Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Pasaje a lo desconocido: Atentados al Führer (+Podcast)

| 14

  • Transcripción: Ana Álvarez Guerrero
  • Programa emitido el 7 de diciembre de 2018

Reinaldo Taladrid: Bienvenidos a Pasaje a lo desconocido. El tema de los documentales históricos propiamente fue de bastante peso en los inicios de este programa, posteriormente han ido bajando por muchas razones, una de ellas la traeremos a debate hoy. ¿Gusta la historia entre la gente más joven? ¿Depende de cómo se cuente la historia o de otros factores? ¿Es un mito, es una realidad…?

Así que hoy vamos a estar hablando de un evento histórico bastante desconocido para hacer honor al programa.

Dicen que hubo 42 planes o intentos de atentado a Adolf Hitler durante su periodo de gobierno. Sobre este tema estaremos hablando hoy.

Fragmento de video (Adelanto del documental)

Es uno de los hombres más odiados de la historia, posiblemente el hombre más malvado del mundo. Muchos querían acabar con él, algunos tomaron medidas para terminar con su reinado de terror. En este plan para matar a Hitler, cuáles eran sus métodos y por qué fallaban.

Reinaldo Taladrid: Para acompañarnos en esta discusión de debate histórico y de actualidad, tengo el placer de tener conmigo Dagoberto Rodríguez, Máster y profesor de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de la Habana.

Dagoberto Rodríguez: Muchas gracias por invitarme.

Reinaldo Taladrid: Puede empezar por el tema que quiera, yo introduje un aspecto: ¿la historia ha gustado, ya no gusta, depende de cómo se cuente?, ¿cómo se debe contar o no?

Msc. Dagoberto Rodríguez Abrahantes, profesor de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de la Habana

Dagoberto Rodríguez: Polémico tema… empezaremos por ahí. Taladrid yo creo que la historia sigue gustando y no hay más que ver cuando se hace una buena película o un serial con basamento histórico, cómo sigue teniendo el rating a su favor y existe un público que lo sigue.

En el caso de la escritura hay que ver también cómo se hace, cómo se cuenta la historia y qué aspectos tomar de ella. Hay temas muy agotados y entonces se inicia la especulación, eso tal vez puede promover algo muy televisivo e interesante, pero quizás no tengo basamento histórico.

Reinaldo Taladrid: Entonces usted cree que a veces hay un divorcio entre los temas históricos que más atraen y los que verdaderamente son importantes.

Dagoberto Rodríguez: Puede ocurrir ese divorcio y otras veces se toman elementos interesantes, por ejemplo, este que vamos a tratar hoy sobre los atentados a Hitler. Es un tema que aparentemente ya estaba agotado, sin embargo, han aparecido nuevos documentos. Cuando esto ocurre la historia oficial o tradicional puede removerse quizás.

Reinaldo Taladrid: Desde el punto de vista de usted, como un profesor de Historia qué cree de este documental que vamos a presentar en el programa de hoy.

Dagoberto Rodríguez: Taladrid creo que este documental me resultó interesante porque, aunque es bastante anecdótico, está narrando los principales atentados de Hitler que por cierto son más de lo que yo pensaba con todo que he leído sobre el tema.

Aquí puede ocurrir una cuestión: se puede achacar o poner el epíteto de atentado a cosas que sencillamente fueron planes o ideas de alguien. Esto ocurre por lo general con los dirigentes políticos; a alguien se le ocurrió hacer un atentado y meses o años después es descubierto sabe Dios cómo y ya entra en la lista de los atentados.

Veremos en el documental que se considera como el primero atentado, una trifulca que hubo en el año 23. Intentan dar un golpe de estado, llamado Putsch de la cervecería. Ellos se reunían en una cervecería y van avanzando contra la policía, mientas esta les dispara.

Este hecho que es analizado como el primer atentado a Hitler… es una refriega prácticamente, en la cual Hitler escapa casi de pura casualidad.

Reinaldo Taladrid: ¿Pero usted cree que es una buena investigación histórica?

Dagoberto Rodríguez: Creo que es muy interesantes y en general sí; sobre todo los atentados más importantes o que se han dicho más: el del año 39 del carpintero con la bomba en la cervecería, precisamente cumpliendo un aniversario de esa acción y la de Stauffenberg.

Reinaldo Taladrid: Ahí quería llegar… yo creo que es el más conocido, el de la película Operación Valquiria, de Tom Cruise y el momento que se ha mostrado muchas veces… de la maleta con la bomba que la corrieron de la mesa y no mató a Hitler en el año 44.

Para entonces ya los aliados desembarcaron en Normandía, el Ejército Rojo está avanzando… Le quiero hacer la pregunta: Si Hitler hubiera muerto ese día, si la maleta no la corren y la explosión lo hubiera matado, ¿qué usted cree que hubiera pasado en la historia?

