políticos, periodistas, personalidades de las letras o las ciencias, estudiantes, activistas sociales estadounidenses, atesoran infinitas horas de enriquecedora conversación con el Comandante que les permitieron comprender mejor nuestras razones, objetivos y decisiones.

Este acto ha sido posible por la libre e inquebrantable voluntad, la unidad, el sacrificio, la abnegación, la heroica resistencia y el trabajo de nuestro pueblo, y por la fuerza de la Nación y la cultura cubanas.

Varias generaciones de la diplomacia revolucionaria confluyeron en este esfuerzo y entregaron sus mártires. El ejemplo y el verbo trepidante de Raúl Roa, el Canciller de la Dignidad, continúan animando la política exterior cubana y estarán en el recuerdo de los más jóvenes y de los futuros diplomáticos.

Soy portador de un saludo del Presidente Raúl Castro, expresión de buena voluntad y de la sólida decisión política de avanzar, mediante el diálogo basado en el respeto mutuo y la igualdad soberana, hacia una convivencia civilizada, aun dentro de las diferencias entre ambos gobiernos, que favorezca la solución de los problemas bilaterales, promueva la cooperación y el desarrollo de vínculos mutuamente ventajosos como desean y merecen ambos pueblos.

Sabemos que ello sería una contribución a la paz, el desarrollo, la equidad y la estabilidad del continente, al ejercicio de los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y en la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, en La Habana.

Con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la reapertura de Embajadas, culmina hoy una primera etapa del diálogo bilateral y se abre paso al complejo y seguramente largo proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales.

Es grande el desafío porque nunca ha habido relaciones normales entre los Estados Unidos de América y Cuba pese a un siglo y medio de intensos y enriquecedores vínculos entre los pueblos.

La Enmienda Platt, impuesta en 1902 bajo ocupación militar, cercenó un esfuerzo libertador que había contado con la participación o la simpatía de no pocos ciudadanos norteamericanos y dio origen a la usurpación de territorio cubano en Guantánamo. Sus nefastas consecuencias marcaron indeleblemente nuestra historia común.

En 1959, Estados Unidos no aceptó la existencia de una pequeña y vecina isla totalmente independiente y unos años después, aun menos, la de una Revolución socialista que tuvo que defenderse, y desde entonces, encarna la voluntad de nuestro pueblo.

Cito la historia para afirmar que hoy se abre la oportunidad de empezar a trabajar para fundar unas relaciones bilaterales nuevas y distintas a todo lo anterior. Para ello, el gobierno cubano compromete toda su voluntad.

Solo la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero que tanto daño y privaciones ocasiona a nuestro pueblo, la devolución del territorio ocupado en Guantánamo y el respeto a la soberanía de Cuba darán sentido al hecho histórico que estamos viviendo hoy.

Cada paso que se avance contará con el reconocimiento y la favorable disposición de nuestro pueblo y gobierno, y recibirá seguramente el aliento y el beneplácito de la América Latina y el Caribe y del mundo.

Ratificamos la voluntad de Cuba de avanzar hacia la normalización de las relaciones con los Estados Unidos, con ánimo constructivo, pero sin menoscabo alguno a nuestra independencia, ni injerencia en asuntos que pertenecen a la exclusiva soberanía de los cubanos.

Persistir en objetivos obsoletos e injustos y solo proponerse un mero cambio en los métodos para conseguirlos, no hará legítimos aquellos ni ayudará al interés nacional de los Estados Unidos ni al de sus ciudadanos. Sin embargo, si así ocurriera, estaríamos dispuestos a aceptar ese desafío.

Acudiremos a este proceso, como escribiera el presidente Raúl Castro en su carta del 1ro. de julio al Presidente Barack Obama, “animados por la intención recíproca de desarrollar relaciones respetuosas y de cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos”.

Desde esta Embajada, continuaremos trabajando con empeño para fomentar las relaciones culturales, económicas, científicas, académicas y deportivas, y los vínculos amistosos entre nuestros pueblos.

Trasmitimos el respeto y reconocimiento del gobierno cubano al Presidente de los Estados Unidos por su llamado al Congreso a levantar el bloqueo y por el cambio de política que ha enunciado, en particular por la disposición que ha expresado de ejercer sus facultades ejecutivas con ese propósito.

Recordamos especialmente la decisión del Presidente Carter de abrir Secciones de Intereses respectivas en septiembre de 1977.

Me complace agradecer al gobierno de la Confederación Suiza por su representación de los intereses cubanos durante los últimos 24 años.

