Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Trece horas de La Habana a Cárdenas

| 61

Alamar, en el municipio Habana del Este, es un punto de salida desde la capital hacia la provincia de Matanzas. Foto: Naturaleza Secreta.

Demoré 13 horas de La Habana a la ciudad matancera de Cárdenas. Lo mismo que un avión de la capital cubana a la rusa, al otro lado del mundo. Para ser más preciso, un vuelo de La Habana a Moscú dura 11 horas a 550 kilómetros por hora y 35 mil pies de altura. Yo estaba en tierra, a una velocidad nula y tardé más de la mitad de un día –780 minutos– para recorrer tan solo 150 kilómetros.

Estoy parado en Alamar desde las tres de la tarde. Nunca antes tuvo tan visceral significado el llamado “intermitente” (semáforo) que hay aquí. Los carros que van hasta Matanzas le hacen odas a la flasheante luz que regula el tránsito en esta zona de La Habana. Así son: intermitentes, esporádicos. Es viernes 20 de septiembre de 2019.

Javier, estudiante del Instituto Superior de Relaciones Internacionales y viejo amigo del preuniversitario, me acompaña desde que comenzó el trayecto en la terminal de ómnibus, poco antes de las once de la mañana. Cual chamaco seguro y de decisiones propias me hizo entender que el número 348 en la lista de espera hasta la ciudad de los puentes no era esperanzador. Así que me arrastró consigo a tomar la ruta P11 que conecta municipios separados por el túnel de la bahía.

En Alamar la cola no pasa las 30 personas. La patrulla de la policía detiene todo vehículo estatal que avizoran. Dicen que están aquí desde la 1:00pm y con ellos la gente, que los ve como un ente salvador de la providencia.

“Si para una guagua, una sola, nos vamos todos”, pensé. Y hoy sé que solo fue eso: un pensamiento, una idea tonta y sin sentido, hueca, aunque no carente de lógica.

La cola avanzó de a poco. Dos para Matanzas por aquí, uno por allá, los que quepan en un camión abarrotado a cincuenta pesos… Hubo quien, como nosotros, dejó ir al camión porque el precio del pasaje no era racional, viajaríamos de pie y, por sobre todas las cosas, aún estaba viva la confianza en que algo –no sabíamos qué– iría hasta nuestro destino.

Entre carros para Guanabo, Tarará y Mar Azul se detuvo uno hasta Matanzas y pidió tres personas, justo las que iban delante de nosotros. No sé qué cara pusimos, pero fue, tal vez, la del atleta que roza el podio y termina en cuarto lugar, sin medallas.

A las 5:47pm estábamos en punta. Roxana, una estomatóloga en potencia que había llegado unas horas antes, se encaprichó en comprar dulces cuando toda el agua se había acabado. “Matanzas, tres, aire acondicionado”, repetía como un mantra. Era la tríada perfecta: tres personas a Matanzas, ¡y con aire acondicionado!

***

A veces, la solución radica en sacar bien las cuentas. A las once de la mañana una mulata treintona me dijo en la terminal que un tren salía para Matanzas a las ocho de la noche. Son las 8:17 minutos y sigo en Alamar. Lo único que se ve es el intermitente del semáforo, las luces de los carros y la baliza azul de la patrulla. Ingenuo quien pensó que a esa hora estaría en casa.

***

Busco en los contactos. Recorro el alfabeto completo y decido llamar a Tony Ávila. Va para Cárdenas, pero lleva el carro lleno. Para. Y traza todas las estrategias que puede, las más variopintas de quien se aferra a no dejar botado a nadie. Pero la física indica que en el espacio del carro no cabe otro cuerpo.

El optimismo, como el de Tony, nos lanzó a Alamar, por donde todo transporte pasa, por donde todo para, si hay policía. El pesimismo, tras once horas de espera, me hace pensar en Junior, que vive cerca. Saco el móvil. Me veo durmiendo en su casa. Mañana me despierto temprano y vuelvo a intentarlo –pienso. Trato de mandarle un mensaje de texto cuando se me apaga el celular porque las baterías, como las personas, también se cansan de tanto ajetreo.

Javier casi no habla. Roxana solo ríe mientras dice: “Matanzas, tres, aire acondicionado”. Y tanto lo repitió que a las 9:12pm paró un carro de alguna empresa que no pudimos identificar. Pide tres personas hasta Varadero. Y viajamos con aire acondicionado. En la cola aún queda gente.

