Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

El día que un gigante del béisbol cubano pasó de las gradas al terreno

| 100

Lázaro Junco, histórico jonronero de Matanzas, durante la clínica beisbolera con estrellas de Grandes Ligas y glorias deportivas cubana en Matanzas. Foto: José Raúl/ Cubadebate.

Lázaro entró en el estadio Victoria de Girón de Matanzas por la puerta principal. Llevaba unos jeans, un pullover y una gorra desgastada. A pesar de su imponente anatomía de más de seis pies de estatura nadie notó su presencia cuando se fundió con la multitud ansiosa que se aglomeraba en la entrada.

Con la cabeza baja subió por los pasillos y se acomodó como pudo en el primer espacio de las gradas que encontró vacío soltando un suspiro nostálgico mientras las gotas de sudor le corrían por su rostro.

Apenas había dormido la noche anterior. Volvió a sentir aquella horrible sensación que tantas veces lo acompañó en su larga carrera deportiva cuando lo dejaban fuera de las selecciones nacionales. Vacío de una a otra costilla llegó caminando al estadio como un alma en pena movido por inercias beisboleras o por simple curiosidad, ni el mismo lo sabe.

En el terreno, una comitiva de las Grandes Ligas con algunos de sus dirigentes, emigrantes cubanos que regresan, y glorias deportivas de la provincia se aprestan a comenzar una clínica con niños de categorías infantiles.

La fanaticada está eufórica. El momento histórico queda detenido en el tiempo cuando miles de flashes se disparan al unísono. Lázaro relaja los músculos de su cuerpo cuando ve a sus alumnos salir de la banca en fila perfecta hacia el home-plate en medio de la algarabía de la multitud.

Siente vergüenza al distinguir a varios de sus antiguos compañeros en el terreno. Los pensamientos se amontonan en su mente. Otra vez su nombre fuera de las listas, la injusticia convertida en látigo azotándole en la espalda, el ostracismo y el olvido sobrevolando su cuerpo como un ave de rapiña esperando que se derrumbe para devorarlo.

Lázaro tira hacia abajo la visera de su gorra desteñida, suenan las cornetas y su garganta se cierra. El dolor lo inmoviliza al sonido de la sirena que tantas veces le hizo vibrar cuando sacaba una esférica del parque. Cerró los ojos y sintió que su alma se separaba de su cuerpo.

Fue en ese momento que sintió una voz muy cerca, casi un susurro que repitió dos veces la misma pregunta:

-¿Lázaro Junco?

Abrió los ojos, un aficionado lo miraba fijamente con el ceño fruncido, petrificado con su descubrimiento.

-¿Qué tú haces aquí?-pregunta sin esperar respuesta. Esto no puede ser. ¿Qué hace un tipo con tu historia sentado en las gradas? ¿Cómo es posible que no estés un día como hoy en el terreno?-Siguió diciendo con asombro.

Lázaro no pronunció palabras, no las encontró dentro de su vocabulario, se encogió de hombros mientras una tenue lucecita se prendió en algún rincón del interior de su cuerpo.

El aficionado no se pudo contener, los gritos le salían del alma hacia la multitud:

-Caballero, ¿ustedes saben quién está aquí? Es Lázaro Junco, el mayor jonronero que tiene esta provincia, el primero que llegó a batear cuatrocientos jonrones en toda Cuba. Mírenlo aquí en las gradas y como hay gente allá abajo con mucho menos historia que este hombre.

El estadio enmudeció, callaron las cornetas y las sirenas. Poco a poco los presentes se fueron parando de sus asientos para ver lo que estaba pasando. Un ángel pasó como un bólido cerca de Lázaro y un viento frío le golpeó en el rostro.

Un coro fue creciendo como una ola retumbando en las paredes intoxicando el oxígeno del aire: ¡Junco, Junco!

Una horda gigante aplaudiendo y Lázaro inmerso en su humildad seguía sentado aferrado a la visera de su gorra desteñida. ¡Junco, Junco! Era un grito de guerra que invocaba a los dioses justos y hacía temblar a directivos olvidadizos.