En nombre del Gobierno y del pueblo de Cuba, deseo expresar nuestra gratitud a los miembros del Congreso, académicos, líderes religiosos, activistas, grupos de solidaridad, empresarios y tantos ciudadanos estadounidenses que se esforzaron a lo largo de muchos años para hacer llegar este día.

A la mayoría de los cubanos residentes en los Estados Unidos, que han defendido y reclaman una relación diferente de este país con nuestra Nación, expresamos reconocimiento. Nos han dicho, conmovidos, que multiplicarán sus esfuerzos, leales a la tradición de la emigración patriótica que sirvió de sustento a los ideales de independencia.

Expresamos gratitud a nuestros hermanos latinoamericanos y caribeños, que han estado de manera decisiva junto a nuestro país y reclamaron un nuevo capítulo en las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba, al igual que lo hicieron con extraordinaria constancia muchísimos amigos en todo el mundo.

Reitero nuestro reconocimiento a los gobiernos, aquí representados por el Cuerpo Diplomático, que con su voz y voto en la Asamblea General de las Naciones Unidas y en otros ámbitos dieron una contribución decisiva.

José Martí organizó desde aquí el Partido Revolucionario Cubano para conquistar la libertad, toda la justicia y la dignidad plena de los seres humanos. Sus ideas, reivindicadas heroicamente en el año de su Centenario, siguen siendo la esencial inspiración en este camino que nuestro pueblo, soberanamente, ha escogido.

Muchas gracias.

El Ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez en la apertura de la Embajada de la Isla en Washington. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

El Ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez en la apertura de la Embajada de la Isla en Washington. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

In English

STATEMENT BY BRUNO RODRÍGUEZ PARRILLA, MINISTER OF FOREIGN AFFAIRS OF THE REPUBLIC OF CUBA, AT THE CEREMONY TO RE-OPEN THE CUBAN EMBASSY IN THE UNITED STATES. WASHINGTON, JULY 20, 2015.

Her Excellency Mrs. Roberta Jacobson, Assistant Secretary of State;
Officials of the US Government accompanying her;

Honorable members of Congress;

Esteemed Representatives of the US Organizations, Movements and Institutions who have made huge efforts in favor of the change of the US Cuba policy and the improvement of bilateral relations;

Esteemed Representatives of the Organizations and Movements of the patriotic emigration;

Distinguished Ambassadors;

Comrades of the Cuban Delegation;

José Ramón Cabañas, Chargé D’ Affairs;

Officials and workers of the Cuban Embassy;

Esteemed friends;

The flag that we revere at the entrance of this room is the same that was hauled down here 54 years ago, which was zealously kept in Florida by a family of liberators and later on by the Museum of our eastern city of Las Tunas, as a sort of premonition that this day would certainly come.

Flying once again in this place is the lone-star flag which embodies the generous blood that was shed, the sacrifices made and the struggle waged for more than one hundred years by our people for their national independence and full self-determination, facing the most serious challenges and risks.

Today we pay homage to all those who died in its defense and renew the commitment of the present generations, fully confident on the newer ones, to serve it with honor.

We evoke the memory of José Martí, who was fully devoted to the struggle for the freedom of Cuba and managed to get a profound knowledge about the United States: In his “North American Scenes” he made a vivid description of the great nation to the North and extolled its virtues. He also bequeathed to us a warning against its excessive craving for domination which was confirmed by a long history of disagreements.

We’ve been able to make it through this date thanks to the firm and wise leadership of Fidel Castro Ruz, the historic leader of the Cuban Revolution, whose ideas we will always revere with utmost loyalty. We now recall his presence in this city, in April of 1959, with the purpose of promoting fair bilateral relations, as well as the sincere tribute he paid to Lincoln and Washington. The purposes that brought him to this country on such an early time are the same that have pursued throughout these decades and coincide exactly with the ones that we pursue today. Many in this room, whether politicians, journalists, outstanding personalities in the fields of arts or sciences, students or American social activists, have been able to treasure unlimited hours of enriching talks with the Commander, which allowed them to have a better understanding of our reasons, goals and decisions.

This ceremony has been possible thanks to the free and unshakable will, unity, sacrifice, selflessness, heroic resistance and work of our people and also the strength of the Cuban Nation and its culture.

Several generations of the revolutionary diplomacy have converged in this effort and offered their martyrs. The example and vibrant speech of Raúl Roa, the Chancellor of Dignity, have continued to inspire Cuba’s foreign policy and will remain forever in the memory of the younger generations and future diplomats.

I bring greetings from President Raúl Castro, as an expression of the good will and sound determination to move forward, through a dialogue based on mutual respect and sovereign equality, to a civilized coexistence, even despite the differences that exist between both governments, which makes it possible to solve bilateral problems and promote cooperation and the development of mutually beneficial relations, just as both peoples desire and deserve.

