Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

El fusilamiento de Bermúdez

| 33

Roberto Bermúdez López Ramos, general de brigada villareño del Ejército Libertador.

“El cubano verá en este proceso que el patriotismo debe estar hermanado con la virtud, que no basta con ser patriota y que hay que ser también buen ciudadano”, afirmó Máximo Gómez al disponer que Roberto Bermúdez, general de brigada de Ejército Libertador, fuera sometido a consejo de guerra.

El general Bermúdez era sin duda un hombre muy valiente y su cuerpo, constelado a balazos, era la prueba mejor de su arrojo en los combates. En los inicios de la guerra del 95 operó en la región de Sagua la Grande y, ya como coronel, se sumó a la columna invasora de Las Villas. Recibió de Antonio Maceo la orden de penetrar en los territorios de La Habana y Pinar del Río antes de que lo hiciera dicha columna, y el primer combate de esa gesta en la zona pinareña se realizó bajo su mando y llegó a Mantua en su avance hacia la porción más occidental, pero por dondequiera que pasó cometió tantas tropelías y crueldades como actos de heroísmo.

Luego de atacar e incendiar Los Palacios y Paso Real de San Diego, Maceo decidió sustituirlo en el mando de la Brigada Sur, pero era tanta la valentía de Bermúdez que lo repuso en el cargo y recomendó su ascenso a general de brigada. Con ese grado peleó en Consolación del Sur, acompañó a Maceo en la búsqueda de la expedición del general Rius Rivera y se destacó en el combate del Pico Rubí.

Un informe que calificaba de vandálica la actitud de Bermúdez impulsó a Maceo a destituirlo y remitirlo al Cuartel General, pero la grave herida que había sufrido en el pecho durante el combate de la Gobernadora impidió su traslado. Muerto Maceo, Bermúdez reclamó el mando del que había sido privado y luego de que los españoles hicieran prisionero a Rius Rivera pidió que se le confiara la jefatura del Sexto Cuerpo del Ejército Libertador, mando que recaería en definitiva en el general Pedro Díaz. Este no demoró en quitarse de encima a Bermúdez y lo remitió al Cuartel General.

De nuevo en Las Villas, su tierra natal, Bermúdez realizó algunas acciones combativas y Máximo Gómez lo mantuvo en observación hasta que supo que Bermúdez había ordenado el asesinato de un antiguo amigo, que fue macheteado en su presencia. Entonces el General en Jefe del Ejército mambí no esperó más.

A la acusación por sus crímenes se sumaron las de traición por firmar pases para los territorios enemigos, hurto de reses y caballos y deshonra a la Revolución. El consejo de guerra que lo juzgó no lo encontró culpable de los delitos de traición y hurto, pero lo condenó a la pena capital por sus crímenes y dispuso que el pelotón de fusilamiento fuera conformado por los miembros de la escolta de Bermúdez, que lo adoraban. Quiso Gómez que uno de los generales presentes en el Cuartel General mandara la ejecución. Todos se excusaron. Unos, por haber sido parte de, tribunal, otros, por distintos motivos. “¡Cuánta flojera!”, comentó el viejo caudillo y decidió mandar el cuadro él mismo. Bermúdez apeló a un indulto. Se lo negó el Consejo de Gobierno.

El día de la ejecución, en la estrecha llanura cercana al campamento de Trilladeras, en Sancti Spíritus, se situaron en doble fila la caballería y la infantería mambisas. Gómez llegó solo, al galope de su caballo, y se situó de cara a la caballería. Bermúdez entró poco después. Cabalgaba con desequilibrio su mulita habitual poniendo en evidencia su cuerpo estropeado por las balas enemigas. Le seguían sus asistentes. En el lugar fijado se apeó con dificultad y acarició a la bestia. Luego saludó a sus hombres y escogió a los que conformarían el pelotón.

Máximo Gómez, erguido sobre sus estribos, machete en mano, pronunció un bello discurso. Ponderó el heroísmo de Roberto Bermúdez, exaltó sus méritos y lo estigmatizó por sus actos feroces y sanguinarios. Enseguida, con voz abrupta, gritó: “Fuego”. Es decir, que no dio antes las órdenes de ¡Preparen! y ¡Apunten! Por lo que no hubo una descarga cerrada, sino que las balas salieron con intervalos, lo que prolongó la agonía del condenado.