La clínica se detuvo, nadie lanzó una pelota más ni se hizo ningún swing al aire. Desde la grama, curiosos y estupefactos, los integrantes de la comitiva de las Grandes Ligas buscaban el motivo de semejante espectáculo.

La fanaticada abrió un espacio delante de Lázaro para que lo vieran, lanzando una alfombra roja imaginaria para que el rey de los jonrones caminara hacia el terreno. Alguien lo convidó a bajar con energía, insistente ante los gritos de la multitud.

Lázaro se levantó y anduvo como en uno de los pasajes bíblicos, pero esta vez el cristo redentor era el pueblo, el que hizo el milagro de la justicia divina y puso a su héroe legendario en el lugar que merece.

Lázaro Junco (5 de septiembre de 1958)

Lázaro Junco se encontraba en las gradas, pero pedido del público que vitoreó su nombre, bajó al terreno donde lo recibieron Joe Torre y Dave Winfield para homenajearlo. Luego se incorporó a la clínica en el sector del bateo. Foto: José Raúl/ Cubadebate.

Primer jugador en llegar a 400 jonrones en series nacionales. Líder jonronero en once temporadas de las 18 en que participó. Fue cuatro veces líder en carreras impulsadas.

Mejor jardinero izquierdo en el torneo José A. Huelga de 1982 y en las series nacionales de 1983 y 1988

Líder jonronero e impulsador en el campeonato mundial de 1984

Ganador de la triple corona en el torneo José A. Huelga de 1985.

Jugador más útil y mejor jardinero izquierdo del torneo Meteoro de la confraternidad de 1985.

Tiene la tercera mejor frecuencia histórica de jonrones en nuestras lides (14.27), solo superado por Romelio Martínez (12.84) y Orestes Kindelan (13.32)

Matanzas: Clínica MLB-FCB en la cuna del béisbol cubano

(Esta historia forma parte de un libro en preparación)

Se han publicado 100 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JG dijo:

    En el artículo faltó q en un primer momento no lo dejaron entrar al terreno y por eso se fue a las gradas y que Higinio le paso por el lado y se hizo el q no lo vio.

    • Boris Luis Cabrera dijo:

      Quiero aclarar que una vez en el terreno. Miguel Cabrera le confesó que era su ídolo de pequeño y le aseguró a los presentes que los jonrones que daba Junco eran los más largos que había visto en su vida.

      • KIKIRIKI dijo:

        “Volvió a sentir aquella horrible sensación que tantas veces lo acompañó en su larga carrera deportiva cuando lo dejaban fuera de las selecciones nacionales.”
        BORIS: es realmente relevante que jugadores como Junco, Romelio y L. Madera no eran convocados a los equipos Cuba teniendo rendimiento, es verdad, pero también es verdad que ellos coincidieron con los mejores jardineros que ha dado esta pelota: Fernando Sánchez, Casanova, Víctor, Gurriel, Ermidelio, todos jonroneros. existiendo además Cheíto, Muñoz y después Linares, Kindelán, Pacheco, Pedro Luis Rdguez, O´reylli, por lo que sobraba en esos equipos Cuba eran jardineros de calidad y jonroneros de calidad. a buen entendedor…..

      • Alexeis Alberto. dijo:

        El problema es el mismo,lo que este caso generalizado y ramificado a provincia,porque es que se nubló la mente con una fuerte niebla que no existió un ser capaz de apelar a su memoria y acordarse de ese gigante que tanta historia le dió a su provincia,no ,no pudieron acordarse,era muy dificil.
        Lo que no tienen es Verguensa,ni conciencia,es acciones tras acciones para tratar de aplastar cada gloria vivida y convertirlas en cenisas para que se las lleve el viento.
        Y ahora que hacemos con los culpables,de que se genere otro descontento por parte de la afición,que este es una agravante menor comparada con aquellas que no tienen perdón de Dios.
        Sabemos continuara ahí,donde permanecen los mismos.
        Boris termino mi comentario sugiriendote un artículo:
        QUIEN LE PONE EL CASCABEL AL GATO?
        hay mucha tela que cortar en ese artículo,porque al menos necesitaremos docenas de tijeras,mis saludos.