Se han publicado 61 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Nei dijo:

    Tu artículo me dió mucha risa y está genial, la verdad es que me sentí identificada
    #nocobrarpsajealosestudiantes
    #somospobres
    #alosboterosesonoleimporta

  • Resistencia dijo:

    Creo que todas las personas que estudiamos o trabajamos en la habana y somos de matanzas nos sentimos identificados con esa historia. Es terrible el trabajo que se pasa para ir a matanzas desde que comenzó la coyuntural, el tiempo mínimo que demoro son 7 u 8 horas, pero el máximo tiempo que me eh demorado de la habana a matanzas han sido 12 horas, contadas una a una con mi reloj, y esas dos horas yo las multiplicaría por dos, porque cuando estamos en una lista de espera las horas pasan mas lentas. Lo mas interesante es que camiones a 50 pesos si hay bastantes, pero es un gasto que un estudiante no puede permitirse todos los fines de semana.

  • Davel dijo:

    Soy hijo de un período especial. Muchas tardes viví está misma historia. Sin celulares! Sin nadie a quién llamar.

  • Jorge dijo:

    Esa ha sido la experiencia, más de 1 vez por cierto de varios millones de cubanos. Nada relevante. El transporte aún no está malo..créeme que se puede poner aún mucho pero mucho peor.

  • El Catalán dijo:

    Interesante artículo. Que reafirma que en la Cuba actual. Las líneas paralelas necesariamente no se encuentra en el infinito. Cómo insistía Pitágoras.

  • Cadillac dijo:

    Dramatico relato, pero asi esta el transporte en nuestro pais, pero no solo en La Habana o para viajar a Matanzas...en el interior es mucho peor la cosa, a pesar del esfuerzo, los amarillos e inspectores, no hay transporte y no hablo ahora de la situación existente con el combustible, sino desde antes, meses antes... relatos como estos en cualquier lugar lo escucharias....por no recordar la epoca de estudiante en Cienfuegos de 1990 al 94....las verdaderas Odiseas que era viajar en botella hasta sancti spiritus y de ahi a mi municipio, noches en Terminales, en Puntos de Recojida, en la salida de los pueblos, o en la AQutopista Nacional en una epoca en que no existian ni los CUPET, ni Oro Negro ni los ¨Paradores¨...la llama ¨Y¨ donde ahora esta el 259 de Matanzas era una concentracion de estudiantes y gente de viaje al sol, frio, lluvia, montarse en un camion de chatarra o en una rastra de de transporte de ganado toda sucia...agarrado como quiera en un silo de cemento...en fin...si historias de ¨la botella¨ se escribieran, daria para varios tomos...

    • Posdata dijo:

      Cadillac, el 259 no esta en Matanzas sino en Villa Clara

      • Cadillac dijo:

        si amigo, mas abajo en otro comentarior ectifique, me equivoque ahi, saludos !

  • Roberto Rodríguez Matos dijo:

    13 horas no esta mal
    Intenta ir de Baracoa a gtmo o viceversa que es la misma distancia y vas a saber cuantas cabezas de guanajo caben en un saco

  • felito dijo:

    Me reí mucho. Pasé por eso no pocas veces, en ambos sentidos, pero creo que nunca tuve tan mala suerte.

  • YanMichel dijo:

    Y que decir del personal que se queda en el tramo, si difícil es para el tramo completo los que nos quedamos antes se nos hace muy engorroso. Uno ríe con esta historia pero muchos también se la sentirán con alguna que otra lágrima en la mejilla.
    Llegará a mejorar el transporte?
    Serán algún día los precios del pasaje de los boteros acorde al salario de un cubano de a pie?
    Tomarán cartas las personas que tienen responsabilidad ante ello?
    He visto omnibus de gaviota y transtur viajar con extranjeros y ante la coyuntura no recogen cubanos pues al parecer generan pérdidas
    Será que un foráneo es más importante que un nacional??
    Duro transitar por estos tiempos...
    De historias similares y hasta peores está llena la Vía Blanca

  • Harold dijo:

    Se bien lo que es eso...Estudié en el ITM y soy de Pinar, muchas veces, me tocó dormir en la novia del mediodía, porque sencillamente no paraba nada y lo que paraba no llegaba a Pinar. Año 1999-2003

  • Nuevitera90 dijo:

    Toooootalmente identificada con tu artículo -muy bueno, por cierto!!! En los 6 años de estudiante universitario, y después 2 de servicio social hacia mi universidad también, viví esas y más horas en la carretera. Tengo anécdotas de todo tipo, y casi nunca terminaban en "aire acondicionado"!!! En fin, gracias: recordar es volver a vivir -incluso en los peores momentos el humor y optimismo del cubano se imponen!