Dagoberto Rodríguez: Lo primero que tengo que decir es que los historiadores no analizamos qué hubiera pasado, porque no pasó, no ocurrió. Eso está presente en el diseño de las clases constantemente porque los estudiantes me preguntan qué hubiera pasado si tal cosa. Pero como no pasó, no podemos estar especulando sobre los temas. En el caso de esta pregunta directa yo le voy a responder.

Primero hay que decir que los atentados a Hitler, incluso dentro de la propia cúpula militar, se están dando desde mucho antes con planes, conspiraciones y conspiradores que están tratando de quitárselo de encima desde el 39, poco antes de iniciar la guerra y desde el año 40 cuando se están preparando los planes para avanzar sobre la Unión Soviética.

En el año 44 hay una cuestión y los televidentes lo van a ver… la idea con ese atentado era asesinar a Hitler, a Himmler y a la cúpula más importante del partido porque habría sucesores.

Muchos consideraban que Himmler, por ejemplo, era más malo que el propio Hitler. Aquí en algún historial decía que el segundo era un loco y el otro, o sea Himmler, era un sádico.

Ahí tendríamos también un debate casi histórico, es decir, el papel de la personalidad en la historia. Esto es muy interesante porque qué hubiera pasado si fuera este personaje o el otro. Para los historiadores marxistas las condiciones son las que condicionan al hombre, al líder, a la figura y no al revés. Puede surgir una figura muy prominente, pero si no hay condiciones no se da…

Reinaldo Taladrid: Pero, ¿no fue Marx el que dijo, al final de su vida, que lo que había dicho era que solamente en última instancia los factores económicos, materiales… aclaró solamente como muchos otros? ¿Por qué Marx diría esto?

Dagoberto Rodríguez: Bueno, esto no tiene que ver exactamente con lo que estamos hablando del papel de la personalidad en la historia.

Reinaldo Taladrid: Sí, pero usted se refirió a los historiadores marxistas…

Dagoberto Rodríguez: Correcto. Analizamos el contexto histórico porque es lo que determina en última instancia, todos estos factores económicos, sociales, políticos, religiosos, ideológicos, culturales… pero la figura histórica no puede crear factores o ambientes propicios para una revolución, para un proceso transformador, es la propia dinámica de la sociedad económica, social y política la que crea a la figura.

En el caso de Hitler si hubiera muerto se hubiera sustituido por uno de los principales asesores de él, podría ser Himmler o el jefe de la propaganda…

Reinaldo Taladrid: ¿Usted cree que hubiera sido igual? Porque usted ahorita dijo que mucha gente lo consideraba un loco; pero es un loco que transformó Alemania, transformó Europa, logró en uno de los países más cultos del planeta un apoyo casi total, incluso electoralmente al principio y después todo lo que pasó, ¿usted no cree que hay un papel ahí de la persona?

Todo ese movimiento de gente que decía muero por Hitler. Además, en la Unión Soviética iban al combate gritando el nombre de Stalin y también en otros procesos en los países asiáticos… ¿no cree?

Dagoberto Rodríguez: Sin duda, la figura influye muchísimo y en momentos puede ser determinante para un accionar u otro, pero en general no determina la historia, es la historia la que determina el surgimiento de una figura.

Reinaldo Taladrid: Pero por ejemplo aquí si muere Hitler… porque en el plan lo que querían, según tengo entendido era tomar el poder, parar la guerra, pactar con Estados Unidos e Inglaterra.

Dagoberto Rodríguez: A esta altura de la guerra ese es un detalle interesante: el momento en que se hace e incluso la premura con que están los conspiradores tratando de hacer el atentado.

Stauffenberg que es un coronel, Jefe del Estado Mayor de la fuerza de reserva en Berlín tiene una posición muy importante y le permite acceder a Hitler, pero es un hombre mutilado de guerra; incluso el primer intento lo trata de hacer el 15 de julio, como usted decía ya el día 6 de julio se había iniciado la invasión por Normandía del ejército norteamericano y anglocanadiense de modo que estaban cerrando el círculo.

Ninguno de los que estaban combatiendo contra Hitler quería obtener una paz que no fuera total.

Reinaldo Taladrid: Usted cree que, si ellos hubieran tenido éxito, yo sé que estamos especulando, imagínense a un alumno porque lo soy de usted, ¿hubieran querido pactar con Inglaterra, Estados Unidos y no con la Unión Soviética?…

Dagoberto Rodríguez: Con Occidente, esa era la idea…

Reinaldo Taladrid: ¿Y esto después no lo trató de hacer Himmler en secreto en Suiza e incluso con los americanos?…

Dagoberto Rodríguez: Y es condenado por el propio Hitler un día antes de que muriera el 29 de abril.

