Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Venturas y desventuras de nuestra pequeña fábrica de nasobucos

Por: Isabel Cristina Lopez Hamze
| 49

Isabel Cristina cose los nasobucos en su máquina Singer, su hijo supervisa la calidad. Foto: Isabel Cristina Lopez Hazme/Facebook.

Al igual que en muchos lugares de Cuba, en mi casa se escucha el sonido de la vieja Singer. Desde los primeros casos de COVID-19 en el país, mi familia se enfrascó en la empresa, sin fines de lucro, de la confección de nasobucos caseros. Confieso que comenzamos con mucha torpeza, los primeros ejemplares fueron de dos capas de tela antiséptica y una capa de fibra sintética.

Una imponente barrera para el coronavirus, pero también para el oxígeno. Luego fuimos mejorando y dejamos sólo dos capas de tela, una blanca por dentro y otra colorida y vistosa por fuera. Aunque también abastecemos a los vecinos y a amigos, nuestro principal cliente es el consultorio médico. Cada día hacemos nasobucos para que la doctora de la familia entregue a los médicos y a los pacientes del barrio. Lo bueno de nuestro negocio familiar es la especialización que permite un mayor nivel de perfeccionamiento empresarial. Mi mamá gestiona el tejido, diseña y corta los nasobucos y finalmente ensarta las tiras. Yo coso en la máquina. Diego es el supervisor de la calidad y Jorge asume las tareas de distribución de los nasobucos terminados y registro audiovisual de nuestras labores diarias. Pero no todo es color de rosa, como los nasobucos de la foto. Hemos tenido varias crisis que han frenado la producción en reiteradas ocasiones.

Comenzamos muy dispuestos, pero pronto tuvimos la primera crisis. Inicialmente usamos tela antiséptica de los pañales del bebé y cuando esta se acabó, mi mamá comenzó a cortar sábanas, fundas y manteles para la capa interior de los nasobucos. Por suerte, la doctora Virgen llegó a solucionar esta crisis textil y desde entonces nos abastece de batas coloridas en desuso que utilizamos para la capa exterior.

Un día se partió la única aguja que teníamos. Imposibilitados de salir a comprar más, se incumplió el plan de la semana aquella vez. Pero mi mamá, gracias a su popularidad de joven jubilada, consiguió en el núcleo zonal dos paquetes de agujas Made in China. La única vez que mi madre ha salido de casa fue aquella noche, ataviada con nasobuco de triple capa, pañuelo en la cabeza, gorra, guantes y gafas de sol.

Luego vino la crisis del desajuste hormonal de la Singer y así fue como entró a nuestra casa el primer ser humano desde el día 15 de marzo hasta la fecha. Tuvimos que dejar pasar al arreglador de máquinas de coser. Luego de casi dos horas de trabajo, el hombre se fue. Cuando fui a coser la máquina estaba peor que nunca. Parece que, al buen mecánico, de tanto cloro que le roció mi madre, se le descoloró la entendedera y nos dejó a la Singer más muerta que viva.

Luego de dos días en paro involuntario decidí releer “Contra la interpretación” de Susan Sontag y desarmé la máquina de coser siguiendo la máxima conclusiva de su ensayo: “En lugar de una hermenéutica, necesitamos una erótica del arte.” Apelando a mis conocimientos teatrológicos y a todo lo aprendido en la Universidad de las Artes, ISA, logré rearmar a la vieja Singer y hasta el sol de hoy está buenisana.

La mayor de las dificultades enfrentadas por nuestra pequeña industria es de recursos humanos. Por las noches me entra un dolor debajo de la teta derecha que me saca el aire. Yo creo que es una patica del bebé que se me incrusta ahí, como si fuera en el corazón, pero del otro lado. De tanto darle al pedal en las mañanas él sale corriendo barriga arriba nadando la mariposa en reversa. Este problema ha frenado la producción dos días enteros.

