ciberchancleteo

Opinión  »

| 18
Rafael Hernández

Desde el desencadenamiento de la crisis en el norte de África, se han multiplicado los artículos de prensa que arrancan hablando de Túnez, Egipto, Libia, para caer de plano en Cuba. Repasemos algunos botones de muestra.

Noticias  »

| 10
No es igual buscársela que jugársela (la vida)

"Veo un tremendo reportaje sobre periodistas asesinados en Iraq, por la mafia italiana, por los paramilitares colombianos, por el ejército de Zimbabwe. Y entre tanto testimonio estremecedor de gente que se juega la vida, aparece Yoani: bloguera ‘superstar' en hoteles de lujo de La Habana. Cambié de canal, no fuera a hablar luego Mila Ximénez, que una vez se peleó con Marujita Díaz...", publica hoy el diario español Público.

Manipulación y mentiras mediáticas  »

| 7
yoani-dinero-yanky

En el caso de Yoani el premio Cabot se ensarta en la preparación de un personaje al que se le ha asignado un papel en la historia del terrorismo mediático contra Cuba. El premio eleva el nivel y la relevancia social de esta mujer que carece de atributos y méritos personales para convertirse en interlocutora o vocera de la sociedad cubana.

Opinión, Ciencia y Tecnología  »

| 18
Salim Lamrani

Cuba es quizás el único país del mundo donde es posible vivir sin trabajar (lo que no siempre es algo positivo). En Suiza, Sánchez tuvo enormes dificultades para encontrar un trabajo y vivir decentemente y, desesperada, decidió regresar al país y explicar las razones de ello a las autoridades. Según éstas, Sánchez habría suplicado llorando a los servicios de inmigración que le concediesen una dispensa excepcional "para revocar su estatuto migratorio", y se lo concedieron. Yoani Sánchez ha decidido ocultar esta realidad cuidadosamente.

Manipulación y mentiras mediáticas  »

| 1
Enrique Ubieta

Siempre existirán tribunales inquisitoriales para decretar, en nombre de Dios, o, paradójicamente, de la Ciencia o de la Libertad, cuáles deben ser los límites de la fantasía, de la justicia, del conocimiento. Siempre existirán hombres y mujeres de alma mutilada, que se asusten ante los sueños "locos" de sus contemporáneos, no porque desconfíen de la veracidad o de la justeza de esos arrebatos cósmicos, sino por una razón más simple, y también más convencional: porque necesitan preservar la "normalidad" de sus vidas.