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Martha dijo:

    Interesante pasaje de nuestras gestas, que yo desconocía en verdad, y que ahora me da que pensar, fue Máximo Gómez capaz de hacer que una persona que había combatido bajo sus ordenes, mambí valiente, etc, sufriera la agonía prolongada por no alistar primero al pelotón? no se, la visión que tengo de Gómez como hombre justo y valiente no me permite verlo hoy así, como alguien capaz de hacer tamaña crueldad, ante un hombre que merecía la sanción impuesta, dentro de las razones por hacer crueldades tamañas.

    • camilo villegas chadez dijo:

      Martha, respeto la opinión de todo el mundo, pero te has puesto a pensar en el posible olvido involuntario del procedimiento en las voces de mando reglamentaris al pelotón de fusilamiento; causado por el dolor que le producía tener que dirigir personalmente aquella acción contra un luchador, seguramente admirado por él hasta ese entonces. He estado en la guerra y te puedo contar del dolor que ocasiona matar hasta a un soldado enemigo.
      Pero, por encima de todo, del sol se mira su luz, en vez de resaltar sus manchas y Gómes siempre serás el Generalísimo.

    • Rafael dijo:

      No creo que el General Gómez haya actuado así por crueldad y sí por un error involuntario causado por lo inusual del suceso, el fusilamiento de un valiente pero sanguinario general mambí, el Generalísimo era muy grande como para eso. Rafael

    • Aleph dijo:

      Así es la guerra y le aseguro que hay peores relatos y creo que no es justo hacer valoraciones de ese tipo sobre las personas por hechos que ocurrieron fuera de los tiempos actuales o del momento político y militar.Como dijo un historiador hablando sobre una acción polemica de A.Maceo:Es muy fácil decidir lo que debió hacer Maceo estando detrás de un buró en shorts , chancletas y tomando café .

    • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

      Martha, no puedo coincidir con su criterio. Le conmino a que investigue más sobre el Generalísimo y pienso que recuperará con creces su visión sobre su estatura militar y ética. Piense solamente que fue el jefe de un ejército que solo podía ganar con armas de moral y patriotismo, pero sobre todo con disciplina. Gómez fue ante todo un hombre, cuya valentía, prestigio e inteligencia no discutían ni siquiera los mejores generales españoles, con un carácter fuerte y austero, que perdió gran parte de su familia en la guerra o a consecuencias de esta y solo recibió, como le predijo Martí, el placer del sacrificio. Lea sobre la época, documéntese, incluso pregunte sobre el destino ulterior de varios de aquellos oficiales, que presentes en el Cuartel General, se negaron a participar en la ejecución de Bermúdez y posiblemente se sorprenda. Le digo aún más. En la última etapa de nuestras luchas también existieron estos personajes, valientes sí, pero que cometían acciones éticamente reprobables (a algunos el pueblo los denominó "comevacas") y fueron, de una forma u otra, separados del carro de la Revolución. Estas, como aquella acción, no solo fueron justas, sino también necesarias e ineludibles.

    • Julio dijo:

      Para poder analizar un hecho hay que ubicarse en el momento, en lo que estaba sintiendo Gómez en ese mismo instante. Habría que haber vivido lo que vivieron aquellos hombres curtidos por el hambre, la manigua, por haber perdido a sus hijos en el monte, por la guerra y entonces sólo así podríamos sacar una conclusión. Es difícil, por eso no juzgo. Los admiro por lo que hicieron por la patria y por eso son mis héroes. Pero son seres humanos ante todo.

    • Aroldo dijo:

      Somos humanos, no robots, estamos acostumbrados a ver a nuestros héroes como dioses o algo parecido y no como lo que son, personas con virtudes, pero también con defectos, puede ser que se le olvidó dar las voces de mando previas debido a que posiblemente era la primera vez que hacía tal tarea, seguro estoy que no fue algo intencional y menos delante de toda su tropa.

  • Carlos Manuel Sanchez Cue dijo:

    Es tan grande por sus conocimientos que no se como llamarlo, estimado intelectual, gracias y agradecido por comentar la historia combativa y triste de un mambi, agradecer tambien por hacerla llegar de la forma en que ocurrio, quiero decir, contar la verdadera historia sin preocupacion al que diran, la historia se cuenta asi y no pensando si es el momento o no para contarla, agradecido siempre y que la salud lo acompañe para seguir conociendo la Historia de la Patria que es inmensa.

    • camilo villegas chadez dijo:

      Profe Ciro Bianchi, me uno al comentario de Carlos Manuel. Muchas gracias.

