Curiosidades  »

| 4

"Tenía 24 años cuando me pintó Leonardo. Ahora tendría 530 años", responde en chino la dama, cuyo nombre oficial es Gioconda y que dejará de lado hasta noviembre en el Museo de la Planificación de Pekín su halo enigmático para hablar, mover los ojos, saludar con ambas manos e incluso pedir que se acerquen. "No tengo cejas porque el estándar de belleza en 1503 era afeitárselas para mostrar una frente ancha", explica Mona Lisa a un niño que le preguntó por ese detalle.