Libros Libres  »

| 1

Mi decisión de escribir un anecdotario y otros pasajes con mis recuerdos, y el de otros compañeros, sobre aquella parte de la vida del Che en que fuimos sus colaboradores, obedece a la recomendación que me hicieran varios lectores cubanos, y de otros países, después de ser publicado mi libro Che: El camino del fuego, en junio del año 2001. Al terminar la lectura de mi modesta obra, ellos señalaban que allí aparecía lo esencial de su pensamiento teórico y la forma práctica de llevar a la realidad sus nobles y promisorios ideales, pero que en esa labor tan abarcadora »

Opinión  »

| +
Che, el poema, la canción, la imagen

Siento un profundo simbolismo en el hecho de que la foto de Korda, que nos presenta al Che románticamente lúcido y con el corazón en ristre, haya sido –y sea- la imagen gráfica más entrañable del héroe, y no la que publicaciones norteamericanas, abastecidas por los servicios de inteligencia de ese país, mostraron del combatiente muerto.