Más allá de las venturas y desventuras de nuestra pequeña fábrica, nos satisface ver, de vez en cuando, colgado de una tendedera del barrio un nasobuco hecho en nuestra casa.

(Tomado del perfil de Facebook)

Se han publicado 49 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Viti dijo:

    Felicidades hermana, con ventura, desventura y poco recursos humanos tu minifrabica es la mejor, personas como ustedes son digno de admiración y respeto,ah, hija el bebé también da sus pataditas.

    • williamsf dijo:

      Si no fuera por los tiempos que vivimos le diria: Ante usted me quito el nasobuco y le beso su mano!!!.. Felicidades por hacer lo que dice nuestro Presidente: Somos Cuba, Somos Continuidad!!!

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    Ja,ja,ja,ja,ja¡Bravo!

  • Rosario dijo:

    Linda historia de solidaridad

  • rafael g dijo:

    un buen ejemplo de maria cristina felicidades por eso nuestra patria estan grande como nos enseño nuestro querido comandante

  • Vicente Costa Gómez dijo:

    FELICIDADES compañera, eso que ha hecho, hace y hará es digno de admirar máxime en su condición de embarazada...Gracias a su familia también.

  • Vicente Costa Gómez dijo:

    FELICIDADES compañera, eso que hizo, hace y hará es digno de admirar, máxime en su condición de emabrazada...Gracias a su familia también.

  • VicenteAZ dijo:

    FELICIDADES....es usted una guerrera de estos tiempos...Gracias familia por apoyarla.

  • Alguien dijo:

    Que bueno encontrar este trabajo que cuenta una historia muy parecida a la de mi familia con la confeccion de sus nasobucos.

    Desde mi adolecencia aprendi a darle al pedal de una vieja maquina de coser singer que habia en mi casa, nunca imagine que saber darle al pedal y guiar la costura me fuera a sacar de tantos apuros.

    Hoy mi esposa, mi suegra y mis hijos se enorgullesen de contar cada uno con su pequeño lote de nasobucos hechos en ¨La fabrica de su papa¨.

    No tengo el tiempo que quisiera tener para ayudar tambien a los vecinos y a quienes lo necesitan por que soy de los que han tenido que seguir en su puesto de labor para que muchos puedan disfrutar de la electricidad en sus casas.

  • Guille dijo:

    Muchas felicidades. Noble labor la de esta familia. ¡Y que la Singer siga dando la talla con tu arreglo!

  • Luison dijo:

    Gracias a ustedes que realizan un gran aporte con venturas y desventuras, una gran familia que realiza un lindo aporte..y muy buen articulo

  • informada dijo:

    Isabel Cristina he disfrutado mucho su crónica, tiene ud. una vis cómica que debería explotar luego de cumplir el plan de producción de nasobucos. Un buen modo de pensar como país desde la cuarentena familiar. Reconozco el esfuerzo, gestión y la integración del equipo (mejor que muchas actuales empresas en Perfeccionamiento Empresarial), en especial ud. como gestante. Admiro su optimismo y le envidio la Singer y sus habilidades, que siempre quise tener. Los felicito y ofrezco mis mejores votos para que su embarazo termine felizmente.

  • Ernesto Martínez dijo:

    Simplemente maravilloso. Para ustedes y todos lo que fabrican hoy Nasobucos tambien van los aplausos de las 9pm.

  • roberto dijo:

    Primero y ante todo felicitaciones por la actitud de toda una familia solidaria y respetuosa de la llamada QUEDATE EN CASA y capaz de ante cualquier impedimento , no cesar en su autotarea tan valiosa , importante y quizás trascendente para alguno de los beneficiarios . Segundo que soberano ejemplo de desinteres , sentido de pertenencia social y amor al prójimo y tercero que tapaboca contundente para los )9

  • Raykov Thompson dijo:

    Dado su aprendizaje en el ISA como estudiante., sin duda una buena , entretenida y curiosa historia la suya. Su texto tiene nivel e insita a la lectura desde su inicio. Espero que no se pierda esta historia y fluya alguna vez en la tele.