We know that this would contribute to peace, development, equity and stability in the continent; the implementation of the purposes and principles enshrined in the UN Charter and in the Proclamation of Latin America and the Caribbean as a Zone of Peace, which was signed at the Second Summit of the Community of Latin American and Caribbean States held in Havana.

Today, the re-establishment of diplomatic relations and the re-opening of embassies complete the first stage of the bilateral dialogue and pave the way to the complex and certainly long process towards the normalization of bilateral relations.

The challenge is huge because there have never been normal relations between the United States of America and Cuba, in spite of the one and a half century of intensive and enriching links that have existed between both peoples.

The Platt Amendment, imposed in 1902 under a military occupation, thwarted the liberation efforts that had counted on the participation or the sympathy of quite a few American citizens and led to the usurpation of a piece of Cuban territory in Guantánamo. Its nefarious consequences left an indelible mark in our common history.

In 1959, the United States refused to accept the existence of a fully independent small and neighboring island and much less, a few years later, a socialist Revolution that was forced to defend itself and has embodied, ever since then, our people’s will.

I have referred to History to reaffirm that today an opportunity has opened up to begin working in order to establish new bilateral relations, quite different from whatever existed in the past. The Cuban government is fully committed to that.

Only the lifting of the economic, commercial and financial blockade which has caused so much harm and suffering to our people; the return of the occupied territory in Guantánamo and the respect for Cuba’s sovereignty will lend some meaning to the historic event that we are witnessing today.

Every step forward will receive the recognition and the favorable acceptance of our people and government, and most certainly the encouragement and approval of Latin America and the Caribbean and the entire world.

We reaffirm Cuba’s willingness to move towards the normalization of relations with the United States in a constructive spirit, but without any prejudice whatsoever to our independence or any interference in the affairs that fall under the exclusive sovereignty of Cubans.

To insist in the attainment of obsolete and unjust goals, only hoping for a mere change in the methods to achieve them will not legitimize them or favor the national interest of the United States or its citizens. However, should that be the case, we would be ready to face the challenge.

We will engage in this process, as was written by President Raúl Castro in his letter of July 1st to President Obama, “encouraged by the reciprocal intention of developing respectful and cooperative relations between our peoples and governments.”

From this Embassy, we will continue to work tirelessly to promote cultural, economic, scientific, academic and sports relations as well as friendly ties between our peoples.

We would like to convey the Cuban government’s respect and recognition to the President of the United States for urging the US Congress to lift the blockade as well as for the change of policy that he has announced, but in particular for the disposition he has showed to make use of his executive powers for that purpose.

We are particularly reminded of President Carter’s decision to open the respective Interests Sections back in September of 1977.

I am pleased to express my gratitude to the Government of the Swiss Confederation for having represented the Cuban interests for the last 24 years.

On behalf of the Government and the people of Cuba, I would like to express our gratitude to the members of Congress, scholars, religious leaders, activists, solidarity groups, business people and so many US citizens who worked so hard for so many years so that this day would come.

To the majority of Cubans residing in the United States who have advocated and called for a different kind of relation of this country with our Nation, we would like to express our recognition. Deeply moved, they have told us that they would multiply their efforts and will remain faithful to the legacy of the patriotic emigration that supported the ideals of independence.

We would like to express our gratitude to our Latin American and Caribbean brothers and sisters who have resolutely supported our country and called for a new chapter in the relations between the United States and Cuba, as was done, with extraordinary perseverance, by a lot of friends from all over the world.

I reiterate our recognition to the governments represented here by the Diplomatic Corps, whose voice and vote at the UN General Assembly and other fora made a decisive contribution.

From this country José Martí organized the Cuban Revolutionary Party to conquer freedom, all the justice and the full dignity of human beings. His ideas, which were heroically vindicated in his centennial year, continue to be the main inspiration that moves us along the path that our people have sovereignly chosen.

Thank you, very much.

