Opinión, Política  »

| 19
Luis A. Montero Cabrera

Las fuerzas revolucionarias y sus creencias en una sociedad mejor catalizaron la rebelión en medio de la tragedia de una 1ra. Guerra Mundial en la que ningún desposeído podía lograr algo que no fuera sufrimiento y más miseria. Primero derrocaron al Zar en febrero de 1917 pero el poder permaneció en manos de los poderosos. Solo había caído la imagen monárquica, ya desmitificada.