    • FLY dijo:

      Muy bien por Ciro la historia es como ha sido. Amarga o dulce, no necesita afeites, ni maquillaje. En el fondo de todo hay hombres que tuvieron una formación, sentimientos, y cometieron errores. Estoy seguro que hay pasajes de nuestra historia que no sabremos nunca con exactitud, ha pasado mucho tiempo y todo es subjetivo (relativo). Pero nuestra historia es rica y merece ser preservada tal como fue.

      saludos

  • Noy dijo:

    Desconocia esta historia pero igual de interesante como siempre lo hace Ciro, por lo demás asi es la guerra en ella no faltan estos personajes

  • guinero-bayamés dijo:

    CONSIDERO QUE SI GÓMEZ ASUMIO TAL POSICIÓN ES QUE SABIA A QUE TIPO DE HOMBRE, DE SOLDADO IBAN A FUSILAR, AL VER TANTA FLOJERA EN LOS QUE TOMARÓN LA DECISIÓN DE FUSILARLOS , SOLO DIJO FUEGO Y OMITIO PERPARÉN APUNTEN, GÓMEZ PERDIÓ PARTE DE SUS HIJOS EN LA MANIGUA DE ENFERMEDADES, A PANCHITO DESPUÉS DE CAER SOBRE EL CADAVER DE MACEO, SE LO MACHETEARÓN QUE LO DEJARÓN IRRECONOCIBLE POR ESO NO DESCUBRIERÓN LOS ESPAÑOLES Y LOS VOLUNTARIOS EL CADAVER DE MACEO QUE SE ENCONTRABA DEBAJO DE ÉL, GÓMEZ FUE QUIEN ENSEÑO A LOS CUBANOS A LA CARGA DEL MACHETE INCLUYENDO LOS HERMANOS MACEO QUE FUERÓN SOLDADOS DE ÉL, GÓMEZ NUNCA SE REPUSO DE LO QUE LE HICIERÓN A PANCHITO, PARA MI FUE EL MÁS GRANDE DE LOS GENERALES DE LA GUERRA DE INDEPENDENCIA, SIN SER CUBANO LO DIÓ TODO POR CUBA, PERDIÓ SUS HIJOS POR CUBA, MURIÓ SIN NADA Y ENFERMO, MÁS DE TRISTEZA POR LAS TRAICIONES Y ACOMODAMIENTO DE LOS PROPIOS GENERALES CUBANOS, NO SE LE PUEDE ENJUICIAR POE NADA A GÓMEZ.

    • Juan dijo:

      Coincido con Ud. Pensaría que Gómez no se equivoco. Que lo hizo para que no se le escapara la situación de las manos con un pelotón de fusilamiento escogido por un general aguerrido de entre su escolta fidelísma, ante una tropa cuyos jefes habían rehusado dirigir el pelotón. Uno de los mejores jefes militares en la historia de la humanidad se equivocaba seguramente poco.

  • jimaguayu dijo:

    Nuestra gestas de la guerra de independencia estan llenas de historias ,hechas por hombres en estado de guerra,esta demas decir que no fue facil para ellos y muy dificil para los jefes tomar desiciones,hay que ponerse en su lugar,no quiero hacer juicio pero hay que estar en el momento historica o intentar trasladarse que situaciones se dan en cada acontesimiento,estoy convencido que fueron momentos muy dificiles para GOMEZ,solo el podia por su ejemplo,tomar las desiciones mas dificiles,MACEO tuvo momentos iguales,pero este tema tiene una carga de sentimiento tan grande para nuestro pueblo,los Mambises son sagrados en nuestra historia y nuestro respeto a todos sera eterno,GLORIA eterna a todos los combatientes del Ejercito Libertador.

  • Andy dijo:

    Es difícil desligar la actitud de una persona con lo que representa. Bermudez representaba un ejército , un ideal, era una autoridad. Por su actitud personal y sus actos muchos de ellos vandálicos se ganó la empatía de muchos pobladores del occidente. Soy de Los Palacios, me crié en la zona rural y escuchaba las anecnotas y relatos de Bermudes y sentía el temor cada vez que contaban de ellas. Era un niño y no entendía como un mambí, podía ser tan cruel.
    Nada de ello justifica lo que se comenta del momento de su ejecución. Ninguna persona se merece sufrir y más cuando fue compañero y luchó por la misma causa. Habria que haber estado ahí para conocer a Bermudez, el temor que infringia hasta en sus compañeros y en lo que pasaba por la cabeza de Gómez. No jusguemos a Gómez por lo que hizo. Nadie tenía coj.... para hacer nada contra Bermudez y él tuvo que actuar. A veces confundimos la amistad o el compañerismo y se olvidan los deberes y responsabilidades.