Reinaldo Taladrid: Pero primero en Suiza trató y se llegó a reunir con lo que fue después la CIA…

Dagoberto Rodríguez: Pero qué pasa ya esta altura de la guerra. Tanto Inglaterra, Estados Unidos como la Unión Soviética ninguno quiere llegar a un acuerdo con alguien que huela a fascismo porque, digamos, era una manera de afianzar la idea de “la puñalada por la espalda”.

Reinaldo Taladrid: O sea, usted cree que no hubiera pasado, aunque Hitler hubiera muerto ahí.

Dagoberto Rodríguez: No hubiera pasado aunque hubieran logrado neutralizar a los líderes fascistas más recalcitrantes. Esa era la idea, si no morían, lograr neutralizar a todas estas figuras paradigmáticas del sistema y asumir, ya todo estaba pensado, incluso un gobierno.

Reinaldo Taladrid: O sea, usted cree que Inglaterra y Estados Unidos no hubieran pactado con ese nuevo gobierno.

Dagoberto Rodríguez: No hubieran pactado, querían llegar a Berlín. A esta altura, desde que los norteamericanos e ingleses desembarcan están tratando de avanzar y la verdad es que los alemanes están combatiendo poco frente a los norteamericanos mientras que, en el frente oriental, están luchando hasta la muerte contra los soviéticos.

A los soviéticos les costó llegar a Berlín y ocupar el Reich 80.000 hombres, calle por calle en esta batalla. Sin embargo, en el Este la resistencia era mucho menor porque incluso los alemanes pensaban que era mejor que llegaran a Alemania los occidentales, que por supuesto, por cuestiones ideológicas no tenían nada que ver con la Unión Soviética.

Reinaldo Taladrid: Nos queda muy poquito tiempo. Quiero hacerle una última pregunta: qué usted cree de este tema en la historia visto desde arriba históricamente hablando. El asesinato político… ¿usted cree que ha adelantado procesos o ha influido?

Dagoberto Rodríguez: Da igual que sea de derecha que de izquierdas, Taladrid yo no estaría de acuerdo con eso, no me parece que sea la vía por lo que hablábamos antes, de lo que se trata no es de eliminar una figura sino de eliminar a todo un sistema.

Una figura que puede ser un dictador muere y ponen a otro, es decir, esa élite de poder que está en todos los países del mundo, que es la que gobierna en el mundo capitalista, esa élite de poder pone a otro.

Reinaldo Taladrid: Y por qué usted cree que esto sucede en distintos lugares, situaciones…

Dagoberto Rodríguez: Mucha gente considera que matando al dictador se puede acabar con la tiranía, se pueden resolver los problemas, pero la práctica ha demostrado que no es así. En los casos en que ha llegado a ser exitosa, muchas veces ha costado la vida de revolucionarios o de figuras significativas para ese país…

Reinaldo Taladrid: O de presidentes, estoy pensando en lo que pasó en Suecia, Kennedy en Estados Unidos… estoy pensando también en ese tipo de asesinatos, hay quien dice que son fanáticos.

Dagoberto Rodríguez:: Bueno ya ese tipo de asesinato es más dirigido y esas personas que estás mencionando, digamos que son como entes sueltos dentro del sistema capitalista. Habría que analizar figura por figura, pero en cualquier caso a mí me parece que no sería la solución.

La vía más correcta para solucionar un problema social o económico debe ir aparejada a un proceso de transformación revolucionario de toda la sociedad.

Reinaldo Taladrid: Yo quiero compartir con usted lo que estamos llamando el momento de los accionistas. Este mensaje entró por nuestra página de Facebook, Rolando Gutiérrez dice:

“Hay teorías que plantean que Hitler no se suicidó en el búnker, sino que escapó y murió de viejo. ¿Qué se sabe sobre esto?”

Reinaldo Taladrid: Muchas gracias a nuestro accionista Rolando. Le quiero proponer algo… no me responda.

Dagoberto Rodríguez: Es un tema muy interesante…

Reinaldo Taladrid: Es muy interesante, por eso le propongo que regrese y hagamos un programa sobre esto, y así complacemos a Rolando y hacemos otro programa de historia.

Dagoberto Rodríguez:: Aquí estaré…

Reinaldo Taladrid: Pactado. Aquí lo que se promete, se cumple. Muchísimas gracias profesor.

Recuerde escuchar el podcast en el sitio digital Cubadebate, donde puede participar en una “discusión” interesante sobre el tema que hemos abordado hoy.

Si usted no tuvo oportunidad de verlo, si no vive en Cuba o lo quiere recomendar a otra persona, visite nuestra página de YouTube y por supuesto, nuestro perfil de Facebook que tanto está dando de qué hablar y qué tanta interacción, para alegría nuestra, provoca.

Profesor, Máster… muchísimas gracias, recuerde que tiene una deuda con nosotros aquí que sé que la va a cumplir. A ustedes amigos televidentes sólo me resta invitarlos a que vean este documental, analicen, busquen otras fuentes, lean, estudien, profundicen y como siempre les pido, al final saque usted sus propias conclusiones.