    • Ruso dijo:

      ….es el beisbol libre contra el beisbol esclavo….frase muy célebre…

    • camagueyana 100% dijo:

      Qué hermoso artículo Boris, lo felicito. Es triste que estas cosas pasen, pero al final el pueblo hizo justicia.

    • Juan Manuel dijo:

      La maldición de los Lazaros, Junco, Madera , de la Torre y Contreras el que peor salió, incluir al pobre Sixto Hdez que Servio Borges decía que era my feo.yo no se los demás pero a de la Torre el que lo crucifico fue Higinio en los Panamericanos de 1987 cuando lo mando a calentar con 13 carreras de ventaja y de la Torre le dijo que calentar el si quería

    • juanp dijo:

      Es vergonzoso q un hombre de la talla de Junco fuese ignorado por nada más y nada menos q por uno de los “más importantes” dirigentes del baseball en este país. Al menos esta vez se escuchó la voz d la afición y se rindió homenaje a este grande. Si el baseball cubano kiere mejorar debe cambiar y para eso hay “algunos” q hay q cambiar; entre otras cosas.

  • Luis Rios dijo:

    que dolor, no tengo palabras

  • Wil dijo:

    Sin palabras, me sacó las lágrimas de la emocion. Bonita historia y tiene su gran enseñanza.

    • ricardo cabrera vega dijo:

      olvidos como el de Lázaro Junco han ocurrido en nuestro deporte, tenemos el ejemplo de otro Lázaro(Madera) que siendo uno de los peloteros con más tacto en nuestras series nacionales y uno de los pilares de los triunfos del equipo de Pinar del Río, se debía tener más en cuenta.

  • Zugor Seg. dijo:

    …¿directivos olvidadizos o amnesia selectiva y memoria por conveniencia?¿como sustraerse a este sentimiento?, ¿olvida alguien rendir ‘pleitesía’ o invitar a Becali a cuanto acto conmemorativo o celebración hay? ¿a Higinio y cohorte a cuanto viaje a-fuera hay a pesar de anular nuestra Pelota, convirtiéndola poco a poco en un descampa’o de indisciplina, amiguismo, autoritarismo, conveniencias personales y hasta etcéteras, convirtiéndo también en beisbol rentado de nuevo?
    Y todavia hay ‘llantitos’ y ‘pataditas ne el piso’ porque se ve mas futbol que beisbol (la Pelota, la cubana por antonomasia, está en coma, sino en muerte cerebral)

    • freddy dijo:

      Fue exactamente así como lo escribe el periodista.
      “Alguien lo convidó a bajar con energía, insistente ante los gritos de la multitud”, fue Higinio quien lo invito a bajar porque no le quedo más remedio……

  • Alejandro Chang Hernández dijo:

    !Cuántes veces vemos estas cosas en nuestro béisbol, en nuestro deporte en general! Estrellas rutilantes dejadas de lado por amiguismo, por caprichos, por malas decisiones. !Cuántos deportistas que brillaron con luz propia, retirados antes de tiempo, mandados para su casa sin explicación, olvidados injustamente!
    Por suerte ahí está el juez más justo, ese que jamás olvida, que jamás abandona, EL PUEBLO.

  • Chikungunya dijo:

    El pueblo nunca se equivoca y nunca olvida a sus héroes.

  • Aramis Perera Rizo dijo:

    Lamentablemente es así, no solo con Junco, sino con todo el sistema deportivo cubano. Personajes enquistados que lastran nuestro deporte no solo olvidan glorias o suprimen hechos hitóricos. Sino que no aplican leyes y regulaciones que son grandes logros de los últimos años (como la integración de deportistas que juegan fuera de Cuba a los equipos nacionales) las mafias pululan en las federaciones ya sea corruptas o incompetentes, es una pena. Sería bueno que periodistas como ud escribieran más sobre eso. Gracias por lo de Junco. Soy de Matanzas y tengo 42 años y Junco era el jonrronero de mi niñez. Saludos

    • star dijo:

      Yo te puedo decir que lo conozco de mi tierra limonar porque si soy de donde es este fenómeno y siempre se le puede ver en la calle, sin mucho hablar pero saluda a todos. Tremenda persona y luchando siempre por el beisbol se le ve esperando la guagua a los entrenamientos o competencias con sus muchachos. Pasa lo mismo con Cile junco Campeón con matanzas en el viejo formato y nadie se acuerda de él. Pero bueno no son de la capital. Se verán horrores.