  • Lazaro dijo:

    Este es el primer comentario que hago en esta Red y prometo ser RESPETUOSO con los demas foristas este de acuerdo o no con sus Ideas y convicciones.
    Sobre el escrito muy acertado por parte del periodista, la Historia no es para ser edulcorada sino contada tal como fue, me gusta mucho los escritos de Ciro Bianchi Ross, nuestros heroes y martires fueron hombres que tambien erraron en algun momento, pero lo importante realmente fue el legado positivo que ha traspasado generaciones y sobre todo el Amor a nuestra Patria .

  • El Migue dijo:

    con errores y defectos se hacen las grandes obras, peor fue la actitud de Bermudez, asesino es su nombre y no otro, Gomez es Gomez , maestro de generales, el rey de la estrategia en Cuba y sabe dios que pasaba por su mente cuando tuvo que ordenar y dirigir su fusilamiento y dire como el dijo "lo invito a escribir la historia de Cuba sin mencionar mi nombre".

  • Yoli dijo:

    Nadie es perfecto.

  • joel dijo:

    Estimado Ciro,con mucho Placer leo articulos suyos de los que salen en el Juventud Rebelde Dominical y creame que son verdaderamente interesantes y siempre me he preguntado si ud ha escrito algún Libro donde se recopilen todos esos relatos de nuestra CUBA,Historias realmente sorprendentes como esta de ahora sobre el General mambí Bermudes.

  • janusz dijo:

    la guerra de hoy en dia es dura,aspera y dificil,ademas de impersonal,,pero en aquellos tiempos era mucho peor,me pongo en el lugar de Maximo Gomez,despues de un juicio ejemplarizante en tiempo de guerra,despues de solicitar a varios generales la direccion de la ejecucion,ademas de poner a las escoltas del propio enjuciado a realizar la orden,creo q opto por no demorar la trama y pasar directo a la accion para no poner en el pensamiento de los fusileros la disyuntiva de no disparar,una orden directa se cumple y despues si es el caso se discute si es q vale la pena,

  • Maritza dijo:

    Merecia el fusilamiento. Creo que demoró mucho y por suerte parece q no afecto mucho al prestigio de los revolucionarios.

    • Luis dijo:

      Con todo respeto. Es muy cómodo a estás alturas juzgar sobre la vida de un jefe militar que se llevó en la vida solo balazos, violencia y sufrimiento (estaba destrozado por fuera y por dentro por la muerte de su única hija), seguramente no tuvo muchas oportunidades de gozar de prebendas y lucrar cuando combatía amarrado a la montura y aún así lo hacía en vez de medrar o pasarse al enemigo como tantos otros hicieron. Creo que peores fueron los que luego traicionaron el ideal y murieron indemnes en su cama y millonarios.

  • Rafiki dijo:

    Las revoluciones no son movimientos absolutamente puros; están realizados por hombres, y se gestan en el medio de luchas intestinas, de ambiciones, de desconocimientos mutuos. Y todo eso, cuando se va superando, se convierte en una etapa de la historia que, bien o mal, con razón o sin ella, se va silenciando y desaparece. El Che

  • IDITA dijo:

    La historia está plagada de hechos interesantes y desconocidos, todos heróicos, porque hay que estar en la piel de aquellos valientes, de todos sin excepción, y vivir y luchar en las condiciones que ellos lo hicieron, con tanta desventaja tanto en armamento como en entrenamiento, contando solo su valor, patriotismo y arrojo. No estamos para juzgar ninguna de las acciones realizadas, porque lo primero es que desconocemos en que circunstancias se efectuaron y lo único que no conocemos es el relato, desde su punto de vista, de alguien que lo registró en su diario u otro documento y que el Maestro Ciro Bianchi lo publicó para enriquecer nuestros conocimientos sobre tamaña hazaña, lo cierto es que hay que tener valor para hacer lo que hizo Maximo Gómez, porque no se trataba de un hombre cualquiera. ¿Y si su nerviosismo y pesar fueron tan grandes que se olvidó de alistar al pelotón? ¿Por qué siempre hay que pensar lo peor?