La tarja en la fachada de la misión diplomática de Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La tarja en la fachada de la misión diplomática de Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Centenares de periodistas se apostaron frente a la Embajada de Cuba para asistir al momento en que la bandera cubana fue izada, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Durante la Marcha de la Bandera. La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Bruno Rodríguez este lunes en la Embajada cubana, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La bandera cubana fue izada este lunes en la sede de la nación caribeña aquí, pocas horas después del restablecimiento oficial de los vínculos diplomáticos bilatarales, en acto solemne fue encabezado por Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Roberta Jacobson (centro), subsecretaria de Estado; Josefina Vidal (derecha), Directora General de Estados Unidos de la Cancillería cubana, y Jeffrey De Laurentis (izquierda), Encargado de Negocios de EEUU en La Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Galería de Imágenes del Restablecimiento de Relaciones Cuba-EEUU

En Video, la reapertura de la Embajada de Cuba en Washington

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • el monky dijo:

    “….Ratificamos la voluntad de Cuba de avanzar hacia la normalización de las relaciones con los Estados Unidos, con ánimo constructivo, pero sin menoscabo alguno a nuestra independencia, ni injerencia en asuntos que pertenecen a la exclusiva soberanía de los cubanos.
    Persistir en objetivos obsoletos e injustos y solo proponerse un mero cambio en los métodos para conseguirlos, no hará legítimos aquellos ni ayudará al interés nacional de los Estados Unidos ni al de sus ciudadanos. Sin embargo, si así ocurriera, estaríamos dispuestos a aceptar ese desafío….”
    Con la Guía de Fidel y Raúl y el legado martiano.
    Lo único que necesitamos es que se respete nuestra soberanía y autodeterminación.

    • Carlos Zayas dijo:

      Solo recordar una cosa: ” El escorpión pica, no por hambre, sino por ser escorpión” En las relaciones entre Cuba y ciertas naciones no hay nada honorable por parte de ellos en la historia.

      • EL CHUCHI dijo:

        No estoy de acuerdo con su comentario, creo que no podemos vivir en el pasado, pues si el mundo cambia, Cuba no puede quedarse atrás, necesitamos cambiar sin perder nuestra identidad, ni lo que somos, que entre la inversion extranjera para que nuestro país se desarrolle y mejoren las condiciones de vida de los trabajadores cubanos.

        viva Cuba.

      • Michel dijo:

        Carlos socio, en cuento de comparar un ser racional con uno que no lo es es un chiste no? por favor que somos mayores de edad.
        Saludos

      • Cheva dijo:

        Estimado Calos Zayas, muy bien, entonces seguimos viviendo “en el pasado”, devolvemos los 5 a las carceles de EE.UU, no aceptamos la colaboración de EE.UU para hacer la inseminación de Adriana en Panamá y no obtenemos el nacimiento de Gema, nos volvemos a meter en la famosa lista de paises patrocinadores del terrorismo con todo lo que ello implica, reducimos las cartegorias mediante las cuales mas norteamericanos pudedan viajar a Cuba, no pedimos al congreso que levante el Bloqueo porque en definitiva eso no nos hace tanto daño y podemos “vivir” lease “sufrir el pueblo” eternamente con el. en fin. lo que quiero decir es que su postura no se corresponde con los tiempos actuales, es mas, está muy cerca del fundamentalismo. Saludos y por favor, no se me sienta ofendido. Es obvio que no es lo mismo Bush que Obama para Cuba.

  • Francisco Terry Diaz dijo:

    LA PATRIA OS COMTEMPLA ORGULLOSA¡VIVA FIDEL,VIVA RAUL,VIVA LA REVOLUCION CUBANA!

  • felipe dijo:

    Excelente discurso, gracias Cubadebate

  • Ernesto Estevez Rams dijo:

    Cuba va !

  • Carlos E. Bischoff dijo:

    Una brillante lección de dignidad

  • rolando dijo:

    seguiremos el camino victorioso, nuevos triunfos nuevos retos
    hemos logrado poder acercar nuestro pensamiento e idea a nuestros adversarios
    mejor que antes
    no importa lo que diga la caverna que necesita la confrontacion y alejamiento
    aceptamos el reto y que permitan que vengan los ciudadanos norteamericanos a cuba a ver si podran torcer el camino que hemos decidido
    gracias fidel, gracias raul, gracias a todos que no pueden hoy ver este triunfo de los que fundan a ambos lados
    los que pretendan llevar la solitaria al lado de mas de 50 recuerden que la solitaria ilumina y mata

  • El Medico dijo:

    Da pena la tabla azul que sirve de fondo al rotulo de la embajada..llena huecos y con brochazos de pintura…es una broma o una chapuceria ofensiva que nadie pudo evitar???

    • Irai dijo:

      Holas, eso mismo vi yo, pero no habia comentado al respecto, pero si, la veo fea, chambona, horrible, sdos

  • minina dijo:

    Gran demostración de solidaridad y de apoyo a nuestra bella Cuba, cada día que pasa siento más orgullo de haber nacido aquí………….. y por eso no me cansare de gritar ¡ Viva Cuba ¡ ¡Viva Fidel! ¡Viva Raúl!