  • Jorge de Dios Savignón dijo:

    Buenos días, merecido reconocimiento a un Grande; hay un detalle en el que dudo mucho: en los datos ponen Lider Jonronero a impulsadas en el Campeonato Mundial 1984??, el Lider Jonronero fue L. G. Casanova y los impulsadores L. Gourriel y B. Bons ambos con 16. Revisen bien

    • Boris Luis Cabrera dijo:

      Amigo lo remito aquí: https://www.ecured.cu/Lázaro_Junco
      Saludos

      • Jorge de Dios Savignón dijo:

        Aqui les adjunto los líederes individuales del Campeonato mundial de beisdol La Habana 1984: Lideres Individuales
        Departamento Jugador Actuación o Resultado
        Juegos Ganados Hiroshi Nagatomi (JPN)
        Julio Moya (NIC) 4
        Promedio de Carreras Limpias Sun Dong-Ryeul (COR) 0.00
        Campeón de Bateo Víctor Mesa (CUB) 475
        Carreras Anotadas Víctor Mesa (CUB) 17
        Hits Conectados Víctor Mesa (CUB) 28
        Dobles Conectados Lourdes Gourriel (CUB) 7
        Triples Conectados Víctor Mesa (CUB)
        Tadanori Murakami (JPN)
        Roberto Santana (PRO)
        Reinaldo Sharp (PAN) 2
        Jonrones Conectados Pedro J. Rodríguez (CUB)
        Luis G. Casanova (CUB) 6
        Carreras Impulsadas Lourdes Gourriel (CUB)
        Barry Bonds (EUA) 16
        Bases Robadas Víctor Mesa (CUB) 8

      • Jorge de Dios Savignón dijo:

        Otros Datos Más: Primeros Bateadores
        JUGADORES VB C H 2B 3B HR CI BB SO AVE
        Víctor Mesa (CUB) 59 17 28 6 2 3 14 4 9 475
        Juan Castro (CUB) 31 11 14 1 0 2 6 1 4 452
        Alfonso Urquiola (CUB) 49 11 22 6 0 4 11 2 4 449
        Antonio Pacheco (CUB) 35 9 15 1 1 1 4 4 6 429
        Antonio Muñoz (CUB) 33 10 14 4 0 5 15 6 1 424
        Tadanori Murakami (JPN) 31 7 12 2 2 1 9 2 2 387
        Lázaro Junco (CUB) 40 9 15 2 1 3 6 3 6 375
        Rodrigo Orozco (PAN) 46 4 17 4 0 1 7 3 3 370
        Masahiro Tsuruoka (JPN) 46 7 17 2 0 2 13 9 5 370
        Luis G. Casanova (CUB) 55 12 20 2 0 6 15 5 12 36

      • Yo dijo:

        Y yo lo invito a que en la misma fuente busque el XXVIII Campeonato Mundial de Béisbol Aficionado, en el apartado de los líderes individuales aparece como líder en jonrones
        Casanova que dio 6 y Junco, solo 3. El líder en impulsadas fue Gurriel con 16

  • Amaya dijo:

    Tenía un poder sensacional, fue toda una leyenda, estuvo en 2 equipos Cuba grande, pero mereció algunos más.

  • levian dijo:

    Mano me sacaste las lagrimas y me enviaste a mi niñes, cuantas veces lo vimos sacar la bola del parque y siempre te daba la impresion de un hombre sereno en calma, nunca lo vi alterado ni alardiando de sus meritos, otro ejemplo olvidado.

  • Deibys Samper Luzardo dijo:

    Me impresionó esta crónica, gracias al público que ayudó a hacer justicia con esta GLORIA DEPORTIVA, que pena que esto suceda con tanta frecuencia con nuestras estrellas.

