Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Holguín bajo mis pies

| 24 |

La Loma de la Cruz es uno de los lugares icónicos de Holguín. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Desde esta loma la ciudad es pálida. Solo guiñan el ojo el rojizo impermeable de una azotea, el azul Etecsa, el estadio de los Cachorros. Un verde por aquí. Un amarillo escurridizo por allá. Pálida también es la cruz que lleva esta loma en su espalda. La cruz de las promesas, los encuentros, las esperanzas. “Holguín parece una maqueta”, dice un amigo y –click, click– no deja de tomar fotos. Miro atrás. Es verdad: una maqueta, de trazo perfecto. Click, click, click.

Holguín me recuerda a Matanzas. No hay turismo. Al menos no el tradicional. Es, más bien, una ciudad de paso para el foráneo que busca un chapuzón y agua de coco en Guardalavaca, a 60 kilómetros de distancia.

Allí, desde un coche, un grupo de turistas quiso regalar hebillas de pelo a unas muchachas en tanga. En la ciudad de los parques, justo en la esquina del hotel Majestic, un canadiense rosado y gordo pretendía vender peluches que “había traído de su país”. Él, si uno se fijaba bien, parecía otro de esos osos de algodón que intentaba liquidar en CUC. En la acera frente al hotel un mendigo se refugia del frío. ¿Digo “se refugia”?

Problema de años. Una vez les dieron un local y terminaron yéndose de nuevo pa´ la calle me dice Aniel y la respuesta es una queja a su tierra.

Son las dos de la mañana. El hombre da vueltas. No pide monedas. Solo está allí. Tirado. Y se despierta cuando el sol le reduce las pupilas y lo pellizca. Cerca hay un cartel en el que se lee: “Más holguineros, más podemos”. Al fondo de la ciudad, mirándolo todo, está la Loma de la Cruz.

Segundo tocaba como si estuviera en el más abrasador escenario. Se sentía libre, y nosotros con él. Foto: Yilenis Pérez Sanabia.

Segundo Hernández Licea no aceptó siquiera un café. Intentar darle propina fue una ofensa. Había entrado a aquel bar bohemio casi sin convocatoria, engañado por un cumpleaños que no existía. El capricho era de una mulata que quiso cumplir años ese día de abril aunque, en realidad, salió del calor materno cuando enero empezaba a despegarse del diciembre anterior. Celebración forzada para pedirle al dependiente una canción de reguetón. Abril, de todos modos, trae primavera.

No hubo reguetón porque lo que se oía en el televisor nadie lo escuchaba. El señor de 80 años entró al bar, clarinete en mano, y tocó Feliz cumpleaños. Después le siguieron Las mañanitas, Bésame mucho… Llevaba una carpeta con fotos, recortes de periódicos, revistas en español e inglés que hablaban de él, de cuando estuvo en el Festival Internacional de Jazz de Canadá en 2010. Parece que la carpeta viaja siempre junto al clarinete. Él la hojea y cada página es un melisma.

Segundo tocaba como si estuviera en el más abrasador escenario. Se sentía libre, y nosotros con él. Se montó en un bicitaxi y no lo vimos más. Luego supimos que también había estado en la clandestinidad. Abril pienso trae primavera.

Diariamente holguineros y foráneos suben la Loma de la Cruz. Foto: Andy Jorge Blanco/ Cubadebate.

Son exactamente las 6:07 p.m. 5 de abril, 2019. Los 458 escalones de la Loma de la Cruz descansan poco. Apenas comenzamos el ascenso y Jorge Luis, que va más abajo, se detiene. Ya le duelen las pantorrillas, pero sigue. Subo. Al principio despacio, luego al trote para avanzar más y esperarlo en el próximo descanso. Me rebasan tres muchachas y un cuarentón de negro desde la suela hasta la gorra que lleva un pomo con agua… o ron, no sé bien.

Rita, la mulata del cumpleaños ficticio, encabeza el grupo hasta que la alcanzamos. Allá arriba tenemos que poner los pies al mismo tiempo. El camino, después de todo, no nos resulta difícil, y llegamos sin malogros. Miro el reloj cuando son las 6:15 p.m. y los escalones siguen su ajetreo.