  • Genio dijo:

    ¡Sencillamente genial!

  • Vater dijo:

    Genial, conmovedor, hermoso. Como una pelicula del eterno Chaplin. Gracias por todo.

  • Dr Deliz Baillan dijo:

    Mis FELICITACIONES para esa bonita, humana y solidaria familia, me dejó sin palabras, desde Botsuana (más de 12 000 km) les FELICITA un cubano médico que cumple misión internacionalista por estos lados del mundo, mucha mucha Salud y Bendiciones para ustedes y para su bebé que está por nacer .

  • Maria Elena dijo:

    Me gustó mucho la publicación, Yo tambie n estoy enfrascada en la confección de nasobucos pero en pequeña escala, para mi familia y algunos amigos y debo reconocer q no tienen el colorido de los de la foto pero bueno, cumplen su cometido.Muchas felicidades a la costurera y familia.

  • jglez dijo:

    Hermoso auto reportaje. "El mayor goce viene de hacer bien" dijo el más grande de los cubanos. Mucha salud para Cristina y su bebé por nacer, ah, y también para el resto del equipo.

  • Diana Salazar Fernández dijo:

    Isabel Cristina Lopez Hamze, excelente tu experiencia y la de tu familia toda, cada detalle Lograste que la Singer arrancara. El bebé esta protestando porque las máquinas de pedal requieren de una esfuerzo mayor de la mamá.
    Felicidades y besos a la familia toda, cada cubano se lo agradece , son un ejemplo.

  • nancy dijo:

    Además de su contribución material con los nasobucos, ese aporte de humor se agradece muchísimo

  • Juanj dijo:

    Felicidades a todas esas personas k hacen un poquito de amor con las manos y la viejas máquinas de las abuelas,con amor y sabiduría acabaremos con la pandemia, quédate en casa,yo también estoy cumpliendo.

  • Abelardo Llera Hernández dijo:

    ¡Muy bien por ti y por tu familia...! ¡Felicidades y que todo les salga bien...! Cuidense muchísimo...

  • Yenisey Ferrer Thompson dijo:

    Muy conmovedor. Hasta el bebé que lleva dentro recibirá las buenas vibras y energía de lo que hoy ocupa a la mamá,a pesar de que a veces lo incomode con la persistente posición. Lo que más necesita el mundo nuestro hoy son actitudes como estas. Sensibilidad humana,mucho amor y de todo lo espiritual que trasciende. Su ausemcia en ocasiones es un virus hoy no declarado contra el q todos debemos luchar. Felicidades a esta gran familia.

  • Rolando dijo:

    Gente buena con historia real
    Que tiene siempre problemas como todo en la vida
    Q ir situaron como heroínas

    Al enemigo

  • jorginho dijo:

    Lindo !!

  • muypreocupada dijo:

    Yo los hago 100 % a mano, PUES NO TENGO MÁQUINA DE COSER, y también los regalo a vecinos, amistades.
    VIVA CUBA! SALDEREMOS DE ESTA!

  • AlePiedra dijo:

    GRACIAS

  • Ruben Vázquez Manso dijo:

    Valla, con las venturas y las desventuras usted esta haciendo su aporte a la guerra y asi es como se ganan de batalla en batalla. Fuerza para usted y los suyos en su empresa.

  • Catalina dijo:

    Acabo de leer esta linda historia .Muchos cubanos somos así,quien lo duda.
    Ustedes son geniales, me he reído al ver tanto empeño en continuar a pesar de los escollos.
    Todos se lo agradecerán.
    Felicidades futura mamá cuídense mucho.
    Ah y tengo algunas agujas si me dicen se las hago llegar y alguna telita.
    Yo he hecho algunos para la familia y amigos.

Se han publicado 49 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también