  • @ndrés_93 dijo:

    Es increíble, cuesta pensar algo así... hay que vivirlo. Soy algo raro.... pues no tengo familia en "el campo" (cosa que todo cubano debe tener... no?) por lo que pregunto por la demora de una guagua a oriente, o a Camagüey... que se yo? y sin embargo calculo el tiempo que aveces demoro de un aeropuerto a otro y me he quedado frío, al ver, que en ese mismo tiempo no habré ni recorrido la tercera parte de la distancia en mi isla. Y no es por el tema velocidad.

  • rikr2-s dijo:

    Aun recuerdo los viejos tiempos cuando tenia que hacer esos viajes los fines de semana. Triste y se como se siente. Comparto mi experiencia que llegue cierto dia al mediodía, caminamos desde el intermitente hasta Berroa y regresamos sin exito. 11:00pm y aun nada, cuando se detuvo una yutong, el chofer pide pasaje completo hasta matanzas. Solo tenia 19 de los 20 que pedia y no me quiso montar, aun cuando iba hasta medio camino. Asi son algunos... no hace falta decir mas... no mucho despues otra yutong nos paro y el chofer al escuchar mi situacion solo respondio que no hacia falta pagar, a esa hora y lugar no lo ameritaba ni le importaba.
    Gente de todos tipos esta al volante. Ayer, hoy y cuando sea. El transporte esta malo por estos dias, pero muchas veces no es el transporte, sino los ceres humanos que los manejan quienes son el problema o parte de este.

  • vcljavier dijo:

    La anécdota , como anécdota está buena pero lo que no entendí fue el mensaje. Así vivimos en Cuba. Tú dependías por "la botella", impensable es por ejemplo que un tren demore de Habana a Santa Clara 3 horas más que uu viaje en avión a Moscú, pero en la botella todo puede pasar, incluso, llegar e irte o quedarte a dormir. De cierto no copié el mensaje.

  • Carlos Manuel Sanchez Cue dijo:

    Buenos dias, que bueno periodista que lamentablemente usted tuvo esa experiencia, para que hoy la puedan leer muchas personas que a diario pasan por lo mismo o peor en muchos casos. Sera como una ayuda su trabajo de comunicador, soy matancero tambien y solo no lo he sufrido como traslado de paseo, sino cuando tienes un familiar cercano ingresado esperando en el Hospital Mario Muñoz Monrroy de Colon, el medicamento que necesita, gracias periodista, gracias cubadebate, saludos.

  • Optimista dijo:

    Esta es otra cosa mas de las q influyen en la economia de un pais. La transportacion de los trabajadores y estudiantes es algo importantisimo. Por poner un ejemplo en la universidad de camaguey q esta en la circunvalacion es muy dificil llegar, y muchos profesores no pueden llegar a la hora en que tiene q impartir las clases y porsupuesto al final no se da y los estudiantes le es dificil llegar tambien porsupuesto y son muchas las clases que se pierden o se dan a medias si el profesor te deja incorporarte tarde, esto sin contar el descontento que crea donde tanto los profesores como los estudiantes quieren abandonar a lo que se dedican por tal de no pasar por los tediosos viajes que cuando es tiempo de pruebas y no pasa nada y no es justificacion no hacer una prueba porque el transporte esta malo, ahi es cuando el estres te sube a escuatro. Con los trabajadores pasa algo parecido y yo diria que hasta peor, porque muchos de estos son del sector productivo y demas esta decir que si no pueden llegar a sus trabajos que van a producir.

  • Antonio dijo:

    Muy bueno. Recuerdo mucho mi tiempo en la CUJAE durante el periodo especial. El viaje era más corto y el tiempo de recorrido era como viajar de La Habana a Moscú...jejeje..