Conversamos con:

MsC. Dagoberto Rodríguez Abrahantes. Profesor, investigador y escritor cubano. Profesor Auxiliar de la Facultad de Historia de la Universidad de La Habana. Es profesor principal y vicepresidente de la Cátedra Manuel Galich, de la Universidad de La Habana.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Aurora Santiesteban dijo:

    Realmente de nada sirve preguntarse que huviera sucedido si se huviera materializado uno de los tantos atentados que se planearon contra Hitler,lo que si es válido reflexionar sobre la naturaleza humana y espero sinceramente que el mundo no vuelva a vivir una experiencia terrorífica como esa,es por ello que debemos hacer juicio sobre las personas que llevamos al poder y que con su actuar ponen la vida de millones de seres humanos en juego y en peligro nuestro planeta que cada día es mas frágil.

  • Ulises dijo:

    Estoy muy de acuerdo con el profesor, sin las condiciones históricas por muy genial que sea el hombre, no logra lo que se propone. La Historia no la hace un hombre, la hacen los todos los hombres y todas las mujeres, aunque hay quien no haga nada.
    Ejemplos: Aníbal fue derrotado por un mediocre, Escipión. Napoleón por el desconocido Duque de Wellintong, nadie recuerda quien derrotó a Cambises I.
    Por eso Fidel murió y la Revolucion sigue en pie, porque es la Revolución del pueblo.

  • jpuentes dijo:

    No conozco a nadie que no le guste la historia, a menos de la manera en que algunos suelen contarla. Hay un elemento importante: la propaganda de Goebbels. Era tan eficaz que logró en todo el pueblo alemán, no «morir por la patria», sino «morir por el Führer y por el Partido». He ahí unas de las razones por las cuales todos los atentados solían fallar: ese mecanismo casi perfectoto, de custodia del líder.
    Goebbels es considerado por algunos, uno de los propagandistas mas eficaces de la historia. Otro punto: En los atentados fluyó en gran medida, la casualidad y también esa manía que tienen los alemanes del control y de la información. No olvidar que estabamos en presencia de un Estado del terror. Eso se acrecentó y la población de la europa ocupada lo empezó a sentir, a raiz del atentado a Heydrich en Praga, por el cual fueron ejecutados mas de 5000 personas y un pueblo entero fué masacrado. Era un sistema bien engranado, que se funda en medio de una crisis economica en cual se usó (y volvemos a la propaganda) muy bien el sentimiento de orgullo nacionalista que en los alemanes siempre funciona. No obstante pienso que lejos de tomar lección sobre la necesidad de no provocar una nueva guerra, tenemos que reflexionar sobre la capacidad que pueda tener un líder en un momento historico concreto. Cada vez que leo un libro sobre la II GM o sobre el nazismo no puedo dejar de pensar en la capacidad infinita que pueda tener una sola persona, con poder, para infligir daño y horror a los seres humanos y a la humanidad. Pero aún así nunca debemos olvidar ni a Auschwitz, ni a Treblinka, ni a Lidice, ni a lo que fué el guetto de Varsovia, ni a los dos millones de personas que murieron en tan sólo unos meses en la gran Batalla de Stalingrado. El nazismo, y sus lideres y todos aquellos que llevaron al mundo a esa guerra, no podría ser otra cosa que la gran salvajada de la Historia.

  • Orlando dijo:

    Me gusta mucho su programa, pero que lastima que ya no se proyectan los documentales integramente, por favor si pudieran volver a hacerlo se lo agradeceriamos mucho nos dejan en suspenso cuando mas embullado estamos con el tema.

  • arawak dijo:

    Buena pregunta, qué hubiera pasado si el atentado hubiese sido exitoso.
    Primero exito atentado, conspiradores toman el poder en berlín, se completa el golpe con el apoyo de los jefes del ejercto en francia, el frente sovietico, el resto de europa y el pueblo alemán, logran eliminar a toda la cúpula hitleriana unos 3000 oficiales con mando de tropas y unos 6 a 8 hombres claves como himmler, goering, goebbels. Para proponer una paz como la de versalles. Que los aliados la acepten y vuelva alemania al punto antes de hitler.
    Segundo solo exito en el atentado , toman berlín los conspiradores, engañando a las tropas de reserva (operación walquiria) no era para dar un golpe de estado sino para reprimir una sublevación) , fueran eliminado estos conspiradores por la cúpula nazi, y formen nuevo gobierno, mantengan las lineas del frente oriental y las torpas en normandía, como reaccionaría este nuevo grupo sin hitler, en un moneto de aplio apoyo al fasismo( con solo una llamada y la certeza de que hitler estaba con vida el golpe fracasó) se inclinara por la paz o por seguir la guerra.
    Creo que la segunda, con solo elimiar a hitler no se lograba controlar el poder, adem»as los nazis continuarían la guerra, no querían una rendición al estilo de la primera guerra mundial. A mediados del 44 muchos no veían el fin todavía, solo algunos los oficiales del frente oriental totalmente convencidos que despues de stalingrado ya todo estaba perdido, pero para el ciudadano medio informado por goebbels este analisis no era posible. La guerra tenía que acabar como acabó con las tropas sovieticas conquistando calle por calle, piso por piso del gobierno, en Berlín y con la disolución del fasismo como lo hicieron en toda europa. Fígense que ni los nazis en Praga no se rindieron y ya sabían de la muerte de hitler y de la capitulación en Berlín. El proceso de alemnania nazi hay que estudiarlo más profundamente no solo desde la visión de que un pueblo oprimido por un loco que los metió en una guerra y que iban por todas partes matando judíos.