Unos suben haciendo ejercicios, en licras, camisetas, tenis deportivos. Oyen música. Otros vienen porque “quien no sube hasta aquí no estuvo en Holguín”. Paran. Se sientan y toman aire. Y uno piensa que nosotros éramos ellos unos minutos antes. Suben cuarenta, cincuenta escalones hasta volver a detenerse. Cada veinticinco peldaños hay un descanso. Miro hacia abajo y veo gente que empieza y gente que termina el recorrido.

Nadie trae velas esta vez hasta la cruz. Pero la huella de la esperma derretida por el fuego está en la pequeña escalinata que le sirve de altar. Amor. Promesas. Muertos. Sueños. Fe. Todo queda allí, frente a ella que jamás ha dejado de abrazar a sus hijos y de escucharle cada rezo.

Abajo, mientras cae la tarde, la ciudad se enciende. De noche parece convertirse en varias pistas de aterrizaje, una al lado de la otra, pienso. Abajo, en el parque Calixto García, los chiquillos se siguen dando trastazos con sus patinetas. Los mendigos buscan un hueco donde pasar la noche. Quizás Segundo y su clarinete regresen otra vez a casa. Ahorita, en unas horas, las luces se apagan cuando en esta tierra salga el sol primero que en La Habana.

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marbe dijo:

    Bella descripción de su estancia en la ciudad de Holquín, me hiciste viajar hasta allí.

  • alexis Duran Zuñiga dijo:

    Andy Jorge Blanco, muy bueno el reportaje realizado por usted. pero considero que la dirección del Gobierno de Holguin, sumándole al PCC, La UJC y el Sindicato, créeme esa es mi tierra natal y querida, aunque no viva hoy ahí. deberían ver esa bella ciudad con tus ojos, analizar la posibilidad de mejorar la vista de la ciudad desde ese angulo, mejorar la cruz que distingue la loma de la Cruz, y pensar en opciones turísticas mas viables dentro de la ciudad pues todo no puede ser el polo turístico de guardalavaca o los hoteles Pernik o EL Bosque.

  • Elizabethrp dijo:

    Sugiero no dejen de leer esta crónica, para mí, perfecta en su redacción. Gracias a Andy Jorge Blanco, por llevarme a Holguin de la mano de su pluma( o su teclado). Gracias por mostrarme La loma de la Cruz, por presentarme a Segundo Hernández Licea y a su clarinete. Gracias por enseñarme que no hay que viajar para disfrutar. Y, gracias por escribir.

  • TM.61 dijo:

    Me encanta Holguín. Muy bonita ciudad. Muy limpia. Muy sociables su gente. Muy bonitas vistas. Aunque nunca me ha quedado muy claro el significado de "Mas holguineros, mas podemos", sera un llamado al regreso del los holguineros ausentes?

  • Saphira dijo:

    Me encantaria ir a ese lugar.

  • Alexander Vargas Ricardo dijo:

    Cuantas cosas bonitas hay que contar de Holguin ,sobretodo por esta vía de Cubadebate de esta bella ciudad que a pesar de los años se amntiene ,que se levanta a pesar de las adversidades ,que muestra al mundo su cultura ,su musica ,su cocina y por sobre todo su amor a lo nuestro , a nuestra identidad.Vivo orgulloso de ser holguinero,Holguin mi bella ciudad.

  • le2 dijo:

    He llorado con esas palabras...hay mi holguín

  • Osmel dijo:

    La Loma de la Cruz será siempre el lugar preferido de mi ciudad, por no decir de mi planeta.

  • JAVIER dijo:

    MUY PELIGROSAS SUS DECLARACIONES, SEÑOR ANDY, PALABRAS FUERTES.
    LE RECUERDO QUIEN FUE EL ÚLTIMO CACIQUE DE LA CIUDAD DE HOLQUÍN?

    SALUDOS.