  • Juninho dijo:

    Bravo! Al final, como el viaje, salió la crónica :D
    Aquí van tus décimas crónicas:

    Aquel día en la mañana
    Andy el flaco, decidido,
    Inició su cometido
    De viajar desde La Habana.
    "¡Voy pa Cárdenas, paisana!
    Alamar es la salida".
    Cogió el p11 (¡suicida!)
    Para llegar al lugar
    Donde (¡el pobre!) iba a aguantar
    Ocho horas de su vida.

    ¡Qué paisaje más bonito
    En el medio de la nada!
    "¡Aquí lo que falta un hada
    Madrina de muñequitos
    Que me done un camioncito
    Directico hasta Matanzas.
    No pierdo las esperanzas
    De llegar hoy a mi hogar
    ¡Pero me voy a añejar
    Si sigo en estas andanzas!".

    Unas horas después, ¡zas!
    ¡Tony Ávila, mi gente!
    En un carro: "Oye, pariente,
    Hacemos espacio atrás".
    "Tony, no digas más
    Que eso sí es un adefesio.
    No te quiero llevar recio
    Ni que vayas escachado.
    No quepo ahí ni de lado,
    Pero, broder, te lo aprecio"

    Inició la tarde-noche
    Y Andy el flaco, encabronado,
    Decidió dejar a un lado
    Su fe de subirse a un coche.
    El inminente trasnoche
    Al final lo obligaría
    A escribirme en ese día
    Buscando mi apartamento
    Cuando de pronto (no miento)
    ¡Se quedó sin batería!

    Y sí, pues llegó al final
    Nuestro flaco infortunado.
    Del carro recién bajado
    ¡Botella coyuntural!
    Masaje en el calcañar
    Le dieron en la mañana
    ¡Tremendo fin de semana!
    El viaje (¡qué salación!)
    Se tardó lo que un avión
    Desde Rusia hasta La Habana!

  • OSROMO dijo:

    No hay ser humano en la faz de la tierra que tenga más resiliencia, que el cubano y además nos reímos y consentimos pacientemente.

  • ¨LA PINZA QUE APRIETA´´ dijo:

    Normal mente no suelo leer artículos tan largos a no ser que tengan mucha importancia, pero no niego que este me engancho, nunca fui a Cárdenas, mucho menos viajo con frecuencia por esa ruta, pero sentí que era yo el que se encontraba en esa situación, pues no hay ”cubano de a pie” que no haya pasado por momentos así, y eso que estamos en la capital, preguntemos como está el transporte para el interior del país y escucharemos historias similares a estas o aún peores.

  • Jorgito dijo:

    Muy bueno tu artículo, es cierto que el transporte esta critico y que los carros solo paran si hay policía, espero que los choferes tomen consiencia de la situación que está pasando el país y se llamen a capítulo, la mayoría se cree que los carros son particulares y no lo son.

  • Steve dijo:

    Da gusto leer este artículo con la simpatía y la picaresca propia de Gabriel García Marquez, tienes alma y talento para la crónica y la novelesca. Te felicito.
    Es increíble cómo se olvida la memora histórica en muy corto tiempo, tal es el caso que entre las múltiples opciones que manejaste no aparece ni remotamente el Tren de Casa Blanca a Matanzas, un patrimonio de la nación totalmente colapsado. El único ferrocarril eléctrico de Cuba, una obra maestra que atraviesa el valle de Yumurí. Ni los 500 años de la Habana fueron suficientes para rescatar este símbolo de una época. Que conste le escribí hasta el mismísimo Eusebio Leal, bueno al sitio web del Historiador y el correo no revotó, debe haber llegado, así como le he escrito al Ministerio de Transporte pero ninguna respuesta.
    Pero amigo no hay que ir tan lejos, aquí mismo en Mayabeque, municipio de la periferia como Quivicán o Batabanó de lunes a viernes han reducido a 2 viajes de ómnibus y el sábado y domingo a CERO, incluso Güines cancelo la ruta a Quivicán y la pregunta es cómo se mueve la población hacia los Hospitales provinciales de Güines o San José el fin de semana si tuviera que hacerlo por razón de fuerza mayor como un familiar ingresado o una mujer en trabajos de parto. Son miles las historias que podrían escribirse al respecto.