  • rey79 dijo:

    Un tema bastante interesante éste de los Atentados contra Hitler, lo cierto es que a lo largo de la historia han existido personas que, de una forma u otra, han cambiado el curso de la historia; a mi me ha gustado siempre la historia del mundo que nos rodea, ojo, no digo con esto que no me guste la de mi país, pero cuando yo di esa parte de la historia me marcó mucho esa etapa del facismo y demás, fue una época muy oscura que vivió la humanidad. Muchas gracias

  • Jose R. Oro dijo:

    Esta interesantísima entrega del destacado periodista cubano Reynaldo Taladrid y del no menos reconocido historiador MsC. Dagoberto Rodríguez Abrahantes, toca el tema de los atentados contra Hitler y con mucha sensatez proyecta la opinión de ambos acerca de su posible efecto en el caso en que la muerte de Hitler se hubiera producido, antes del conflicto bélico o en el verano de 1944. Por supuesto, era imposible no analizar el tema del papel de la personalidad en la historia, con un claro y serio enfoque marxista del tema.
    Muy comedidamente quisiera expresar mis pensamientos no profesionales al respecto:
    • Situaciones de peligro en la vida de Hitler durante la “República de Weimar” y antes del 1ro de septiembre de 1939. Obviamente no hablo de la 1ra Guerra Mundial donde Hitler era un cabo sin ninguna relevancia política. Parto del concepto marxista del papel de la personalidad en la Historia. Si Hitler hubiera muerto en los complots de esa era (antes de su elección como Canciller), por ejemplo en el “Putsch de la cervecería” de 1923, creo que las corrientes fascistas y revanchistas dentro de Alemania hubieran podido tomar el poder, sobre todo porque la izquierda y centro- izquierda alemanas no eran capaces de oponer un frente unido contra el fascismo. En la década de 1930s, el DKP de Ernest Thelmann y el SDP de Otto Weiss, pelearon más entre ellos que contra el NSDAP de Adolph Hitler. Weiss murió en el exilio y Ernest Thelmann cruelmente asesinado en Buchenwald.
    Durante 1933 – 39, siempre existió una oposición militar contra Hitler con distintos grados de intensidad. La mayor intensidad fue durante las crisis del Anchluss (1937) y de los Sudetes (1938) que culminaron en el primer caso con la ocupación de Austria y en segundo con el vergonzoso Pacto de Munich. Despues de ambos eventos, el casi completo control del Hitler dentro del aparato militar se instauró firmemente. Debe quedar claro que la Alemania hitleriana y su criminal líder, no actuaban solos en el mundo. La II Guerra Mundial ya había empezado en el Lejano Oriente, desde la agresión japonesa contra China en el 1931 y en Africa con la invasión italiana contra Etiopía. En el contexto europeo, la así llamada Guerra Civil Española (1936 – 1939) demostró la inmediatez de un conflicto a escala mundial. Durante ese conflicto se produjo la criminal política de No Intervención en España y el apaciguamiento de Hitler y Mussolini. Dirigían a Gran Bretaña primero Stanley Baldwin y después Neville Chamberlain. Cuando este ultimo firmó el Pacto de Munich destruyendo la capacidad defensiva de Checoeslovaquia, y fortaleciendo inmensamente a la Alemania nazi, su popularidad en el Parlamento y el pueblo británico fue inmensa, porque pensaban que había logrado evitar la guerra en Europa. Aun peor para España fue la No Intervención francesa. Los primeros ministros de Francia León Blum (judío) y Edouard Deladier, centro- izquierdistas del Frente Popular, no hicieron nada por defender a España o a Checoeslovaquia (el abandono francés a este último país, con el cual Francia y la Unión Soviética tenían un tratado de defensa mutua, fue la causa ultima del Pacto de Munich). Estos son solo ejemplos, solo para demostrar que Hitler no actuó solo, sino que todas las potencias occidentales lo apoyaron mientras la agresión se dirigiera contra la Unión Soviética y el movimiento progresista mundial. Los mandos militares alemanes no estaban en contra de la política agresiva de Hitler por principios, sino porque la consideraban o prematura o destinada a fracasar en el campo de batalla.
    (Continuará)