  • guinero-bayamés dijo:

    GRACIAS BORIS POR ESTE TRABAJO,HAY MUCHOS PERO MUCHOS GRAANDES PELOTEROS OLVIDADOS, IGUÁL QUE GRANDES ENTRENADORES OLVIDADOS, COMO CORTINA,P.PEREZ,AYÓN Y MUCHOS QUE POR SER VETERANOS NO LOS INVITÁN A PREPARAR A NUESTROS ATLETAS. Y MUCHOS CASOS MÁS.

  • Guao dijo:

    Linda crónica. En Las Tunas y en el país a pasado con muchos peloteros.

    • Frankm dijo:

      Y por desgracia mientras esten los que estan dirigiendo el beisbol en Cuba y atendiendo a estas figura seguira pasando frente a los ojos de todos, saludos.

  • Arquímedes dijo:

    Realmente fueron crueles con él. Demasiados méritos en su vida deportiva como para ser ignorado de esa manera.

  • Inconforme dijo:

    Eso que pasó a Junco pasa a diario con muchas glorias deportivas de Cuba, las tiran en el baúl de los recuerdos y hasta nunca y después criticamos y acusamos a los que abandonan el país.

  • jose07 dijo:

    Saludos. Boris excelente artículo yo soy matancero y me alegra mucho que se reconozca a una figura como junco , un hombre modesto que fue poco reconocido a pesar de todos sus méritos, muchas injusticias se cometieron con el. Yo estaba en el estadio, apenas tenia 13 o 14 años, cuando su HR 400 fue contra la isla no recuerdo bien el pitcher pero si la gran alegría del público presente que le brindamos una interminable ovacion. Continua así , el verdadero periodismo tiene que buscarse problemas, por supuesto siempre respetando la ética, un periodismo adulador y complaciente no resuelve nada.

  • Govea dijo:

    Una lección para los desmemoriados…, pero el verdadero juez siempre es el pueblo.

    • Eduardo González S. dijo:

      Govea: “El verdadero juez es el pueblo” y también esa es la posición más cómoda. Juzgar desde afuera y ser profeta del pasado. Piense también en eso.

  • Yosue dijo:

    Realmente no merece comentario alguno sino reflexión de parte de los directivos del Beisbol Cubano, excelente artículo. Gloria a los Grandes de nuesto Beisbol.

  • Carlos Manuel Sanchez Cue dijo:

    Como matancero, vuelve el alma a sentir los duros golpes de la injusticia, es real que no es ser gracioso sino caer en gracia. Otro motivo por el cual nuestro deporte nacional esta estancado y la motivacion y profecionalidad del pelotero es MEDIOCRE, sucede en cualquier tope de beibol, es como una maldición o un culto religioso de mal gusto para el beisbol, es urgente de la misma manera que se enfrenta al imperio, considero que con ese mismo apoyo se haga con el deporte nacional, si se quiere de una vez y por todas salvar el beibol. Autenticamente conmovedor escrito, que se hace con la fe y el deseo que se reflexione y actue para bien, gracias por el respeto y reconocimiento al que tanto nos hizo disfrutar y que hoy es ignorado, parece que somos un citrico, me esprimes y despues me tiras para la basura, gracias a Cubadebate.

  • Bavaro41 dijo:

    Ya sabia de la historia por amigos que me lo contaron , pero es bueno que se sepa por este medio, una gran injusticia (otra entre muchas), para este hombre bueno, cuyo unico pecado fue el ser cuarto bate natural, 280 de promedio, muchos jonrones e impulsadas pero sin ese gran promedio.
    Lei en una entrevista donde le preguntaban por que no sonreia y dijo que el besibol era una cosa seria y que el no veia el por que sonreir cuando daba un jonron si el pitcher no sonreia cuando lo ponchaba a el.
    Nada su mejor condicion fue la de ser un Buen hombre

Se han publicado 100 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Boris Luis Cabrera Acosta

Boris Luis Cabrera Acosta

Reportero deportivo. Colaborador de Cubadebate y Tribuna de La Habana. Profesor de béisbol de categorías infantiles. Miembro del Consejo Nacional Martiano “Béisbol de Siempre” (CNMBS) y del Grupo de Trabajo y Desarrollo del Salón de la Fama (GTDSF).

Vea también