  • Trocha R dijo:

    Saludos. Agradecimiento al intelectual Ciro Bianchi por darnos a conocer anécdotas de nuestra historia patria que desconocía. No coincido con el planteamiento de Martha, la primera forista, aunque respeto sus ideas; lo mejor que tiene Cubadebate es que te permite opinar y debatir si estás en lo correcto o no, eso es lo que se necesita, polemizar y llegar a entendernos porque al final, somos cubanos que ansiamos lectura y conocimientos sobre la gran epopeya de nuestros mambises. Mi criterio, Mucho demostraron en aplicar la sanción. ¿Qué ejemplo le estaba dando Roberto Bermúdez a sus subordinados cuando hacía precisamente lo que los españoles les hacían a los que capturaban?, fue muy necesaria la ejecución para demostrar que los mambises llevaban como doctrina el respeto al enemigo cuando era capturado o herido. Harto conocido es que el enemigo no actúa así. Gracias por publicarme.

  • Rubert SL dijo:

    Corrijo error en mi anterior planteamiento: Mucho demoraron en aplicar la sanción.

  • Luis dijo:

    Me toca de cerca porque es parte de la historia familiar. El no dejó descendencia porque su única hijita murió en la manigua.
    Si se revisaran quienes fueron los generales que lo juzgaron verían que al final luego la mayoría no fué muy consecuente.
    Murió justo el día anterior al final oficial de la guerra.
    No lo degradaron.
    La historia le debe un libro y el cine una película.
    Quienes más lo atacaron y satanizaron fueron los pobladores de la época, los mismos que defendieron denodadamente La Palma, los mismos que ponían el Mauser en la yunta de bueyes, los mismos que se aterrorizaban con su presencia. El que lo acusaba dentro de los mambises fue quien no hizo nunca ni la mitad de lo que el logró y quién luego se sentaba frente a la pared a "sudar la guerra". Al final, la historia bien investigada y contada pone a cada quien en su lugar.

    • Aroldo dijo:

      Bueno según la Ecured Bermúdez sí fue degradado, y la fuente de la que se basaron es el Museo Municipal de Ranchuelo, por otra parte tengo en mi poder una Bohemia del año 40, es una edición especial en conmemoración a una fecha histórica relacionada con las guerras de independencia, específicamente la gesta del 95 y el primer artículo que aparece en ella es el relacionado con los generales muertos en esa última guerra y ahí se menciona el nombre del general Bermúdez, no difiere mucho de lo escrito por el profesor Ciro, pero bueno por lo que puede apreciar ud es pariente del aludido y nos puede dar más detalles, saludos.

  • Hugo Andrés Govin Diaz dijo:

    Pido permiso al foristas Aleph para suscribir en su totalidad su comentario.
    ¡La candela era allí!
    Ahora somos demasiados los que aprovechamos el DERECHO que tenemos para opinar. Lo malo es que lo edulcoramos con cositas tomadas de Internet, de reuniones técnicas, simposios, maestrías y demás, a veces olvidando bajo qué condiciones se desarrollaron los acontecimientos que brillantemente los Historiadores, Profesores o periodistas nos ponen frente a nosotros 120 años después.

  • alberto dijo:

    Ya había oido hablar de ese pasaje de la guerra hace muchos años, cuando lo del juicio de Ochoa allá por el año 1989, y lo recuerdo bien cuando salió en la prensa, haciendo alusión a que no solo hay que tener méritos patrióticos, también hay que tener las otras cualidades, que hacen al hombre y completa su grandeza.

  • miriam dijo:

    Muy buen artículo el de Ciro, que bueno es conocer la historia tal y como fue, la vida es un libro dónde no se pueden arrancar las páginas, todos obramos de acuerdo a las circunstancias, estoy segura que nuestro generalísimo no obró con mala intención , solamente fueron las circunstancia del momento. También pienso que Bermudez tendría un problema neurológico esa agrecibidad no pienso que haya sido normal, gracias a nuestros mambises hoy podemos visitar psicólogos, hay personas en el mundo que nunca han visitado ninguno.

  • joloro dijo:

    Siempre algo nuevo de la historia que nos regala el escribidor.No conocia de esta parte de la gesta mambisa.Gracias.

  • RGR dijo:

    En la ciudad de Camagüey una de sus calles lleva por nombre "General Máximo Gómez", como en muchas otras ciudades y pueblos de la nación. La diferencia radica en que todos los camagüeyanos la conocemos como "General Gómez" como muestra de gran respeto a esa figura histórica.

Se han publicado 33 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también