Especiales, Sociedad  »

| 42

No sin conmociones y disgustos para la población y sus trabajadores, la interrupción parcial de los servicios en la clínica veterinaria José Luis Callejas Ochoa, desde el pasado viernes 26 de octubre, duró menos de una semana, y desde el jueves último ya funcionan todas sus instalaciones.

Noticias, Salud  »

| 45 |

La clínica veterinaria Jose Luis Callejas Ochoa, ubicada en la capitalina avenida Salvador Allende (Carlos III), quedó hoy oficialmente reinaugurada como parte de un programa de recuperación de las instalaciones donde se ofrece atención médica a animales afectivos. Gustavo Luis Rodríguez, ministro cubano de la Agricultura, asistió al acto de reinauguración de la clínica »

Especiales, Sociedad  »

| 53

Cuatro meses después de la publicación de un primer trabajo sobre la situación de la clínica Carlos III, el centro veterinario parece despertar de su letargo; sin embargo, tras recoger diferentes opiniones es evidente que falta aún trabajo por hacer en pos de garantizar un buen servicio. La situación constructiva, sanitaria y de abastecimiento de medicamentos son las principales dificultades que ha tenido que sortear durante mucho tiempo este centro de atención animal.

Especiales, Sociedad  »

| 135

El sanatorio de animales afectivos Juan Carlos Flores Monjes, más conocido como la Clínica veterinaria de Carlos III, en Plaza de la Revolución, durante los últimos dos años ha sido víctima de múltiples críticas debido a las malas condiciones con que trabajan los galenos de esa institución, la falta de medicamentos y el deterioro de las instalaciones del lugar. Pío Álvarez Fonseca, médico veterinario de la Clínica de Carlos III y trabajador del cuerpo de guardia, recuerda que se han publicado más de 5 artículos en el último año. Sin embargo, “la voz de nosotros no se oye”.

Opinión, Salud  »

| 145

Hoy la capital se enfrenta a la escasez de medicamentos en las clínicas veterinarias, a ello se le suma la falta de apoyo institucional a tales centros. Esta situación ha contribuido a la aparición de ilegalidades asociadas a la salud animal. La mayoría de los dueños de animales afectivos que se acercan a las clínicas y consultorios veterinarios, se quejan porque no existe un lugar donde poder adquirir las medicinas que faltan en estas instituciones.