  • GAp dijo:

    En los 90 estudiaba en la CUJAE, recuerdo que a veces pasabamos 3 meses sin ir a la casa en el centro del país, era la misma historia, habia veces que saliamos un día por la tarde y llegabamos al otro, a veces hasta mas de 24 horas, que tiempos aquellossssss

  • Manzanillero dijo:

    El tren electrico de Hershey, no trabaja? Porque esaera la mejor forma de llegar a la estación de Versalles en Matanzas.

  • Dira dijo:

    Cuando leí este artículo me tuve que reir porque me pasó casi lo mismo no hace tanto. Yo fui a Alamar el viernes 18 de octubre y regresé para mi casa a las 8:00 pm y llegué a mi destino (Mónaco, Víbora) a las 12 y un poquito más porque cuando llegamos al paradaero a coger el P3 no salía hasta las 11, decidimos irnos por el P11 hasta La Habana y en el Parque de la Fraternidad fue un problema porque no pasaba nada para la Víbora, a las diez y un poquito más pasó un P8 y de la víbora al Mónaco nos fuimos caminando porque tampoco pasó nada.

  • chiong dijo:

    Historias como estas se repiten a diario, ahora estamos en mejores condiciones, expongo la mía, año 1993 estudiaba en la Habana vivía en Holguín, un pase en seis meses sin transportación masiva, transporte nacional en pésimas condiciones producto de un cruel periodo especial, decisión irnos un grupo de jóvenes para Holguín en botella por tramos en lo que cogiéramos, en camines, carretas lo que fuera nuestra meta llegar a Holguín, duración del viaje entre 48 a 72 horas, la única diferencia …las botellas no se cobraban había conciencia, usted viajaba desde la Habana a Holguín en Botella y no gastaba un centavo el gasto en alimentación cuando podía comer algo….no abundaba el alimento.

  • Ania dijo:

    En mi familia, los 4, somos de Cárdenas, y hemos sufrido igual que tú, esta situación, hasta el punto de regresar para la casa y es por ello que sé que tú artículo refleja la más pura realidad, este punto de recogida para Matanzas, del que salía muy rápido, comenzó a fallar cuando pusieron la señal de no parada, cuando la solución debería haber sido oficializarla, como la que hay en Matanzas en el Viaducto. Después viajabamos por la terminal, donde nos demorabamos hasta 2h, pero saliamos, incluso con viajes directos a Cárdenas, hoy sinceramente no lo he intentado, pero todos los días paso por Alamar 2 veces al día y sufro con los coterraneos que veo tirados en la vía.
    Lo que mas me duele es que si la situación del combustible se normaliza, los camiones seguiran costando 50 pesos, ya nada volverá a ser como la frase de aquel mal regueton, pero que fue muy popular "20 hasta Matanzas, cuidaó que te coge la jimagua"

  • frt dijo:

    Irracional lo de 13 h de La Habana a Matanzas... también irracional es pasarse 3 horas en llegar del Vedado a Marianao...!!!

  • Fernando dijo:

    Muy identificado con el artículo. Vivo en Cienfuegos y mi familia vive en Cárdenas. Hace más de dos meses que no puedo ir a verlos pues quitaron la guagua Cienfuegos - Matanzas por el tema del combustible y estas son las horas que todavía no han restablecido el servicio. Tengo la esperanza de poder verlos para fin de año. Tony Avila, si pasas por Cienfuegos, por favor: Recógeme!!

  • Iraldo dijo:

    Por suerte ó por desgracia, todos mis estudios fueron en la Habana, casi 10 años de estudio de forma intermitente. desde el año donde viajaron por carretera los barcos en el año 94 hasta el 2006, ya dije de forma intermitente y no como el semaforo que haces mencion. Esa zona bien me la conosco, desde regresar a la habana a las 12 de la noche desde guanabo hasta no ir a la casa. Bueno asi como yo habia muchas personas, lo que pasa es que no teniamos la oportunidad como tu de escribirlo. No es nada nuevo ni extraordinario, solo el diario andar de los viajeros necesitados.

Se han publicado 61 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Jorge Blanco

Andy Jorge Blanco

Cárdenas, 1996. Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana. Presentador de "Nexos", el Canal de la Universidad de La Habana. Ha sido premiado en el Concurso Nacional de Periodismo Universitario "Manolito Carbonell".

Vea también