  • MERCY dijo:

    esto es otra batalla ganada,de las tantas es la mejor y ha sido la mas dura,a mi me dicen CUBA.

  • mercy dijo:

    asi es, esa es otra batalla ganada, nos sentimos orgullosos de ver ondear nuestra bandera en ese pais, a mi me dicen CUBA.

  • mercy dijo:

    ALEGRES ESTAMOS PUES ESTA ES OTRA BATALLA GANADA, DENTRO DE LAS MUCHAS,Y SEGUIREMOS ADELANTE COMO DIJERA NUESTRO COMANDANTE EN JEFE ORDENE.

  • Lázaro dijo:

    Carajo y ha sido en vida de Fidel, debe sentirse orgulloso y feliz

  • yuniasky baquero dijo:

    del imperio no nos debemos confiar.han asesinado a muchas personas en el mundo y en cuba.y ahora desde adentro seguiran haciendo mucho daño

  • Guillem Soler dijo:

    Hoy no se puede menos que felicitar al heroico pueblo de Cuba por una fe resuelta y una firme determinación coronadas con una victoria diplomática capital que pasa página a uno de los episodios más vergonzantes en la historia de las relaciones internacionales, con un acto discreto pero de profundo significado que va más allá de cubrir el expediente.

    Es de esperar que los Estados Unidos cejen en su obstinado afán y cese pronto el infame bloqueo a la Isla Potemkin: desde hoy mismo, los Estados Unidos quedan precisados a restablecer la plena normalidad en las relaciones internacionales de que disfruta la República de Cuba con la práctica totalidad de países del mundo.

    Reciban un fraterno y afectísimo saludo a todo el pueblo de Cuba desde Valencia (España).

    • vivacubalibre dijo:

      Senor Guillen Soler gracias por sus felicitaciones por esta nueva victoria de la Isla grande la que nunca se rendira, pero hay algo que no concuerdo con Ud nuestra Isla no es una Isla potemkin por que nosotros no difrasamos nuestra realidad ni le mostramos al mundo que estamos bien siendo la realidad otra, el mundo entero sabe lo que se vive en esta Isla, fuimos, somos y seremos transparentes con el Mundo, hago esta aclaracion pues quizas muchas personas que lean este sitio no conozcan el significado de la palabra pueblo(Isla) potemkin. Expresion a algo muy bien presentado que no demuestra su desastroso estado real, espero ahora muchos entiendan por que mi comentario Viva Cuba Libre

      • Itachi dijo:

        Mano me parece que el adjetivo de Potemkin no está mal empleado, ahi concuerdo con Gillem Soler

  • jorge dijo:

    Este discurso del canciller cubano esta el reflejo de un pueblo que ha sabido luchar hasta el final. Esa es la enseñanza que el lìder històrico nos inculcò cuando dirigio el movimiento revolucionario que nos trajo una nueva etapa para los cubanos.
    Sentimos alegrìa por la apertura de la embajada cubana en Estados Unidos, y que la misma bandera que se ario hace 54 años hoy vuelve con su estrella solitaria a iluminar nuevas esperanzas en las relaciones con los Estados Unidos.

  • lokol dijo:

    Sin intenciones de criticar, sino, todo lo contrario, contribuir a que los encargados HAGAN LAS COSAS BIEN! No pudieron darle un mejor acabado a la tarja que indica el nombre de la embajada de cuba o es que no sabían que le iban, en cuanto la rebelaran, tirar fotos.

  • Andrés dijo:

    Muy buen discurso. Dice lo que hay que decir. Los que están envueltos en esto están haciendo historia…

    Viva Cuba libre.

  • LDB dijo:

    Ahora a terminar con el bloqueo ese es el paso más importante. Bravo por Cuba

  • irraco dijo:

    Mírenlo como lo miren, este es un hecho histórico de indudable trascendencia. Se puede mirar por el lado positivo o por el lado negativo. Si se supone que más de medio siglo de socialismo nos deben haber aportado las armas ideológicas y morales suficientes para defender nuestro sistema socio-económico, entonces no habrá nada que temer y bienvenida sea esta nueva era.

  • Extremo Oeste dijo:

    Nosotros muy cumplidores, muy correctos, muy serios en esta tarea, con muchos invitados y hasta con risas y alegría. Ellos parecen no estar apurados, es como si las relaciones con Cuba no les interesaran tanto. Tambien parecen no estar muy alegres que digamos.

Se han publicado 58 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Bruno Rodríguez Parrilla

Bruno Rodríguez Parrilla

Es diplomático cubano, actual Canciller. Representó a Cuba en la sede de la Naciones Unidas, en Nueva York. Ex director del diario Juventud Rebelde.

Vea también