Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Y no colgamos los guantes

| 34

El pueblo cubano nunca colgará los guantes, tendrá siempre la voluntad de salir adelante.Foto:Archivo

Me estrené como trabajador en el año 1991 y cómo decía un buen cubano de mi tierra, ese fue el año en que se cagó el Buey; se desmerengó el campo socialista; se fastidió la economía; se jodieron los Carnavales del municipio – y creo que de toda Cuba – y a mi abuela se le murió la puerca.

Me enfrenté al trabajo en un territorio amplio, sembrado de barrios dispersos, lleno de niños alegres y personas de cubanísimo arraigo; pero todos jodidamente lejos unos de otros y de mí pequeña oficina. Como eso de que “Si Mahoma no va…” , etc,etc,etc, es cosa de refranes y no de trabajo con la gente, me quedó bastante claro que yo no era Mahoma, ni las montañas de allá caminan un centímetro; así que tuve que dar más pedales que Pipián Martínez, aquella figura legendaria del ciclismo cubano.

Por esos años tuve mi primera bicicleta y eso que de niño soñaba con una, pero mi tienda era pequeña y para lo ocasión en que venían los juguetes (daban tres por niño una vez al año y por la libreta) casi siempre nos tocaba un solo “ciclo” de aquellos pequeños, justo lo necesario para mi edad, pero por lógica se lo llevaba el primero en la cola, que eso de los números para comprar los juguetes nunca me resultó favorable y mi papelito en el sorteo no bajaban del 45 (éramos como 60 núcleos familiares con chamacos).

Pero regresemos al asunto pedalístico de los años 90. Me asignaron una Bicicleta ¨Forever¨ de fabricación China, azul, cómoda y ligera. Pero la susodicha no se movía sola, su energía tenía que ponérsela yo, que entonces no tenía mucha, porque la alimentación se puso de croqueta para abajo un buen trecho.

Así fue como emprendí mi bregar por las carreteras-terraplenes – trillos y matojos de cuanto barrio tenía una escuelita, yo era nada menos que el Presidente Municipal de los Pioneros y todos sabemos que en Cuba se podrán acabar hasta las croquetas, pero nunca se van a acabar los pioneros, ni sus guías entusiastas, de esos que te veían llegar sudando a chorros detrás del manubrio y te decían con sana alegría: Venga Presidente, venga de nuevo mañana que la carreta con los niños para la acampada, ¡se ponchó! como si los 16 KM que yo había pedaleado no fueran nada.

Yo tenía mis normas de consumo, eso que ahora es tan común para controlar el gasto de los combustibles, pues a mí ya me eran familiares esos datos; así, por ejemplo, la Forever hacía 8 KM por guarapo, unos 10 KM por batido de fruta bomba o mango e incluso una vez llegó a promediar hasta 16 KM después de una milagrosa jarra de jugo de naranjas con ¡Leche Condensada!

Nada, que por estar de pequeño maldiciendo al dios de las bicicletas por dejarme fuera del reparto, pues el personaje debe haberse enfadado tanto que me mandó bicicletas de sobra hasta casi llegado el año 2000.

Tres años después de mi debut laboral, en pleno 1993, cuando apenas rebasaba los 22 años, me eligieron delegado a la Asamblea Municipal del Poder Popular, representando a POTRERILLO DE BÁGUANOS, un barrio de cientos de electores, en una zona campesina y de gente muy humilde. Por esas cosas del sistema electoral cubano, me vi de pronto convertido en un funcionario público a pesar de mi corta edad y de mi único par de zapatos, porque todos sabemos que por entonces el que ligara dos pares de calzado era afortunado o dueño de un puerco de más de cien libras.

Pero la gente votó por el flaco (no superaba entonces las cien libras, es decir menos que el puerco del otro párrafo) y gracias a esa democracia genuina de urnas cuidadas por pioneros y domingo de gente en las calles, unos días después ya estaba yo zapateando la barriada, oyendo a unos y conociendo más a fondo a otros.

Ahora algunos hablan del Periodo Especial y su inminente regreso. Los que vivimos aquellos años, que somos bastantes, sabemos muy bien que las circunstancias y las realidades no son las mismas y comprendemos que existan preocupaciones porque las remembranzas de esos años no son de satisfacción o regocijo, pero también sabemos de aquellos que pretenden azuzar el miedo y la desesperanza usando el argumento de que volverán, como fantasmas, las mismas carencias.

Pero viendo con objetividad la cosa, todo parece indicar que algo de esos años están regresando con bastante fuerza, la  voluntad de no rendirse y la solidaridad que entonces, como ahora, le puso la tapa al pomo.