  • Pillo Maniguero dijo:

    Compadre, en mi más humilde opinión, estudia literatura y después vuelve a escribir sobre Holguín. Porque tu estilo es nefasto (...) El capricho era de una mulata que quiso cumplir años ese día de abril aunque, en realidad, salió del calor materno cuando enero empezaba a despegarse del diciembre anterior.(....) Vaya, ese es el ejemplo perfecto que pondrían en el Centro Onelio para hablar de lo que NO se debe hacer. Y no te dejes engañar con que eres muy jóven, porque hasta yo que tengo 18 años me doy cuenta de eso.

    • RLDR dijo:

      De acuerdo con usted.

    • Lola dijo:

      Por favor, primero atiende las tildes de tu "jóven". Crece un poquito, y brinda las críticas por ti, no por lo que "no se debe hacer" en el Centro Onelio. Hay algo que se llama estilo, y otra cosa se llama tacto. Te sugiero que aprendas estilo, estudia ortografía y ten tacto. Y no te hagas el Pillo, y pretendas ser menos crudo en tu comentario con ese caluroso acercamiento de "compadre".

  • Elvis dijo:

    En ese intento de poesia contemporanea te falto mencionar la belleza de las holguineras..que dan aliento de vida a esta ciudad..

  • Ramón Álvarez dijo:

    Esta es la peor crónica q he leído de una ciudad q es lo más parecido a un pequeño pedazo de cielo...ojo ..soy de la capital ... extremadamente oscura su crónica...y más oscuros auny los q la dejan publicar...muchas gracias

    • RLDR dijo:

      De acuerdo con usted

  • Ramón Álvarez dijo:

    Exijo q eliminen este artículo tan macabro!!!!!!

  • susana60 dijo:

    Ay, muchacho pretencioso: Holguín no está a tus pies. Existió mucho antes que tú y lo hará también después. Cierto que cada cual tiene su punto de vista y lo que tiene un significado para ti, para otros no tiene que ser así. Pero si eres periodista o intentas serlo, trata al menos de ser justo. Demasiada negatividad envuelta en fraseologías altisonantes. Apena, de verdad, que no hayas tenido la capacidad para ver la belleza de sus calles, sus parques, sus paisajes y la de sus gentes. Y para que sepas, no soy de Holguín ni de Matanzas. Creo que esta vez las musas te dejaron plantado.

    • RLDR dijo:

      De acuerdo con usted

  • Luffy-kun dijo:

    Desastre de crónica. Una versión reduccionista de la ciudad que enaltece lo negativo. Refleja el total desconocimiento de un lugar con cultura propia, diferente al resto del país. En fin, un mal ejercicio del autor en un intento de crónica frustrada

    • RLDR dijo:

      De acuerdo con usted

    • Francisco dijo:

      Holguin es la ciudad cubana con el mas alto porcentaje de poblacion blanca de Cuba

  • ALINA dijo:

    BELLA IMAGEN, HOLGUIN ES UNA DE LAS PROVINCIAS MAS PRECIOSAS DEL ORIENTE CUBA, GRACIAS A DIOS, YO ESTUVE EN ELLA EN LA LOMA DE LA CRUZ, BELLA CIUDAD QUE SE DIVISA DESDE SU ALTURA.

    GRACIAS CUBADEBATE POR DAR ESTA INFORMACION.

  • IRGD dijo:

    Aunque discrepo en parte con el artículo, agradezco al periodista por dedicarle unas líneas, que reitero no son, a mi modo de ver, las más verídicas y correctas....
    nada... simplemente siento el orgullo de ser de esta tierra holguinera y orgulloso de que todo el que la visita, por lo menos la gran mayoría, se lleva el mejor de los recuerdos y la promesa de volver

  • Dayana dijo:

    Excelente ciudad para pasear, es muy linda, sobretodo su lugar más visitado La Loma de la Cruz el cual muestra a la ciudad de manera pequeña, todo aquel que tenga la oportunidad de visitarla que lo haga ya que no se va a arrepentir.

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Jorge Blanco

Andy Jorge Blanco

Cárdenas, 1996. Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana. Presentador de "Nexos", el Canal de la Universidad de La Habana. Ha sido premiado en el Concurso Nacional de Periodismo Universitario "Manolito Carbonell".

Vea también