  • Jose R Oro dijo:

    (Continúa)
    • En 1944, la Operación Valkyria, si estaba dirigida a tratar de lograr la paz separada con los EE.UU. y Gran Bretaña, de esa manera poder concentrar todas las fuerzas militares nazis (incluyendo a sus aliados, Rumania, Hungría, Finlandia, Eslovaquia, que se estaban cayendo a pedazos) contra la Unión Soviética ya las fuerzas de la Resistencia en Europa Oriental y en los Balcanes. Fue un intento de golpe de estado en toda regla, donde además de Hitler serian ejecutados o arrestados la mayor parte de la cúpula nazi, y susticos por un gobierno de elementos “anti – hitlerianos” que dieran un pequeño maquillaje para que Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill aceptaran esa componenda anti – soviética y permitieran quizás salvar a la Alemania nazi de sus segura derrota. Pienso de FDR no lo hubiera aceptado, pero Churchill sin dudas si lo hubiera aceptado, como su posterior telegrama a Montgomery pidiéndole recuperar y conservar todas el armamento alemán capturado para “poder usar los más de dos millones de soldados alemanes prisioneros contra Rusia si fuera necesario”, y la carrera de Eisenhower y Montgomery para intentar capturar Berlín antes que los soviéticos, lo evidencian claramente.
    En ese momento, alrededor del 60% de las tropas nazis y de sus aliados combatía en el frente oriental, y un 40% en el frente occidental y los Balcanes. Poder retirar ese 40% de las tropas terrestres y casi la mitad de la aviación, y concentrarla contra los soviéticos, hubiera sido un gravísimo golpe para la URSS, que aunque hubiesen vencido, hubiera alargado la guerra y modificado potencialmente sus resultados sobre todo en la liberación de Polonia, Rumania, Yugoeslavia, Hungría, Bulgaria, etc. Si creo que el asesinato de Hitler en medio de un golpe de estado y la instauración de un gobierno supuestamente “anti –hitleriano”, hubiera creado una situación nueva y más reaccionaria para el fin de la II Guerra Mundial en Europa

    • Acerca del tema de la personalidad en la historia, está completamente claro para mí que las condiciones sociales crean la personalidad y no al revés. Franklin D. Roosevelt y Harry S. Truman, V.I. Lenin e I.V. Stalin, Mao Zedong y Chiang Kai Shek, Franco, Metaxas, el padre Tisso, Horthy, Pilsudski, Ante Pavelic, Lázaro Cárdenas, Gandhi, fueron consecuencia de la época en que vivieron. Pero no creo que se pueda ser absoluto en ello, porque también sus personalidades fueron componentes, elementos polemologicos esenciales de los conflictos de sus tiempos. ¿Hubiera FDR ordenado el bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki, o desatado la Guerra Fría contra su hasta entonces aliado y cofundador de la ONU, la Unión Soviética? ¿Si en las elecciones de 1960 en los EE.UU. hubiese ganado Nixon y no Kennedy, estaríamos escribiendo estas líneas, a la luz de la Crisis de Octubre? Muy de acuerdo con el historiador MsC. Dagoberto Rodríguez Abrahantes, de que no se debe científicamente especular con “que hubiera pasado” y quizás es como el (creo que muy correctamente) afirma, algo fuera de la Historia como ciencia. Pero si es del interés social, al menos “para no repetir los errores de la historia”, un tema que en esta época Trump tiene una importancia primordial y del que en los EE.UU. no se habla para nada, para tener a muchos aquí en la mayor oscuridad al respecto
    Por todo lo anterior, creo que no se debe descartar el impacto que los atentados contra Hitler (o la muerte de FDR, por ejemplo) pudieran haber tenido en la historia, es realmente un «pasaje a lo desconocido»

  • arawak dijo:

    Buena pregunta, qué hubiera pasado si el atentado hubiese sido exitoso. Primero ,éxito total: atentado, conspiradores toman el poder en Berlín, se completa el golpe con el apoyo de los jefes del ejército en Francia, el frente Soviético, el resto de Europa y el pueblo alemán, logran eliminar a toda la cúpula hitleriana unos 3000 oficiales con mando , cómo reaccionaría este nuevo grupo sin hitler, (en un momento de aplio apoyo al fascismo con solo una llamada y la certeza de que hitler estaba con vida el golpe fracasó) se inclinara por la paz o por seguir la guerra. Eliminar a hombres claves como himmler, goring, goebbels. Para proponer una paz como la de versalles. Que los aliados la acepten y vuelva Alemania al punto antes de hitler. Segundo, solo éxito parcial: atentado, toman berlín los conspiradores, engañando a las tropas de reserva (operación walquiria) no era para dar un golpe de estado sino para reprimir una sublevación) a la cúpula nazi, y forman nuevo gobierno, mantengan las líneas del frente oriental y las tropas en Normandía. Creo que la segunda, con solo eliminar a hitler no se lograba controlar el poder, además los nazis continuarían la guerra, no querían una rendición al estilo de la primera guerra mundial. A mediados del 44 muchos no veían el fin todavía, solo algunos los oficiales del frente oriental totalmente convencidos que después de stalingrado ya todo estaba perdido, pero para el ciudadano medio informado por goebbels este análisis no era posible.Tercera, Realidad: La guerra tenía que acabar como acabó, con las tropas soviéticas conquistando calle por calle, piso por piso del gobierno, en Berlín y con la disolución del fascismo como lo hicieron en toda Europa. Fíjense que ni los nazis en Praga se rindieron y ya sabían de la muerte de hitler y de la capitulación en Berlín. El proceso de Alemania nazi hay que estudiarlo más profundamente, no solo desde la visión de que un pueblo oprimido por un loco que los metió en una guerra.

  • Jose R Oro dijo:

    Esta interesantísima entrega del destacado periodista cubano Reynaldo Taladrid y del no menos reconocido historiador MsC. Dagoberto Rodríguez Abrahantes, toca el tema de los atentados contra Hitler y con mucha sensatez proyecta la opinión de ambos acerca de su posible efecto en el caso en que la muerte de Hitler se hubiera producido, antes del conflicto bélico o en el verano de 1944. Por supuesto, era imposible no analizar el tema del papel de la personalidad en la historia, con un claro y serio enfoque marxista del tema.
    Muy comedidamente quisiera expresar mis pensamientos no profesionales al respecto:
    • Situaciones de peligro en la vida de Hitler durante la “República de Weimar” y antes del 1ro de septiembre de 1939. Obviamente no hablo de la 1ra Guerra Mundial donde Hitler era un cabo sin ninguna relevancia política. Parto del concepto marxista del papel de la personalidad en la Historia. Si Hitler hubiera muerto en los complots de esa era (antes de su elección como Canciller), por ejemplo en el “Putsch de la cervecería” de 1923, creo que las corrientes fascistas y revanchistas dentro de Alemania hubieran podido tomar el poder, sobre todo porque la izquierda y centro- izquierda alemanas no eran capaces de oponer un frente unido contra el fascismo. En la década de 1930s, el DKP de Ernest Thelmann y el SDP de Otto Weiss, pelearon más entre ellos que contra el NSDAP de Adolph Hitler. Weiss murió en el exilio y Ernest Thelmann cruelmente asesinado en Buchenwald.
    Durante 1933 – 39, siempre existió una oposición militar contra Hitler con distintos grados de intensidad. La mayor intensidad fue durante las crisis del Anchluss (1937) y de los Sudetes (1938) que culminaron en el primer caso con la ocupación de Austria y en segundo con el vergonzoso Pacto de Munich. Despues de ambos eventos, el casi completo control del Hitler dentro del aparato militar se instauró firmemente. Debe quedar claro que la Alemania hitleriana y su criminal líder, no actuaban solos en el mundo. La II Guerra Mundial ya había empezado en el Lejano Oriente, desde la agresión japonesa contra China en el 1931 y en Africa con la invasión italiana contra Etiopía. En el contexto europeo, la así llamada Guerra Civil Española (1936 – 1939) demostró la inmediatez de un conflicto a escala mundial. Durante ese conflicto se produjo la criminal política de No Intervención en España y el apaciguamiento de Hitler y Mussolini. Dirigían a Gran Bretaña primero Stanley Baldwin y después Neville Chamberlain. Cuando este ultimo firmó el Pacto de Munich destruyendo la capacidad defensiva de Checoeslovaquia, y fortaleciendo inmensamente a la Alemania nazi, su popularidad en el Parlamento y el pueblo británico fue inmensa, porque pensaban que había logrado evitar la guerra en Europa. Aun peor para España fue la No Intervención francesa. Los primeros ministros de Francia León Blum (judío) y Edouard Deladier, centro- izquierdistas del Frente Popular, no hicieron nada por defender a España o a Checoeslovaquia (el abandono francés a este último país, con el cual Francia y la Unión Soviética tenían un tratado de defensa mutua, fue la causa ultima del Pacto de Munich). Estos son solo ejemplos, solo para demostrar que Hitler no actuó solo, sino que todas las potencias occidentales lo apoyaron mientras la agresión se dirigiera contra la Unión Soviética y el movimiento progresista mundial. Los mandos militares alemanes no estaban en contra de la política agresiva de Hitler por principios, sino porque la consideraban o prematura o destinada a fracasar en el campo de batalla.
    (Continuará)