(Tomado del perfil de Facebook de Miguel Cruz Suárez)

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • sachiel dijo:

    Bien dicho y mejor vivido. Recuerdo haber dado pedal unos 50 km diarios (25-25) en aquella época; coger buenas botellas de distancias más largas; se comía lo que habia, se estiraba la ropa, y sobre todo, se seguia apreciando el trabajo honrado como principal fuente de ingresos del núcleo familiar...

  • bustamante dijo:

    jjjjjj me encanto esta reflexion , estoy segura q el pueblo esta muy agracido de que la halla compartido con todos su forma de ver la situacion a la q nos enfrentamos como el pueblo guerrero que somos

  • San dijo:

    Miguel mucho humor y realismo en tu artículo, me reí, jaja.

  • D`Ramón dijo:

    Miguel: muy bien su narrativa para argumentar que no volveremos al Periodo Especial porque nuestro pueblo no se rinde, la historia asi lo demuestra, pero para relatar no es necesario maltratar nuestra lengua y un funcionario público debe ser un ejemplo del correcto uso del idioma, se aprecia que usted lo puede hacer.

  • Lián dijo:

    Gracias por el artículo. Lo disfruté mucho

  • Alexis Rodriguez Rodriguez dijo:

    Desde que leí el 2do párrafo del articulo reconocí a su autor , soy de su mismo municipio y lo recuerdo de cuando era delegado de ese barrio llamado Potrerillo . En esa época yo era el médico de la familia del barrio aledaño y atendí a su hija desde que estaba en el vientre de su madre y luego recién nacida y lactante. Hace ya mucho tiempo que no nos vemos , por eso desde aquí lo saludo y felicito por este articulo cargado de realismo y humor que nos hizo recordar aquellos tiempos vividos , reitero Muchas Felicidades para Miguel Cruz Suárez..

    • Fer dijo:

      Alex, yo me reí desde el primer momento, me vinieron recuerdos que deberían de narrarse para que nadie se equivoque cojo... AQUI NO SE RINDE NADIE

  • lola dijo:

    Muy bueno este articulo, mucho realismo en èl, fueron èpocas dificiles,en el año 1993 naciò mi hija y no fue facil el asunto,pero aquì estamos hoy mas fuertes que nunca, sin miedo porque estamos seguros que no es ni remotamente parecido,los cubanos somos gentes de estirpe,somos valientes y solidarios, con nosotros no hay quien pueda y como dicen mis hijos "Mami a nostros no hay quien nos meta el Pie"

  • maguero dijo:

    Periodo especial : yo lo vivi muchos partieron al norte , aquellos que nos quedamos luchamos contra el. Sembramos matas de platano, yuca, tomate y muchas de esas matas aun estan en nuestros patios , nacio la agricultura urbana en muchos municipios de la Habana como respuesta al periodo especial yo iba desde el Vedado en bicicleta hasta Alamar todos los dias de madrugada y regresaba de noche . Los que estuvimos en las microbrigadas trabajamos en tuneles dia y noche alternadamente y en las obras de los panamericanos alli estuvo el sudor de miles de nosotros que nos comprometimos a pesar todo a terminar esas obras para que pudieramos tener en Cuba los panamericanos , despues vinieron los chicos de Chernobil alli estuvimos recontruyendo las casas de Tarara para ellos , hasta que volvio la normalidad el cubano invento para sobrevivir los llamados camellos que no eran otros( que un camion con un trailer grande que trasportaba pasajeros recuerdan el M1 , M2 etc ) se perdio la comida no existian tiendas de divisas y el turismo a penas daba lo que da hoy . Por eso aunque esto este fuerte nunca sera como en aquellos anos en que la economia dependia del campo socialista yo me gradue como Tecnico de Instrumentacion y Control en el Politecnico Eduardo Garcia Delgado hoy escuela de artes y cuando cayo el socialismo europeo muchos tuvimos que cambiar de trabajo porque dejo de existir la ensambladora de televisores caribe, la planta de circuitos impresos y otras instalaciones electronicas por falta de componentes que venian de esos paises . las tiendas carasque existian en moneda nacional no en CUC como hoy se desaparecieron porque todo venia de europa y el pais cayo en un periodo dificil . Hoy no es igual , porque existe otro contexto politico y el pais tiene una economia abierta al mundo . ademas tenemos experiencia de aquel tiempo para poder enfrentar la situacion.

  • 8a dijo:

    Muy buen articulo y oportuno, gracias hermano por recordar, por la paradogia de la vida y la bella convincion a lo cubano 1000% que haces entre realidad pasada y homor cubano, en verdad con personas como uds, somos continuidad. PALANTE

  • 8a dijo:

    Soy tambien cubano y Holguinero, vivi ese tiempo y se que no exajeras para nada

  • Dr Roberto dijo:

    Sola vaya otro perio do eespecial, dios no lo quiera viví el otro y tuve que hacer de todo aparte de ser medico,bicicleta para arriba y para abajo ,fue el único periodo en q baje de peso,pero sobrevivimos y aquí estamos un poco mas viejo pero en talla todavía, esperemos q todo se resuelva

  • Carlos Borges Oliveros dijo:

    Amigo Miguel o el Nene como te conocemos, los que trabajamos contigo, es un sano placer y deleite leer tus artículos, son geniales y en ocasiones hasta polémicos, pero no dejan de tener un criollismo, cubania y gran derroche de humor del bueno, te felicito,ojalá en un futuro cercano puedas publicar un libro con todos ellos,. un saludo desde Bayamo.

  • Raul dijo:

    Oiga que bien me he reido cantidad pero como dice al final palante Somos Cuba

  • Saphira dijo:

    Si, fueron tiempos dificiles muuy dificiles pero aqui estamos todavia y si logramos superar aquel "periodo" como no vamos a hechar para delante en esta situacion, sobre la bicicleta tambien me asignaron una pero las hembras andabamos mayormente "emparrilladas", de las pocas veces que la monte sola casi me mata una guagua en la esquina de tejas que se llevo la roja, mas nunca me he montado en una y por supuesto mi mama me lo prohibio terminantemente.

  • Mary dijo:

    Juan Miguel Crúz Suárez, justo cuando comencé a leer tu artículo ya noté que se trataba del pequeño de Edicia, nadie como tú para describir esa historia que vivimos en nuestro pequeño pueblo Baguanense, somos contemporáneos de esa época, compañeros de estudio y de trabajo en Osvaldo Socarrás, créeme que ha sido un gusto leer tu reflexión . un saludos de Marisbel y Cabrerita y sabes que los de tú pequeña tierra lucharemos para salir una vez más adelante.

  • Virgo 77 dijo:

    ahora estamos mejor preparados....Palante.

  • Juan dijo:

    ¡Ha llovido Juan Miguel! Pero tus escritos muestran que mantienes la sencillez, frescura y firmeza de aquellos años baguanenses. Que tengas muchos nuevos éxitos literarios y laborales.

  • David dijo:

    Miguel, como buen cubano casi muero de la risa recordando los difíciles momentos y los ingeniosos inventos que hicimos para sobrevivir y ni hablar del bajo peso pues nunca superé las 100 lbs, hasta llegué a pensar que estaba enfermo y verdad que aún así no colgamos los guantes.

  • tranquilino dijo:

    El 4 de julio de 1992 discuti mi tesis para graduarme de fisica pura en la univ de ote y el dia 5 nacio mi primera hija. Mi esposa se jabia graduado semanas antes de lo mismo. Me pase esas vacaciones cargando pedacitos de tronco y demas para cocinar. Luego fuimos a trabajar a launiversidad central ganando 198 pesos por dos cursos, luego 210 doa cursos mas y 310 los restantes. Viviamos a 15 km de la universidad. Nos licenciamos tambien en bicicletas. Anoche le hablamos de esto a nuestra hija menor que estudia 5to de medicina en el nacional (la mayor es ing civil de la cujae) y realmente no sabemos explicar a la luz de la logica de hoy como sobrevivimos. No quieran los que auguran un nuevo periodo especial que eso se haga realidad.

  • Deyvis Lugones dijo:

    Mejor descripción de aquel periodo no la he visto en otro artículo, realista y con humor porque de eso nos caracterizamos de ponerle humor a las situaciones difíciles y así llevamos 60 años y seguiremos resistiendo. NUNCA CLAUDICAREMOS.

  • miguel dijo:

    Al estilo de Hector Zumbado (creo que ese es el apellido) mi favorito ,usted es un maestro,no sabia si reirme o yorar, lo sierto es que senti los dos sentimientos ,pero para los que vivimos esos tiempos como adultos ,me inclino ante usted,que grandes verdades,

    cuente usted señor periodista, con mi amistad y mis respetos,

  • Revenge dijo:

    No solo la solidaridad y la perseverancia; tambien el pensamiento realista se impuso luego de un par de años de busqueda de soluciones emergentes, y como tal imperfectas que iban desde lo utopico hasta lo injusto. A nuestro Comandante no le tembló la mano para 'cambiar lo que tenia que ser cambiado', y asi se revitalizó la agricultura con medidas que eliminaron el voluntarismo y la improvisacion, se impulsó el turismo, se avanzó en la creación de empresas mixtas y en la atraccion de la inversion extranjera.
    Algo de ese espiritu se perdio cuando se cimentaron las relaciones estrategicas con la hermana Venezuela, y se vió en los convenios de colaboracion una especie de 'cuerno de la abundancia' mucho mas facil de controlar que una economia diversificada. Creo que a la par de los llamados a la solidaridad y al uso eficiente de los portadores energeticos -para lo cual este servidor cree que no hay que esperar a que los yanquis se dediquen a perseguir los barcos que transportan nuestro petroleo- , hay que retomar la saludable practica de aplicar el sentido comun y de confiar en el pueblo.
    Es risible como hace apenas diez años 'alguien' creia que si a los ciudadanos cubanos se les permitia poseer un equipo reproductor de dvd, un telefono movil, o una laptop, se iban a tirar para al calle clamando por mcDonalds y CocaCola y por la eliminacion de la salud y la educacion gratuitas. Con la misma mentalidad, hoy hay otros 'alguien' que persiguen todo lo que huela a fuente tangible de bienestar, oportunistas e inmovilistas disfrazados para quienes el empoderamiento ciudadano seria perjudicial en aras de la estabilidad nacional.

  • Nereida dijo:

    Miguel, ¡Gracias! por rememorar de una forma tan origina y ¡tan cubana! un período que fue difícil para todos, con muchas carencias, pero que a la vez fue muy enriquecedor por la solidaridad, la creatividad y el coraje con que lo enfrentamos. Aunque los que asumimos aquella etapa con tanta valentía ya no somos jóvenes y nos han menguado, un tanto, las fuerzas físicas aunque no la voluntad y menos los principios, estamos seguros que entre todos, los jóvenes de hoy y los que ya no lo somos en edad pero lo continuamos siendo en espíritu, podemos una vez más VENCER.

  • Nereida dijo:

    Miguel, ¡Gracias! por rememorar de una forma tan original y ¡tan cubana! un período que fue difícil para todos, con muchas carencias, pero que a la vez fue muy enriquecedor por la solidaridad, la creatividad y el coraje con que lo enfrentamos. Aunque los que asumimos aquella etapa con tanta valentía ya no somos jóvenes y nos han menguado, un tanto, las fuerzas físicas aunque no la voluntad y menos los principios, estamos seguros que entre todos, los jóvenes de hoy y los que ya no lo somos en edad pero lo continuamos siendo en espíritu, podemos una vez más VENCER.

  • Margarita dijo:

    Muy a lo cubano su artículo,me hizo recordar y sonreir. y como usted dijo Nunca colgaremos los guantes.

  • Elpidio V dijo:

    Miguel, que bien escribes hermano, no he leido un artículo más simpático y realista que el tuyo, esa es la cosa, sin teques políticos, a lo cubano, con jarana y alegría pero firmes y orgullosos de lo vivido y resistido.
    Yo cuando aquello tenía que ir a buscar malanga para mi hija de 3 años desde Santa fe a Guira o sus cercanías, en muchas ocasiones fuí desde Santa Fe a Alamar a ver la familia, terrible hermano había que dar tremendo pedal, pero no nos morimos aquí estamos.
    Todavía hay gente comparando esta situación con el peiodo especial, no chiben.
    Seguimos en combate, yo digo como Polo Montañez, si no hay caballo me voy a pie.
    Felicidades y pa alante.

  • Betty dijo:

    Muy simpático el artículo, me reí mucho, puedes ser escritor humorístico que tanta falta nos hace. Miles de anécdotas hay de esa época, pero disfruté mucho la lectura de las tuyas, Felicidades

  • Rusten L. Aguilera Aguilera dijo:

    Realmente hace falta escribir cosa como esta, con ese humor tan cubano, porque el "Periodo Especial" fue tan cubano como nosotros, se merece no solo un buen artículo, tanbién un buen libro; concidero que seas el pionero de lo que podía ser un gran libro eso tiene que quedar para la historia para las generaciones futuras, para que lo estudien como parte genuina de nuestra historia y lo fundamental - NO NOS RENDIMOS.

  • VIKI dijo:

    Sin palabras, a resistir, como siempre, el bloqueo es más viejo que casi todos nosotros.

  • Rosa Marqués Martínez dijo:

    Ese sentido del humor tan legítimo, tan fuerte, es un verdadero valor que nunca se perdió entre nosotros. En los momentos más terribles, el pensamiento humorístico y la risa nos acompañaron. En el mundo habrá humoristas buenos, pero mejores que los hijos de esta tierra, no.

Se han publicado 34 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Miguel Cruz Suárez

Miguel Cruz Suárez

Vea también