  • Jose R Oro dijo:

    (Continúa)
    • En 1944, la Operación Valkyria, si estaba dirigida a tratar de lograr la paz separada con los EE.UU. y Gran Bretaña, de esa manera poder concentrar todas las fuerzas militares nazis (incluyendo a sus aliados, Rumania, Hungría, Finlandia, Eslovaquia, que se estaban cayendo a pedazos) contra la Unión Soviética y a las fuerzas de la Resistencia en Europa Oriental y en los Balcanes. Fue un intento de golpe de estado en toda regla, donde además de Hitler serian ejecutados o arrestados la mayor parte de la cúpula nazi, y susticos por un gobierno de generales “anti – hitlerianos” que dieran un pequeño maquillaje para que Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill aceptaran esa componenda realmente anti – soviética y permitieran quizás salvar a la Alemania nazi de su segura derrota. Pienso que es posible que FDR no lo hubiera aceptado, pero Churchill sin dudas si lo hubiera hecho, como su posterior telegrama a Montgomery pidiéndole recuperar y conservar todas el armamento alemán capturado para “poder usar los más de dos millones de soldados alemanes prisioneros contra Rusia si fuera necesario”, y la carrera de Eisenhower y Montgomery para intentar capturar Berlín antes que los soviéticos, lo evidencian claramente.
    En ese momento, alrededor del 60% de las tropas nazis y de sus aliados combatía en el frente oriental, y un 40% en el frente occidental y los Balcanes. Poder retirar ese 40% de las tropas terrestres y casi la mitad de la aviación, y concentrarla contra los soviéticos, hubiera sido un gravísimo golpe para la URSS, que aunque hubiesen vencido, hubiera alargado la guerra y modificado potencialmente sus resultados sobre todo en la liberación de Polonia, Rumania, Yugoeslavia, Hungría, Bulgaria, etc. Si creo que el asesinato de Hitler en medio de un golpe de estado y la instauración de un gobierno supuestamente “anti –hitleriano”, hubiera creado una situación nueva y más reaccionaria para el fin de la II Guerra Mundial en Europa
    • Acerca del tema de la personalidad en la historia, está completamente claro para mí que las condiciones sociales crean la personalidad y no al revés. Franklin D. Roosevelt y Harry S. Truman, W. Churchill, I.V. Stalin, Mao Zedong y Chiang Kai Shek, Franco, Metaxas, el padre Tisso, Horthy, Pilsudski, Ante Pavelic, Lázaro Cárdenas, Gandhi, fueron consecuencia de la época en que vivieron. Pero no creo que se pueda ser absoluto en ello, porque también sus personalidades fueron componentes, elementos polemologicos esenciales de los conflictos de sus tiempos. ¿Hubiera FDR ordenado el bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki, o desatado la Guerra Fría contra su hasta entonces aliado y cofundador de la ONU, la Unión Soviética? ¿Si en las elecciones de 1960 en los EE.UU. hubiese ganado Nixon y no Kennedy, estaríamos escribiendo estas líneas, a la luz de la Crisis de Octubre? Muy de acuerdo con el historiador MsC. Dagoberto Rodríguez Abrahantes, de que no se debe científicamente especular con “que hubiera pasado” y quizás es como el (creo que muy correctamente) afirma, algo fuera de la Historia como ciencia. Pero si es del interés social, al menos “para no repetir los errores de la historia”, un tema que en esta época Trump tiene una importancia primordial y del que en los EE.UU. no se habla para nada, para tener a muchos aquí en la mayor oscuridad al respecto
    .

  • yasmany dijo:

    Hola me gusta mucho este pograma es lo mejor que hay en tv pero tengo un problema como yo escucho el podcast no se como oírlo hace farta alguna app para poder escucharlo o estando conectado le das reproducir y ya digo yo no logro oír nada yo cuento solamente con un móvil no tengo computadora solo móvil y internet por datos me podrian ayudar porfa mi correo es
    ryasmany319@gmail.con espero respuesta si pueden

  • Luis Julio Osuna Alpire dijo:

    Este artículo muestra con claridad el verdadero escenario de las condiciones para configurar el modo de vida socialista mostrado en la vigente Constitución de Cuba.
    Y que para solucionar un problema social o económico, debe ir aparejada a un proceso de transformación revolucionaria de toda la sociedad.
    Algunos países de América Latina, están manifestando esfuerzos para ese objetivo.
    Y no es tan fácil, por que la ultraderecha hace lo suyo, para impedir esos logros.

  • Laurenth dijo:

    me encanta el programa de Taladrid …realmente debate temas muy interesantes para la sociedad.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Reinaldo Taladrid Herrero

Reinaldo Taladrid Herrero

Periodista, conductor de programas de Radio y Television, así como panelista de la Mesa Redonda.

Vea también